-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Un dinosaurio con cuatro alas
Científicos descubren en China fósiles que avalan la teoría de dinosaurios de dos pares de alas


Por Ignacio Ortega / Fotos Xyng Xu - Nature - Ideal
Pekín, 23 ene (EFE).- Un grupo de paleontólogos chinos ha descubierto el primer fósil de dinosaurio con cuatro alas, hallazgo que podría constituir el eslabón perdido en el estudio del misterioso origen de los pájaros. 
"La especie, un Microraptor Gui, es el primer ejemplar de dinosaurio capaz de volar. Además, es la primera vez en la historia que un equipo de científicos encuentra un vertebrado de cuatro alas", asegura Xu Xing, director del proyecto de investigación. 
El último número de la prestigiosa revista "Nature" publica en portada las principales conclusiones del estudio de los científicos chinos, aportaciones que podrían obligar a replantear muchos de los dogmas paleontológicos del siglo XX. 
El Microraptor Gui tenía unos 77 centímetros de largo, unas garras extraordinariamente afiladas y una larga cola, características que le asemejan más a la familia de los pájaros que a los reptiles tradicionales. 
Los fósiles, que incluyen otras especies de dinosaurios y pájaros primitivos, fueron descubiertos en un yacimiento del Cretáceo de hace 110 ó 120 millones de años, ubicado en la provincia nororiental de Liaoning. 
El descubrimiento de esta especie única -un reptil cubierto completamente de plumas y cuyas extremidades evolucionaron en alas-, harán aún más difícil la definición de los pájaros, como los únicos animales que tienen alas y pueden volar. 
Según Xu, investigador del Instituto de Paleontología de Vertebrados y de Antropología de la Academia de Ciencias Sociales, "esta especie de dinosaurios con alas y plumas podría constituir una fase intermedia entre el animal terrestre y el volador". 
"Se podría definir a la nueva especie -capaz de trepar y colgarse de las ramas de los árboles, como los simios en la actualidad- como el eslabón perdido en la evolución entre reptiles y pájaros", precisa. 
Los paleontólogos se han preguntado durante décadas cómo los pájaros aprendieron a volar, y las hipótesis que cuentan con más partidarios son que los dinosaurios aprendieron a planear a partir de sus actividades terrestres o tras vivir entre los árboles. 
Xu señala que este nuevo hallazgo demuestra la existencia de una familia de dinosaurios de pequeño tamaño que desarrollaron la habilidad de volar, tras vivir en los árboles durante cientos de años y acostumbrarse a caer, deslizarse y volver a trepar, para huir de los depredadores. 
La nueva especie ha recibido el nombre de Microraptor Gui en honor del científico chino Gu Zhiwei, prestigioso paleontólogo y profesor de la Academia de Ciencias Sociales, una de las patrocinadoras del proyecto, junto al Ministerio de Ciencia y Tecnología. 
Científicos chinos ya descubrieron el pasado año un fósil de reptil volador que vivió hace 150 millones de años en Mongolia Interior (norte), especie conocida como "pterosauro". 
"Esta especie desarrolló la capacidad de volar 70 millones de años antes que los pájaros. Este reptil tenía pelo y un esqueleto similar al de los pájaros, pero también contaba con membranas como los cocodrilos", aseguró Wang Xiaolin, paleontólogo de la Academia de Ciencias Sociales. 
Posteriormente, en julio, un equipo de geólogos encontró un fósil de dinosaurio volador de la familia de los Terópodos en el noreste de China, especie que guarda un estrecho parentesco con el Archaeorteryx -especie voladora más primitiva conocida por el hombre- descubierta en Alemania en 1860". 
China se ha convertido con el paso de los años en un filón jurásico de incalculable valor, como quedó de manifiesto en el descubrimiento en 1994 del primate más antiguo de la historia, un diminuto mono que medía medio palmo y que vivió hace 45 millones de años 

CUENCA, "ÁREA FAVORABLE" PARA ENCONTRAR DINOSAURIOS CUATRO ALAS 
Madrid, 23 ene (EFE).- La serranía de Cuenca es una de las áreas más favorables del mundo para encontrar fósiles de dinosaurios con cuatro alas como el descubierto recientemente en el otro filón jurásico del Planeta, en China, declaró hoy el catedrático de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid, José Luis Sanz. 
El catedrático explicó en una entrevista a Efe que es posible encontrar en Cuenca este tipo de ejemplares debido a que la región posee una antigüedad similar al yacimiento chino del Cretáceo, de unos 120 millones de años, y a que su terreno está compuesto por sedimentos continentales idóneos para preservar restos fósiles. 
Sanz, quien mantiene contactos con los paleontólogos chinos que investigan el hallazgo del "Microraptor Gui", recordó que fue en Las Hoyas (Serranía de Cuenca) donde se encontró, en 1996, el primer dinosaurio capaz de volar con 115 millones de años de antigüedad, y señaló que "en China se halló en el mismo ecosistema una auténtica panoplia de especies sincrónicas, desde dromesaurios como éste hasta aves primitivas". 
Las cuatro alas de este peculiar dinosaurio son "muy sorprendentes" y suponen, en su opinión, una "evidencia incontestable desde el punto de vista paleontológico de que este animal era realmente capaz de volar". 
"Hasta ahora, no existían pruebas sobre una formación de plumas de estas características en ningún ave conocida ni en ningún sitio del mundo", explicó Sanz, quien destacó que "la disposición geométrica de sus plumas anteriores es muy parecida a las posteriores, lo cual dificultaba mucho su movilidad terrestre". 
De acuerdo con el catedrático, las características de este volador jurásico reafirman la llamada "hipótesis del dinosaurio arborícola", que contempla su evolución desde unos antecesores trepadores que vivían en las copas de los árboles hacia especies "planeadoras" que más tarde desarrollaron el vuelo batido de las aves actuales. 
No obstante, Sanz precisó que "hacen falta nuevos hallazgos que confirmen esta teoría, ya que el Microcraptor Gui puede no estar directamente relacionado con el origen de las aves, sino formar parte de una rama muy especializada de la especie". 
En este sentido, el catedrático reconoció que la "hipótesis del corredor" que él defiende, según la cual las aves proceden de dinosaurios corredores que desarrollaron "protoalas" en sus extremidades posteriores, se ha tambaleado con este ejemplar de cuatro alas, pero añadió que "queda mucho por investigar y quizá encontremos la próxima evidencia en Cuenca". 
Temas relacionados 
UN ASTEROIDE AYUDÓ A LOS DINOSAURIOS A DOMINAR LA TIERRA
Evolución, paleoantropologia

Descubierto vivo un insecto coetaneo de los dinosaurios

Copyright © Waste magazine