VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

FAUNA * ANIMALES DE CIUDAD---------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste-----
.
Animales de ciudad, vecinos en el balcón
La metrópoli es el nuevo hábitat de decenas de especies de fauna atraídas por la comida fácil y refugios más seguros
El éxodo desde los campos a la ciudad se impone día a día, la escasez de alimento en el ámbito rural propicia la colonización de las urbes por especies ‘oportunistas’ 
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / Waste e IDEAL

Algunos animales han acompañado al hombre a través de su colonización de los espacios urbanos, otros llegaron despues, al abrigo de las ciudades, aprovechando la abundancia de comida, el calor de las urbes y la diversidad de espacios donde refugiarse. Los animales que habitan junto al hombre en las ciudades se han convertido en comunidades con características muy específicas. Jardines, bosques, parques, estanques y edificios son algunos de sus lugares elegidos. En las ciudades costeras, la fauna se complementa además con especies marinas, siendo alli habitual ver sobrevolar gaviotas y gran cantidad de aves migratorias. 

 
Animales urbanitas
Vivir en la ciudad

La presencia de una hembra de jabalí en el centro de la ciudad es algo más que un hecho extraordinario. Es una voz de alerta que debemos escuchar, una señal de que algo ocurre en la naturaleza, de que algo cambia para que decenas de especies silvestres conviertan las metrópolis en hábitat de supervivencia, en destino de una inmigración obligada por la búsqueda de alimento y refugio. El cambio climático, abandono de cultivos, uso de insecticidas, pesticidas y la conversión de territorios naturales en zonas de expansión inmobiliaria tiene un coste que la fauna ya ha empezado a pagar y que también pasará factura a la humanidad. Decenas de especies animales han iniciado el éxodo del campo a la gran urbe. Los primeros signos fueron la mayor presencia de animales en el entorno de los pueblos, de cortijos y zonas de cultivo, donde ciervos y cabras monteses encontraban   sembrados para comer. Los rastros de los jabalíes, siempre ocultos y huidizos, se dejaban ver en las proximidades de las casas, en alamedas y riberas, e incluso los zorros, generalmente miedosos, se atrevían a internarse incluso por calles de cortijadas y pueblos. El siguiente paso era evidente: colonizar la metrópoli. 

Más de medio centenar de especies de fauna silvestre han convertido a la ciudad en su hábitat, y la mayoría  no solo la visitan para comer, sino que se quedan a vivir en ella como un vecino más. No es de extrañar que el sonido que percibimos en el balcón de la casa colindante sea el que emite una familia de cernícalos que ha encontrado en los maceteros vacíos un lugar perfecto para crear su hogar. Cuatro polluelos de esta rapaz que se alimenta de roedores, pequeños reptiles y grandes insectos, han crecido en el balcón de un piso deshabitado. Junto a ellos, en los huecos del tejado, colonias de vencejos recuperan los nidos que abandonaron el pasado otoño; un colirrojo tizón ha pasado el invierno y quizás no se marche en el verano a buscar pareja en zonas de sierra, a mayor altitud (como ha hecho en años anteriores). 

La ciudad ofrece los recursos que ya no encuentran en el medio natural, donde hay menos campos cultivados y, por tanto, menos posibilidades de vida para micromamíferos (topillos, ratones...) que son el sustento de grandes aves, y de depredadores como zorros, gatos monteses, comadrejas y zorros, que empiezan a verse merodear en el interior de la capital, donde los vigilantes habituales de parques y de zonas con menor presencia humana como cármenes y palacetes, saben de la existencia de familias de garduñas, tejones y jinetas. Y en espacios como los jardincillos del Salón, habitan grupos de críalos. Las ardillas, casi inexistentes hace solo una década, se adueñan ya de los grandes árboles de casi todos los parques y jardines. En los bordes del río, no solo hay patos semidomésticos abandonados, sino que abundan las lavanderas, bisbitas, golondrinas y aviones, aves típicas de humedales y lagunas. Cárabos comunes y una pequeña rapaz, el autillo, ponen su canto a las noches estivales junto al paseo de los Basilios, donde colonias de murciélagos vuelan al atardecer en busca de insectos.

