TEMAS * PRADOS DEL REY, PARQUE NATURAL SIERRA DE BAZA---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--

 
Prados del Rey Espacios de alta montaña
Situados en el Parque Natural de la Sierra de Baza en Granada a 2000 metros de altitud en el piso oromediterráneo con ombroclima subhúmedo, en las proximidades del Calar de Santa Bárbara. 
Prados para el rey en las cumbres de Baza
Ecosistemas de alta montaña en un parque natural donde aún se conservan pinares autóctonos y vestigios humanos desde el neolítico
La sierra de Baza es un oasis tras la aridez esteparia accitana, al noreste de Granada. Un paraíso de biodiversidad con parajes  vírgenes y zonas de alta montaña como los Prados del Rey
Por Juan Enrique Gómez y erche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine

Situarse en la cota de 2.020 metros, casi en la máxima altura de la sierra bastetana, es sorprenderse ante la presencia de grandes extensiones cargadas de verdor, donde la primavera se extiende más allá del inicio del mes de agosto, y en los que la vegetación se asemeja más a la que conocemos como nevadense que a lo que podría esperarse de una sierra de menor altitud, teóricamente más parecida al resto de las sierras béticas que al coloso del sur. Conocer el Parque Natural de la Sierra de Baza no es nada fácil. Son 53.649 ha hectáreas de montes escarpados, de mesetas, de barrancos, de bosques cargados de vegetación mediterránea, donde las repoblaciones cubrieron una gran parte del territorio, pero también dejaron en pie uno de los escasísimos bosques originales de pinos autóctonos, Pinus silvestris, que quedan en el sur de la península Ibérica, los pinares oromediterráneos bascenses. 
 



 
Los habitantes de la depresión de Guadix y la Hoya de Baza siempre supieron apreciar su sierra. Desde hace 7.000 años, en el neolítico, el hombre ha aprovechado los recursos de un territorio en el que la minería tuvo una significación muy especial con explotaciones metalúrgicas de la Edad del Cobre y la extracción de malaquita y azurita, e incluso minas de oro. Explotaciones de las que aún se conservan vestigios fáciles de observar junto a los principales carriles que discurren por la sierra.
La mejor forma de conocer las características de esta sierra es acceder a la zona conocida como los Prados del Rey, situados a 12 kilómetros desde el centro de visitantes de Narváez, un antiguo cortijo-palacete situado en una de las zonas más umbrías de la sierra.

José Luis Rodríguez, autor de la Guía de la Sierra de Baza, recomienda este recorrido como el mejor y más completo ejercicio de conocimiento de la riqueza natural de estos territorios. 
El acceso al centro de visitantes del parque natural se realiza por la autovía A92 en la salida 34, donde una pequeña carretera discurre en paralelo y en sentido contrario a la autovía hasta entrar en una curiosa y atractiva vía forestal, asfaltada, que llega hasta el centro de visitantes. Puede dejarse el coche para ascender andando hasta los Prados del Rey, o seguir en vehículo con paradas en diferentes puntos clave para contemplar las vistas y apreciar las maravillas vegetales y faunísticas de esta sierra. El camino es un carril en buen estado que conecta esta entrada del parque con otras vías que  descienden de la sierra por otros puntos como la localidad de Gor.

Bosques
Sorprende la densidad de los bosques de coníferas y la magnífica salud del matorral, con especies como los juníperos, Juniperus conmunis subespecie hemisphaerica, que se mezclan con jaras y majuelos, e incluso arces autóctonos, Acer opalus granatense, y algunas sorpresas como la presencia de una planta parásita y cargada de misterio, Viscum album, más conocida como muérdago, que crece sobre las ramas de los pinos y otorga un halo de fantasía a estos campos. El ascenso se hace empinado y lento en el caso de ir andando. Con el coche hay que ir con precaución hasta llegar al llamado Collado del Toro, donde hay un mirador desde el que se contempla casi la totalidad de la sierra en su vertiente noroeste.

Poco más arriba en el piso bioclimático oromediterráneo, en las proximidades del Calar de Santa Bárbara, llega la sorpresa de los prados. Son zonas donde la acumulación de nieve se mantiene  hasta avanzada la primavera y el agua del deshielo forma pastizales húmedos con un suelo especialmente rico en nutrientes, y por tanto, apto para el crecimiento de especies de alta montaña que mantienen similitudes con las que crecen en los borreguiles de Sierra Nevada, ya que son pastizales húmedos de alta montaña con algunos endemismos como Scorzoneroides nevadensis,  y un gran número de especies interesantes como Ononis cristata, una planta propia de los paisajes calizo dolomíticos. Entre el  verde cespeado que tapiza los prados, aparecen las flores amarillas  y blancas de especies como Saxifraga carpetana y Euphrasia willkomii. Hay puntos donde el agua se acumula y forma pequeñas charcas y se produce un hervidero de vida, e incluso genera  el crecimiento de especies de humedal de alta montaña, y juncales.
Lo más característico son las pequeñas lomas que coronan los Prados del Rey, donde existen bosquetes de pinos originales de estas sierras, Pinus silvestris. Algo más al norte del punto en el que se inician los Prados del Rey se encuentra otro pastizal conocido como los prados del Mayoral.
Tras conocer estos parajes, el regreso puede hacerse a través de los caminos que bajan hacia las minas y la localidad de Gor. Un recorrido difícil para vehículos que no sean todoterreno, pero que es muy recomendable para ciclistas de montaña y senderistas. 
 
