Foto:  J. L. Sardina. El Diario Montañez. Exposición sobre urogallo en el Centro Ornitológico del Embalse del Ebro

-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
-Polluelo de Urogallo. Foto El Comercio
Tetrao urogallus cantabricus
'Urogallo, un ave en peligro de extinción'

"Este artículo se lo dedico a mis alumnos de 1º.Curso de Eso de la FESDO"
Benedicto Cuervo Álvarez

TEMAS * NATURALEZA EN ASTURIAS * UROGALLO----------
© Waste Magazine

 
Los últimos urogallos
Un ave en peligro de extinción
Por Benedicto Cuervo Álvarez para Waste Magazine
El urogallo (Tetrao urogallus cantabricus) es un ave de la familia de los tetraónidos (patas de tres dedos), y del orden de las galliformes.Es una de las aves más emblemáticas de Asturias de una belleza sin igual. Su caza está prohibida desde el año 1979 pero, no obstante, lleva más de una década al borde de la extinción. En 2000 tan solo había en Asturias 51 machos de urogallo y 27 hembras, lo que nos da una clara idea de su gravísima situación. Es necesario tomar medidas drásticas, como la rehabilitación de bosques de robles y hayas abiertos y con abundantes matas de arándanos que es su principal alimento.

Foto cedida por José Lisón Martín. Un urogallo en la localidad de Teverga

Su localización es muy reducida ya que solo habita en los bosques más recónditos del sur de Asturias, y norte de León, algunos enclaves pirenaicos y en los Anclares de Galicia poblaciones de urogallos no estables. Por consiguiente solo se puede disfrutar de su peculiar y distinguido canto en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos.

El urogallo es una reliquia de la era glaciar que se fueron aislando en las regiones más altas y frías de Europa y, en España, fueron poco a poco desapareciendo hasta quedar reducidas a la Cordillera Cantábrica asturiana y los Pirineos adaptándose a vivir en robledales y hayedos, y en bosques mixtos en la zona pirenaica. 

El urogallo es un ave de gran tamaño y notable dimorfismo sexual. El macho tiene entre 83 y 88 centímetros de longitud y de 3 a 4 kgs. de peso. La hembra es de menor tamaño ya que no suele superar los 70 centímetros de longitud y los 2 kgs. de peso.

El macho se diferencia de la hembra, además de por su mayor porte, por su distinto color ya que el urogallo macho es un ave de color oscuro, con plu maje negruzco, abdomen pardo a negruzco con manchitas blancas, alas lar gas y pardas y cola ancha. El pico es de color marfil, corto y grueso y por debajo le sobresale un pequeño penacho a modo de barba. Sobre la ceja de sus ojos destaca su color rojo intenso. La hembra, por el contrario, tiene un colorido más apagado, el dorso es de color ocre con motas o franjas de color negro, y el vientre de color ocre muy claro, casi blanco.

Las dos poblaciones españolas de urogallos ocupan hábitats muy diferenciados. En la Cordillera Cantábrica, las coníferas autóctonas son casi inexistentes y el urogallo está ligado a bosques caducifolios de haya (Fagus sylvatica), roble (Quercus petraea, Q. pyrenaica) o abedul (Betula pubescens). La especie de árbol no parece determinante, aunque la presencia de arándano constituye un denominador común en la mayor parte de las zonas en que vive. En los Pirineos, el urogallo está presente tanto en bosques de coníferas como en hayedos y bosques mixtos. Sin embargo, en las áreas de la vertiente española en las que aún quedan urogallos, el hayedo es muy escaso, y su hábitat está constituido fundamentalmente por pinares (Pinus sylvestris, P. uncinata), con sotobosque dominado en ocasiones por aránda no y rododendro (Rhododendron ferrugineum), boj (Buxus sempervirens) o enebro (Junniperus communis).


Urogallo hembra. Foto, Diario Montañés


Urogallo hembra y macho, fotos, José Luis Perea, Diario Montañes y CENEAM

En conjunto, los grandes bosques con buena cobertura de sotobosque con abundante vegetación herbácea y agua son los que permanecen ocupados de manera más estable. El mantenimiento de la matriz de matorral situada entre ellos parece ser importante por ofrecer refugio contra los depreda dores de ahí que también duerman en las ramas de los árboles y alimento para adultos y pollos durante el periodo reproductor, así como facilitar la conectividad entre diferentes bosques.
Los urogallos prefieren bosques abiertos, con cobertura de copas modera das que permitan la entrada de luz suficiente para que los estratos arbustivos y herbáceos alcancen un adecuado desarrollo, principalmente el arándano (Vaccinum myrtillus). Las arandaneras constituyen un componen te fundamental del hábitat a lo largo del ciclo anual, especialmente en la época de cría.
Durante el invierno, la alimentación puede basarse en yemas de haya, serbal, abedul, hojas de acebo, enebro, brecina y otras especies disponibles como acículas de pino si pueden acceder a ellas. En primavera, la dieta se completa con brotes tiernos y hojas nuevas de haya, roble, abedul y de otras especies, además de las partes verdes del arándano, la brecina y varias gramíneas. En verano y otoño el arándano y la brecina suele ser las especies más consumidas, junto al acebo, los helechos y algunas herbáceas.

