1997 * 2017   #20 Aniversario

WASTE Magazine

WASTE Magazine




CHARCAS DE MAREA

CUANDO EL MAR 'TOCA' TIERRA
Descubre los espacios intermareales, un hervidero de biodiversidad marina que sobrevive a expensas de las mareas

J. E. GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE


PAÍSAJES Y BIODIVERSIDAD

CUANDO EL MAR 'TOCA' TIERRA

Descubre los espacios intermareales, un hervidero de biodiversidad marina que sobrevive a expensas de las mareas
Alevines, cangrejos, gambas, moluscos, erizos, estrellas, habitantes de aguas someras ocupan los charcos que crea el mar

Por JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE * WASTE MAGAZINE
Son transparentes casi por completo, solo unas líneas amarillentas y rojizas les delatan. Son minúsculas gambas que se mantienen entre dos aguas, junto a las piedras que les sirven de protección. Nadan en grupo, casi en formación, para desplazarse por el escaso espacio inundado entre las piedras de la orilla de la playa, unos metros tierra adentro del rompeolas, el punto hasta donde llegó el agua una horas antes con el máximo de la pleamar. Fueron arrastradas por la fuerza de las olas hasta depositarlas en los efímeros charcos intermareales, donde esperan el regreso de la marea alta junto a otros seres vivos, habituales de los espacios que el mar inunda de forma temporal, cangrejos, estrellas, alevines de peces que se aventuraron a nadar cerca de la superficie y los rompientes. Son parte de la biodiversidad  que cada día sobrevive a expensas de las mareas, y que forman parte de un ecosistema realmente singular, un hábitat efímero para especies que pueden desplazarse y permanente para quienes han de vivir adheridos al sustrato o tienen una menor capacidad de desplazamiento, como los tomates de mar, anémonas y moluscos.


VÍDEOS *

CHARCAS DE MAREA / GUARDIAS VIEJAS *  VÍDEO: MERCHE S. CALLE Y  J. E. GÓMEZ



Observar los espacios intermareales es una magnífica forma de conocer algunas de las especies que viven en las aguas someras del litoral, en las zonas poco profundas donde un hervidero de vida se desarrolla día a día, ya que en ocasiones son desplazadas por la fuerza de las olas que bañan espacios llanos, rocosos, con múltiples oquedades que se quedan inundadas al producirse la bajamar. La costa oriental de Andalucía posee diversos tipos de espacios mareales que pueden ser protagonistas de una jornada de observación de la naturaleza. Cualquier zona de litoral donde las rocas se adentren en el mar de una forma suave genera charas de marea o, al menos, aguas poco profundas que dejan ver qué se mueve entre ellas. Los terrenos calcáreos donde la piedra es erosionada con facilidad son los que mayor cantidad de charcas generan, como ocurre en las playas del litoral de Almería, especialmente en zonas de Cabo de Gata y otras más en el poniente como las de Guardias Viejas con un impresionante roquedo que es cubierto por las mareas. En Granada, las playas de arenas gruesas y rocas procedentes de derrumbes de acantilados, sobre todo generan puntos de aguas someras con una gran biodiversidad, como la cala de la Rijana, los peñones de Melicena y espacios situados al extremo de poniente de Carchuna. Pero el ecosistema intermareal se aprecia de una forma clara es bajo los acantilados que desde la Caleta de Salobreña se expanden hacia Almuñécar, las rocas caídas dejan huecos que el mar rellena día a día con una gran profusión de especies. Igual que al oeste de la playa de El Pozuelo de Almuñécar, junto al peñón donde se levanta la torre del Tesorillo, las aguas someras son refugio de alevines y decenas de especies marinas.

Pegados a las paredes de las charcas, viven especies conocidas por todos, los tomates de mar, que poseen un intenso color rojo, redondos cuando están cerrados y que se abren para dejar paso a seis coronas con más de 200 pequeños tentáculos, Igual que las anémonas, que de colores blanquecinos y morados mueven sus tentáculos entre las aguas. Hay que tener cuidado con tomates y anémonas, ya que poseen nematocistos, que son pequeñísimos arpones que se clavan en la piel y segregan sustancias tóxicas. Es el mismo sistema que utilizan las medusas para paralizar a sus presas. También las hay en las charcas de marea. Suelen ser de la especie más pequeña y urticante, Pelagia noctiluca, con su sombrero de color morado y tentáculos semitransparentes.

