Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas

NATURALEZA * VIDA ANIMAL * MAMÍFEROS------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste 
.
Kingdom Animalia / Phylum Chordata
Clase Mammalia / Orden Artiodáctilos
Familia Camélidos
Vicugna vicugna
Vicuña
Incluido en la  Lista Roja de Especies Amenazadas UICN Red List / LC
Un camélido en la lista Roja
Por Cristian Frers.
Todo aquel que se haya cobijado alguna vez bajo un poncho de vicuña puede dar testimonio de su cálido abrigo y su fina textura.
La vicuña proporciona una de las fibras más codiciadas del mundo; por este motivo, es uno de los camélidos del continente americano que ha sufrido en mayor importancia la presión humana.
Este animal es autóctono de América del Sur. Habita en Perú, Bolivia, Chile y Argentina donde, hasta el siglo XIX y aun hacia comienzos del siglo XX, habría ocupado las áreas montañosas andinas del centro-norte y las sierras pampeanas lindantes con esa porción cordillerana, desde la provincia de San Juan hacia el norte.
En la actualidad se la puede observar, en la Argentina, en reservas provinciales de Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja y San Juan, considerándose que el número total de vicuñas que habitan en el país alcanza los 50.000 ejemplares.
Su hábitats están restringidos a las grandes alturas, entre los 3.500 y 5.800 metros de altitud, sus climas preferidos son los áridos y semiáridos fríos, extendiéndose marginalmente a los semiáridos frescos y subhúmedos fríos. Elige zonas abiertas, con pastizales de poca o media altura, salvo algunas porciones húmedas con gran cobertura herbácea. La dieta de la vicuña es exclusivamente herbívora.
El nombre científico es Vicugna vicugna. Pertenece a la clase de mamíferos, orden atiodactyla y familia camelidae.
Este animal es un camélido que puede medir de 80 a 90 centímetros, con un largo de 1,60 a 1,75 metros. Es de color marrón o café claro en la parte superior del lomo y los laterales; su pecho y el interior de los muslos es blanco. El pelo tiene un grosor de 15 micrones y una longitud que varía entre 3 y 6 centímetros. En el pecho tiene una pechera formada por pelos largos y sedosos de color blanco sucio que le sirven para protegerse del frío cuando se echa. Esta pechera está poco desarrollada en la subespecie argentina.
La cabeza es pequeña y alta. Las orejas son móviles, estrechas y puntiagudas; los ojos son redondos y prominentes, con abundantes y crespas pestañas. El labio superior presenta una hendidura central; tiene entre 28 y 32 piezas dentarias. Los incisivos inferiores son de crecimiento continuo debido a que las raíces permanecen abiertas. El cuello es largo y arqueado. El cuerpo es estilizado. Las extremidades son largas y delgadas. Camina sobre las dos primeras falanges, que están recubiertas por uñas y tienen en la parte inferior, cojinetes plantares.
Las vicuñas son animales diurnos. En las primeras horas del día se despiertan y mediante relinchos y actitudes agresivas delimitan su territorio, puesto que es un animal muy territorial, comenzando a alimentarse.
Cuando descansa permanece acostada sobre su vientre con las patas recogidas bajo su cuerpo, de modo que quedan protegidas del frío. Esta posición es adoptada por la hembra durante la cópula, por el recién nacido antes de poder pararse y por los ejemplares que van a morir.
El período de gestación dura once meses, al cabo de los cuales nace una sola cría. Los partos ocurren entre diciembre y abril, con un máximo de nacimientos en febrero, época de las temperaturas cálidas y las lluvias. Las crías nacen generalmente por la mañana. El pelaje de las crías es más claro que el de los adultos; presenta una coloración crema o blanco sucio.
Las vicuñas suelen escupir; el escupitajo consiste en una brusca expulsión de aire que puede estar acompañado de saliva y pequeñas porciones de alimento en masticación. Antes de escupir desplazan la cabeza y las orejas hacia atrás. Se escupen en sí las hembras de un grupo, y también escupen a los juveniles, pero es extraño que los machos asuman esta actitud. 
Otra costumbre es la de acicalarse revolcándose en el polvo, previos olfateando y escarbando el suelo. Está practica se repite varias veces y es realizada tanto por adultos como por las crías.
El único depredador natural que posee es el puma, pero no debemos olvidarnos del ser humano que debido a la calidad excepcional de la fibra textil que proporciona la lana de estos animales incentivó su caza, a tal punto que sus poblaciones mermaron peligrosamente llevándolas al borde de la extinción.
Para confeccionar un solo poncho se necesita la lana de cuatro vicuñas y tradicionalmente se las mataba en vez de esquilarlas (en realidad, toleran cuatro esquilas en su vida), es por esto que las matanzas fueron cuantiosas.
A partir de 1960, funcionarios gubernamentales, profesionales y publico en general estuvieron de acuerdo en que debían tomarse urgentes medidas proteccionistas. En 1972, se firma un convenio entre Perú, Bolivia, Chile y Argentina que prohibe todo tipo de caza y comercialización. Tuvo gran importancia puesto que sirvio para canalizar todas las medidas a favor de la especie: promulgación de leyes nacionales y provinciales para la creación de reservas.
En los últimos años la Argentina dio origen al criadero de vicuñas del CEA Abra Pampa, que es el primero en el mundo oficialmente habilitado a nivel provincial y nacional, además de ser reconocido en el seno de los países vicuñeros, ya que tiene garantizada la evolución de su plantel en las condiciones de semicautiverio, con pautas de mínimo manejo. El esquema propuesto demuestra que es una de las pocas alternativas viables de duplicar el ingreso promedio de los pequeños productores de la región.
El campo Experimental de Altura Abra Pampa, trabaja para poner a punto la cría en semicautiverio de vicuñas y da a los interesados en desarrollar la actividad todo el apoyo que necesiten. Además de entrenarlos en las técnicas de reproducción, alimentación, cuidado y esquila de los animales, aportando en comodato los animales para empezar a trabajar en el rubro.
Una unidad productiva básica debe tener una superficie de seis a diez hectáreas, en cada hectárea viven cuatro vicuñas. La única inversión que debe realizarse es la instalación de alambrados, dinero que los habitantes de la zona pueden conseguir mediante créditos.
Para acceder al Programa de Cría en Semicautiverio del INTA es necesario seguir una serie de pasos establecido por dicha institución. Una vez evaluados se decide su aprobación, y en caso de ser favorable se procede a la firma de una Carta Acuerdo con la Asociación Cooperadora del CEA-INTA Abra Pampa.
Con el programa se formaron 20 criaderos privados de vicuñas, ubicados en las provincias de Salta y Jujuy.

Cristian Frers.
Técnico Superior en Gestión Ambiental.


Temas relacionados 
Especies amenazadas
Vida animal, inicio
Copyright © Waste magazine





Alimentación Hervívora
Gestación 330 - 350 días
Camada 1 cría
Longevidad 15 - 20 años
Distribución Surámerica Cordillera de los Andes
Habitats Tierras altas
Incluida en EEP Y CITES