VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
Calendario Natural - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 

CALENDARIO NATURAL * FEBRERO---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez-

 
Calendario natural * 2 
(Meses: Enero * Febrero * Marzo * Abril * Mayo * Junio * Julio * Agosto * Septiembre * Octubre * Noviembre * Diciembre
FEBRERO: La avanzadilla de las flores
Sauces y almendros desafían al frío,  mientras los gatos monteses buscan pareja y las garcetas esperan en los puertos
No importa el invierno, el ciclo biológico empuja a muchas especies a iniciar un nuevo periodo y a aprovechar los pocos rayos de sol, es el mes de las vanguardias
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL - Waste
En los bordes de ríos y arroyos, incluso entre las acequias, las mimbreras presentan ya sus pequeños brotes cargados de minúsculas flores de color amarillo y rojo,  que crecen desde las ramas que hasta hace unas semanas parecían secas y de pronto se han cubierto de un color granate. Es una de las señales de que el ciclo biológico continua en bosques y campos, que la bajas temperaturas del invierno, en su máximo apogeo, no impiden que llegue lo que se podría considerar como la avanzadilla de las flores.(...)
(...)
Febrero se considera tradicionalmente como un periodo de espera, en el que la lejanía de la primavera no permite demasiadas alegrías a quienes viven en el medio natural, pero también es un tiempo en el que algunas especies viven su etapa de esplendor. En los espacios naturales de la provincia de Granada, sobre todo en territorios como la Alpujarra y la totalidad de las sierras que se consideran de media y baja montaña, florecen los almendros. Forman grandes extensiones que llenan el horizonte de color blanco y rosado. Los primeros en florecer son los que crecen en las laderas de las sierras que miran al mar y aprovechan las brisas más cálidas del sur. Poco a poco, con el paso de los días se hacen omnipresentes en todos los campos de la geografía granadina.

Almendros y sauces son especies que lucen sus flores antes de verdear y hacer que crezcan sus hojas, que no aparecerán hasta que las flores caigan y comiencen a verse sus frutos, las vainas en las que se encuentran las almendras. Es una fórmula de crecimiento y reproducción que utilizan las especies de flora invernal. El frío y la escasez de luz no permiten que la planta desarrolle una gran energía por lo que aprovechan toda la que tienen para la floración y no la malgastan en hacer crecer las hojas. Cuando ya el fruto está en marcha, el trabajo termina y tornarán al verde cuando la primavera esté próxima. 
Es una transición que se puede ver en los jardines de la ciudad, que en febrero comienzan a colorear con las gruesas flores amarillas del Macasar o el azul intenso del Solanum rantonnetii, conocida como Dulcámara, que aprovechan los escasos rayos de sol para acumular energía y florecer. También en los jardines, aparecen las flores rojas del membrillo de Japón, Chaenomeles speciosa, que también florece entre los tallos sin hojas, y una planta de gran porte, la Aralia de japón, con hojas palmeadas que ahora muestra inflorescencias formadas por centenares de pequeñas flores blancas. 

Florecer en un mes de frío y lluvia tiene sus compensaciones, los insectos polinizadores como las abejas no tienen demasiados puntos a los que acudir en busca del néctar para alimentarse y recoger el polen con el que generar la miel. La temprana explosión floral en los campos los convierte en el paraíso para las abejas, que vuelan entre aulagas, romeros y almendros. El insecto aprovecha el jugo de las flores, transporta el polen de flor en flor, y ayuda a la reproducción de la especie.

Golondrinas y garcetas
Sobre las aguas del Genil, en plena ciudad, vuelan las primeras golondrinas y aviones que cada año adelantan su llegada en busca de territorios más cálidos. Planean sobre las aguas para cazar pequeños insectos. En las charcas y humedales su presencia se incrementa a lo largo de febrero y se mantendrán allí hasta entrado el verano. En la cabecera del pantano de Canales y en los Bermejales, las garzas reales, Ardea cinerea, buscan los mejores lugares donde asentarse para iniciar el periodo de cortejo y reproducción. Localizan áreas donde hay grandes árboles en los que situar sus nidos. Quieren empezar cuanto antes para que los polluelos nazcan y crezcan durante de la primavera.
Entre los sonidos de la lluvia, incluso dentro de la ciudad, en las riberas de los ríos y acequias, se oye un suave silbido, agudo, entrecortado y repetitivo, delata la presencia de lavanderas, en esta época la cascadeña, Motacilla cinerea, que con sus colores amarillos y grisáceos, no descansa en sus movimientos que simulan el de una lavandera en pleno trabajo.

