VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 


SIERRA ELVIRA * EL TORRREÓN DE ALBOLOTE ---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--


-
-
-
-
-
-
-
 
El vigía que domina la Vega
Ascender al torreón nazarí de Sierra Elvira es contemplar el valle de Granada en toda su plenitud
A pocos kilómetros de la ciudad de Granada, una ruta con espacios recreativos muestra el privilegiado enclave de la capital del último reino nazarí
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
En el noroeste de la Vega de Granada, frente al macizo de Sierra Nevada, se alzan los cerros, colinas y tajos, que forman Sierra Elvira, el enclave de la antigua Ilíberis, la ciudad romana precursora de la actual Granada y los emplazamientos árabes de Medina Elvira. Es una gran isla montañosa que separa la Vega de otros valles que acaban en los complejos montañosos de Moclín y Montefrío, en la última frontera de Al-andalus. 
Adentrarse en Sierra Elvira, es hacer una incursión en la historia y en el conocimiento del paisaje que forma la Vega, el valle de Granada y contemplar, sobre todo en invierno, la inmensidad del macizo de Sierra Nevada. Es conocer la visión que día a día tenían los vigías árabes que desde las dos máximas alturas de esta sierra escrutaban el horizonte, caminos y bosques en busca de tropas enemigas. Ahora, casi seis siglos después, es posible recuperar la sensación de una forma fácil y asequible para todos. Solo hay que cubrir la ruta del torreón de Albolote, que desde la ciudad puede vislumbrarse mirando al noroeste, en dirección Jaén, si nos fijamos en las grandes antenas de televisión y comunicaciones que se levantan en la cumbre de los cerros de Sierra Elvira.

Muy visitado
Es uno de los parajes que en los días soleados de invierno, y en casi toda la primavera y principios del verano, se llenan de personas que quieren pasar un domingo en el campo, ya que hay diversas áreas recreativas con barbacoas, caminos de acceso fáciles y sitios para dejar los coches. Pero no todo el mundo sabe que, con solo andar un poco se pueden situar en la cornisa que domina la totalidad de la Vega, junto al torreón del siglo XIII que servía de punto de vigilancia sobre el valle formado por los ríos de Granada. 
Desde las áreas recreativas y aparcamientos son solo 2,2 kilómetros andando, si se hace el trayecto más largo, o poco más de 200 metros si se quiere llegar directamente al punto más elevado aunque sea por una estrecha y empinada senda entre encinas, quejigos y matorral. Lo más adecuado es el camino largo, adentrarse en Sierra Elvira, conocer sus cualidades naturales y llegar, poco a poco, al punto en el que el paisaje se hace presente en sus 360 grados.

Hay dos formas para llegar al Torreón de Sierra Elvira, desde la localidad de Atarfe, por el acceso a la Ermita de los Tres Juanes y las canteras, o por la carretera del pantano de Cubillas. Esta última es la más adecuada para todos los públicos. A aproximadamente 2,5 kilómetros desde que se deja la autovía de Madrid, en dirección al pantano, hay un cruce a la izquierda que conecta con Atarfe (está prohibido girar en esa dirección, por lo que hay que ir hasta la primera rotonda del pantano, a solo 200 metros, y volver sobre nuestros pasos hasta encontrar el cruce. Por esa vía, 2,6 kilómetros después, se encuentra el acceso directo a Sierra Elvira, con carteles informativos y señales que indican la ruta del torreón. 
 

A pie
Tras recorrer algo menos de 1.000 metros, la carretera asfaltada llega a dos áreas recreativas con mesas y barbacoas situadas entre pinares. Es el punto en el que comenzar a pie la ruta del torreón. Aunque la vía continúa como un carril en buen estado que conecta con la ermita de los Tres Juanes y, más abajo, Atarfe, es preferible dejar el coche y mezclarse con la naturaleza y el paisaje. 
En el inicio del carril sin asfaltar, a la derecha, surge la primera de las sendas que ascienden directamente hacia el torreón, pero si se quiere conocer nuevos parajes es preferible seguir el carril, y en menos de cuarenta minutos se habrá llegado a la meta. El carril asciende poco a poco entre encinas y matorral en el que hay una planta muy especial, Astragalus alopecuroides, con flores amarillas, que es el alimento de una mariposa en peligro de extinción que se ha logrado recuperar en estos parajes, Plebejus hespericus, que se conoce como ‘Niña de Sierra Elvira’, de hecho se han realizado programas de reintroducción de la planta para conseguir la pervivencia de la mariposa.
También se encuentran unos matorrales que en el verano y otoño, con la brisa, emiten un sonido de maracas al moverse sus frutos con las semillas en su interior, que pueden llegar a provocar miedo y temor en quien lo escucha sin  saber de qué se trata. Por eso se llaman espantalobos.

