VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
Calendario Natural - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 

CALENDARIO NATURAL # 6 * JUNIO---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez-

 
Calendario natural * 6 * Junio
(Meses: Enero * Febrero * Marzo * Abril * Mayo * Junio * Julio * Agosto * Septiembre * Octubre * Noviembre * Diciembre
JUNIO:  El triunfo de la luz
Fauna y flora recargan sus reservas y aprovechan la energía del sol que marca los biorritmos de la naturaleza

Las flores ofrecen néctar a sus polinizadores, verdean las altas cumbres, crecen las hierbas mágicas de San Juan, y en el crepúsculo, hay más tiempo para cazar
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / Waste  / IDEAL

Un insistente trino, melódico, cargado de matices, con silencios y ‘crescendos’ se apodera de las riberas. Entre zarzales, sauces y mimbreras, cantan los ruiseñores que volvieron de sus migraciones en mayo y ocupan ya la mayoría de los ecosistemas riparios (ríos, arroyos y humedales) de la provincia de Granada. El sonido compite con el rasgueo áspero de los carriceros, el suave piar de pequeños mosquiteros y el silbido de golondrinas y vencejos, que junto a una legión de especies de fauna aprovechan que el sol gana la batalla a la noche y que la luz se resiste a marcharse de campos y bosques, de valles y montañas. Algunas especies en peligro de extinción, como la escasísima garcilla cangrejera, junto con avetorillos y martinetes, incrementan las poblaciones de los espacios lagunares granadinos. La Charca de Suárez, el humedal de Padul, y las cabeceras de los pantanos, recuperan la fauna que les dejó durante el invierno y ahora vuelven para pasar el verano en territorios cálidos.
(...)Junio es el mes del astro rey, en el que su presencia se mantiene durante más tiempo cada día. Es cuando el alba se adelanta y retrasa el crepúsculo, lo que influye de forma considerable en los biorritmos de las especies animales y vegetales,  que aprovechan la energía lumínica para tomar fuerzas, alimentarse, crecer y recargar sus reservas vitales. El retraso en la puesta de sol supone para decenas de especies que se consideran crepusculares, entre ellos la mayoría de los micromamíferos como ratones de campo y topillos, un mayor tiempo para alimentarse y por tanto, aportar comida a sus camadas que nacieron hace semanas. Un incremento de actividad que es aprovechado por sus depredadores, zorros, ginetas, garduñas y aves rapaces, sobre todo las vespertinas y nocturnas, como búhos, lechuzas y mochuelos. Ahora tienen más comida y tiempo para cazar, porque ellos también han de llevar alimento a sus nidos y madrigueras. 
Más horas de sol supone mayor posibilidad de supervivencia y todos saben aprovecharlas. Los insectos necesitan la energía para completar su metamorfosis. Las mariposas diurnas, por ejemplo, se ven influidas por la luz para salir de sus crisálidas, e incluso necesitan de la energía solar para volar, y se les ve posadas sobre rocas y plantas con sus alas desplegadas para recibir la mayor intensidad posible de radiación. Al contrario le ocurre a las libélulas, que necesitan descargar el exceso de energía solar que reciben en las horas de mayor exposición a la luz, y se posan en ramas altas con su abdomen vertical dirigido hacia el cielo y las alas abiertas, en posición de obelisco para descargarse de sol.
Las aves vuelan durante más tiempo, lo que para ellas significa más posibilidades de alimentarse y, por tanto, de cuidar de sus polluelos, nacidos en mayo, y también para los que ya están en fase juvenil. Más tiempo de luz es más actividad y por tanto mejor desarrollo y más comida para las aves insectívoras.  En las ciudades se ven grandes grupos de vencejos que vuelan hasta la entrada de la noche para cazar miles y miles de pequeños insectos que pueblan el aire de la gran urbe.
En las charcas y humedales hay  más alimento, lo que hace que la actividad sea frenética, y algunas especies como fochas, polluelas y zampullines, cuidan a sus segundas camadas mientras que los juveniles ya se valen por sí mismos. Un ecosistema en el que el calor que el sol impulsa sobre las capas superficiales de tierra, provoca la eclosión de los huevos de los galápagos autóctonos, un reptil tardío en su nacimiento, ya que lagartijas, lagartos y culebras, vinieron al mundo a mediados de la primavera. Ahora nacen las cigüeñuelas, muy escasas en la provincia de Granada y que comienzan a hacerse un hueco en los humedales. En seis semanas se desarrollarán y alzarán el vuelo junto a sus progenitores. Los anfibios: ranas, sapos, salamandras, gallipatos y tritones, todos ellos insectívoros, hacen su agosto en las tardes de junio rodeados de nubes de mosquitos con los que alimentarse. 

