-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas

GUÍA DE AVES-----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste 
.
Kingdom Animalia / Phylum Chordata
Clase Aves / Orden Accipitriformes
Familia  Accipitridae
Gypaetus barbatus
Quebrantahuesos / Bearded Vulture / Lammergeyer
Puede medir 2,80 m y puede llegar a pesar 7 kg.
Vive en sistemas  montañosos que tengan  paredes escarpadas con cavidades, cuevas donde pueda nidificar. 
El quebrantahuesos está clasificado como "Especie en Peligro de Extinción" en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en 1990. 
Nace el primer pollo de la temporada 2011 en el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla 

El ejemplar nació a las 7,50 h del miércoles 23 de febrero con un peso de 132,7 gramos y evoluciona favorablemente en el laboratorio del Centro de Cría de Quebrantahuesos de Cazorla.
Desde el año 2002 han nacido 22 pollos de quebrantahuesos en Andalucía.
Jaén, 25  de febrero  de 2011

A las 7,50 horas de la mañana del miércoles 23 de febrero nació el primer pollo de la temporada 2010/2011 en el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla (CCQ), de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. El ejemplar  pesó 132,7 gramos al nacer, evoluciona favorablemente en el laboratorio al cuidado de los técnicos del CCQ y será devuelto en los próximos días a sus padres para completar el proceso de cría. Este pollo es el cuarto descendiente de Tus, macho de ascendencia 50% pirenaica, 50% asiática y el tercero de Keno, hembra de ascendencia 100% asiática. El nuevo ejemplar de quebrantahuesos nacido en cautividad se encuentra tranquilo, bajo observación del equipo de cría del centro de Guadalentín.

Durante esta temporada el centro de cría andaluz ha contado con siete parejas reproductoras que han puesto un total de 13 huevos. Es el undécimo periodo de cría que repite las cifras iniciales de la anterior temporada cuando salieron adelante cuatro de los cinco pollos nacidos del total de seis huevos con embrión. Hasta la fecha la más fértil de las épocas de cría corresponde al periodo 2008-2009 cuando siete parejas de quebrantahuesos incubaron ocho huevos, seis de ellos con embrión y cinco pollos que finalmente evolucionaron con éxito de los seis nacidos. Desde 2002 ya han nacido 22 pollos de quebrantahuesos en el CCQ. 

En estos últimos años, los resultados en la cría del quebrantahuesos han mejorado porque  los ejemplares emparejados han ido llegando a la edad adulta y por tanto, reproductora. Por otro lado, los nacimientos acontecidos año tras año, permiten ampliar la experiencia del equipo en cuanto a crianza, adopciones y otros procedimientos. El CCQ utiliza una metodología de trabajo basada en técnicas de cría natural, es decir, aquellas en las que la fecundación es natural y la incubación y el desarrollo de los pollos corre a cargo de los padres, tratando, en todo momento, de que la intervención humana sea la mínima posible y para facilitarlo el CCQ está dotado de un moderno sistema de video-vigilancia en cada una de sus jaulas.

El trabajo en el CCQ en cuanto a cría en cautividad sigue unas directrices muy bien delimitadas por el Programa Europeo de Especies Amenazadas, EEP, del quebrantahuesos. En 1985 el innovador sistema de cría orientado a la conservación del centro vienés Richard Faust Zentrum dio lugar a la creación del EEP, Programa Europeo de Especies Amenazadas, que hoy coordina una red internacional formada por cinco centros especializados y una treintena de parques zoológicos. En octubre de 1999 el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla se incorporó oficialmente a esta red que a final de cada época de cría realiza un inventario de todos los pollos nacidos en este entramado europeo. Los pollos de las parejas reproductoras nuevas son mantenidos en cautividad hasta el cuarto descendiente, normalmente en un centro diferente del de sus progenitores. Después del quinto pollo, los nuevos ejemplares nacidos cada año se liberan en los distintos proyectos de reintroducción actualmente en curso en Austria, Italia, Suiza, Francia y España. 

El CCQ, fue creado en 1996 por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos. Su privilegiada ubicación en pleno corazón del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, a casi 1.300 metros de altitud, le confiere importantes ventajas sanitarias para asegurar la conservación de las líneas genéticas existentes en cautividad. 

Nacimientos en Andalucía 
El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es un ave rapaz carroñera extinta en Andalucía desde 1986. En la actualidad, el Programa Andaluz de Reintroducción es ejecutado por la Fundación Gypaetus bajo la dirección del Programa de Conservación de Aves Necrófagas en Andalucía de la Consejería de Medio Ambiente. 

En el CCQ residen actualmente 19 de ellos, 10 hembras y 9 machos. La más longeva de las aves en cautividad es Segura, de 45 años. De los 21 ejemplares nacidos hasta 2010 en Guadalentín, diez han sido liberados entre 2003 y 2010. Las dos primeras, hembras (2003-2004), en Corintia, Austria y Tirol del Sur, Italia, respectivamente; el resto, a lo largo de los años 2006 al 2010 fueron soltados en los Parques Naturales de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén) y de la Sierra de Castril (Granada). Lézar y Acebeas, dos hembras liberadas en 2008, murieron ese mismo año con intoxicación crónica por plomo y Segura falleció un año antes envenenada. Otros quebrantahuesos nacidos en el CCQ se encuentran hoy en zoos de Jerez y Barcelona y en la Unidad de Cría de Viena (Vienna Breeding Unit). 