..
Un zorro, Vulpes vulpes, entre la maleza de una laguna; Gato montés en un bosque de Sierra Nevada
Foto gato montés: J. M. Barea

Carnívoros
En el interior de los bosques de encinas, robles y pinares, los mamíferos carnívoros, están inquietos. Con la llegada de febrero muchos de ellos empiezan su época de celo. Una gata montesa vaga entre las hojarascas húmedas y se puede oír su ronroneo en espera de la presencia de algún macho con el que iniciar su proceso de apareamiento, que se produce dos veces al año, ahora en el ecuador del invierno y al inicio del verano. Es la época en la que se pueden ver grupos de varios individuos machos, ya que generalmente, caminan solitarios durante el resto del año. El fruto de las cópulas de invierno será de hasta ocho gatitos por camada, similares a los domésticos de imagen atigrada y un poco más robustos. Cada vez hay menos en los montes del sureste peninsular, pero en Granada parece que las poblaciones se recuperan en Sierra Nevada y la Sierra de Huétor

Las cabras montesas han dejado las altas cumbres en busca de territorios con menos nieve. Se les ve en pequeños grupos de hembras y juveniles del año anterior en busca de comida entre los olivares y matorrales de la media y baja montaña, incluso en campos y acantilados de la costa.
Las garcetas se mantienen en la provincia de Granada durante todo el año, pero en el mes de febrero se hacen más visibles por su mayor necesidad de búsqueda de alimento. Son más osadas y se acercan sin temor a zonas de actividad humana. Es habitual verlas en los muelles pesqueros, en el puerto de Motril, por la tarde, a la espera de la llegada de los barcos y poder aprovechar restos de pescado del descarte que realizan los pescadores a la vuelta a la dársena. Llegan, incluso, a rebuscar en el interior de los barcos y entre sus redes. Se les observa en grupos asomadas al borde del puerto, con el plumaje hinchado para protegerse del frío y el viento.


Monticola solitarius, Roquero solitario, Blue Rock-thrush - fotografiado entre las almenas de la Alhambra
Sylvia atricapilla, Curruca capirotada en las ramas de castaño de indias

En la Alhambra
Febrero es el mes en el que la Alhambra se convierte en el refugio de una gran cantidad de especies animales que utilizan el bosque y los jardines como territorio para pasar el invierno. Es una magnífica isla ecológica en la que encuentran sustento los pequeños petirrojos que se ven entre los matorrales de la cuesta de Torres Bermejas. Los picogordos, un ave realmente difícil de ver por su escasez, vuela hasta el conjunto monumental para vivir entre los grandes álamos y castaños de indias alhambreños, proceden de los pinares de Sierra Nevada. El bosque se llena de palomas torcaces y de pequeñas currucas capirotadas. En los montes de la Dehesa del Generalife, las perdices, en febrero, cantan de forma estridente para marcar sus territorios.


El mes de las acacias
Febrero es tiempo de acacias, de las mimosas. Los grandes árboles de Acacia dealbata se llenan de bolitas amarillas que parecen hechas de pelusa, que crecen muy juntas y rodean por completo los árboles por lo que generan imágenes de una gran belleza. Es una planta procedente de Australia y Tasmania, que en España se encuentra incluida en el catálogo de especies invasoras, pero habitual en pueblos y ciudades.
 


Mimbres: Las mimbreras, Salix purpurea, muestran sus primeras flores, que parten de los tallos rojos que 
acaban de crecer. 
 

Garzas reales: Se adueñan del paisaje lagunar y de las cabeceras de los ríos en busca de alimento y lugares donde asentarse para la reproducción. Ardea cinenerea

La abejera obscura Las orquídeas empiezan a aparecer entre los matorrales de zonas de pinar y monte bajo. Florecen las primeras abejeras oscuras, la Ophrys fusca.

Garcetas: Aunque se mantienen durante todo el año, las garcetas, Egretta garcetta se concentran en puntos donde abunda la comida favorecida por las lluvias y, en ocasiones, se les ve en solitario oteando los campos... 

