VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 


TEMAS * ESPACIOS NATURALES * ALPUJARRA Y SIERRA DE LÚJAR----------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste------------
--

 
De los olivos centenarios a las minas de Órgiva
Recorrer el sendero de los Mineros es rememorar la historia de las gentes de la Alpujarra
Situados junto al Guadalfeo, han sido testigos de la evolución cosmopolita de la comarca
Las minas de Lújar y los más de 200 olivos centenarios repartidos por la ‘Vegueta’, de Órgiva, son parte de las particularidades de las tierras situadas junto al Guadalfeo
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
Funcionaron hasta 1989. Los vecinos de Órgiva y  quienes recorrían las carreteras que desde el Guadalfeo accedían a la Alpujarra y la Contraviesa, recuerdan las vagonetas cargadas de mineral de plomo que se desplazaban por el aire sobre un cable, tipo teleférico, y que cruzaba la serpenteante carretera comarcal hacia el Haza del Lino, junto a la aldea de Tablones. 
Las minas de Órgiva, que se encuentran en la ladera norte de la sierra de Lújar, forman parte de la historia de las gentes de una comarca que sufrió un tremendo desplome con los paulatinos cierres de estas explotaciones de fluorita, plata y plomo. En la actualidad solo se mantiene una pequeña explotación de fluorita. Aún quedan 145 kilómetros de galerías y casi medio centenar de túneles conectados entre sí y que algunos pueden recorrerse aunque no es recomendable. 

Se llama el sendero de los Mineros. Es un recorrido de algo más de 8 kilómetros de fuertes subidas, circular, y que parte desde la carretera entre Órgiva y Vélez de Benaudalla, a solo dos kilómetros del puente de Órgiva, en la entrada principal de los senderos de la Sierra de Lújar. Este camino, que puede hacerse en coche, pero no está apto para todos los vehículos, discurre entre barrancos para internarse en la sierra, y toma un sendero, una vereda, señalizada, que era la que hacían los mineros para cortar camino, pero es muy empinado. El carril llega a la primera de las grandes minas, donde se ha restaurado una de las casas antiguas y hay paneles informativos donde conocer los detalles de la minería en estas montañas. Solo con haber llegado a este punto, a unos tres kilómetros del inicio, ya sería suficiente, pero más arriba, en la cota más alta del sendero, a 1.200 metros, se encuentra la mayor de las minas, el pozo de San Luis, con galerías dobles y el lugar donde hubo mayor actividad. 

Árboles de los romanos
Es un recorrido que puede complementarse con otro más tranquilo y familiar, y conocer los olivos centenarios de Órgiva. 
Sus troncos muestran las señales de miles de inviernos, de las estaciones y también las civilizaciones, de épocas en las que gobernaba el emperador Augusto, otras  en las que la ciudad se llamó Albasatch de Orjiva y tiempos de expansión minera, agricultura, guerras y la historia reciente del descubrimiento de este territorio como lugar de destino de pequeñas y grandes fortunas de los más remotos lugares del mundo. 
En el siglo XXI en los campos de Órgiva, en parajes como La Veguera se habla inglés, francés, holandés, e incluso ruso. Las tierras entre los ríos Guadalfeo y Chico son propiedades privadas en las que lo que no ha cambiado son los testigos de la historia, la presencia de más de doscientos olivos centenarios, ejemplares que fueron plantados en tiempos de los romanos y en la etapa en la que estas tierras formaban parte del Reino de Granada y tuteladas por los nazaríes.
El paso de las civilizaciones, e incluso los expolios a los que fueron sometidos a final del siglo XX, cuando algunos ejemplares fueron extraídos para replantarlos en mansiones y fincas de la costa del Sol, Granada y Madrid, no han podido acabar con estos árboles que ahora se han convertido en un atractivo natural más de esta población límite entre la Alpujarra y la sierra de Lújar.