Los quebrantahuesos liberados este año en Cazorla, Segura y Las Villas viajan por primera vez hasta Sierra Nevada 

·      “Malena”, una de las cinco hembras liberadas la pasada primavera en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía visita por primera vez Sierra Nevada en un viaje de tres días que la llevó también hasta Sierra Mágina (Jaén).
·      Hasta el momento, ya son 14 los quebrantahuesos liberados en Andalucía desde la primavera de 2006.
Jaén, 23 de noviembre de 2009
“Malena”, una de las cinco jóvenes hembras liberadas la pasada primavera en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) en el marco del Programa Andaluz de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía visita por primera vez el Espacio Natural de Sierra Nevada (Granada) en un viaje de tres días de duración que la llevó también hasta Sierra Mágina, de nuevo en Jaén, antes de regresar al área de suelta. 
Como “Malena”, los otros cuatro ejemplares liberados este año continúan evolucionando correctamente moviéndose en las principales áreas de campeo utilizadas desde 2006 por los ejemplares liberados de más edad. Según se desprende de las localizaciones GPS recibidas vía satélite y las observaciones directas, tanto de los técnicos, como las recibidas a través del “Programa de participación social en el seguimiento de ejemplares liberados”, algunas de las aves están volando juntas, encontrando con facilidad alimento y lugares seguros donde descansar y pasar la noche. 
Tres de los ejemplares, “Mica” y “Cata”, procedente del Centro de Cría Richard Faust de Viena (Austria) y “Fátima”, procedente del Zoo de Liberec (República Checa), fueron liberados el pasado 22 de mayo mientras que los dos ejemplares más jóvenes, “Malena”, procedente de Zoo de Berlín (Alemania) y “Oliva”, nacida el 22 de marzo en el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla, iniciaron su vida en libertad el pasado 23 de junio. 
Como principal novedad en las liberaciones de este año, junto al punto de suelta que viene utilizándose en la Sierra de Segura y en el que se liberó a “Mica”, “Cata” y “Fatima”, el Programa Andaluz de Reintroducción habilitó un segundo punto de suelta en la Sierra de las Villas que acogió a “Malena” y “Oliva”. Con estos ejemplares, ya son 14 los quebrantahuesos reintroducidos en Andalucía desde la primavera de 2006, de los que sobreviven diez. 
Todos los pollos cuentan en el momento de la liberación con tres meses de edad y son reintroducidos por el método de hacking o cría campestre, técnica que se ha demostrado muy eficaz en el proyecto de reintroducción en los Alpes y que consigue que el ejemplar asimile el área de suelta como lugar de nacimiento y, por tanto, dado el carácter filopátrico de la especie, termine regresando a ella para reproducirse y asentarse definitivamente. 
A lo largo de más de tres meses, los técnicos de la Fundación Gypaetus, entidad sin ánimo de lucro que ejecuta el programa andaluz de reintroducción bajo la dirección de la Coordinación Regional del Programa de Conservación de Aves Necrófagas en Andalucía, han recreado el proceso natural de desarrollo de los pollos, aportándoles alimento durante la noche para evitar que las aves asocien a las personas con el alimento y vigilándoles desde el amanecer hasta la caída del sol para actuar ante cualquier eventualidad. A mediados de junio, los ejemplares iniciaron sus primeros ejercicios de vuelo, ampliando progresivamente su duración. 
Para facilitar su seguimiento, todos los ejemplares están equipados, mediante arnés pélvico, con un emisor GPS y son marcados con anillas y con la decoloración de algunas plumas de las alas y cola siguiendo un código internacional único para cada ave que permite identificarlas en vuelo. Una vez que los ejemplares abandonan el área de suelta, a finales de agosto, concluye el periodo de cría campestre y comienza el seguimiento. Desde ese momento, además del control de las localizaciones que se reciben periódicamente vía satélite y el seguimiento sobre el terreno, se pone en marcha un Programa de alimentación suplementaria para ejemplares recién liberados que se prolonga hasta finales de noviembre.
En los próximos meses “Mica”, “Cata”, “Fátima”, “Malena” y “Oliva” iniciarán lo que se conoce como etapa de dispersión, un periodo variable de entre cinco o seis años, durante el cual, las aves vuelan largas distancias antes de fijar su propio territorio. En esta etapa es en la que se encuentran actualmente los ejemplares liberados en años anteriores. Cabe destacar el caso de “Tono” y “Pontones” (liberados en 2006 y 2007) que regresaron a Andalucía a principios del otoño tras pasar varios meses en el norte de la Península Ibérica, concretamente, en el Pirineo Central (oscense, leridano y vertiente francesa) el primero y en Picos de Europa, el segundo. 
Frente a la precisión y fiabilidad del seguimiento con GPS y los avistamientos realizados por los técnicos, los datos procedentes del avistamiento de quebrantahuesos por parte particulares en el marco del Programa de participación social en el seguimiento de ejemplares liberados también son fundamentales para el seguimiento de las aves ya que aportan una valiosa información sobre el comportamiento o el aspecto de las aves imposible de obtener por otras vías. Con este objetivo, la FG ha editado más de 16.000 hojas de identificación de ejemplares y 78.000 fichas de avistamiento pre-franqueadas. 
El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía comparte las directrices de la UICN, forma parte del Programa Europeo de Especies Amenazadas y se desarrolla desde mediados de la década de los 90 con un enfoque multidisciplinar en el que participan diversas entidades con probada experiencia en el manejo y estudio de la especie: la FCBV (hoy VCF Vulture Conservation Foundation), quien asesora técnicamente el proyecto asegurando la idoneidad de los métodos y de las aves liberadas; la Estación Biológica de Doñana (CSIC) que lo asesora científicamente y La Fundación Gypaetus, FG, encargada de su ejecución bajo la coordinación del Programa de Conservación de Aves Necrófagas en Andalucía de la Consejería de Medio Ambiente.
Entre 2004 y 2009, el programa andaluz de reintroducción ha venido contando, además, con el apoyo del proyecto LIFE-Naturaleza “Acciones para la Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía” un proyecto cofinanciado por la Comisión Europea y desarrollado por la FG, cuyo objetivo es contribuir al éxito de la reintroducción de la especie mediante la promoción de la participación social y otras acciones de divulgación y sensibilización, la identificación y el control de amenazas y el apoyo en labores técnicas de conservación.
El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es un ave rapaz carroñera en peligro de extinción en toda Europa que desapareció de Andalucía en 1986. 