Fotoperiodos
La naturaleza se rige mediante fotoperiodos, ciclos que varían en función de la cantidad e intensidad lumínica de cada día. En el reino vegetal la luz es clave para el desarrollo de las especies. Más luz significa mayor posibilidad de crecimiento, más tiempo para la fotosíntesis y la generación de la clorofila que verdea sus hojas, más posibilidad de germinación y, por tanto para lograr crecer, y sobre todo que hay más insectos que ayuden a la fecundación y a la reproducción de la especie, al trasladar a otras plantas el polen que les ofrecen en el interior de sus flores, que gracias a la luz del día se mantienen abiertas más tiempo. Los prados de media montaña están tapizados por millones de flores entre las que pululan miles de insectos, porque cada flor es un festín de sabroso néctar.

La necesidad del sol para la mayoría de las especies de flora está tan clara que la falta de luz, en el otoño, les obliga a entrar en un periodo de letargo, de escasa actividad, que no recuperarán hasta la llegada de la primavera y la vuelta de la energía solar. En muchas especies de plantas la mayor presencia lumínica promueve la floración, mientras que la falta de luz reduce la producción de flores.

Verdean las cumbres
La nieve ha iniciado su retirada de las altas cumbres, y su lugar es ocupado por tapices de flora y la fauna asociada a ella. La estrella de las nieves, una de las plantas endémicas y símbolo de Sierra Nevada, comienza a cubrir los espacios aún húmedos por efecto del deshielo. Ya se ven algunas especies muy escasas, como la Androsace vitaliana nevadense, que crece en pedregales y alimenta a la mariposa exclusiva de la sierra,  Agriades Zullichi. En los pedregales aparecen las violetas de Sierra Nevada, Viola crassiuscula. Entre lascas de pizarra, por encima de 2.500 metros, crece ya la famosa manzanilla real. La vida vuelve a brotar, aún de forma tímida, en los territorios nevadenses. En las zonas medias se desarrollan salvias, lavandas, tomillos y especies aromáticas que mantendrán su floración durante gran parte del verano. La profusión de brotes verdes y tallos tiernos en las sierras ayuda al crecimiento de las crías de cabra montés, que caminan junto a sus madres y algún que otro macho de grandes cuernos por los territorios limítrofes entre la media y la alta montaña.


Hierbas de San Juan (Reportaje en Waste)

Flores mágicas
En junio se acaba la primavera y empieza el verano, es el mes de la magia que se hace patente la noche de San Juan. Es el momento para el que hay que preparar las ‘enrramás’, ramos de flores silvestres para colocarlos sobre las puertas y reafirmar el amor mediante un beso bajo el adorno floral. Se recolectan al atardecer del 22 de junio o el amanecer del día 23 para que surtan su efecto esa misma noche. Se utilizan especies aromáticas, salvias, lavandas, romeros, mejoranas, mastranzos y  tomillos, pero sobre todo, hipéricos, una especie de largo tallo coronado de un ramillete de flores amarillas, a la que conocen como Hierba de San Juan. Además, recolectan otras con denominaciones similares, la hierba sanjuanera, a la que también llaman, cuaja leches, que suele crecer en los mismos espacios donde se encuentran los hipéricos, que pueden estar en zonas de media montaña junto a puntos con agua o humedad, e incluso al borde de los caminos. Se pueden encontrar con facilidad en la ribera del Genil cerca de la ciudad, en la sierra de Alfacar, e incluso entre peñas de la comarca de los Montes Orientales. 



Garcilla cangrejera: Ardeola ralloides, es otra especie en peligro de extinción se hace presente en la Charca de Suárez, donde se mantendrá durante unos meses. 
 

Estrella de las Nieves. Ya no queda nieve en las altas cumbres de Sierra Nevada, donde empienzan a crecer las estrellas de las nieves y otras especies del piso bioclimático de mayor altitud, el crioromediterráneo. Decenas de Plantago Nivalis tapizan los prados... 

