VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

 SIERRA DE HUÉTOR * NACIMIENTO DEL DARRO * FUENTE DE LA TEJA ---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--

 
Donde nace el río de oro
Fuente de la Teja
Un pequeño arroyo de montaña en la sierra de Huétor, entre  jaras y retamas es el inicio del Darro,
Enormes arces, sauces y alisos sombrean las aguas de los manantiales de la Fuente de la Teja, un paraje hoy solitario que fue cita familiar en los domingos del siglo XX 
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
Las umbrías dominan el paisaje. El agua aún cristalina, recién surgida de la tierra, forma pequeñísimos torrentes entre cantos rodados y rocas de aluvión con capas de color amarillo, impregnadas por los minerales que el agua deposita sobre ellas. Es el color del arroyo dorado que los romanos bautizaron como Dauro, el río que «da oro», y los árabes como AhDarro, aunque esa tonalidad que las piedras adquieren en los inicios de su cauce se debe a mineral de hierro y cobre y no a la presencia del preciado metal amarillo. Arboledas, piedras y agua, hacen del nacimiento un lugar propicio para las leyendas y el misterio, especial para contar historias y recordar a quienes disfrutaron de él, desde hace más de un milenio.
Para los habitantes de Huétor Santillán, el Darro se inicia en un paraje conocido como el Nacimiento, cerca de la localidad en dirección hacia la sierra, pero aunque ese es el punto en el que el cauce se enriquece con el agua de otros manantiales, es más arriba, en la Fuente de la Teja, en pleno corazón del parque natural, donde se encuentra el primer aporte de agua a la cuenca del Darro. 
La permeabilidad de las rocas calizas de esa zona de las montañas hace que el agua de la lluvia discurra por el interior de la tierra. Cuando encuentra espacios por los que no puede filtrarse, aprovecha y busca la superficie para reaparecer en forma de manantiales y fuentes. Es lo que ocurre en la Teja, el lugar considerado como el verdadero nacimiento del río de oro.

Un día de campo
Cada domingo de primavera y verano, desde los años sesenta hasta casi final del siglo XX, la Fuente de la Teja, habilitada por el Icona con un área recreativa y como un punto de referencia de sus trabajos de repoblación forestal, se convertía en el punto de reunión de familias para pasar un día en el campo. Una jornada para disfrutar de la sombra y el verdor de las grandes arboledas, e incluso mojarse los pies y bañar a los niños en las pequeñas pozas improvisadas en el cauce del histórico río. La masificación, la incontrolada llegada de coches y el peligro de incendio, provocó el cierre de los carriles y el consiguiente olvido. 
Hoy, la Fuente de la Teja, es un rincón privilegiado y solitario del Parque Natural de la Sierra de Huétor, que tras más de una década de mínima presencia humana se naturaliza poco a poco y la vegetación, en su mayoría de origen foráneo y de repoblación, comienza a formar parte del ecosistema. 

La Fuente de la Teja es ahora un perfecto ejemplo de vegetación de ribera, con álamos en los lugares que se encharcan cuando hay crecidas del río, zonas de matorral con mimbreras y sauces, y semiladeras donde crecen algunos de los arces de mayor tamaño del sur de la península. Son ejemplares de Acer pseudoplatanus, con más de diez metros de altura, con troncos que se dividen en varios y que generan una cobertura de hojas y ramas de más de 15 metros de diámetro. La sombra de estos arces eran los lugares favoritos para pasar el domingo.

Junto a las especies no autóctonas, el entorno de la Fuente de la Teja está cargado de vegetación original de bosque mediterráneo, con un encinar que se complementa con espacios de matorral con rascaviejas en puntos más altos y batidos por el viento, pequeños bosquetes de robles y la gran masa forestal de pinos de repoblación. En el curso del río, que baja hacia Huétor Santillán, alamedas y mimbreras, riberas donde las zarzamoras y rosales crean marañas espinosos impenetrables, y en las umbrías, algunas especies de orquídeas ibéricas difíciles de encontrar en otros puntos, como la Cephalantera longifolia y Dactylorhiza insularis. Durante el verano la vegetación se refugia en las umbrías y en el otoño, las setas proliferan entre las hojarascas de los álamos, junto a los troncos de las arboledas y en los prados húmedos. 

Dos caminos
Hay dos formas de llegar a la Fuente de la Teja y nacimiento del Darro. Por la Alfaguara y desde la A-92. La más corta para andar, pero también más pendiente, es la primera de ellas. Hay que subir desde Alfacar hasta el cruce con el campamento de la Alfaguara y seguir adelante cuando la carretera se convierte en carril sin asfaltar. Unos dos kilómetros después hay un cruce a seguir por la derecha, pero una cadena corta el paso. Hay que seguir andando. Son 1,7 kilómetros de bajada, en algunos puntos con pendiente pronunciada, que hay que subir para volver. El carril tiene curvas muy pronunciadas que pueden cortarse mediante veredas entre los pinares, y miradores desde los que contemplar barrancos y vaguadas.