Evidencia
Los biólogos indican que la colonización de la ciudad por parte de especies silvestres es una realidad palpable. Juan Ramón Fernández Cardenete, afirma que se aprecia la presencia de Arrendajos, un ave típicamente forestal, e incluso cada vez hay más urracas, grajillas y otra ave también muy selectiva que ya no hace feos a la gran urbe, el rabilargo, de tamaño medio y tonalidades azuladas. Indica también que los anfibios y reptiles crecen en los ambientes urbanos, sobre todo en acequias, fuentes y albercas. E  incluso está constatada la presencia de libélulas muy exclusivas, como la africana Trithemis kirbyi citada por el biólogo Ángel Romero en la fuente de la Caleta. 

José Miguel Barea Azcón, técnico de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, confirma que se han dado avistamientos de especies que generalmente huían de las zonas urbanas, y que se han incrementado los lugares en la capital que algunas especies utilizan como refugio en épocas de más frío en la montaña. Aunque no hay datos científicamente constatables, para los expertos, la impresión es de que el cambio climático afecta de forma considerable en ese ‘exodo’ hacia la gran urbe.

La ciudad tiene su fauna urbanita habitual, como los gorriones, vencejos, mirlos en los parques, palomas y algunos reptiles como  lagartijas y salamanquesas. Son especies a las que se han añadido otras más exclusivistas, como los lagartos ocelados,  e incluso culebras de agua y escalera. Otras especies, llegan a convertirse en verdaderas plagas, como ocurre con los estorninos, que al no encontrar grandes arboledas en el campo, ocupan los árboles de las plazas de la ciudad para refugiarse, y también reproducirse. De hecho, la mayoría de los estorninos que vuelan sobre Granada no son foráneos, nacieron en la ‘Trinidad’.


La Alhambra
Procedentes de centroeuropa llegan cada año numerosas aves que encuentran en la Alhambra un refugio ideal, debido al aporte de comida que les ofrece la vegetación existente y al mismo tiempo los grandes árboles y oquedades les ofrecen perfectos lugares de nidificación. 
 


Ardilla roja / Sciurus vulgaris
En los espacios boscosos periurbanos la fauna existente es muy abundante y diversa, pero en cada jardín del interior de nuestras ciudades podemos encontrar también un buen número de especies habituales. Estas vienen condicionadas por la variedad de especies vegetales que alli habiten y que en al menos un 60% suele ser de repoblación. En estas zonas abundan las mariposas, lombrices (Lumbricus terrestris), babosas, caracoles, arañas, salamanquesas y si además tienen estanques podemos encontrar libélulas, ranas, peces como la carpa común y aves como las ánades y Aythya ferina  (Porrón europeo) 


Anas platyrhynchos (Anade azulón) / Motacilla alba (Lavandera blanca)

Los estorninos y las lavanderas utilizan la ciudad como dormitorio, y en plazas y arboledas se pueden concentrar un buen número de individuos. Las golondrinas visitan las zonas urbanizadas desde hace miles de años para reposar, alimentarse y reproducirse y se las considera muy beneficiosas porque se alimentan de insectos. 


Hirundo rustica (Golondrina común) /Delichon urbica (Avión común)



Apus apus, Vencejo común
Se le ve siempre a primera hora de la mañana y de la tarde sobrevolando las ciudades en bandadas. Pasa gran parte de su vida en vuelo, incluso descansa y se aparea en vuelo. La actividad en las primeras luces de la mañana y de la tarde es frenética.


EDIFICIOS Y CEMENTERIOS


En el centro de la ciudad habitan fundamentalmente ratas, cucarachas y murcielagos. 
Las ratas si sus poblaciones son controladas pueden causar un efecto beneficioso para las ciudades ya que contribuyen  a que no se acumule demasiada materia orgánica en las canalizaciones y evitar asi que puedan darse explosiones por combustión.


Las palomas prefieren los cascos históricos ya que aqui encuentran un gran número de oquedades donde descansar y la comida es suministrada por los transeúntes y los habitantes más antiguos de la zona.

Es frecuente también ver gorriones o los vencejos que nidifican cada año. Entre las celosías del Patio de los Leones podemos ver revolotear un gran número de gorriones y vencejos. 