La recuperación de una población de quebrantahuesos en Andalucía es un factor clave para la conservación de esta emblemática carroñera a nivel europeo ya que servirá de puente para restablecer el flujo genético entre la población de los Pirineos y las del norte de África. 

 

Liberados en el Parque de Cazorla, tres quebrantahuesos
Los ejemplares, de tres meses de edad, proceden de Austria y la República Checa y están dotados con sistemas de seguimiento GPS
Mayo 2009
El director general de Gestión del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente, Francisco Javier Madrid, ha anunciado hoy en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas la suelta de tres nuevos ejemplares de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus). Esta actuación, llevada a cabo en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía, ha permitido alcanzar los 12 jóvenes quebrantahuesos liberados en esta Comunidad Autónoma desde 2006, veinte años después de que fueran avistados en vuelo los últimos ejemplares en las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

Los tres nuevos quebrantahuesos son hembras y todas cuentan con una edad de tres meses. ‘Mica’ y ‘Cata’ proceden del Centro de Cría Richard Faust de Viena (Austria) y ‘Fátima’ proviene del Zoológico de Liberec (República Checa). Francisco Javier Madrid ha destacado que los pollos son reintroducidos -dos en el día de hoy y el tercero en los próximos días- mediante la técnica conocida como “hacking” o cría campestre, un sistema que ha demostrado su eficacia en el proyecto de reintroducción del quebrantahuesos en los Alpes y que consigue que el ejemplar liberado asimile el área de suelta como su lugar de nacimiento. Esta circunstancia, dado el carácter filopátrico de la especie, logra que los quebrantahuesos regresen de nuevo a la zona para asentarse definitivamente y reproducirse.

Todos los ejemplares liberados están dotados de emisores GPS colocados mediante un sistema de arneses pélvicos y son marcados con anillas y con la decoloración de algunas de sus plumas, lo que facilita su reconocimiento durante el vuelo y permite llevar a cabo un minucioso seguimiento de las aves.

En el año 1986 se produjo en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas el último avistamiento de un ejemplar de esta especie en la región andaluza. Por ese motivo nació en la década de los 90 el Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía, a fin de establecer una población de quebrantahuesos, viable y autónoma a largo plazo. Los objetivos de esta iniciativa son controlar las amenazas existentes, como el uso ilegal de cebos envenados; conseguir que el tamaño de la población supere el mínimo genéticamente viable; y expandir la especie por todos aquellos territorios susceptibles de darle cobijo, contribuyendo así a la conservación a nivel europeo de esta emblemática carroñera.

El proyecto se desarrolla con un enfoque multidisciplinar que combina cría en cautividad, identificación y control de amenazas, liberación y seguimiento de ejemplares y un ambicioso plan de divulgación, sensibilización y participación social. Entre los resultados más destacados de esta estrategia se incluye el nacimiento en febrero pasado de cinco pollos en el Centro de Cría en Cautividad de Cazorla.

Desde 2004, el proyecto europeo LIFE-Naturaleza ‘Acciones para la Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía’, desarrollado por la Fundación Gypaetus, apoya y completa el trabajo realizado por el equipo técnico de la Consejería de Medio Ambiente. En el marco de este proyecto, técnicos de esta entidad privada sin ánimo de lucro han acompañado a 30 alumnos de Infantil y Primaria del colegio público Nuestra Señora del Rosario del municipio granadino de Castril de la Peña en una jornada educativa organizada con motivo de la liberación de los quebrantahuesos, en una fecha que coincide con el Día Mundial de la Biodiversidad (22 de mayo). Esta actividad da continuidad a una intensa campaña de divulgación y sensibilización en centros educativos en la que desde 2004 ya han participado más de 42.800 alumnos andaluces.

El quebrantahuesos es un ave carroñera en peligro de extinción en toda Europa. Con casi 3 metros de envergadura y hasta 8 kilos de peso, es la única ave osteófaga del planeta; es decir, que se alimenta casi exclusivamente de huesos.