El urogallo es solitario. El macho ocupa un territorio al que es fiel durante muchos años. Sólo en la época de celo el urogallo llama a las hembras a su dominio. La exhibición nupcial del macho es impresionante: se mantiene en el suelo, erguido, el pico alzado, las alas a medio desplegar y la cola abierta en forma de abanico.
El celo de los urogallos es colectivo. Entre finales de marzo y primeros de junio los machos efectúan sus exhibiciones de celo que se desarrollan en lugares concretos del bosque, llamados cantaderos, que representan el punto de referencia espacial alrededor del cual los urogallos desarrollan la mayor parte de su ciclo vital.

En la cordillera Cantábrica, la mayor parte de los cantaderos se encuentran en la franja forestal entre 800 y 1.600 m de altitud y en la actualidad se localiza uno o dos machos en cada cantadero, pudiendo todavía encontrar algún cantadero que mantiene 4 ó 5 machos, hecho éste que en el pasado era más habitual. Las hembras nidifican en el suelo dentro del bosque o en el borde de las manchas forestales. La puesta empieza a finales de mayo o a primeros de junio. Los huevos son puestos a intervalos de uno o dos días hasta llegar generalmente a la puestas de cinco a doce huevos que son depositados en el suelo sin protección, por lo que son presa fácil para muchos depredadores. La incubación comienza con la puesta del último huevo y dura entre 24 y 26 días y se realizada exclusivamente por la hembra. Los pollos son nidífugos y muy precoces.

En la cordillera Cantábrica nacen generalmente a finales de junio o en las primeras semanas de julio. La tasa de producción de juveniles es muy baja, el valor medio de la productividad de juveniles es inferior a 0,4, muy alejado de los valores próximos a 2 de las poblaciones en equilibrio.
Muchos pueden ser los factores que tengan efectos negativos sobre la producción de juveniles, entre ellos, el estado fisiológico de las hembras, la depredación sobre huevos y pollos y las condiciones climáticas adversas en las primeras semanas de vida sin olvidarnos, por supuesto, de la fuerte degradación de su hábitat con la proliferación, en los últimos años, de construcción de autovías, túneles, puentes o tendidos de alta tensión.

Los urogallos son unas aves bastante dóciles y que aceptan la presencia humana. En el pueblo de Tarna, concejo de Caso, en Asturias, cerca del límite con León, durante el verano del año 2007, se paseaba por sus calles un urogallo que los vecinos llamaban "Mansín",  ya que incluso se dejaba tocar por el vecindario. A inicios de julio como nadie le prestó la atención debida, falleció entre las fauces de un perro del pueblo. La falta de interés, por parte del Principado de Asturias, es evidente ya que sabía del peligro que corría este urogallo y no hizo nada para evitar su muerte a pesar de ser un ave en peligro de extinción.

En último censo de urogallos realizado en la primavera de 2013 daba un total de 500 ejemplares para toda España. En Asturias tan sólo quedan unos 150 urogallos (5 en la zona oriental y 145, en la occidental). En el norte de León unos 160. En la zona de la Cordillera Cantábrica situada al sur del Principado de Asturias y norte de León que es el hábitat del urogallo cantábrico, su número ha descendido entre el 25% y el 50%, en los últimos 15 años y, además, el hábitat en la cornisa cantábrica está fragmentado y disperso lo que dificulta su reproducción.
En la localidad de Ancares, al sureste de la provincia de Lugo, en Galicia, la presencia de urogallos es esporádica, debido más a los movimientos de ejemplares de zonas limítrofes de León que a un núcleo estable gallego.

La situación de los urogallos asentados en el Pirineo es algo mejor ya que su número estaría en unos 200 ejemplares aunque también es importante el declive que se está produciendo en esta zona pirenaica en las últimas décadas.

Aunque la caza furtiva es cada vez más perseguida y causas menos daños, es la destrucción o alteración del hábitat natural del urogallo lo que provoca su desaparición como:

• La deforestación que provoca la escasez de los árboles de los que se alimenta y donde vive.
• Las actividades humanas: ganadería, cacerías de otras especies como el jabalí o actividades deportivas como el senderismo, esquí o el alpinismo alteran la tranquilidad que requiere el urogallo para su reproducción en la época de celo, además de que modifican su entorno natural mediante pistas forestales, sendas artificiales o instalaciones deportivas.
• Construcciones urbanísticas. Los vuelos del urogallo son muy cortos y a baja altura posándose cada cierta distancia en las ramas. Una simple valla, un cable de alta tensión o el despeje de una zona para zona de pastos impedirán gravemente su desplazamiento y, por lo tanto, su capacidad reproductora.
• El modo de reproducción: el macho emite durante el celo una especie de grito al amanecer y al atardecer que requiere la no interferencia de actividades humanas. Igualmente el modo de puesta de huevos da pocos polluelos viables.
A la vista de los datos que presenta el último censo del número de urogallos que existen en nuestro país y los estudios realizados por biólogos y ecologistas es necesario y urgente tomar una serie de medidas entre ellas cabe destacar, en estos momentos, un proyecto financiado por la Unión Europea denominado  LIFE+ Urogallo cantábrico que tiene como objetivo fundamental frenar el declive de esta subespecie exclusiva del noroeste de la Península Ibérica y fomentar su recuperación.

Las acciones del proyecto pretenden mejorar su estado de conservación y el de su hábitat, reducir las causas de mortalidad, poner en marcha un programa de conservación ex situ,  promover la educación ambiental y fomentar la sensibilización y participación de la sociedad.

El proyecto denominado SEO/BirdLife se centra en cuatro aspectos: 
1º. Mejora del hábitat.
2º. Reducción de la mortalidad no natural
3º. Lucha contra la caza furtiva ilegal.
4º. Campaña educativa y de participación.
Esperemos que este programa patrocinado por la UE y algunos más que están ya a punto como el criadero del parque de Redes (Asturias) con la esperanzadora noticia del nacimiento recientemente de cuatro polluelos sirvan para acabar con el alarmante declive de esta especie que, en los últi mos 30 años, ha perdido el 60% de su población. Si el declive continuase como hasta ahora, en la próxima década el urogallo cantábrico desaparece ría por completo. De ahí la importancia del éxito de estos proyectos que ya están en marcha así como el control de la población de urogallos con censos anuales y que las comunidades autónomas se involucren más en el mantenimiento de esta ave ya legendaria pues su origen parte de la glaciación Würm.

BIBLIOGRAFÍA.



