VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * SIERRA NEVADA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO ---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--

 
Sierra Nevada, testigo del cambio global 
El calor avanza, la nieve dura menos, los ríos se agotan, los bosques, fauna y flora ascienden a las cumbres y los pueblos ganan en calidad de vida, es la radiografía de la sierra en el  siglo XXI

En la totalidad de los ecosistemas de la más meridional de las formaciones alpinas, el cambio global, la evolución del clima y el efecto del hombre sobre la tierra ha dejado de ser un futurible para convertirse en una realidad palpable.
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine

Sierra Nevada es desde hace algo más de dos décadas el gran laboratorio que registra las variaciones que de forma inmediata afectarán a la vida sobre el planeta y en especial a todo lo que se refiere a la conexión biogeográfica mediterráneo-atlántica y norte sur (Europa y África). En un momento en el que se suceden conferencias internacionales para estudiar qué hacer frente a los movimientos climáticos, el efecto invernadero y las consecuencias de la nefasta antropización de grandes y pequeños territorios, el estudio ‘in situ’ de los ecosistemas más sensibles se ha convertido en la mejor arma para desarrollar modelos de gestión que ayuden a paliar una problemática indiscutible. Sierra Nevada, con las máximas altitudes de la península Ibérica y ubicada en el paralelo 37, una situación geográfica atípica para la alta montaña, a poco más de un centenar de kilómetros del continente africano, es un espacio ‘caliente’ al que miran los ojos de la comunidad científica. 
En Sierra Nevada no hay que esperar a fechas prefijadas como 2040 para comprar los efectos del clima. Ya es posible saber que en los últimos diez años, las temperaturas han experimentado un incremento en sus máximas y mínimas, y que hasta el final del siglo XXI el calor avanzará hacia las cumbres con una subida de entre 2,56 y 6,22 grados centígrados. Es una de las conclusiones de los científicos que, coordinados por el Observatorio del Cambio Global de Sierra Nevada, elaboran desde hace una década numerosos estudios que se engloban bajo el epígrafe de ‘La huella del cambio en Sierra Nevada’ y que se ha convertido en referencia para la gestión ambiental de espacios naturales de dentro y fuera del ámbito peninsular. 

La presencia de nieve no solo es la clave para el desarrollo económico de la sierra y su entorno, sino que también es la base fundamental para la supervivencia de centenares de especies de flora y fauna que habitan las más de 170.000 hectáreas que forman el espacio protegido. Ya se ha constatado que la nieve llega más tarde, se va antes y es menos densa, lo que afecta de forma directa a la totalidad de los ecosistemas, tanto de altas cumbres como los de la media y baja montaña, ya que de ella depende el caudal de los ríos y la calidad de sus aguas. Las simulaciones realizadas sobre datos obtenidos en los últimos años, señalan una tendencia a la disminución progresiva de la cantidad de nieve, ya que las precipitaciones en la totalidad de la sierra descienden considerablemente. Según los datos obtenidos desde hace 14 años mediante las imágenes del satélite Tierra, de la NASA, que fotografía la sierra cada ocho días, en el 79% del territorio nevadense investigado (más de 7.000 cuadrículas de 500 metros cuadrados) la nieve dura menos tiempo; en el 68% se retrasa el inicio del periodo de innivación, y en el 80,72% la nieve se retira antes, tendencias que son muy evidentes conforme se asciende en altitud. En ese mismo periodo de tiempo la nieve ha durado un día menos en las zonas bajas y 3,8 menos en las más altas, lo que supondría 27 días menos de nieve a lo largo del siglo en las cumbres y 7 días menos en las cotas bajas.

Los ríos
La menor cantidad de nieve implica un descenso en el régimen hídrico de los ríos y acuíferos que alimentan todo el macizo nevadense, pueblos y ciudades. Ya se ha constatado un descenso de los caudales que se verá incrementado con el paso de los años por periodos de mayor sequía y menos intensidad de nieve y lluvia, lo que genera un incremento de la temperatura del agua, la mayor presencia de nutrientes que hacen crecer las algas y la eutrofización (falta de oxígeno) lo que tiene consecuencias directas como la reducción de la vegetación de ribera y el ascenso hacia cotas de mayor altitud de invertebrados y macrovertebrados, como gatos monteses, jinetas, tejones, jabalíes, cabras montesas y toda la avifauna asociada a los hábitats ribereños.