Desde la A-92 el acceso es por la entrada al parque situada en el Puerto de la Mora, hacia la casa forestal de los Peñoncillos. A menos de cien metros de este enclave hay una encrucijada de caminos. El de la derecha discurre hacia la Fuente de la Teja. Está cortado con una cadena, por lo que hay que andar 2,3 kilómetros, pero la bajada (para después subir) es más suave y tiene una parte de ascenso cuando se acerca al nacimiento del Darro. Aproximadamente 1,7 kilómetros después de iniciar este recorrido se llega al mirador de las Veguillas, desde el que se contempla gran parte del valle del Darro, y poco después, el paraje de la Fuente de la Teja, que llama la atención por su frescor y porque allí ya se oye el rumor del agua y el sonido de las aves se mezcla entre las típicas de ecosistemas forestales, como los herrerillos, con otros habitantes de las riberas, entre ellos los ruiseñores.


Fuente de la Teja
BIODIVERSIDAD



Acer granatense / Aliso
 

Acer opalus subsp granatense (Arce de Granada)

Acer pseudoplatanus (Arce blanco)
Adenocarpus decorticans (Rascavieja)
Alnus glutinosa (Aliso)
Amelanchier ovalis (Guillomo)
Anagallis foemina
Astragalus incanus
Berberis hispanica
Bupleurum gibraltaricum (Adelfilla de Gibraltar)
Cephalanthera longifolia
Cistus albidus (Jara blanca)
Clematis vitalba
Coriaria myrtifolia (Emborrachacabras)
Cytisus fontanesii subsp. fontanesii (Bolina)
Cytisus scoparius
Dactylorhiza insularis (Orquídea pálida)
Genista cinerea  (Hiniesta)
Hedera helix
Helleborus foetidus (Heleboro)
Malva nicaensis
Pinus pinaster
Pinus sylvestris (Pino silvestre)
Platanus hispanica
Polulus nigra
Paeonia coriacea
Quercus faginea (Quejigo)
Quercus rotundifolia
Rhagadiolus edulis (Uñas del diablo)
Rorippa nasturtium-aquaticum
Rosmarinus offinalis (Romero)
Rubus ulmifolius (Zarzamora)
Ruscus aculeatus
Scirpoides holoschoenus (Junco)
Teucrium rotundifolium
Thapsia villosa (Zumillo)
Thymus mastichina (Mejorana)
Ulmus minor
Vicia incana (Algarrobilla de monte)

Lepidóteros

Colias alfacariensis
Coenonympha lillus


Setas

Auricularia mesenterica.
Calocera viscosa
Cheilymenia stercorea.
Clitocybe gibba.
Coprinopsis nivea.
Cyathus olla.
Hymenoscyphus fructigenus.
Hypholoma fasciculare.
Infundibulicybe geotropa.
Lepista nuda
Lycoperdon molle
Psilocybe coprophila
Rhizopogon luteolus
Sphaerobolus stellatus
Stereum hirsutum
Suillus bellinii.
Tricholoma terreum
Hohenbuehelia geogenia
Macrolepiota excoriata
Mucilago crustacea
 



Temas relacionados

Parque Natural Sierra de Huétor 
Series de vegetación
Fotos Sierra de Huétor
Arboretum en la Alfaguara, Parque Natural, Itinerario Botánico
Sendero de la Cruz de Víznar
Cruz de Alfacar
Macrothele calpeiana La araña más grande de Europa
Aynadamar, las ‘lágrimas’ del Milenio
Un hábitat para libélulas
Cangrejos de río autóctonos inicia la recuperación de sus hábitats ancestrales
Trincheras de la Guerra Civil, espacios naturalizados
Cerro del Púlpito
Nacimiento del Rio Darro - Fuente de la Teja









Reportaje publicado en IDEAL el 2 de agosto de 2013
Serie: Panorámicas
¿Cómo llegar?

Accesos Desde Alfacar por la carretera de la Alfaguara. Una vez pasado el cruce del campamento, cuando la vía se convierte en carril no asfaltado, el primer cruce a la derecha, cerrado con cadena. Desde la A-92 en la salida 259 hacia el interior del Parque Natural, cortijo de los Peñoncillos y el carril que sale a la derecha.
Coordenadsa: Cruce de caminos Los Peñoncillos: 37°15’11.45’’N- 3°29’19.63’’O.
Camino hacia la Fuente de la Teja desde la Alfaguara:  37°16’8.47’’N- 3°30’43.02’’O.



Buscadores de oro
Hasta los años ochenta, las aguas del río Darro eran filtradas por buscadores de oro que, en algunos puntos del cauce, incluso a su paso por las inmediaciones de la ciudad, bajo el Sacromonte, mantenían pequeñas estructuras para cribar las arenas en busca de pepitas del preciado metal. Una práctica que se remonta a la época de los romanos y que fue seguida por árabes y después por los cristianos

 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es