Técnicas para la recuperación del quebrantahuesos
Primera crianza campestre de quebrantahuesos en aislamiento humano, técnica que se empleará en la reintroducción de estas aves en los Picos de Europa.

El pasado día 26 de Marzo de 2008.- el Gobierno de Aragón y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) presentaron en rueda de prensa una novedosa acción de conservación que se está llevando a cabo en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido,  desarrollando una técnica con la que se espera lograr, por primera vez en el mundo, que un quebrantahuesos nacido en cautividad sea liberado mediante un programa de cría en aislamiento humano, basado en el comportamiento inducido por impronta natural. Esta es la misma técnica  que será empleada con los ejemplares que serán liberados en un futuro cercano en los Picos de Europa.
El Gobierno de Aragón y la FCQ llevan años trabajando dentro del  Plan de Recuperación del Quebrantahuesos en Aragón,  en el  manejo de la población pirenaica de quebrantahuesos con el fin de mejorar su rendimiento demográfico mediante la  extracción de huevos procedentes de nidos con alto riesgo de fracaso reproductivo (al menos 6 años sin éxito) y su posterior crianza en cautividad y suelta al medio natural.
Tras la extracción con la colaboración del  GREIM de la Guardia Civil de dos huevos en el mes de Enero, se procedió a su incubación controlada, siguiendo el mismo proceso ya utilizado con éxito en cuatro ocasiones en Aragón, produciéndose el nacimiento de los pollos los días 27 de Febrero y  11 de Marzo. El segundo pollo nació con una infección desarrollada en el huevo,  que provocó su muerte a los pocos días y que está siendo investigada para buscar las claves de los repetidos fracasos reproductivos del nido del que procedía.
A las dos semanas de vida del pollo se inició la fase realmente novedosa de este proceso, ya que en las cuatro ocasiones anteriores los pollos fueron criados en centros de cría europeos mediante la participación de aves cautivas que actuaron como nodrizas, mientras que en esta ocasión la crianza de los pollos se está realizando mediante una marioneta de gran realismo y en el medio natural de la especie, en Pirineos. Esto favorece enormemente el aprendizaje conductual del pollo gracias a su exposición permanente al hábitat y el comportamiento de su especie en libertad.
Esta técnica de crianza campestre en aislamiento humano, desarrollada  por primera vez con quebrantahuesos, ya se ha utilizado con éxito en especies de ecología similar como son el cóndor de California y el cóndor andino. Expertos del programa de cría del cóndor andino de la Fundación Bioandina de Argentina participarán en el desarrollo de esta acción, así como la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza.
Para desarrollar esta nueva técnica de conservación in situ se ha construido una plataforma de crianza y aprendizaje junto a un punto de alimentación suplementaria en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Esta plataforma de seis metros cuadrados situada a 1.500 metros de altitud cuenta con un nido artificial con regulación térmica donde,  por un lado el pollo recibirá las atenciones de la marioneta y por el otro tendrá vista directa a la mayor  concentración de quebrantahuesos de Europa, donde varias decenas de quebrantahuesos, atraídos por los aportes de alimentación suplementaria junto a la plataforma, aseguran la máxima exposición del pollo a los ejemplares silvestres, de los que irá aprendiendo el comportamiento necesario para sobrevivir en libertad.
Pasados 80 días el pollo pasará del nido a un jaulón situado en la misma plataforma, donde finalizará su crecimiento y aprendizaje hasta que realice su primer vuelo,  aproximadamente a los 120 días desde su nacimiento.
Esta técnica es la que se va a utilizar para criar a los quebrantahuesos que se reintroducirán en los Picos de Europa, con la diferencia de que en este caso los pollos serán trasladados desde los Pirineos a los Picos a falta de dos semanas para su primer vuelo, con el fin de que realicen una adaptación a su nuevo ambiente antes de saltar del nido.
El calendario para la realización de las primeras sueltas de quebrantahuesos en los Picos de Europa está pendiente de los últimos trámites administrativos y técnicos necesarios para asegurar el desarrollo de este complejo proyecto en las condiciones idóneas, a las que sin duda contribuye la experiencia ahora desarrollada en los Pirineos.


Termina la termporada de cría en Cazorla con el nacimiento de un tercer pollo de quebrantahuesos
Medio Ambiente tiene previsto liberar este año otra pareja en este parque natural
Marzo 2008
El nacimiento de un tercer pollo de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en el Centro de Cría y Reintroducción del Guadalentín, en Cazorla (Jaén), ha culminado la temporada de reproducción de esta rapaz en peligro de extinción en cuya recuperación trabaja la Consejería de Medio Ambiente. El ejemplar, que se encuentra en buen estado, ha pesado al nacer 146 gramos y es cría de Elías y Viola, una pareja cuya primera puesta ha sido fructífera aunque tardía, ya que la diferencia de este pollo con otros ejemplares nacidos este año en el centro es de casi dos meses. Por este motivo y dentro del protocolo de actuación tras el nacimiento, el ave estará sometida durante los próximos días a un estricto control por parte de los técnicos del centro para evaluar su desarrollo.
El Centro de Guadalentín ya fue testigo durante el mes de febrero del nacimiento de otros dos ejemplares, ambos descendientes de Cabús y Corba, una pareja con más experiencia dentro del programa de cría. El primero de ellos pesó al nacer 154 gramos mientras que el segundo, que vio la luz a mediados de febrero, rondó los 152 gramos. Una tercera pareja del centro, Teyo y Sabina, también primeriza, no ha podido finalmente sacar adelante ningún huevo en esta temporada.
El Centro de Cría del Guadalentín alberga en la actualidad, además de los nacidos este año, a otros 18 ejemplares de quebrantahuesos, de los cuales 10 son machos y 8 hembras. Desde el año 2001 han nacido en estas instalaciones alrededor de 15 pollos que se han destinado a reproducción en cautividad, a la suelta y al intercambio con otros países de Centroeuropa con los que hay establecidos convenios para su recuperación, con el objetivo de garantizar la variabilidad genética y la consiguiente fortaleza de los ejemplares que permanezcan en Andalucía. De hecho, tras los nacimientos registrados este año, la Consejería mantiene su pretensión de proceder este año a liberar en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas a, al menos, otros dos ejemplares.