La desaparición de acequias, especialmente las de careo en la alta montaña, que la sierra sufre desde hace más de medio siglo, incrementa el problema de la desecación de ecosistemas a los que el agua ya no llegará por el desborde de estas infraestructuras creadas por el hombre para distribuir el agua por terrenos ganaderos y agrícolas. Desde hace unos años se han puesto en marcha programas de recuperación de acequias en las laderas de la Alpujarra y en la vertiente norte que han logrado devolver la estabilidad hídrica a zonas que podrían haber entrado en una irrecuperable deriva hacia la desertización. 

Entre las realidades climáticas ya constatadas, los investigadores aglutinados por el Observatorio que dirige el catedrático de Ecología de la Universidad de Granada, Regino Zamora, pertenecientes a la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, la Consejería de Medio Ambiente, la UGR y los parques Nacional y Natural de Sierra Nevada, señalan de forma especial los movimientos de la biodiversidad. Afirman que las especies animales y vegetales ya viven los efectos del cambio y reaccionan para sobrevivir. Hay un evidente desplazamiento altitudinal de la mayoría de las especies. Se ha constatado especialmente con invertebrados relacionados con los cursos de agua y con las mariposas diurnas. La mayoría de las especies de lepidópteros de la sierra, entre ellas las endémicas de este territorio, han ascendido de forma considerable. Lo mismo ocurre con las aves, cuyas comunidades pueden verse ahora en puntos más altos donde no hace tanto frío como hace unos años, al menos durante los periodos comprendidos entre la primavera y el otoño.
 

También ha cambiado ya la fenología, los tiempos en los que las especies realizan sus ciclos vitales. De hecho algunas plantas florecen antes para aprovechar la temperatura y tener más tiempo para reproducirse, al igual que las mariposas, que salen antes de sus crisálidas, alentadas por el incremento del calor. En los anfibios ya se ha comprobado el ascenso de más de 200 metros en altitud de algunos de ellos, y en casos tan señalados como el endémico sapo partero bético, de casi un centenar de metros. 

Pero los efectos de la antropización y el cambio climático en la sierra no suponen una regresión del medio ambiente en todos los casos. La cobertura vegetal del espacio protegido crece de forma rápida y constatable con solo mirar hacia las laderas suroeste y norte, la que caen hacia el Valle de Lecrín y la comarca de Guadíx y el Marquesado, donde se aprecia el crecimiento de las masas boscosas. Los pinares de repoblación se han naturalizado y las tareas de recuperación con la saca de ejemplares y clareo de bosques han supuesto una ayuda a la regeneración natural de estos ecosistemas, donde las encinas han vuelto a crecer gracias al abandono de espacios cultivados en las zonas altas. Los bosques mixtos se recuperan, incluso los robledales. Las imágenes de los satélites muestran los colores del cambio, pero en este caso, hacen verdear la tierra rojiza y blanca de las montañas, ya que se ha constatado el ascenso de lo que se podría considerar el límite del árbol, que estaba en alrededor de 1.800 metros y ahora supera los 2.000 metros en algunas zonas.

Sierra Nevada son sus pueblos. Desde hace más un siglo la despoblación ha sido la tónica dominante de los municipios nevadenses, con un descenso de más del 60% en el número de habitantes y la desaparición casi total de algunos usos tradicionales como la agricultura de altura y la ganadería. Los investigadores, que tienen en la localidad de Cáñar, la referencia para estudiar la evolución de la presencia humana en la sierra, han constatado ya un incremento paulatino de las poblaciones y con una tendencia creciente. Afirman que desde 1989 ha aumentado de forma importante la calidad de vida de todos los municipios y seguirá creciendo si se respetan los parámetros que la naturaleza señala año tras año y la gestión de usos se hace de manera sostenible.

Los sondeos para conocer la composición vegetal y el efecto del hombre en la sierra señalan que 5.000 años atrás había carboneo y que hace dos milenios había olivos. Desde entonces el uso del territorio ha sido uno de los principales condicionantes. Los científicos afirman que ahora tenemos los métodos y el conocimiento para observar y entender lo que ocurre en los ecosistemas y actuar en su protección como garantía para nuestra supervivencia.