Las grajillas /Corvus monedula también son cada vez más frecuentes en ambientes urbanos

El grupo más abundante es el de los insectos, saltamontes, grillos, termitas, chinches, pulgones, polillas, abejas, moscas, mosquitos, hormigas, tijeretas, mariposas y escarabajos son algunos de nuestros inquilinos habituales. Hay algunas especies que tambien han sufrido recesiones como el caso de algunas mariposas como el gran pavón (Saturnia pyri)

En los cementerios viven muchas de estas especies como los caracoles, babosas, lombrices, insectos y algunas lagartijas, aunque estas últimas prefieren muros viejos y tapias de viviendas.

Flora y Fauna del cementerio


Las cigueñas también se han adaptado a este ambiente urbano, siendo cada vez más frecuente verlas en lo alto de algunos edificios e incluso en los vertederos compitiendo con las gaviotas por comida, hasta tal extremo que la abundancia de comida hace que no emigren y permanezcan durante todo el año en estas zonas. 
Athene noctua (Mochuelo) y Pica pica (Urraca) son otras de las especies que se han adaptado a estos asentamientos donde conseguir comida es fácil, las temperaturas son más elevadas y existen multitud de sitios donde resguardarse.

Passer domesticus / gorrión  //  Pica pica (Urraca)

De todas estas especies hay que destacar a los gorriones cuya adaptación al hombre es tal que ya no es capaz de sobrevivir sin su presencia. Repulsivos como las cucarachas o las ratas, bellas como las mariposas, beneficiosos como las golondrinas o perjudiciales como las termitas, todos conforman una comunidad irremediablemente unida a la especie humana.




Chroicocephalus ridibundus = Larus ridibundus / Gaviota reidora
Las gaviotas no solo colonizan habitats marinos sino que pueden encontrarse tierra adentro en busca de comida. Los vertederos son buena muestra de ello y en numerosas charcas y embalses, son abundantes en zonas de marismas y puertos cercanas a poblaciones


Egretta garcetta (Garceta) es frecuente en los puertos



Aves
Aegithalos caudatus (Mito)
Alectoris rufa (Perdiz roja)
Anthus pratensis (Bisbita comun)
Apus apus (Vencejo común)

Asio otus (Buho chico)
Athene noctua (Mochuelo)
Bubo bubo (Buho real)
Carduelis carduelis (Jilguero)
Carduelis chloris (Verderón)
Carduelis spinus (Lúgano)

Columba livia (Paloma)
Columba palumbus (Paloma torcaz)
Coccothraustes coccothraustes (Picogordo)
Emberiza cia (Escribano Montesino)

Erithacus rubecula (Petirrojo)
Falco naumanni (Cernícalo primilla)
Fringilla coelebs (pinzón vulgar)
Garrulus glandarius (Arrendajo)
Monticola solitarius (Roquero solitario)
Motacilla alba (Lavandera blanca)
Merops apiaster (Abejaruco europeo)
Otus scops (Autillo europeo)
Periparus ater = Parus ater (Carbonero garrapinos)
Cyanistes caeruleus = Parus caeruleus (Herrerillo)
Lophophanes cristatus = Parus cristatus (Herrerillo capuchino)
Parus major (Carbonero común)
Passer domesticus (Gorrión común)
Phoenicurus ochruros (Colirrojo tizón)
Pica pica (Urraca)
Ptyonoprogne rupestris (Avión roquero)

Sturnus vulgaris (Estornino pinto)
Sturnus unicolor (Estornino)
Streptopelia decaocto (Tórtola turca)
Sylvia atricapilla (Curruca capirotada)
Troglodytes troglodytes (Chochín)
Turdus iliacus (Zorzal alirrojo)
Turdus merula (Mirlo Común)
Upupa epops Abubilla
Temas relacionados 

Flora y Fauna del cementerio
LA FAUNA DE LA ALHAMBRA

Copyright © Waste magazine

vídeopromoción






Reportaje publicado en DEAL en mayo d 2014








Monticola solitarius, Roquero solitario, Blue Rock-thrush
fotografiado entre las almenas de la Alhambra


 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es