En los dos últimos años se llevaron a cabo las primeras sueltas de quebrantahuesos en el Parque de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), después de 20 años del último avistamiento en vuelo en este espacio protegido. Los cinco primeros ejemplares liberados ("Tono", "Faust", "Libertad", "Segura" y "Pontones") han mostrado su estupenda forma física realizando vuelos de cientos de kilómetros por toda la geografía nacional y siempre teniendo como punto de referencia el espacio protegido jiennense.
La colaboración internacional es determinante para la recuperación de esta especie. De hecho, Andalucía está considerada como zona prioritaria de reintroducción ya que se trata de un punto geográfico básico de interconexión entre las poblaciones catalogadas en el Norte de África y las de los países del centro de Europa.


Los quebrantahuesos liberados en mayo de 2006 en Cazorla, localizados en Murcia y Castilla la Mancha en febrero 2007
Tres emisores GPS proporcionan a los técnicos toda la información sobre los desplazamientos de las aves y su localización concreta
Se llaman Faust, Libertad y Tono
Febrero 2007
Los tres quebrantahuesos liberados por la Consejería de medio Ambiente de Andalucía en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) el pasado mes de mayo de 2006 han visitado ya diversas zonas de las provincias de Granada (Parque Natural de las Sierras de Castril), Almería, e incluso de las comunidades autónomas de Murcia y Castilla la Mancha. Los movimientos de las aves se conocen gracias a la información que generan los avistamientos y los emisores GPS de última generación.
Gracias a estos emisores, los técnicos conocen incluso el tiempo que tardan los jóvenes quebrantahuesos en recorrer determinadas distancias y, por lo tanto, cuál es su velocidad de crucero. Hasta la fecha, la distancia más larga recorrida por estos ejemplares supera los 100 kilómetros desde el punto de la suelta en pleno corazón de la Sierra de Segura.
Todavía hoy, estas aves siguen muy ligadas a la zona de suelta, aunque es previsible que cada vez sus recorridos sean más largos, e incluso les lleven a zonas más alejadas no sólo de Cazorla, sino también de Andalucía. Uno de los datos recogidos por los técnicos confirma que estos quebrantahuesos se mueven en la zona en la que hace 20 años fueron divisados los últimos ejemplares de esta especie en la comunidad autónoma.

Los tres ejemplares reintroducidos en mayo, Faust, Libertad y Tono, han estado permanentemente controlados y su desarrollo y adaptación al lugar de suelta es el previsto. Durante el primer mes de su liberación estuvieron realizando ejercicios de vuelo en el interior de la cueva, para empezar con vuelos cortos en torno al lugar de hacking, a principios del mes de junio.
A los tres meses, los tres quebrantahuesos realizaban vuelos cada vez más largos en el tiempo y el espacio, llegando a estar varias horas en el aire y recorriendo todos los alrededores del valle donde fueron soltados. Además, los técnicos observaron que los tres ejemplares comenzaron incluso a tener el típico comportamiento de estas rapaces de romper huesos tomándolos con sus garras, levantando el vuelo y dejándolos caer sobre una zona pedregosa para romperlos en trozos de un tamaño adecuado para ser tragados.
Después de cuatro lustros, la Consejería de Medio Ambiente procedió a la reintroducción de estas rapaces, a medio camino entre un águila y un buitre, que fueron soltadas de forma controlada cuando contaban con 90 y 100 días de edad. Uno de los ejemplares, Libertad, nación en el Centro de Cría de Especies Amenazadas del Guadalentín, en Cazorla, y los otros dos en Chequia y Austria.
La suelta de los quebrantahuesos se realizó mediante el sistema llamado "hacking" y se culmina así un largo proceso de cría en cautividad que ahora comienza a dar sus frutos. En el centro de cría en Cazorla hay 27 parejas, de las que 4 han alcanzado ya la edad reproductora (8 años) y otras cuatro están a punto de iniciarse en ello. Durante este tiempo han nacido una docena de pollos y han sobrevivido 8, aunque no todos ellos son aptos para la puesta en libertad.