Temas relacionados 
Parque Nacional de Sierra Nevada

Parque Natural Sierra de Castril 
Parque Natural Sierra de Huétor 
Parque Natural Sierra de Baza 
Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama 
Parque Natural de Sierra Nevada 
Paraje Natural Acantilados Maro-Cerro Gordo

Parque Periurbano Dehesa del Generalife
Parque Periurbano Dehesa de Santa Fe
Reserva Natural Concertada Charca de Suárez Motril, Granada
Monumento Natural Peña de Castril
Monumento Natural Falla de Nigüelas
Monumento Natural Cárcavas de Marchal
Monumento Natural Peñones de San Cristóbal
Monumento Natural Cueva de las Ventanas
Humedales de Padul
Salinas de La Malahá
Los Cañones de Río Verde
El embalse de Cubillas
Sierra Elvira
Sierra Arana /Sierra Harana 
Las Angosturas de Albuñol (Granada)

Balneario  Alhama de Granada / Rio Alhama
Pantaneta de Alhama /Itinerario de los Tajos y la Presa de Alhama
Pantaneta de Cacín, Granada
Balsa del Regidor /Moraleda de Zafayona

Jardín Botánico La Cortijuela /Granada
Jardín Botánico Hoya de Pedraza / Granada
Charco del Negro (Loja, Granada)
Laguna Grande de Granada, Laguna Larga y Laguna de los Arenales en Albolote, Granada
Arboretum en la Alfaguara, Parque Natural, Itinerario Botánico
Los Cahorros, el desfiladero del río Monachil, Sierra Nevada
Río Aguas Blancas, Granada
Rio Dilar, Granada
Cabecera Rio Genil /Vereda de la Estrella / Flora y Fauna
Parque Garcia Lorca, Granada
Haza del Lino

Parque Nacional de Sierra Nevada
Parque Natural Sierra María-Los Vélez
Parque Natural Cabo de Gata-Níjar
Salinas de Cabo de Gata
Rambla Morales
Parque Natural de Sierra Nevada 
Paraje Natural de Alborán
Paraje Natural Sierra Alhamilla
Paraje Natural Punta Entinas - Sabinar
Paraje Natural Desierto de Tabernas
Paraje Natural Karst en Yesos de Sorbas 
Reserva Natural Albufera de Adra
El tercer parque, Los subdesiertos de Almería
Jardín botánico El Albardinar
Jardín Botánico Umbría de la Virgen /Almería

Espacios naturales en Waste

vídeopromoción





Sierra Nevada, testigo del cambio global
El calor avanza, la nieve dura menos, los ríos se agotan, los bosques, fauna y flora ascienden a las cumbres y los pueblos ganan en calidad de vida, es la radiografía de la sierra en el  siglo XXI
IDEAL 15 de noviembre de 2015
Reportaje publicado en IDEAL el 12 de junio de 2013
Sierra Nevada torna al verde
Observatorio de Cambio Global Sierra Nevada
Mejora su valor ecológico, ambiental y de gestión en solo una década de uso sostenible
La recuperación de ecosistemas propicia la llegada de nuevas especies y el uso de recursos económicos en 60 municipios 

Noticias, datos, programas y actividades del Observatorio en: http://www.obsnev.es 

Erosión:_ A pesar de que haya menos precipitaciones, aumenta la torrencialidad que provoca el deslizamiento de tierras en las laderas de las cumbres y la media montaña.

Este y oeste:_ Ya se ha constatado que en la zona oriental de la sierra lleve más y menos en la occidental, debido a la reducción de lluvias de influencia atlántica y al incremento de precipitaciones en la cuenca mediterránea.

Ecoturismo:_ El incremento del uso turístico sostenible ha hecho subir el índice de bienestar y potencial de riqueza de los municipios.

27.- Días menos de nieve a 2.500 metros de altitud a lo largo del siglo XXI, ya se han registrado 3,8 días menos desde 2000 a 2014. 

5.000.- metros cúbicos es la reducción experimentada por el hielo glaciar del corral del Veleta desde 2006.

79,05%.- del territorio estudiado por el satélite Tierra, tiene nieve durante menos tiempo cada año.

42%.- del área de Sierra Nevada ha sufrido alteraciones en el uso del suelo desde 1956.

3.000aC.- Desde hace cinco milenios se produce alteración de la vegetación por actividad humana en la sierra.

3.000.- kilómetros de acequias tradicionales deben permanecer y recuperarse.



. . .
 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es