Contemplar la belleza y magnitud de estos ejemplares de Olea europaea es el objetivo de una ruta que  desde varios puntos de la localidad se adentra en zonas como el camino del Zute, la Vegueta, la cuesta de Jaramuza y el pago del río Chico, es conocer en toda su plenitud como la vega de Órgiva es ahora un territorio cosmopolita pero que conserva sus esencias alpujarrenses. Aunque hay una ruta señalizada que parte desde el interior del núcleo urbano, con aproximadamente 1,5 kilómetros de recorrido en dirección noreste, la mejor forma de acercarse a los grandes olivos y verlos de cerca aunque se encuentran en el interior de fincas privadas, es la ruta que parte frente a la venta situada junto al puente sobre el Guadalfeo y que baja hacia el río y se dirige aguas abajo por un carril paralelo al cauce. Solo hay que seguir este camino hasta cruzar el cauce de un arroyo, que es donde se inicia un camino que asciende en dirección al pueblo entre fincas que, en su mayoría están valladas, pero al borde del carril se encuentran, los primeros árboles centenarios. Sus troncos delatan la edad que tienen. Formaciones leñosas cargadas de marcas del paso de los años y múltiples cosechas. No es posible confundirlos con el resto de los olivos que se encuentran en el recorrido, ellos mismos se delatan. sus formas son complejas y sus grandes troncos contrastan con las finas ramas que sobresalen para formar las copas, es la muestra de que han sido podados durante siglos para conseguir el mayor potencial posible de frutos.

El recorrido es zizagueante entre fincas. Son aproximadamente cinco kilómetros que acceden hacia el núcleo urbano, que es un buen lugar para terminar el recorrido. También es posible volver por donde se ha llegado tras disfrutar con la contemplación de algunos de los ejemplares arbóreos más interesantes y longevos de la península Ibérica.
No tienen una figura jurídica que los proteja. Algunos de los propietarios de las fincas, relacionados con diferentes administraciones, han pedido su inclusión en catálogos de bienes naturales protegidos, y esperan que la posible declaración de la Alpujarra como Patrimonio de la Humanidad englobe a estos testigos de excepción de la historia.


Temas relacionados
Sierra de Lújar

Azud de Velez
Acantilados de Calahonda -Castell
Las Angosturas de Albuñol (Granada)
Alcornocal Haza del Lino
Charca de Suarez
Parque de los Pueblos de América Motril Granada
Fauna en Waste Magazine
Guía de aves
Reportajes de naturaleza

 
 

vídeopromoción






PROMOCIONADO


Video: Sierra de Lújar


Reportaje publicado en IDEAL el 12 de agosto de 2013
Serie: Panorámicas

¿Cómo llegar? a las minas
Accesos: El punto de inicio del recorrido está en la carretera entre Órgiva y Vélez de Benaudalla. a solo dos kilómetros del puente sobre el Guadalfeo se encuentra la entrada a un carril que accede a la sierra de Lújar, con un cartel informativo sobre el paraje natural. Es el inicio del sendero de las minas.
Senda: Se puede hacer en coche, pero es preferible realizarlo andando y utilizar la vereda de los mineros que parte poco después del inicio, pero es muy empinada.
Centro: Tras tres kilómetros de subida por un carril en zig-zag se llega a la primera gran mina con un centro de interpretación en una vieja casa rehabilitada.
Coordenadas: Carril a la sierra;  36°52’47.16»N - 3°25’13.69’’. Centro de interpretación: 36°51’55.56’’N - 3°25’22.16’’O.
Mina de San Luis, la más alta: 36°51’48.87’’N   3°25’37.58’’O
 

¿Cómo llegar? a los olivos centenarios
Accesos: Si se llega desde la carretera de Vélez de Benaudalla, cruzar el puente sobre el Gaudalfeo en dirección a Órgiva. A solo 100 metros, frente a la venta, surge un carril que baja hacia el río y discurre paralela al cauce hasta que se cruza un arroyo. Ahí comienza la ruta que proponemos.
Ruta: Asciende por caminos entre fincas particulares en dirección al pueblo durante 5 kilómetros. Los olivos bordean el camino y se ven entre los campos.
Coordenadas: Punto donde dejar el coche. 36º57’07.24’’N - 3º24’57.64’’O








Reportaje publicado en IDEAL

La sierra de Lújar quiere ser ‘parque’
Frontera entre el Mediterráneo y Sierra Nevada, espera una figura de protección integral
Diversidad biológica y usos tradicionales en un territorio de barrancos, tajos y misteriosas galerías donde aún se extrae el plomo creado hace 200 millones de años


 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es