WASTE Magazine

Guía de Plantas en Waste Magazine
GUÍA DE FLORA * WASTE MAGAZINE /  © TEXTO Y FOTOS: MERCHE S. CALLE * JUAN ENRIQUE GÓMEZ  Copyright © Waste magazine

GUÍA DE FLORA * WASTE MAGAZINE /  © Texto y fotos: Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle

ALMENDROS

RUTA DE LOS ÁRBOLES BLANCOS
Reportajes sobre las rutas de los almendros en la provincia de Granada

FOTOGALERÍA: RUTA DE LOS ÁRBOLES BLANCOS
FOTOGALERÍA: J. E. GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE


    Kingdom: Plantae /Phylum: Magnoliophyta
    Clase: Magnoliopsida /Superorden Rosanae /Orden Rosales
    Familia Rosaceae/ Rosáceas

    Prunus dulcis
    Almendro


    "Las blancas flores de estos hermosos árboles, que florecen en cuanto han desaparecido las heladas, reemplazarían para al-Rumaykiyya, la esposa adorada del príncipe, los copos de nieve que tanto había admirado un invierno en Sevilla".
    Así lo expresa una leyenda recogida por Henri Pérès en su libro Esplendor de al-Andalus. El almendro, es un árbol caducifolio muy ramificado, de corteza gris, con ramificaciones de color verdoso. Las flores aparecen antes que las hojas y son de color blanco rosado. Las semillas son comestibles. Se recolecta desde julio a septiembre.

Procede de Asia y Norte de Africa.
De estos árboles se afirma que son el anuncio del buen tiempo y el final de los frios invernales. Tiene algunas propiedades medicinales Las semillas se emplean en confitería y en la preparación de sopas y verduras. La variedad amarga contiene ácido cianhídrico, por lo que no se usa ya que puede provocar náuseas, transtornos respiratorios, hipotermia y asfixia. Veinte almendras amargas pueden ser mortales.

VÍDEOS * ALMENDROS EN FLOR
VÍDEO: MERCHE S. CALLE Y  J. E. GÓMEZ




Las almendras se usan para tratar enfermedades de la piel, se confeccionan mascarillas de efectos nutritivos y revitalizantes. También se usanpara curar quemaduras superficiales y dermatosis. La leche de almendras se ha usado por su valor nutritivo como complemento alimentario en casosde anemias, etapas de crecimiento e incluso embarazos. Ibn Awwam decía que " los hay de almendra gruesa, y de dulce pequeña, del tamañodel alfónsigo, y todos se plantan de la misma manera. Se planta en las montañas por ser amante del frio; y en la tierra muelle secría el árbol muy corpulento y da fruto más abundante".

Almendras

TIEMPO DE ALMENDROS EN FLOR

Los cerros se cubren con copos blancos y rosados que anuncian el fin del frío y la llegada de la primavera
    Las tierras de la Contraviesa, Alpujarra, Alhama y el Valle albergan bellos parajes de almendrales traídos de Oriente por los fenicios y cuidados por romanos, árabes y cristianos.
    Por JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE
 
A 700 metros de altitud, en la cortijada de los Gálvez, entre las flores rosadas y blancas de los almendros, se divisa la línea azul del mar de Alborán. Más abajo, junto a la rambla de Ahijón, frente al caso urbano de Albuñol, el cerro del Gato muestra sus quebradas laderas cubiertas de una capa verde fruto de las lluvias y la escarcha del invierno, sobre la que destacan las copas blancas de centenares de almendros en flor. La comarca de la Contraviesa es el espacio ideal para contemplar la explosión de las flores de invierno y disfrutar con la belleza de campos poblados de una especie originaria de Asia cuyos frutos se han convertido en una de las bases fundamentales de la alimentación y la cultura mediterránea