Phoenicurus ochruros (Colirrojo tizón) / /Fringilla coelebs (pinzón vulgar) / Turdus merula (Mirlo Común) 
Pica pica (Urraca) / Serinus serinus (Verdecillo)
Visión al noroeste
El camino continúa en la ladera noroeste de la sierra, con una visión privilegiada, perfecta, del valle del río Cubillas, con el pantano como referencia y la sierra de Moclín al fondo. Un mirador vallado es un buen lugar para la observación. Más adelante, junto a restos de una pequeña cantera de areniscas, parte una segunda vereda que, de forma directa, llega hasta la zona alta de la ruta. Es un sendero fácil que acortará el camino, aunque es mejor dejarlo a un lado y puede ser utilizado para la vuelta. 
Seguir adelante es adentrarse en un gran pinar de repoblación que se encuentra en un pésimo estado de  conservación y desarrollo y que necesitaría tratamientos selvícolas para que no llegue a perderse. En pleno corazón de ese pinar, el carril se bifurca. Al frente continuará hacia las canteras, la ermita de los Tres Juanes y Atarfe, a la izquierda accede a la zona de las antenas y después al torreón. En esa dirección, poco más arriba, a menos de 200 metros, la carretera acaba en las instalaciones de televisión, pero el camino sigue a la izquierda, entre los pinos para ascender al lugar donde se encuentran los repetidores y las antenas de televisión y comunicaciones. 
A ambos lados
El paisaje se abre al este y al oeste, con la plenitud del valle de Granada y Sierra Nevada a la derecha. De una forma cómoda, llanea entre un pinar con monte bajo a la derecha y matorral a la izquierda, un espacio en el que, durante el final del invierno y al principio de la primavera pueden verse varias especies de orquídeas ibéricas. Antes de llegar al torreón, a la derecha, hay un área recreativa con mesas para pasar el domingo. Está en una la ladera que cae sobre la ciudad con una visión muy especial de la totalidad del valle.
El torreón es una construcción de forma cilíndrica del siglo XIII. Era una edificación defensiva, una atalaya desde la que poder divisar la totalidad del valle y descubrir la presencia de tropas enemigas, y desde allí, mediante hogueras y espejos, dar aviso del peligro. Era el lugar perfecto para el vigía de la Vega.

La contemplación del paisaje desde este punto da una nueva dimensión al territorio donde se ubica la capital granadina. Hace pensar que es lógico que la primera ciudad romana, Ilíberis, se ubicase en una zona desde la que se dominaba la totalidad de un gran valle, y que después,  con el crecimiento de las poblaciones, todo se trasladase a la actual Granada, rodeada de montañas, y enclavada junto a una fértil vega.
Ahora, siglos después, el torreón de Sierra Elvira es el único enclave desde el que se domina la totalidad del macizo de Sierra Nevada y puede contemplarse sin cables, edificios ni obstáculos que se crucen sobre la vista. Al atardecer, con el sol en poniente, a la derecha del torreón, la imagen de la nieve se torna anaranjada, la ciudad se oculta, y si la ausencia de niebla lo permite, Sierra Nevada impresiona.

La vuelta se puede hacer por el mismo camino de acceso o utilizar los senderos que acortan distancias y que, desgraciadamente, se encuentran en pésimo estado debido al mal uso de las bicicletas de montaña, que han llegado a roturar las sendas y hacerlas resbaladizas. Pero a pesar de ello, desde la espalda del torreón hacia el norte, cae una senda que lleva directamente al aparcamiento. Si volvemos hacia las antenas de televisión, junto a la valla de madera situada  en la ladera sobre el pantano de Cubillas, puede cruzarse un prado tras el que discurre una senda que lleva hasta el carril de acceso, y vuelve hacia los aparcamientos. 


Temas relacionados 
Pantano de Cubillas
Espacios naturales
Parque Nacional de Sierra Nevada

Parque Natural Sierra de Castril 
Parque Natural Sierra de Huétor 
Parque Natural Sierra de Baza 
Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama 
Parque Natural de Sierra Nevada 
Paraje Natural Acantilados Maro-Cerro Gordo

Parque Periurbano Dehesa del Generalife
Parque Periurbano Dehesa de Santa Fe
Reserva Natural Concertada Charca de Suárez Motril, Granada
Monumento Natural Peña de Castril
Monumento Natural Falla de Nigüelas
Monumento Natural Cárcavas de Marchal
Monumento Natural Peñones de San Cristóbal
Monumento Natural Cueva de las Ventanas
Salinas de La Malahá
Los Cañones de Río Verde
El embalse de Cubillas
Sierra Elvira
Sierra Arana /Sierra Harana 
Las Angosturas de Albuñol (Granada)

Balneario  Alhama de Granada / Rio Alhama
Pantaneta de Alhama /Itinerario de los Tajos y la Presa de Alhama

Jardín Botánico La Cortijuela /Granada
Jardín Botánico Hoya de Pedraza / Granada
Charco del Negro (Loja, Granada)
Balsa del Regidor, Moraleda de Zafayona
Arboretum en la Alfaguara, Parque Natural, Itinerario Botánico
Los Cahorros, el desfiladero del río Monachil, Sierra Nevada
Parque Garcia Lorca, Granada
Río Aguas Blancas, Granada
Rio Dilar, Granada
Cabecera Rio Genil /Vereda de la Estrella / Flora y Fauna

Copyright © Waste magazine






Coordenadas
Áreas recreativas y parking. _  N37º14’53.57’’ - W3º40’52.77’’
Torreón. _ N37º14’47.10’’  W3º40’48.81’
Sierra Elvira. Página especial en Waste Magazine 



Reportaje publicado en IDEAL el 19 de febrero de 2013


VÍDEOS DE NATURALEZA
 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es