Los movimientos rápidos en el agua de los charcos son producidos por alevines de peces, generalmente bogas, herreras, e incluso algún pequeño salmonete de roca, cabrillas y fredis, pero los que más abundan, sobre todo si los charcos son muy poco profundos, son los blenios. Para ellos, el charco de marea es parte de su hábitat. La especie más habitual es Parablennius rouxi, un pececito de menos de 5 centímetros, blanco de ojos rojos y dos líneas transversales de color marrón, casi negro que se quedará mirando a quien se asome a su pequeño mundo y se ocultará de inmediato ante el más mínimo movimiento.

El mar toca tierra y se queda en ella durante al menos seis horas dos veces al día, el tiempo que numerosas especies esperan para renovar el agua de su efímero ecosistema y el periodo que otros han de esperar para volver al mar.



FOTOGALERÍA

ATRAPADOS EN LAS CHARCAS DE MAREA

Decenas de organismos marinos viven una existencia efímera en el agua que queda rezagada tras la bajamar
Reportaje publicado 2-julio 2013

JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE * WASTE MAGAZINE

Cada seis horas la orilla del mar cambia de lugar. Es la consecuencia directa de las mareas, la subida y bajada del nivel de las aguas que conocemos como pleamar y bajamar, y que no solo es un cambio en el paisaje, es también la vida y la muerte de decenas de especies marinas, de organismos vivos que dependen del agua que les llega con la pleamar y queda atrapada entre rocas y arenales, son los charcos de marea, un universo sorprendente y digno de ser observado.


Aidablennius sphynx
El 30 de junio la pleamar en la costa de Granada ha sido a las 7,45 horas de la mañana, (el horario cambia cada día según la posición de la luna) el agua ha cubierto las rocas más cercanas al rompeolas y la orilla está unos metros más arriba. Entre las rocas se observan huecos cubiertos de agua. En algunos de ellos hay entre 20 y 10 centímetros de profundidad, lo suficiente para que gobios, cangrejos, tomates de mar, anémonas, estrellas, erizos, gambas, e incluso alevines de diversas especies logren sobrevivir el tiempo que tardará en volver a llegar el agua de la siguiente pleamar.

Un pequeño charco entre las rocas, en el que aparentemente no hay nada que mirar es un universo plagado de biodiversidad. Con solo un poco de atención se aprecian movimientos en la superficie, cmabios de color y pequeñas burbujas de aire. A contraluz se observan minúsculas líneas de color amarillo y rojo que en lugar de nadar se mueven a saltos. Son gambitas, camarones y quisquillas, de pequeño tamaño, casi transparentes, las más habituales son de la especie Palaemon elegans. Se refugian en estas rocas a pesar de estar a expensas del agua de las mareas. Se ocultan entre diversas especies de algas, que como ramilletes de color verde y marrón tapizan los fondos y laterales de los charcos, algunas de ellas se consideran invasoras y forman verdaderas alfombras, como Asparagopsis armata, y las más curiosas del litoral mediterráneo de Andalucía Oriental, Codium tomentosum, de color verde que tiene forma de dedos.

Pegados a las paredes de las charcas, en los lugares que han sido batidos por las olas en la pleamar y en días de mar rizada y de temporal, viven especies conocidas por todos, los tomates de mar, Actinia equina que poseen un intenso color rojo, redondos cuando están cerrados y que se abren para dejar paso a seis coronas con más de 200 pequeños tentáculos para intentar atrapar pequeños peces, crustáceos y moluscos. Igual que las anémonas, que de colores blanquecinos y morados mueven sus tentáculos entre las aguas de la charca. Hay que tener cuidado con tomátes y anémonas, ya que poseen nematocistos, que son pequeñísimos arpones que se clavan en la piel y segregan sustancias tóxicas. Es el mismo sistema que utilizan las medusas para paralizar a sus presas y que provoca reacciones adversas en el hombre. También las hay en las charcas de marea. Han quedado atrapadas tras ser arrojadas allí por las olas. Suelen ser de la especie más pequeña y urticante, Pelagia noctiluca, con su sombrero de color morado y tentáculos semitransparentes. La mayoría de las medusas que quedan en los charcos mareales no llegan a soportar las condiciones de calor y falta de oxígeno que se producen durante las horas que pasan sin que el agua vuelva a llegar.
Los movimientos rápidos en el agua de los charcos son producidos por alevines de peces, generalmente bogas, herreras, e incluso algún pequeño salmonete de roca, cabrillas y fredis, pero los que más abundan, sobre todo si los charcos son muy poco profundos, son los blenios. Para ellos, el charco de marea es parte de su hábitat. La especie más habitual es Parablennius rouxi, un pececito de menos de 5 centímetros, blanco de ojos rojos y dos líneas transversales de color marrón, casi negro.