Cuando la temperatura se sitúa por encima de seis grados y la tierra posee la influencia marina o de vientos cálidos, se produce la floración. Ocurre progresivamente según la altitud y la situación del territorio. En la comarca de la Contraviesa, en la linde entre Granada y Almería, entre la Alpujarra y el mar, los almendrales sustituyeron a las masivas plantaciones de viñas destruidas por la plaga de filoxera a finales del siglo XIX. Fue un cultivo de contingencia que logró revitalizar unas tierras que quedaron arrasadas y a un paso de la desertización, y que con el paso del tiempo se han naturalizado hasta formar parte inseparable del paisaje.
La antigua vía morisca de acceso entre la Alpujarra y el mar, el camino que desde Bérchules baja hacia Ugíjar, Cádiar, Albondón y la Rábita, es la principal ruta de los almendros del sureste ibérico, donde sus gentes han convertido el cultivo y uso del fruto de esta especie, en una de sus señas de identidad territorial y además uno de sus principales recursos económicos.

Las primeras flores aparecen en zonas más cercanas a la costa, lo hacen a finales de enero si el año no es demasiado frío, y se retrasa hasta mediados de febrero  si las temperaturas se mantienen frías. Un viaje entre la ciudad y la costa muestra el proceso y la periodicidad del nacimiento de las flores. En las tierras de Padul y Dúrcal, es posible contemplar algunos árboles con copos blancos en sus ramas, que esperarán a casi final de mes para poblarse por completo. Más abajo, tras los naranjales del Valle, los almendros dominan el paisaje hacia la Alpujarra y la Costa, y ya los árboles se verán cargados de flores rosadas.
Hay otras zonas de la provincia de Granada donde observar los almendros supone un placer para los sentidos. A pesar de que no tiene proximidad con el mar, las tierras de Alhama poseen espacios donde las copas blancas y rosadas generan imágenes inolvidables. Un paseo por la zona superior de los tajos de Alhama es caminar entre árboles blancos con la imagen de la ciudad de Alhama al fondo y abajo, el río y el camino de los Ángeles.

También en la zona de Guadix y Baza, en Orce y Huéscar, los territorios esteparios son tierras de almendros. Es imposible igualar la belleza de la imagen de las ramas rosadas, donde las flores se apiñan y exponen al sol y se siluetean sobre el castillo de la Calahorra que, a su vez, enmarca sus almenas bajo la gran mole blanca de la cara norte de Sierra Nevada.

Energía
La flor del almendro, como en otras especies de árboles frutales y arbustos, aparece sobre las ramas casi secas en pleno invierno, y antes de que aparezcan las hojas. Es el método que tienen las especies para aprovechar la energía que le han aportado las lluvias y la escarcha. No desperdician ni un ápice de esa capacidad energética en generar el manto verde y la usan en la floración, que es lo que les garantiza su reproducción, por lo que generan una gran cantidad de flores muy vistosas para atraer a los insectos que ayuden en la polinización. Los pétalos caerán y aparecerá la vaina que contiene la almendra, y con la misión cumplida, comenzarán a crecer las hojas, lo que provocará un cambio en el paisaje, cuando los cerros tornan del blanco al verde.







RUTA DE LOS ÁRBOLES BLANCOS * GRANADA

Los almendrales tapizan de blanco las tierras entre el litoral oriental de Granada y las tierras del centro y estribaciones de Sierra Nevada
Entre enero y febrero, los campos se viste de nieve vegetal, de flores rosadas y blancas precursoras de la primavera
JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE
Las primeras flores rosadas aparecieron en las laderas que desde la Contraviesa caen sobre el mar de Alborán, las tierras de Albondón, Albuñol, Sorvilán y Polopos. Lo hicieron de forma muy temprana, cuando aún no había estrenado el nuevo año. El espectáculo comenzaba a ascender desde el litoral. La floración de los almendrales iniciaba su ascensión tapizando de blanco los paisajes que el pasado año se cubrieron con una densa capa de nieve, desde las cumbres hasta el corazón del Valle de Lecrín. Las altas temperaturas de las primeras semanas de enero han acelerado el ciclo vital de estos árboles que, en un increíble ejercicio de estrategia reproductora: lucen sus flores antes de que vuelvan a crecer las hojas, al contrario que la mayoría de las planta, sobre todo las de primavera. Aprovechan la escasa energía que el frío les deja desarrollar para crear maravillosas flores que llamen la atención de los insectos que buscan alimento en paisajes invernales.