Lavandera Cascadeña Los suaves silbidos de la Motacilla cinerea, siempre inquieta, llenan las mañanas en los arroyos, acequias y charcas. No descansa en busca de larvas para alimentarse

Líquenes: Tras las lluvias de enero, los líquenes se encuentran en su mejor momento, como el llamdo Fulgensia fungens.

Tarabillas, Saxicola torQuata, machos y hembras, pululan por las ramas altas de los carrizales, buscan insectos y una mayor proximidad entre ellos.

Las garcillas boeyeras. Bubulcus ibis, ya muestran sus penachos anaranjados que anuncian la proximidad de los cortejos nupciales...

Moritos: De forma esporádica, parejas y grupos de moritos, Plegadis falcinellusun ave que suele reproducirse en grupos de millares de individuos en África y las marismas del Guadalquivir, se deja ver entre las isletas de las lagunas y charcas del sureste andaluz









Reportaje publicado en IDEAL el 4 de febrero de 2014



En FEBRERO en la naturaleza
Chorlitejos:
Los Charadrius dubius caminan solitarios entre los lodos de balsas y pantanos.
Zorros: Los zorros ya están en fase de apareamiento, e incluso esperan sus camadas.
Romeros: Las flores del romero que ya se iniciaron en enero, tienen en febrero sus mejores propiedades medicinales.
Rapaces:  Las águilas perdiceras ya están en periodo de puesta de huevos en los cortados y farallones de tierra donde hacen sus nidos. 
Arrendajos: Se les puede ver en la media montaña intentando localizar comida entre las tierras nevadas y escarchadas.
En los jardines
Plantar: Es un buen momento para plantar árboles, ya que están en una época de escasos requerimientos energéticos.
Bulbos: Febrero es el tiempo de poner en tierra plantas bulbosas para que florezcan antes de la llegada de la primavera.
Abejas: La presencia de flores en jardines, más abundantes que en el campo, atrae a las abejas.

¿Dónde ir?
Alpujarra: Es un tiempo ideal para recorrer la Alpujarra en días sin lluvia. La imagen de los almendros llena el paisaje.
Bosques: Recorrer los bosques de las sierras que rodean la ciudad es un buen ejercicio para febrero, en especial una visita al Arboretum de la Alfaguara y pasear bajo los grandes cedros.
Acequias: Aún no han crecido los matorrales y zarzas en las riberas de las acequias por lo que es un tiempo ideal para conocer algunas de ellas, como las de la vega y las que discurren sobre el Camino del Avellano hacia la Alhambra.Hervidero: Merece la pena subir hasta el Hervidero y contemplar la belleza de los Alayos cargados de nieve.






Luz de luna para el Día de los Enamorados
Este año el 14 de febrero no será el mejor momento para disfrutar de la contemplación de las estrellas, ya que a las doce de la noche de ese día la luna llega a su fase de mayor luminosidad, la luna llena, por lo que no será posible disfrutar de la presencia de las estrellas, aunque sí de una noche clara y tentadora para pasear al aire libre. Febrero es un mes en que desde Granada se puede observar Mercurio en los atardeceres, Marte en el amanecer, Júpiter durante toda la noche y Venus también al amanecer, pero este planeta desaparecerá el día 26 al interponerse la luna entre él y la tierra.

Febrero se ha iniciado con noches oscuras, en fase de luna creciente. Poco a poco el satélite terrestre comienza a brillar hasta llegar, el día 6 a su posición de cuarto creciente. Va a seguir iluminando su faz hasta el día 15 con toda su plenitud de luna llena y después, volverá a apagarse para llegar a su cuarto menguante el día 22 de febrero.
Este mes, los días se alargan. A lo largo de las 28 jornadas de febrero el sol saldrá media hora antes y se pondrá 28 minutos después, el pasado día uno amaneció a las 8,17 horas y se ocultó a las 18,39. El próximo día 28 amanecerá a las 7,47 y la puesta de sol será a las 19,07 horas. 


CALENDARIO NATURAL


Un año en la naturaleza, el calendario natural mes a mes 
La biodiversidad tiene sus ciclos, cada estación alberga especies que nacen y mueren, llegan y se van.

Montañas, lagunas y bosques son un hervidero de vida que se hace patente en primavera, se reproduce en verano, crece en otoño y volverá tras el invierno ...

caLENDARIO nATURAL

 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es