Los espacios intermareales son el lugar donde viven numerosas especies de moluscos, que tapizan las rocas, como los mejillones, litorinas, pequeñísimas y con conchas nacaradas en espiral, y diversos tipos de lapas, entre ellas la Patella ferruginea, exclusiva del litoral granadino. Hay otros organismos con concha que forman colonias en los charcos de marea, son crustáceos que se llaman bellotas de mar (Chthamalus montagui). Llegan a ocupar grandes extensiones de roca que comparten con moluscos y algas, como la Padina pavonica, que tiene forma de ondas y se les llama gitanilla, y otra alga de aspecto calcáreo que se denomina Coralina mediterranea (Corallina elongata).

Y cangrejos. Los charcos y rocas son hábitat de crustáceos algunos de ellos minúsculos, como el Acanthonyx lunulatus, que mide poco más de un centímetro, y los más habituales, el cangrejo corredor (Pachygrapsus marmoratus) que incluso gusta de tomar el sol fuera del agua.
Al fondo de estos pequeños universos de vida se refugian los erizos, una presencia habitual en zonas rocosas de las costas mediterráneas, con dos especies habituales, Paracentrotus lividus que se conoce como erizo de mar y Arbacia lixula, que es el erizo negro. Las dos tienen un curioso comportamiento que se ve claramente en estos charcos. Colocan conchas, piedras y algas entre sus púas para intentar camuflarse y pasar desapercibidos.


vídeopromoción

PROMOCIONADO

 

BIODIVERSIDAD



Arenaria interpress, Vuelvepiedras


UNA DESPENSA PARA AVES

La gran cantidad de organismos que se encuentran concentrados en los espacios intermareales, se convierten en una magnífico territorio de caza para aves. Es fácil ver un ave acuática denominada Arenaria interpres, a la que vulgarmente se conoce como vuelvepiedras por su costumbre de dar la vuelta a las piedras que encuentra en los espacios intermariales en busca de invertebrados. Esta especie, igual que los ostreros y correlimos, hacen su agosto en los charcos. Allí se alimentan de invertebrados, pequeños peces y moluscos. Las gaviotas también se acercan a los charcos de marea, aunque en busca de ejemplares algo más crecidos de cangrejos y peces.

Especies presentes en este espacio natural


Anemonia sulcata (Anemona de mar)
 
Cnidarios
Actinia equina (Tomate de mar) 
Aglaophenia pluma (Plumas) 
Aiptasia mutabilis (Ortiga blanca) 
Anemonia sulcata (Anemona de mar) 
Astroides calycularis (Coral anaranjado)
Pelagia noctiluca (Aguamala)

Equinodermos
Arbacia lixula (Erizo negro) 
Paracentrotus lividus (Erizo de mar) 
Sphaerechinus granularis (Erizo violáceo)



Acanthonyx lunulatus
Crustaceos
Acanthonyx lunulatus
Balanus perforatus (Bellota de mar) 
Balanus trigonus (Balanus de tres filos)
Chthamalus montagui /Chthamalus stellatus (Bellota de mar)
Clibanarius erythropus

Eriphia verrucosa (Cangrejo moruno)
Ligia italica (Cochinilla de mar)
Liocarcinus depurator (Cangrejo del atún, cangrejo fino)
Liocarcinus corrugatus (Cangrejo de arrugas)
Pachygrapsus marmoratus (Cangresjo corredor)


Colpomenia sinuosa
Algas
Colpomenia sinuosa
Corallina elongata
Cystoseira mediterranea
Dictyota dichotoma
Dictyota fasciola
Jania rubens
Padina pavonica
(Gitanilla)
Ralfsia verrucosa
Ulva intestinalis
Ulva lactuca (Lechuga de mar)

Moluscos
Chiton olivaceus (Quiton)
Columbella rustica
(Trompetita)
Conus ventricosus /mediterraneus
Dendropoma petraeum
Littorina littorea (Bígaro común)
Littorina neritoides /Melarhaphe neritoides
(Bígaro enano)
Monodonta turbinata (Peonza)
Mytilus galloprovincialis
(Mejillón de roca)
Mytilus edulis
(Mejillón atlántico)
Ostrea edulis
Patella caerulea 
Patella ferruginea
Patella rustica (Lapa)
Pisania striata
Siphonaria pectinata
Stramonita haemastoma