La floración, que precede al verdeo de los campos, se produce de forma paulatina en relación con la altitud en la que crecen los almendrales. Primero en la costa, en las laderas expuestas al sol y la brisa marina, para subir hacia las cotas altas de la Contraviesa. De allí al valle del Guadalfeo, Órgiva y subir a la Alpujarra. El Valle de Lecrín es la segunda etapa, que generalmente comienza entrado febrero, pero este año ha adelantado casi un mes. El tapiz creado por los árboles de flores blancas llega ya a la capital granadina, donde los almendros de la colina de la Sabika, los que crecen bajo la alcazaba de la Alhambra, en el tajo de San Pedro, ya tienen sus copas punteadas de flores de nieve. El tapiz continúa subiendo hacia la ladera del Sacromonte y así hacia Beas y las tierras del noreste.


Cerro del Gato, Albuñol

La brisa del mar llega también a través de las sierras de la Almijara, Tejeda y Alhama. Los almendros sustituyen en altitud a los aguacates, aprovechan los pisos bioclimáticos más termófilos, con mejores temperaturas, más estables y con menos posibilidad de heladas, para extender sus territorios. Las tierras de Alhama poseen espacios donde las copas blancas y rosadas generan imágenes inolvidables. Un paseo por la zona superior de los tajos de Alhama es caminar entre árboles blancos con la imagen de la ciudad de Alhama al fondo y abajo, el río y el camino de los Ángeles. La belleza de los almendros se hace patente en parajes como las inmediaciones del castillo de la Calahorra, donde los árboles blancos enmarcan las murallas almenadas del castillo renacentista tras el que destaca la silueta nevada de Sierra Nevada. Granada es tierra de almendras, de árboles que cubren de blanco sus paisajes, desde la baja montaña hasta la costa.

LA CONTRAVIESA
Recorrer la ruta que desde La Rábita asciende hacia Cádiar y Ugíjar por Albondón es seguir el camino de ascenso de los almendros en flor. Si desde Albuñol se viaja hacia Órgiva (o viceversa) por el Haza del Lino, es posible contemplar paisajes de árboles blancos con la inmensidad del mar de Alborán al fondo.

GUADALFEO Y EL VALLE
Las laderas de la Alpujarra, desde Órgiva hacia Torvizcón por el valle del Guadalfeo, albergan paisajes almendrados, igual que el Valle de Lecrín, donde sus tierras áridas, las mesetas de Dúrcal, Cozvíjar, y los alrededores de Padul, están repletas de almendros.

TAJOS DE ALHAMA
El recorrido entre la localidad de Alhama y la pantaneta por la carretera de los tajos es espectacular. Miles de almendros en flor que se asoman al monumento natural Tajos de Alhama, con la histórica población al fondo.

GUÍAS DE NATURALEZA

Guia de plantas

GUÍA DE PLANTAS 

Flora del sur de Europa. Descripción gráfica, fichas y datos. Más de 2.000 especies.

Guía de Aves

GUÍA DE AVES

Aves de la península Ibérica, con fichas, fotos, vídeos... Guías de aves por espacios naturales.

Guía de mariposas

MARIPOSAS, INSECTOS

Lepidópteros. Géneros y familias. Fichas, fotos, datos. + guía de insectos del sur de Europa

Guia de setas y liquenes

SETAS * LÍQUENES

Las setas del sur de Europa.
+ Myxomicetos y guía de Líquenes


PROMOCIONADO









VIDEOCOLECCIÓN


VÍDEOS DE ESPACIOS NATURALES * RUTAS Y PAISAJES

VÍDEOS: Paisajes con Historia, es una serie de reportajes para dar a conocer rutas y parajes con cualidades naturales y patrimoniales. Grabaciones exclusivas de Waste Magazine.
 (Reportajes, fotogalerías y vídeos)

PROMOCIONADO





RUTAS, PARAJES Y PAISAJES

Reportajes sobre rutas y lugares de especial interés por su naturaleza e historia. Fotogalerías y vídeos



PATROCINADO