Un nacimiento más en Cazorla
Desde el 2001 han nacido una docena de pollos y han sobrevivido 8, esta primavera se soltarán otros 2 ejemplares
febrero 2007
La primera semana de febrero de 2007  nació un nuevo pollo de quebrantahuesos en el Centro de Cría de Especies Amenazadas de Guadalentín, en Cazorla (Jaén). Desde el 2001 han nacido una docena de pollos y han sobrevivido 8, aunque no todos ellos son aptos para la puesta en libertad. El pasado mes de mayo fueron liberados por la Consejería de Medio Ambiente  tres quebrantahuesos en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), para esta primavera los técnicos del programa estudian la suelta de un mínimo de otros dos ejemplares también en este espacio natural, dependiendo de los resultados del Programa Europeo del Quebrantahuesos.
En el centro de cría en Cazorla hay 27 parejas, de las que 4 han alcanzado ya la edad reproductora (8 años) y otras cuatro están a punto de iniciarse en ello. En esta campaña dos parejas del centro han puesto un total de 4 huevos, de los cuales ya ha nacido un nuevo ejemplar de quebrantahuesos; otros dos son de una puesta reciente y el tercero no estaba embrionado.
Una de las principales amenazas para esta especie es el veneno, por lo que los técnicos han iniciado una nueva ronda de inspecciones preventivas en la zona de Jaén y Granada. Los ejemplares liberados sobrevuelan desde hace meses estas provincias e incluso zonas de las comunidades autónomas de Murcia y Castilla la Mancha.
Todavía hoy, estas aves siguen muy ligadas a la zona de suelta, aunque es previsible que cada vez sus recorridos sean más largos, e incluso les lleven a zonas más alejadas no sólo de Cazorla, sino también de Andalucía. Uno de los datos recogidos por los técnicos confirma que estos quebrantahuesos se mueven en la zona en la que hace 20 años fueron divisados los últimos ejemplares de esta especie en la comunidad autónoma.
El quebrantahuesos llega de forma natural a Cazorla
Un ejemplar de un año de edad,  fue avistada por los técnicos del plan de recuperación de la especie en el lugar donde habitan los tres quebrantahuesos criados en cautividad
Julio 2006.- Un joven quebrantahuesos fue  avistado por técnicos del programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía en el mismo lugar del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas donde fueron soltados tres ejemplares el pasado mes de mayo por la Consejería de Medio Ambiente, dentro del plan de recuperación y cría en cautividad de esta especie extinguida hace 20 años en la comunidad.
El nuevo quebrantahuesos llegado a este espacio natural jiennense tiene un año de edad y carece de marcas en sus alas, lo que confirma que no es ninguno de los ejemplares del programa de reintroducción. Los técnicos de Medio Ambiente lo descubrieron cuando realizaban tareas de control de los otros tres ejemplares, uno de los cuales estuvo incluso volando junto al nuevo visitante. Esta no es la primera vez que se observan jóvenes quebrantahuesos sobrevolando el cielo de Andalucía, en su mayoría procedentes de los Pirineos.

Los tres ejemplares reintroducidos, Faust, Libertad y Tono, portan  radioemisores GPS de última generación con los que han estado permanentemente controlados y su desarrollo y adaptación al lugar de suelta ha sido el previsto. Durante el primer mes de su liberación estuvieron realizando ejercicios de vuelo en el interior de la cueva, para empezar con vuelos cortos en torno al lugar de hacking, a principios del mes de junio.
Tres meses después, los tres quebrantahuesos realizan vuelos cada vez más largos en el tiempo y el espacio, llegando a estar varias horas en el aire y recorriendo todos los alrededores del valle donde fueron  soltados. Además, los técnicos han observado que los tres ejemplares han comenzado incluso a tener el típico comportamiento de estas rapaces de romper huesos tomándolos con sus garras, levantando el vuelo y dejándolos caer sobre una zona pedregosa para romperlos en trozos de un tamaño adecuado para ser tragados.
Después de cuatro lustros, la Consejería  de Medio Ambiente procedió a la reintroducción de estas tres rapaces, a medio camino entre un águila y un buitre, que fueron  soltadas de forma controlada cuenta contaban con 90 y 100 días de edad. Uno de los ejemplares, Libertad, nació en el Centro de Cría de Especies Amenazadas del Gaudalentín, en Cazorla, y los otros dos en Chequia y Austria.
La suelta de los quebrantahuesos se realizó mediante el sistema  llamado "hacking" y se culmina así un largo proceso de cría en cautividad que ahora comienza a dar sus frutos. En el centro de cría de Cazorla hay 27 parejas, de las que 4 han alcanzado ya la edad reproductora (8 años) y otras cuatro están a punto de iniciarse en ello. Durante este tiempo han nacido una decena de pollos, aunque no todos ellos son aptos para la puesta en libertad.


"Félix", un quebrantahuesos libre en Ordesa
El pollo de quebrantahuesos Félix ya es libre en Ordesa, tras su puesta en libertad el 23 de junio, en lo que supone un éxito más de la técnica de hacking, que podría permitir el inicio de la recuperación de esta ave en el área de los Picos de Europa.

