VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * TAJOS DEL RÍO CACÍN ---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--
--

 
Los Cañones del río Cacín
Estrechas gargantas con tajos de 100 metros de caída forman el cauce por el que discurre el agua del embalse de los Bermejales
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / Ideal y Waste Magazine

El mundo puede desplomarse sobre tu cabeza. Es la sensación que invade a todo aquel que se interna en lo más profundo del cauce del río Cacín, más allá del aliviadero del  pantano de los Bermejales. 

El poder del agua y el tiempo han generado un enorme y escondido cañón con estrechas gargantas, pasadizos de areniscas y tajos de formas imposibles poblados de rapaces, cuervos y grajillas. Un extremo  ecosistema de ribera que ha permanecido oculto durante siglos y que puede ser contemplado por quienes se atrevan a vivir una inmersión en el neolítico a través de puentes colgantes, escalas sobre paredes, cuerdas de apoyo y estrechos senderos bajo millones de toneladas de piedra. Un recorrido por los tajos de los Bermejales, también llamados cañones del río Cacín, es conocer el hábitat de los humanos del neolítico, donde las paredes formaban sus refugios y el río su fuente de vida...


--
Fotos: J. E. Gómez y Merche S. Calle
...Es en la comarca de Alhama, en Arenas del Rey, en los dominios del pantano de los Bermejales, el lugar donde se inicia un espacio natural que está dentro del Parque Natural de las sierras de Almijara, Alhama y Tejeda. Puede considerarse como uno de los más singulares del sur de la península Ibérica. Hay dos formas de adentrarse en los cañones del río Cacín, aguas abajo desde la presa del embalse, o al contrario, desde el final de los tajos, aguas arriba. Los dos accesos permiten llegar a lo más profundo de las gargantas, pero la mayor dificultad del primero de los accesos, aguas abajo, y el hecho de tener que utilizar escalas y cuerdas ancladas a las paredes sin garantía alguna de seguridad, no lo hacen recomendable para todos los públicos, por lo que es más razonable, y de acceso rápido y directo, hacer el segundo de los recorridos, acceder por la parte baja de los cañones, es decir, aguas arriba, un camino más asequible, con cierta dificultad, pero que lleva a lo más recóndito de este ecosistema. En los dos casos, el camino, por la falta de cuidados y la desaparición de algunas de las cuerdas ancladas en las paredes, se corta a la mitad de su recorrido y quienes no lleven su propio equipo tendrán que darse la vuelta, pero habrán realizado una verdadera inmersión en un espacio digno de conocerse.

Aguas arriba
El recorrido más rápido y accesible al río tiene su punto de partida en lo que las gentes del Temple conocen como puente romano, aunque data de los años cuarenta. Está en la carretera que desde la presa discurre en dirección a Alhama de Granada. Tras un kilómetro y medio, un cruce lleva hacia la localidad de Cacín por una carretera estrecha que discurre sobre la parte alta de los tajos hasta llegar al puente. Tras atravesarlo, un carril llanea hasta una primera vereda, señalizada con un pequeño poste de madera, que baja directamente al cauce. Una enorme maraña de zarzas, álamos, marrubios (flor de rubí), emborrachacabras (Dorycnium rectum), higueras, rosales silvestres y sauces, bordean un estrecho sendero que, de inmediato, desemboca en el cauce. 
La luz ha caído bajo las sombra de los primeros tajos. Hay que andar aguas arriba. El sonido del agua se hace omnipresente, hasta la primera sorpresa: un puente de hierro y madera que permite cambiar de ribera y salvar el primer gran tajo que cae recto sobre el agua.

Serán casi dos kilómetros entre vegetación y formaciones geológicas que se sitúan a ambos lados del cauce. Un recorrido que posee dos puentes colgantes de cinco y diez metros de longitud respectivamente, formados con troncos atados entre sí y anclados a las paredes mediante finos cables de acero. Hay que pasarlos despacio para evitar el balanceo, pero suponen toda una experiencia y aportan una gran sensación de aventura. 

Los puentes dan paso a un camino que discurre bajo formaciones de piedra que caen en extraplomo (formando repisas, como las marquesinas en un edificio). La gran inmensidad de millones de toneladas de tierra y piedra están sobre las cabezas de quienes pasan por ese camino, que continúa bordeando el cauce hasta llegar a un punto en el que el sendero, ya destrozado por los movimientos de tierras, impide el paso y es necesario el uso de cuerdas, que fueron colocadas cuando se inauguró el sendero, en el verano de 2011, y que ya no existen. Quienes tengan la capacidad física suficiente y lleven material para poder salvar un paso en pendiente que impide andar de forma normalizada, podrán continuar, quienes no, tendrán que volver sobre sus pasos, pero hasta aquí han recorrido la parte más interesante y auténtica de una zona olvidada y aún salvaje.