 

Pastizales húmedos de alta montaña con algunos endemismos propios de los Borreguiles de Sierra Nevada y un gran número de especies interesantes como Ononis cristata propio de los paisajes calizo dolomíticos.
Algunas de las especies que podemos encontrar son
Arenaria serpyllifolia
Astragalus incanus subsp. nummularioides
Bufonia tenuifolia
Ceratocephala falcata
Cerastium brachypetalum
Cirsium acaule subsp gregarium
Draba lutescens
Galium nevadense
Eleocharis quinqueflora
Euphrasia willkomii
Festuca iberica
Hohenackeria exscapa
Leontodon carpetanum subsp. nevadensis
Lotus corniculatus subsp. glacialis 
Luzula campestris subsp. nevadensis
Nardus stricta
Ononis cristata
Phleum bertolonii
Plantago subulata
Ranunculus bulbosus
Saxifraga carpetana
Trifolium repens var. nevadense
Veronica serpyllifolia
Eleocharis quinqueflora / Euphrasia willkomii
Las mariposas son abundantes en estos prados
Iphiclides podalirius / Aglais urticae


Recuperar los viejos poblados
Por J. E. Gómez - Waste magazine
Piden la recuperación de los espacios poblados desde hace 7.000 años en la Sierra de Baza
Presentada la primera guía para conocer el parque natural y sus recursos naturales
Se trata de uno de los espacios más desconocidos de la provincia de Granada. El Parque Natural de la Sierra de Baza aglutina, además de una muy específica riqueza natural, vestigios de asentamientos humanos que se iniciaron hace más de 7.000 años. La totalidad de ellos, poblados, molinos, cortijos, están abandonados y muchos han desaparecido. La Asociación Proyecto Sierra de Baza pide la colaboración de las instituciones para poder recuperarlos.
Están diseminados entre las montañas y los bosques. Edificaciones de lascas de piedra, conducciones de aguas, molinos, casi ni se ven entre el paisaje calizo de una parte del parque natural. Están tan perfectamente mimetizados con el medio que suponen una de las mejores muestras de la integración de las necesidades del hombre con la naturaleza. 
 
Esta arquitectura tradicional, que se remonta en muchos casos a los primeros pobladores de la comarca y que se ha mantenido hasta hace menos de un siglo, se encuentra en un inminente peligro de extinción, ya que sus estructuras, sin cuidado alguno, no aguantan el paso del tiempo y las inclemencias de uno de los climas más áridos del sur de Europa. José Angel Rodríguez, presidente de Proyecto Sierra de Baza, lanzaba ayer la petición a las administraciones para que ayuden en la conservación de estas muestras de arquitectura con una tipología única en el país. Lo hacía durante la presentación de la primera guía del Parque Natural de la Sierra de Baza, una publicación que aglutina firmas del máximo prestigio dentro del mundo de la biología y la antropología Potencial José Angel Rodríguez afirmaba en la presentación que toda esa zona posee un alto potencial turístico en un momento en el que se vive un resurgir del turismo cultural y ecológico. Una zona deprimida económicamente, con una sierra que fue poblada por más de 5.000 personas y que ahora está deshabitada, sólo puede esperar la riqueza de sus propios valores naturales. 

El delegado de Turismo de la Junta de Andalucía, Pablo Serrano, ha apoyado de forma directa la publicación de esta guía, cuyo presupuesto es de 5 millones de pesetas de los que la Junta ha puesto 750.000 pesetas, e indicaba la necesidad de que las administraciones se dejen de «celos de competencias» y colaboren unidas en la recuperación del parque y de sus características fundamentales. Reconocía que, en ocasiones, actuaciones en materia de turismo han chocado con intereses o dictámenes de otras delegaciones, en concreto de Medio Ambiente y Cultura. «A veces tenemos roces entre delegaciones porque tratamos de hacer intervenciones en materia de recuperación de patrimonio y ponerlo en valor y nos encontramos con serios problemas para poder llevarlo a cabo». Esto es lo que ha ocurrido con los cortijos, molinos, cabañas y restos de poblados de la Sierra de Baza. El catedrático de Botánica de la Universidad de Granada, Francisco Valle, colaborador científico de esta guía, aseguraba que se trata de un reducto natural en el que se dan condiciones que han mantenido una serie de especies vegetales y animales que han desaparecido en otros lugares de Europa, como es el caso de los bosques de pino silvestre, más propio de latitudes frías. La Sierra de Baza, para Valle Tendero, es un lujo natural que tenemos al alcance de la mano y que hay que intentar mantener a toda costa y obtener el rendimiento equilibrado que la naturaleza puede aportar a sus pobladores.
Parque Natural Sierra de Baza
Listado de especies presentes en el mismo, con fichas y fotos
vídeopromoción 