Foto: "Félix" momentos antes de ser liberado
(Información Gabinete de prensa de Trangoworld)
Julio-2006.- La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, dentro de los planes de recuperación de especies amenazadas del Gobierno de Aragón, soltó el pasado 23 de junio a Félix, un pollo de esta especie criado en cautividad. Félix, ya prácticamente un adulto, fue liberado a primera hora de la mañana. Tal como cuentan sus cuidadores, tardó casi una hora en atreverse a abandonar su jaula, tras lo cual subió la montaña al paso. A los tres días, los observadores de la Fundación comprobaron que Félix hacía ya sus primeros vuelos de reconocimiento del valle, y que empezaba a alimentarse en los comederos de la zona. Por todo ello, la FCQ considera que la cría y suelta de Félix ha concluido con éxito.
Trangoworld participa junto con la FCQ en los diferentes proyectos de conservación desarrollados por esta entidad en las montañas pirenaicas y cantábricas gracias a un reciente acuerdo de colaboración. La cría de Félix ha servido para poner a punto este método de crianza y enseñanza para valerse por sí mismo, denominado "hacking", y supone, en palabras del representante de la Fundación, Oscar Díez, una "gran oportunidad" para plantearse la reintroducción de ejemplares de quebrantahuesos en otros lugares como los Picos de Europa.
La historia de Félix empezó el pasado 15 de febrero, cuando nació en Zaragoza, tras 20 días de incubación artificial, un nuevo pollo de quebrantahuesos, gracias a la iniciativa de la FCQ y las autoridades ambientales del Gobierno de Aragón, con la inestimable colaboración del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil (GREIM) y el apoyo de Trangoworld. Tras un periodo de crecimiento con dos aves nodrizas en un centro de cría austríaco, volvió el pasado 23 de mayo a Ordesa, donde pasó unas cuantas semanas más en una gran jaula disimulada en plena naturaleza, en compañía de otros ejemplares de su misma especie, para aprender a alimentarse de manera autónoma.
Tal como nos explica Oscar Díez, esta acción de conservación se ha realizado con éxito en otras tres ocasiones, en 1995 (con el pollo "Silvano"), 1998 ("Ramiro") y 2002 ("Esperanza"). El proceso, relativamente complejo, empieza por el rescate de huevos en puestas inviables por diversas causas (muerte de aves adultas, molestias continuadas, problemas con tóxicos y venenos...). Tras ser incubados, a los pollos nacidos se les cría en cautividad en el Centro de Cría de Viena, especializado en este tipo de aves. Posteriormente se realiza el "hacking" y la liberación de los ejemplares, donde normalmente siguen siendo controlados a distancia con varios tipos de marcaje para seguir su evolución.
El Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es una especie en peligro de extinción, un buitre osteófago (comedor de huesos) que alcanza tres metros de envergadura y 6 kilogramos de peso. Vive en áreas rocosas de orografía accidentada con presencia de vientos de ladera que le ayudan en sus salidas en búsqueda de alimento.
Su dieta es lo que le hace más característico, pues se alimenta con éxito de los huesos abandonados por otros buitres, principalmente de oveja, cabra y rebeco, que ingiere directamente exceptuando los de mayor tamaño, los cuales rompe tras dejarlos caer desde gran altura sobre laderas rocosas denominadas rompederos. Habitualmente nidifica en grandes cuevas durante 6 meses, y la puesta es de un máximo de dos huevos, siendo ésta una de las causas de que la especie esté en riesgo, ya que debido al cainismo sobrevive un único pollo.
Los quebrantahuesos soportan una elevada tasa de fracaso reproductor. Desde el siglo XIX la especie sufrió un proceso de declive en todo el mundo, que afectó también a la población española. Actualmente la pirenaica es la única población demográficamente saludable de toda Europa. Las principales amenazas que le afectan son los cebos envenenados, los disparos, los choques y electrocuciones en líneas eléctricas y la pérdida y degradación de su hábitat.
www.trangoworld.com

Una cría de quebrantahuesos nace en el centro del Guadalentín, en el parque Natural de la Sierra de Cazorla
En febrero de 2006 nació en el Centro de Cría del Guadalentín, en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) un ejemplar de quebrantahuesos, fruto del Programa de Cría en Cautividad de esta especie, de la que apenas quedan una treintena de parejas en Andalucía. La cría es hijo de "Joseph" y "Zumeta", dos de los ejemplares más activos en lo que a reproducción se refiere y se encuentra, tres semanas después de su nacimiento, en perfecto estado de salud.

El pollo de quebrantahuesos es el único que ha nacido en el centro en la campaña de 2005, donde se ha contado con 4 parejas reproductoras. El animal, que se ha mantenido durante un tiempo bajo los cuidados de los expertos, ha sido devuelto a la voladera en la que se encuentran sus padres, quienes se han encargado con naturalidad de proporcionarle alimento. El ejemplar aún no tiene nombre, por lo que los responsables sólo utilizan una combinación de letras y números para identificarlo en la documentación. El último pollo nacido en el centro de Guadalentín, "Colega", recibió este apodo tras una campaña entre los escolares para "bautizarlo".

Desde 2001, año en el que dio comienzo el ciclo reproductor de las parejas de quebrantahuesos del centro jiennense, han sido 4 los ejemplares que han conseguido sobrevivir. Uno de ellos, "Joker", nacido en 2002, fue liberado en los Alpes austriacos. Los responsables del programa de cría en cautividad esperan mejores resultados en próximas campañas. No en vano, a las 4 parejas reproductoras ya existentes se unirán pronto otras 4 con capacidad de cría.
En las campañas de sensibilización y educación ambiental sobre el valor de la conservación del quebrantahuesos han participado en los últimos años más de 10.000 personas, en su mayoría escolares y voluntarios ambientales.