La ‘enrramá’: Por San Juan es el momento de conseguir los ramos de amor, las ‘enramás’, grupos de plantas aromáticas para colocar en las puertas e interior de las casas, y con los que frotarse en la noche de las hogueras.

En los humedales, y junto a riberas del litoral mediterráneo, dos especies de aves acuáticas consideradas como limícolas, los andaríos, que comparten riberas con ánades azulones y otras especies...  y los Charadrius dubius, que incluso en solitario, buscan invertebradods con lo que alimentarse

Cigüeñitas: Y han nacido las cigueñuelas , Himantopus himantopus. que en cuatro semanas empiezan a adquirir la imagen de sus progenitores, que les cuidarán hasta que sean juveniles y vuelen junto a ellos.



Juncias: Es el momento de recolectar las juncias del Corpus, las plantas aromáticas que esparcirán al paso de las procesiones en muchas ciudades del sur.

En las sierras, e incluso en el litoral, la cabra montés, Capra pyrenaica busca alimento entre los árboles... Se mueven en pequeños grupos, en los que solo hay hembras y ejemplares muy jóvenes que han nacido este mismo año.
 

vídeopromoción







 


Reportaje publicado en IDEAL el 8 de junio de 2014



En JUNIO en la naturaleza
Margaritas:
Los prados se llenan de miles de margaritas que atraen a multitud de insectos.
Ajos silvestres: En las sierras las florecillas del ajo silvestre forman pelotas situadas sobre tallos de más de un metro de altura. Despiden olor a ajo.
Cuscutas: En la media montaña, una planta parásita, la cuscuta, puede verse enredada sobre los arbustos en los que vive.
Gorriones:  Aunque se reproducen durante toda la primavera y el verano, es en junio cuando se encuentran más activos. 
Amapolas: Los campos baldíos han cambiado el amarillo de los jaramagos por el rojo de las amapolas.

En cultivos y jardines
Brevas: A mediados de junio es el tiempo para las brevas, el primer fruto de la higuera, que en septiembre dará higos.
Girasoles: Los campos de girasoles pueblan el paisaje de zonas llanas y el noroeste de Granada.
Mariquitas: La mejor forma de combatir las plagas de pulgones es con mariquitas, ese bonito coleóptero
de caparazón rojo con puntos negros, que a pesar de su simpática imagen, es un terrible y efectivo depredador.
Chumberas: Lucen sus flores amarillas y rojas que, en unas semanas, darán lugar a los  chumbos.
Tomates: La mayor insolación favorece el crecimiento de los tamates, por algo su nombre genérico es ‘Solanum’. 



Las juncias del Corpus
En junio el olor de las juncias inunda las calles de algunas ciudades españolas y europeas al paso de la procesión del Corpus. Es el aroma de las hierbas recolectadas en las orillas de los ríos y que son esparcidas en la calzada. Son mentas como los mastranzos, hinojos silvestres, tréboles, manzanillas y otras especies de ribera, a las que se les suele añadir un poco de romero.


Reportaje publicado en IDEAL 07-06-2012



Solsticio de verano y cambio de estación
Será el 21 de junio, el día en el que el Sol y la Tierra se encontrarán más alineados con respecto al norte del planeta. Por  ese motivo, en todo el hemisferio donde se encuentra España y Europa, será el día más largo del año, la jornada en la que cambiaremos de estación. El verano entrará a las 12,51 horas, según los cálculos del Instituto Astronómico Nacional. Será una estación que durará 93 días y 15 horas, para terminar el 23 de septiembre. El mes de junio se inicia sin luna, que comenzará a verse el día 5 en su fase de cuarto creciente, para llegar a su plenitud el día 13. Cinco días después, comenzará a menguar hasta el día 27, que entrará, de nuevo en fase de luna nueva.
El sol sale a las 6,56 (a principio de mes) y 6,57 a final de junio, y se oculta a las 21,29 al iniciarse junio, y a las21,39 a final de mes.
CALENDARIO NATURAL



Un año en la naturaleza, el calendario natural mes a mes 
La biodiversidad tiene sus ciclos, cada estación alberga especies que nacen y mueren, llegan y se van.

Montañas, lagunas y bosques son un hervidero de vida que se hace patente en primavera, se reproduce en verano, crece en otoño y volverá tras el invierno ...

caLENDARIO nATURAL

 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es