PROMOCIONADO





Reportaje publicado en IDEAL el 5 de agosto de 2013
Serie: Panorámicas


¿Cómo llegar?
Acceso: Desde la A-92-Norte en la salida 34, poco antes de llegar a Baza, parte una carretera pequeña hacia el Centro de Visitantes.
Carriles: El recorrido es un carril de 12 kilómetros de longitud para llegar hasta los prados. 
Coordenadas:  Centro de Visitantes. 37°25’14.10’’N  2°51’24.87’’O
Prados del Rey: 37º26’54.75’’N - 3º1’15.88’’W
Una guía: Para conocer a fondo la estos parajes, ‘Guía de la Sierra de Baza», coordinada por José Ángel Rodríguez Sánchez.



Eleocharis quinqueflora



GUÍA DE AVES




(Click en los nombres de las especies de la lista para ir a fotos y fichas)

GUÍA DE AVES DE LA SIERRA DE BAZA
(Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA)
Accipiter gentilis (Azor)
Accipiter nisus (Gavilán)
Acrocephalus scirpaceus (Carricero común) 
Aegithalos caudatus (Mito)
Alcedo atthis (Martín pescador)
Alectoris rufa (Perdiz roja)
Anthus campestris (Bisbita campestre) 
Apus apus (vencejo común) 
Aquila chrysaetos (Águila real)
Athene noctua (Mochuelo)
Bubo bubo (Buho real)
Buteo buteo (Busardo ratonero)
Calandrella brachydactyla (Terrera común)
Carduelis carduelis (Jilguero)
Carduelis chloris (Verderón)
Caprimulgus europaeus (Chotacabras gris) 
Caprimulgus ruficollis (Chotacabras pardo) 
Certhia brachydactyla (Agateador común)
Cinclus cinclus (Mirlo acuático) 
Circaetus gallicus (Águila culebrera)
Clamator glandarius (Críalo) 
Coccothraustes coccothraustes (Picogordo)
Columba palumbus (Paloma torcaz)
Coracias garrulus (caraca)
Corvus corax (Cuervo) 
Corvus corone (Corneja) 
Corvus monedula (Grajilla) 
Cuculus canorus (Cuco) 
Cyanopica cyanus (Rabilargo) 
Emberiza cia (Escribano Montesino)
Emberiza cirlus (Escribano soteño)
Erithacus rubecula (Petirrojo) 
Falco tinnunculus (Cernícalo)
Fringilla coelebs (pinzón vulgar) 
Galerida cristata (Cogujada común)
Galerida theklae(Cogujada Montesina)
Garrulus glandarius (Arrendajo)
Aquila fasciata = Hieraaetus fasciatus (Aguila Perdicera)
Aquila pennata = Hieraaetus pennatus (Aguila calzada)
Hippolais polyglotta (Zarcero común)
Hirundo rustica (Golondrina común) 
Lanius meridionalis (Alcaudón real meridional)
Lanius senator (Alcaudón común)
Lullula arborea (Totovía) 
Merops apiaster (Abejaruco europeo)
Miliaria calandra (Triguero)
Monticola saxatilis (Roquero Rojo)
Motacilla alba (Lavandera blanca)
Motacilla cinerea(Lavandera cascadeña)
Motacilla flava (Lavandera boyera)
Muscicapa striata (Papamoscas gris)
Luscinia megarhynchos (Ruiseñor) 
Oenanthe hispanica (Collaba rubia)
Oenanthe leucura (Collalba negra)
Oriolus oriolus (Oropéndola)
Otus scops (Autillo europeo)
Periparus ater = Parus ater (Carbonero garrapinos)
Lophophanes cristatus = Parus cristatus (Herrerillo capuchino)
Cyanistes caeruleus = Parus caeruleus (Herrerillo)
Parus major (Carbonero común)
Passer domesticus (Gorrión común) 
Petronia petronia (Gorrión chillón) 
Phoenicurus ochruros (Colirrojo tizón) 
Phylloscopus collybita (Mosquitero común) 
Phylloscopus bonelli (Mosquitero Papialbo)
Pica pica (Urraca) 
Picus viridis (Pito real) 
Ptyonoprogne rupestris (Avión roquero)
Pyrrhocorax pyrrhocorax (Chova piquirroja)
Saxicola torquata(Tarabilla común)
Serinus serinus (Verdecillo)
Sturnus vulgaris (Estorninos) 
Sylvia atricapilla (Curruca capirotada)
Sylvia cantillans (Curruca carrasqueña)
Sylvia communis (Curruca zarzera)
Sylvia conspicillata (Curruca tomillera)
Sylvia hortensis (Curruca mirlona)
Sylvia melanocephala (Curruca cabecinegra)
Sylvia undata (Curruca rabilarga)
Streptopelia turtur (Tórtola europea)
Troglodytes troglodytes (Chochín)
Turdus philomelos (Zorzal Común)
Turdus merula (Mirlo Común)
Turdus viscivorus (Zorzal charlo)
Upupa epops (Abubilla)


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es