Peces
Aidablennius sphynx (Dormilón)
Coris julis (Doncella) 
Chelon labrosus (Lisa)
Chromis chromis (Castañuela)
Diplodus annularis (Raspallón) 
Diplodus cervinus (Sargo imperial) 
Diplodus puntazzo (Sargo picudo)
Diplodus sargus (Sargo común)
Diplodus vulgaris (Mojarra) 
Gobius bucchichi  (Gobio) 
Mullus surmuletus (Salmonete de roca) 
Parablennius gattorugine (Cabruza)
Parablennius pilicornis (Moma, vieja)
Parablennius rouxi (Babosa de banda oscura) 
Parablennius sanguinolentus (Lagartina)
Salaria pavo

Aves
Arenaria interpres (Vuelvepiedras)
Calidris alba (Correlimos tridáctilo)
Chroicocephalus ridibundus =
Larus ridibundus
(Gaviota reidora)
Egretta garzetta (Garceta Común)
Haematopus ostralegus (Ostrero)

Larus audouinii (Gaviota de Audouin)
Larus cachinnans (Gaviota patiamarilla)
Larus fuscus (Gaviota sombría)
Pluvialis squatarola (Chorlito gris)
Thalasseus sandvicensis (Charrán patinegro)


TEMAS RELACIONADOS


CORRALES DE ROTA
Charcas intermareales en el Atlántico.
Fotos, especies, datos, fichas, vídeos



GUÍA DE ESPECIES MARINAS

LITORAL DEL SUR DE EUROPA


Especies que habitan las aguas marinas y continentales. Datos, fotos, fichas, vídeos

FOTOGALERÍA, VÍDEO, BIODIVERSIDAD



PAISAJES Y BIODIVERSIDAD

Una serie de reportajes para mostrar la riqueza natural que nos rodea, sus ecosistemas y a sus singulares habitantes. 
Granada y las tierras del sureste de Andalucía poseen la mayor diversidad biológica de Europa, parajes únicos para vivir en tiempos de estío


PROMOCIONADO


VIDEOCOLECCIÓN


VÍDEOS DE ESPACIOS NATURALES * RUTAS Y PAISAJES

VÍDEOS: Paisajes con Historia, es una serie de reportajes para dar a conocer rutas y parajes con cualidades naturales y patrimoniales. Grabaciones exclusivas de Waste Magazine.
 (Reportajes, fotogalerías y vídeos)

PROMOCIONADO



CORRALES DE ROTA
Charcas intermareales en el Atlántico.
Fotos, especies, datos, fichas, vídeos




UNA DESPENSA PARA AVES

La gran cantidad de organismos que se encuentran concentrados en los espacios intermareales, se convierten en una magnífico territorio de caza para aves. Es fácil ver un ave acuática denominada Arenaria interpres, a la que vulgarmente se conoce como vuelvepiedras por su costumbre de dar la vuelta a las piedras que encuentra en los espacios intermariales en busca de invertebrados. Esta especie, igual que los ostreros y correlimos, hacen su agosto en los charcos. Allí se alimentan de invertebrados, pequeños peces y moluscos. Las gaviotas también se acercan a los charcos de marea, aunque en busca de ejemplares algo más crecidos de cangrejos y peces.

GUÍA DE ESPECIES MARINAS

LITORAL DEL SUR DE EUROPA


Especies que habitan las aguas marinas y continentales. Datos, fotos, fichas, vídeos

FOTOGALERÍA, VÍDEO, BIODIVERSIDAD



PAISAJES Y BIODIVERSIDAD

Una serie de reportajes para mostrar la riqueza natural que nos rodea, sus ecosistemas y a sus singulares habitantes. 
Granada y las tierras del sureste de Andalucía poseen la mayor diversidad biológica de Europa, parajes únicos para vivir en tiempos de estío



RUTAS, PARAJES Y PAISAJES

Reportajes sobre rutas y lugares de especial interés por su naturaleza e historia. Fotogalerías y vídeos

PROMOCIONADO



WASTE * NATURALEZA, MEDIO AMBIENTE

Los datos que necesitas conocer:

Guía de Plantas
Guía de Mariposas
Guía de especies marinas
Guía de Moluscos
Rutas y paisajes
Espacios naturales

WASTE * INICIO


PROMOCIONATE EN WASTE
¿Quieres dar a conocer tus productros, tu empresa ...?


Te ofrecemos la plataforma de WASTE Magazine para promocionar tus productos, actividades empresariales, investigaciones, etc, mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros


PATROCINADO

baja