Bautizan como Esperanza al tercer quebrantahuesos nacido en cautividad EFE 13.02.03

Bautizado como Esperanza , el tercer pollo de quebrantahuesos nacido en cautividad en el área pirenaica, con un peso de 155 gramos y 15 centímetros de envergadura y del que todavía no se conoce el sexo, ayudará a disminuir el riesgo de extinción real que sufre esta especie en Europa.
La cría fue presentada  en sociedad por el consejero de Medio Ambiente del Gobierno aragonés, Alfredo Boné, y el presidente de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCO), Gerardo Báguena, quien relató la experiencia vivida desde que encontraron un nido con dos huevos, el pasado 23 de diciembre, en la Hoya de Huesca hasta su eclosión el martes, día 11, en Zaragoza. Tras 43 días de incubación artificial, bajo la atenta y continua vigilancia de cinco especialista en manejo de aves, Esperanza fue recibida con «mucho miedo» ya que las primeras doce horas eran «críticas».
El Centro de Cría del Quebrantahuesos acogerá voluntarios de la Fundación Gypaetus a lo largo de todo el año
La Fundación Gypaetus pone en marcha un programa de voluntariado local permanente en las instalaciones del Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla (Jaén) para alentar la participación social en el programa andaluz de reintroducción de la especie.
         Los voluntarios apoyarán a los técnicos del CCQ en su trabajo diario, para lo cual recibirán formación en las técnicas de cría en cautividad empleadas en el centro, las acciones de conservación y los principales objetivos del proyecto.
         Es una iniciativa de la Fundación Gypaetus en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, titular de las instalaciones.
Con el objetivo de reforzar los vínculos entre la población local y el programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía, el Centro de Cría del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente, CCQ, pone en marcha un nuevo programa de voluntariado que se desarrollará en sus instalaciones de Cazorla a lo largo de todo el año. Este Programa de Voluntariado Local Permanente pretende convertirse en vía directa de participación de la sociedad en el proyecto, apoyando al personal del centro en su trabajo diario y dotando a los voluntarios de una formación básica en las técnicas de cría en cautividad empleadas en el CCQ, las acciones de conservación de la especie que se desarrollan en Andalucía y los principales objetivos del proyecto.
La duración mínima de las acciones de voluntariado será de una semana y el número total de voluntarios, el perfil de los mismos y las actividades a realizar durante su estancia en el CCQ variarán según la época del año y las necesidades del proyecto de reintroducción en cada una de ellas. Algunas de las labores que los voluntarios podrán desempeñar serán la observación y vigilancia de los ejemplares, limpieza y acondicionamiento de las jaulas, comederos y bebederos, alimentación de las aves o recolección y distribución de material (cortezas de árbol, ramas y lana) para la construcción de nidos. Los voluntarios podrán, además, seguir de cerca, junto a los técnicos del CCQ, la evolución de todas las fases de cada época de cría, desde el cortejo y las primeras cópulas hasta el nacimiento y el cuidado de los pollos.
El Centro de Cría del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente nace en el año 1996 con el objetivo de reproducir esta especie en cautividad y formar un stock genético que asegurara la supervivencia de las actuales poblaciones europeas y el éxito del Programa Andaluz de Reintroducción. Ubicado en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén), el CCQ es miembro del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP) y utiliza una metodología de trabajo basada en técnicas de cría natural. Hoy es el centro de cría de referencia en España y el segundo en importancia en Europa. En la actualidad el CCQ cuenta con 19 ejemplares de quebrantahuesos y 13 alimoches irrecuperables para la vida en libertad. 
En 2008 la Consejería de Medio Ambiente, titular de las instalaciones, encomienda la gestión del CCQ a la Fundación Gypaetus, entidad privada y sin ánimo de lucro que trabaja desde el año 2000 por la conservación del patrimonio natural y el paisaje de Andalucía y es beneficiaria del proyecto europeo LIFE "Acciones para la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía" un proyecto cofinanciado por la Comisión Europea y en el que participan como socios, la Federación Andaluza de Caza, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA, y la propia Junta de Andalucía a través de su Consejería de Medio Ambiente.
Desde el año 2003, el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla acoge cada verano buena parte de las actividades del campo de voluntariado "Reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía", una iniciativa del Programa de Campos de Voluntariado Ambiental en Espacios Naturales de la Consejería de Medio Ambiente, desarrollada por la Fundación Gypaetus.
Selección de candidaturas por Curriculum Vitae y entrevista personal o telefónica.
INFORMACIÓN, SOCLICITUD E INSCRIPCIONES
Tel. 953720923 y 953220062
E-mail. mario@gypaetus.org
www.gypaetus.org



Temas relacionados 
Guía de Aves, inicio
Copyright © Waste magazine
Anillado de aves Estación Ornitológica de Padul 
Observación de aves




El Quebrantahuesos, recuperación en los Picos de Europa, estudio del equipo de científicos de la Fundacion para la conservacion del quebrantahuesos
El quebrantahuesos llega de forma natural a Cazorla
"Félix", un quebrantahuesos libre en Ordesa


Pollo nacido en Cazorla el 23 de febrero de 2011


Pollo nacido el 24 de marzo de 2010 en 
Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla