-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Tortugas marinas
Especies amenazadas
Localizada una tortuga lora en aguas de Andalucía

Especies mediterráneas

Caretta caretta (Tortuga boba) / Tortuga lora comparada con una tortuga boba
.

Las tortugas marinas son reptiles con caparazón. Aparecieron por primera vez en el Jurásico y, hace unos 75 millones de años, en el cretácico, es cuando se establecen las dos únicas familias de las que tenemos representantes hoy día (Dermochelyidae y Cheloniidae) Solo siete especies podemos encontrar en todo el mundo, generalmente en mares templados o cálidos, aunque ya que pueden regular su temperatura corporal algunas consiguen colonizar ambientes más frios. Perfectamente adaptadas al medio han conseguido recorrer todo ese enorme espacio de tiempo y en pocas décadas las actividades humanas y la contaminación que generan han puesto a la mayoría de ellas en serio peligro de extinción. En el litoral andaluz hay dos especies representadas, la tortuga laúd (Dermochelys coriacea), más abundante en la zona atlántica y la tortuga boba (Caretta caretta) más habitual en el Mediterráneo. También se han detectado ejemplares de tortuga lora. Las otras especies son tortuga verde, tortuga bastarda, tortuga carey, tortuga olivácea, y Flatback, esta ultima localizada exclusivamente en Australia. 


 
Liberadas tres tortugas bobas tras recuperarse en Málaga
Destaca la labor del Centro de Especies Marinas del litoral de la Costa del Sol
Málaga 3 de julio 2008.- Tres ejemplares de tortuga boba han sido liberadas en aguas del Mediterráneo, frente al puerto de Málaga,  una vez rehabilitadas en el Centro Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (CREMA) de la ciudad de Málaga. Las tortugas liberadas habían sido recogidas el pasado año por presentar problemas para poder sumergirse. Una de ellas fue descubierta en la costa de Almuñécar por un embarcación particular, que la rescató al comprobar que no podía sumergirse. Este mismo problema aquejaba a otro de los ejemplares encontrado en las aguas del Estrecho por una embarcación dedicada a la observación de cetáceos en este zona.
El tercero de los ejemplares liberados fue hallado frente al litoral de Marbella por una embarcación deportiva, presentando problemas también para su inmersión debido a una hipotermia. El tratamiento veterinario al que fueron sometidas durante un año en el Centro de Recuperación les ha permitido superar los problemas  que les afectaban, encontrándose  ya en perfectas condiciones para ser devueltas a su medio natural.

La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, destacó la importante labor de este Centro de Recuperación de Especies Amenazadas, que le ha convertido en los últimos años en una instalación de referencia en la atención especializada de la fauna marina.  Cinta Castillo anunció que este trabajo se verá reforzado con la construcción de un nuevo centro que se ubicará en la desembocadura del Guadalhorce. El proyecto, que está en fase de redacción, mejorará las instalaciones actuales y los medios técnicos para atender a estos animales.  La consejera subrayó también la futura apertura de tres nuevos centros especializados en fauna marina en Marimas del Odiel (Huelva), Carboneras (Almería) y Algeciras (Cádiz), con los que se dará una cobertura completa a todo el litoral andaluz.
El Crema de Málaga liberó durante el pasado año a un total de 11 tortugas bobas, de las 18 ingresadas  vivas en el centro. En la actualidad, el centro alberga a seis ejemplares que están en fase de tratamiento y rehabilitación para su futura suelta. Los animales marinos atendidos con mayor frecuencia en nuestra costas son las tortugas bobas y algunos cetáceos como el delfín listado y el delfín común. En concreto, el pasado año se recibieron 145 avisos para la asistencia de estos animales, de los que 91 fueron cetáceos y 54 tortugas marinas.
Junto a esta importante labor de recuperación, la Consejería tiene en marcha también un programa pionero en Europa para la anidación de este reptil en la costa peninsular. Se trata de una operación científica muy compleja que se ha desarrolla de forma experimental  en el litoral del Cabo de Gata, donde el pasado año se procedió a la colocación de los primeros huevos de esta especie procedentes de Cabo Verde.

Reintroducción de la tortuga Boba
Suelta de tortugas bobas en las playas del Parque Natural de Cabo de Gata
Octubre 2007.- Las aguas de la costa del Parque Natural de Cabo de Gata son escenario de una experiencia científica piloto que servirá para comprobar si es viable la reintroducción de las tortugas bobas (Caretta caretta) en el litoral andaluz. Son 58 las tortugas bobas (Caretta caretta) procedentes de Cabo Verde que han nacido este mes de octubre en las playas del Parque Natural de Cabo de Gata (Almería), dentro del proyecto de reintroducción de este reptil. Se espera que el resto de los huevos- otros 22 - que fueron enterrados el pasado día 1 de octubre en la costa almeriense puedan eclosionar a lo largo de este fin de semana.
Con este proyecto de investigación, dirigido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y financiado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, se pretende por tanto que las tortugas vuelvan a desovar en las playas de Cabo de Gata y conseguir así la primera colonia reproductora de esta especie en la Península Ibérica.

Las tortugas se liberarán definitivamente dentro de un año para garantizar una alta tasa de supervivencia y su regreso a las playas de Cabo de Gata en su madurez para desovar. La liberación se produce al año de vida con el fin de que el caparazón sea lo bastante duro como para evitar una alta predación.
Para controlar todas las tortugas que participan en este proyecto pionero se utilizan varios tipos de marcajes. Así los investigadores de CSIC han colocado un microchip a cada uno de estos ejemplares para identificarlos individualmente, así como de una marca sónica con la que se puede controlar sus movimientos en el mar.

Un avión transportó un total de 200 huevos desde Cabo Verde a Canarias, donde la Universidad de Las Palmas dirige la misma tarea en ese ámbito insular. Alrededor de 80 de estos huevos viajaron nuevamente hacia el aeropuerto de Almería para ser trasladados a las playas vírgenes de Cabo de Gata. Los 120 huevos restantes se trasladaron directamente a instalaciones de la Junta de Andalucía en Huelva y Málaga, y de la Estación Biológica de Doñana (EBD) en Sevilla, para seguir todo el proceso de incubación y nacimiento en semilibertad.
Esta reintroducción de la tortuga boba permitirá la vuelta de esta especie -catalogada como en peligro de extinción en el Libro Rojo de la Fauna andaluza- como nidificante a la costa peninsular española, y un activo ecológico de primer orden que incorporar al Parque Natural de Cabo de Gata, que este año cumple su 20 aniversario. Sus playas fueron calificadas como las más idóneas en el trabajo de prospectiva inicial de este programa, lo cual confirma la alta calidad ambiental de este tramo del ecosistema litoral andaluz.

Nidificación
En la costa española se han producido nidificaciones esporádicas de esta especie, aunque sólo se comprobó por primera vez la nidificación de una tortuga boba en la costa de Almería en el verano de 2001, hecho que se repitió posteriormente en la costa valenciana. En aguas españolas del Mediterráneo, este reptil marino es abundante desde junio a septiembre, aunque se observan citas de varamientos de esta especie todo el año en la práctica totalidad de la costa peninsular e insular, así como en Ceuta y en Melilla.
El caparazón de esta especie puede alcanzar hasta un metro de longitud y su hábitat se distribuye en aguas tropicales y subtropicales de todos los océanos. A lo largo de su vida realiza grandes migraciones en las que recorre de una a otra costa el Atlántico y el Mediterráneo, retornando año tras año a las mismas áreas de alimentación tras las migraciones reproductoras.

Convenio
Esta iniciativa se desarrolla por el convenio suscrito entre la Consejería de Medio Ambiente y el CSIC para prospectar las posibilidades de restaurar, con la participación activa del hombre, en la nidificación de las tortugas marinas en el litoral andaluz.

El trabajo de investigación, que cuenta con un presupuesto de 400.185, tiene entre otros objetivos estudiar la idoneidad para la restauración de nidificación de tortugas marinas de todas las playas andaluzas y seleccionar las más favorables; identificar el origen más adecuado de las tortugas a introducir siguiendo criterios biogeográficos y genéticos a partir de las posibles poblaciones donantes; seleccionar las playas de puesta donantes; así como evaluar las técnicas más idóneas para la recolección de huevos, el transporte, la nidificación artificial, la protección de nidos y playas y el seguimiento de puestas y recién nacidos.

 

 
 
 
 
 
 
 


Tortuga lora (Lepidochelys kempii) 


Tortuga lora / tortuga lora (izquierda) comparada con una tortuga boba 
Fotos: Consejería de Medio Ambiente Junta de Andalucía, CREMA de Málaga

Se trata de una especie muy escasa en el litoral meditarráneo ibérico y especialmente raro en el de la comunidad andaluza. Recientemente (octubre 2005) fue loclizado un ejemplar en las costas de Cádiz. Miembros del Centro de REcuperación de Especies Marinas de Málaga (CREMA) la atendieron después de que un particular la encontrase en alta mar con problemas de flotabilidad y la llevase al centro zoobotánico de Jerez. La tortuga lora, con problemas graves de salud fue tratada por el equipo de veterinarios del Crema que lograron sacarla adelante.

Su escasa, casi nula, presencia en las costas andaluzas hizo pensar en que se tratase de una tortuga golfina (Lepidochelys olivacea), por lo que se realizaron pruebas genéticas en colaboración con la Estación Biológica de Doñana, que confirmaron que se trataba de una tortuga lora. Este ejemplar fue devuelto al mar una vez que se compró su estado de viabilidad para vivir en libertad.
Biología 
Viven en alta mar y son unos excelentes nadadores, prefieren hacerlo en superficie o cerca de ella, aunque con frecuencia pueden acercarse a la costa en busca de algunos invertebrados que se entierran en sus fondos. Tambien pueden acercarse a las costas por que esten enfermas, heridas o muertas. Su alimentación es muy variada y a veces pueden confundir plásticos y otros elementos no biodegradables con medusas causándoles graves problemas. Son animales solitarios y la mayor parte de su vida transcurre en el mar pero son capaces de realizar migraciones de miles de kilómetros para hacia las playas donde realizaran primero la cópula y posteriormente las hembras hacen las puestas de huevos ( de 8 a 100) en nidos excavados en la arena, conservando una enorme fidelidad por estos lugares de nidificación. En el camino de vuelta al mar las crías sufren una gran merma, ademas muy pocas alcanzarán los 25 años, la edad de madurez sexual. Se calcula que sólo uno de cada diez mil individuos morirá de viejo. 
¿Sabias que?.... 
-Pueden pasar un tiempo sin respirar, aunque al tener pulmones deben salir a la superficie para hacerlo. -Carecen de dientes y que por ello poseen espinas corneas en el esófago con el que trituran el alimento 
-El caparazón les sirve de protección solo para el cuerpo ya que la cabeza y las extremidades no pueden replegarlas como las tortugas terrestres. 
Amenazas 
Las principal fuente de amenaza para estos animales esta en las playas de puesta y son causadas por el hombre. El incremento del turismo, y el desarrollo urbanístico las desplazan de sus lugares habituales de puesta, ademas de la expoliación de nidos por poblaciones locales para el consumo o comercio de los huevos. Tampoco en el mar estan exentas de peligros sufriendo colisiones con embarcaciones, especialmente deportivas, por las actividades de pesca y el aumento de contaminación que les producen efectos físicos, por obstrucción o lesiones del tracto digestivo causadas por ingestión de basuras flotantes, o químicos, por la absorción de toxinas, por ejemplo la acumulación de PCBs procedentes de la disolución de plásticos ingeridos.
Una tortuga en la playa
Si encontramos una tortuga en la playa debemos avisar a la policia local, o al Seprona, el servicio de proteccion de la naturaleza de la Guardia Civil. Tambien podemos ponernos en contacto con Centros de recuperación de especies amenazadas o delegaciones de medio Ambiente.
ESPECIES MEDITERRANEAS
Dibujos: La REd, botelin informativo de la red de voluntarios ambientales del litoral andaluz. 
Dermochelys coriacea. Tortuga laud 
Es una toruga de gran tamaño y con cinco o siete crestas muy prominentes en el espaldar. Puede alcanzar una longitud de caparazón superior a 180 cm y más de 350 kilogramos. Se distribuye por el Atlántico, Pacifico, Indico y Mediterráneo, siendo este último su lugar de reproducción. Es carnívora y se alimenta principalmente de salpas y medusas. 
.
Caretta caretta, tortuga boba 
Es la tortuga más común del mediterráneo, aunque se encuentra ampliamente distribuida. Tiene unos 120 cm de longitud de caparazón, en los adultos. El color de este puede variar ya que en el se incrustan balanos y algas que crecen en ella. Se alimenta de medusas y salpas, excepto cuando esta en aguas someras donde come erizos, cangrejos y moluscos. 
Mas información en 
www.cetaceos.com
http://www.seaturtle.org/ http://www.semarnap.gob.mx/naturaleza/especies/tortuga/

programa.htm (Tortugas en Mexico)
Temas relacionados 

Cetáceos y tortugas en las costas mediterráneas

Copyright © Waste magazine





Algunos consejos del centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (CREMA) de Andalucía 
DESHIDRATACIÓN, SOL Y CALOR Humedecer y proporcionar sombra, evitando aumentos excesivos de temperatura 
PETROLEO Se limpia al animal con aceite vegetal, principalmente, ojos, boca y nariz. 
PLÁSTICOS Intentar eliminar la obstrucción de la boca, con cuidado de que no se rompa, para no dejar trozos que sigan causando problemas. 

REDES Liberarlo de las redes , situar la cabeza por debajo del resto del cuerpo para eliminar el agua que haya podido tragar. Si tiene alguna cuerda o hilo de nylon produciendo estrangulamiento, cortar con cuidado para aliviar la presión, y el dolor. Siempre se deben evitar los traslados pero si es imprescindible, es importante abordarlo por un lateral y cogerlo por el caparazón en las zonas próximas a la cabeza y cola. Para inmovilizarlo se coloca boca arriba sobre un flotador o un montón de arena


Reptiles en Waste Magazine
Especies, fichas, fotos, reportajes