Libros y artículos de divulgación.
• Abajo Chic, A. C. (2007):Modelos espaciales de hábitat y análisis de viabilidad de la población de Urogallo en la Cordillera Cantábrica. Tesis Doctoral. Universidad de Oviedo, España. 
• Alda, F., P. Sastre, P. de la Cruz-Cardiel, I. Doadrio. (2011): Population genetics of the endangered Cantabrian Capercaillie in northern Spain. Animal Conservation 14: 249–260. 
• Alipayo, D., R. Valdez, J. L. Holechek, M. Cardenas. (1992): Evaluation of Microhistological Analysis for Determining Rumi nant Diet Botanical Composition. Journal of Range Management 45: 148-152. 
• Andreev, A. V. (1988): Ecological energetics of Paleartic Tetrao nidae in relation to chemical composition and digestibility of their winter diets. Canadian Journal of Zoology 66: 1382-1388. 
• Angelstam, P. (1992): Conservation of communities-the impor tance of edges, surroundings and landscape habitat structure. En Hansson, L. ed. Ecological Principles of Nature Conservation: 9-70. London: Elsevier Applied Science. 
• Bajc M., M. ?as, D. Ballian, S. Kunovac, G. Zubi?, M. Grubeši?, P. Zhelev, L. Paule, T. Grebenc, H. Kraigher. (2011): Genetic differentiation of the Western Capercaillie highlights the impor tance of south-eastern Europe for understanding the species phy logeography. PLoSONE 6(8): e23602.doi:10.1371/journalpone.
• Baines, D., R. W. Summers. (1997): Assessment of bird collisions with deer fences in Scottish forests. Journal of Applied Ecology 34: 941-948. 
• Blanco-Fontao B,Quevedo M (2009):Diet and habitat selection in Cantabrian capercaillie: Ecological differentiation of a southern edge population. G@llinformed - IUCN-SSC/WPA Galliformes Specialist Group 2.
• Blanco-Fontao B, Quevedo M. (2006): Could competition with ungulates be a limiting factor for Cantabrian capercaillie? A new Ph.D. project. Grouse News 31:15-18.
• Bañuelos MJ, Quevedo M (2008): Update of the situation of the Cantabrian capercaillie Tetrao urogallus cantabricus: an ongo ing decline. Grouse News 35:5-7.
• Bañuelos MJ, Quevedo M, Obeso JR (2004): Conservation of the Cantabrian capercaillie (Tetrao urogallus cantabricus): A cha llenge at the edge of the species distribution. Grouse News 28:20-23.
• Castroviejo J (1975): El urogallo en España. Monografías de la Estación Biológica de Doñana, CSIC.
• González Manuel Antonio (2012) : Biología y conservación del urogallo en un hábitat mediterráneo. Universidad de León.
• González MA, Olea PP, Fuertes B, Ena V & Purroy FJ. (2010): Urogallos Mediterráneos, ¿hasta cuándo?. Quercus.Agosto 2010, pp 16 a 21
• González MA, Olea PP, Robles L (2009): Ecology and conser vation of the Cantabrian capercaillie inhabiting Mediterranean Pyrenean oak forests. A new Ph. D.project. Grouse News 38: 7-8.
• Obeso JR (2004): Urogallo Cantábrico, Tetrao urogallus canta bricus. In: Libro Rojo de las aves de España. SEO / Birdlife & Ministerio de Medio Ambiente. Madrid, p 176-178.
• Obeso JR, Bañuelos MJ (2003): El urogallo (Tetrao urogallus cantabricus) en la Cordillera Cantábrica. Parques Nacionales, Ministerio de Medio Ambiente, Madrid.
• Pollo CJ, Ezquerra FJ, Robles L & Osorio MA. (2010):First note about radio-tracking of Cantabrian capercaillie Tetrao urogallus cantabricus in the southern slope of the Cantabrian Mountains, León, NW Spain. Grouse News 40.
• Pollo CJ, Robles L, Seijas JM, García-Miranda A, Otero R (2003): Cantabrian capercaillie Tetrao urogallus cantabricus po pulation size and range trend. Will the capercaillie survive in the Cantabrian Mountains? Grouse News 26:3-5.
• Quevedo M, Bañuelos MJ (2008): El hábitat del urogallo en la Cordillera Cantábrica, o la importancia de conservar ecosiste mas funcionales. Locustella 5: 10-27.
• Quevedo M, Bañuelos MJ (2007): La prioridad de proteger el hábitat del urogallo cantábrico. Quercus 251: 80-82.
• Rodríguez-Muñoz R, Quevedo M, Bañuelos MJ, Fernández-Gil A (2008):Perspectivas sobre la viabilidad de la cría en cautividad del urogallo cantábrico. Quercus 266: 80-81.

Temas relacionados 

Espacios naturales en Waste Magazine
Parque natural de Picos de Europa
Reserva biológica de Muniellos
Cueva del Sidrón
El Cachucho


Copyright © Waste magazine











Dibujo cedido por su autor: por Manuel García Linares
'Urogallo' (al témpera)

Kingdom Animalia / Phylum Chordata
Clase Aves / Orden: Galliformes 
Familia: Tetraonidae 
Tetrao urogallus cantabricus
Urogallo / Cantabrian Capercaillie

Tamaño: de 83 a 88 cm de longitud el macho y 4 kg de peso / hembras: 70 cm y 2 kg de peso

En España se reconocen dos subespecies (Castroviejo, 1975): T. u. cantabricus (montañas cantábricas) y T. u. aquitanicus 
(Pirineos). 

Catálogo Nacional de Especies Amenazadas: Categoría: En peligro de extinción Norma: Orden MAM/2231/2005 de

Distribución: 
El urogallo es una reliquia de la era glaciar que se fueron aislando en las regiones más altas y frías de Europa y, en España, fueron poco a poco desapareciendo hasta quedar reducidas a la Cordillera Cantábrica asturiana y los Pirineos adaptándose a vivir en robledales y hayedos, y en bosques mixtos en la zona pirenaica. 

En la Cordillera Cantábrica, las coníferas autóctonas son casi ine xistentes y el urogallo está ligado a bosques caducifolios de haya (Fagus sylvatica), roble (Quercus petraea, Q. pyrenaica) o abedul (Betula pubes cens). 
En los Pirineos, el urogallo está presente tanto en bosques de coníferas como en hayedos y bosques mixtos. Sin embargo, en las áreas de la vertiente española en las que aún quedan urogallos, el hayedo es muy escaso, y su hábitat está constituido fundamentalmente por pinares (Pinus sylvestris, P. uncinata), con sotobosque dominado en ocasiones por aránda no y rododendro (Rhododendron ferrugineum), boj (Buxus sempervirens) o enebro (Junniperus communis).






 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es