.
Sierra Nevada 1814 - 2014
Montañeros granadinos rememoran la primera ascensión a las altas cumbres realizada por dos ‘amigos’ hace 200 años
Dos días por veredas solitarias, desde Güéjar a la Alcazaba, equipados como hace dos siglos, para homenajear a los pioneros del montañismo en el macizo nevadense 
Septiembre 2014. Por Juan Enrique Gómez
El gran castaño les dio la bienvenida a la alta montaña. En la estrecha vereda bajo la que discurren los ‘rápidos’ del Genil y tras cruzar el río, en el Vadillo, iniciaban la cuesta de los Presidiarios, la senda que les llevaría a territorios de pedregales, marcados por la nieve, el viento y los glaciares. Tenían una meta: coronar los grandes picos de Sierra Nevada, los más altos de la península Ibérica, y recordar a los pioneros, a dos personas que hace 200 años, en 1814, decidieron conocer las altas cumbres de la cordillera Bética, «con el fin de saciar el apetito de curiosidad natural y no con otro objeto», según recoge Manuel Titos en ‘Sierra Nevada, una gran historia’ que se hace eco de la publicación en la revista Alhambra, en 1898, de un ‘Un Viaje, de dos amigos anónimos...’ llevado a cabo 84 años antes.
(..) 

Fran Ortiz y Luis Manrique, son   granadinos, amigos y perfectos conocedores de la sierra y sus veredas. Pensaron que el hecho de que este año se cumpliesen dos siglos de la primera ascensión montañera y referenciada literariamente a la sierra, no debía dejarse pasar sin rendir un homenaje a sus protagonistas, y rescatar del olvido a los verdaderos pioneros del montañismo ibérico. Fran y Luis, decidieron realizar un viaje similar al que hace doscientos años llevaron a cabo los dos amigos anónimos. «No podíamos hacer exactamente el mismo recorrido, ya que llegar al Veleta implica pasar por la estación de esquí y muchas zonas pobladas y con carreteras. Pensamos que era mejor buscar otro pico y elegimos la Alcazaba, en un intento de recorrer una sierra virgen», comenta Fran Ortiz. 
Tenían que ser dos días del verano, y así lo han hecho. Partieron de Güéjar Sierra, como los amigos de 1814, y caminaron hacia la vereda de la Estrella, «para remontar  por la cuesta de los Presidiarios,  luego la loma de los Cuartos y acabar en los prados de Bacares. Allí pernoctamos en un vivac y al día siguiente atacamos la Alcazaba, para acabar bajando por la laguna de la Mosca a través del vasar de la Alcazaba y llegar a Güéjar Sierra a las 6 de la tarde del segundo día». 

Los dos montañeros del siglo XXI, llevaban un equipo similar al usado en el XIX. Nada de sacos de dormir ni botas técnicas. Prendas de algodón y lana, mochilas antiguas y mantas. El pan de hogaza liado en hojas de lechuga, embutidos y el agua de los arroyos, lo que supuso un gran problema debido a la sequedad que sufre toda la zona de la loma de los Cuartos. «Como llevábamos mapas antiguos nos perdimos en esa zona, donde las veredas están completamente desdibujadas y pasamos momentos muy difíciles, pero al final logramos llegar a los prados de Bacares y disfrutar de la contemplación, de cerca, de los grandes picos a los que en esos años les llamaban ‘las eminencias’, y realmente lo eran». Los dos amigos coronaron la Alcazaba. 
Fran asegura que lo que más «increíble» fue no encontrar a ningún senderista durante los dos días que compartieron con los parajes de la montaña nevadense más secretos e inaccesibles. Visiones, sensaciones y aventuras que vivieron aquellos amigos anónimos, y todos los pioneros que a lo largo de la historia no pudieron resistir la llamaba de las altas cumbres.


Temas relacionados
Parque Nacional de Sierra Nevada
Trevenque
El castaño del abuelo, el guardián de Sulayr

Paisajes con historia
El Cable de Motril
Palacio de Dar al arusa
El Ojo oscuro / Humedal de Padul
Torre de Romilla, El vigía de la pequeña Roma
Infiernos de Loja
El castaño del abuelo, el guardián de Sulayr
Entre los tajos del Gollizno, río Velillos
El canal de las arenas... y montesas
Oro de dos milenios
Riofrío, aguas arriba
La cantera  de El Turro, roca madre de las columnas del palacio de Carlos V
Puente de Tablate, la puerta de los moriscos
Azud de Pinos Genil:  Agua para la metrópoli
Torre nazarí, La última atalaya de Dúrcal
Fuentes del Poqueira
Lapiaz del Puerto de la Mora La linde de la paleofrontera
Las termas del Çehel
Castillo de Mondújar - El retiro de Zoraya
Parador - Desde las huertas del convento
Puente del Hacho Senderos de hierro
Alixares El palacio del Sol y el agua
Rio Fardes, Los ‘mil y un’ manantiales
Deifontes Nacimiento El ‘olimpo’ del agua
Acequia del Tercio - Aguas para la Alhambra
Pantano de Béznar - Cuando el Valle era una isla
Vereda de la Estrella - La senda a las minas
Media luna - ingeniería milenaria 

vídeopromoción







El relato de dos montañeros
El editor de la revista ‘Alhambra’, en 1989, recibía una nota de un colaborador, Elías Pelayo, que le enviaba un texto que había llegado a su poder, era el relato de lo que titularon ‘Un viaje’, de dos desconocidos a las altas cumbres de la sierra. Manuel Titos lo recogía en ‘Textos Primitivos de Sierra nevada’ y en 'Sierra Nevada, una gran historia».


Reportaje publicado en IDEAL el 1 de septiembre de 2014


 



--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es