Paredes
Los tajos son formaciones geológicas cuaternarias, excavados por el agua del río a lo largo de millones de años. Las grandes paredes, en vertical, son el paisaje que acompaña a quienes se internan en este espacio. Son de areniscas, arcillas y sobre todo conglomerados geológicos blandos, por lo que la erosión actúa sobre ellos con una gran rapidez. Las paredes que se observan sobre las cabezas de quienes se aventuran en este recorrido son el hábitat de numerosas especies de aves, sobre todo rapaces (cernícalos, azores y nocturnas como búhos reales), y sobre todo, colonias de grajillas, palomas bravías, roqueros, collalbas, abejarucos en las zonas bajas y próximas al río. Las paredes están llenas de agujeros y oquedades donde las grajillas se refugian, los abejarucos hacen sus nidos y golondrinas y aviones roqueros, ocupan las repisas. 

En las paredes, a una altura de aproximadamente diez metros, se encuentran vestigios de los pobladores del neolítico, hace 5.000 años. Restos de construcciones prehistóricas que utilizaban parte de las paredes para construir sus refugios, a una altura que hoy en día se puede pensar que era imposible vivir, ya que no hay acceso posible desde el cauce al refugio, pero que en su momento no estaba tan alto con respecto al agua, y poseían sistemas de acceso, con oquedades en forma de escalera, escalas y anclajes. Estar a una cierta altura ofrecía seguridad frente a enemigos y depredadores. Aún se pueden ver parte de los muros que construían para tapar las oquedades de las paredes y formar su refugio. 

En el Museo Arqueológico  Nacional se encuentra una pieza hallada en el lecho del río, conocida como la Olla de Cacín. Es un recipiente de arcilla elaborado por el hombre del neolítico y considerada como la pieza de cerámica cardial más meridional de Europa. 


En los cortados pueden verse ejemplares de cabra montés y bandadas de grajillas. Capra pyrenaica hispanica

Corvus monedula (Grajilla)

Las aves están representadas por un grna número de especies de ribera, monte bajo, e incluso aves acuáticas, como anátidas y rallídos, por la proximidad del pantano de los Bermejales y la Pantaneta de Alhama (ver guía de aves)


Acrocephalus scirpaceus (Carricero común)Actitis hypoleucos (Andarríos Chico)Aegithalos caudatus (Mito)Aegypius monachus (Buitre negro)Alauda arvensis (Alondra común)Alcedo atthis (Martín Pescador)Alectoris rufa (Perdiz roja)Anas platyrhynchos (Anade azulón)Merops apiaster (Abejaruco europeo)Miliaria calandra (Triguero)Motacilla alba (Lavandera blanca)Motacilla cinerea (Lavandera cascadeña)


Lycaena phlaeas / Gegenes nostradamus
Hipparchia semele y Coenonympha lyllus
FLORA
Adiantum capillus-veneris (Culandrillo de pozo) y Ballota hirsuta (Flor rubí)
Apium nodiflorum
Asparagus acutifolius
Ballota hirsuta (Flor rubí)
Capparis spinosa (Alcaparra)
Catananche caerulea
Clematis flammula (Clematide)
Crataegus monogyna (Majuelo, espino albar)
Cynodon dactylon
Cupressus arizonica /Cipres de Arizona)
Cupressus sempervirens (Ciprés)
Dactylis glomerata
Daphne gnidium (Torvisco)

Dorycnium rectum (Unciana)
Echinops strigosus (Cardo yesquero)
Eryngium campestre
Foeniculum vulgare (Hinojo)
Ficus carica (HIguera)
Juniperus oxycedrus
Lonicera periclymenum subsp hispanica
Macrochloa tenacissima (Esparto)
Medicago sativa
Ophrys lutea
Ophrys tenthredinifera
Ornithogalum narbonense
Osyris alba (Retama loca)
Paronychia argentea
Phlomis lychnitis
Pinus pinaster
Pinus halepensis

Pistacia terebinthus (Cornicabra)
Platanus hispanica (Platano de sombra)
Poa bulbosa
Prunus dulcis (Almendro)
Psoralea bituminosa
Quercus coccifera (Coscoja)
Ranunculus spicatus subsp. blepharicarpos
Retama sphaerocarpa (Retama)
Rhamnus alaternus (Aladierno)
Robinia pseudoacacia (Falsa acacia)
Rubus ulmifolius (Zarzamora)

Sarcocapnos enneaphylla

Temas relacionados 
Parque Nacional de Sierra Nevada

Parque Natural Sierra de Castril 
Parque Natural Sierra de Huétor 
Parque Natural Sierra de Baza 
Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama 
Parque Natural de Sierra Nevada 
Paraje Natural Acantilados Maro-Cerro Gordo

Parque Periurbano Dehesa del Generalife
Parque Periurbano Dehesa de Santa Fe
Reserva Natural Concertada Charca de Suárez Motril, Granada
Monumento Natural Peña de Castril
Monumento Natural Falla de Nigüelas
Monumento Natural Cárcavas de Marchal
Monumento Natural Peñones de San Cristóbal
Monumento Natural Cueva de las Ventanas
Lagunas del Padul, humedales y turberas
Salinas de La Malahá
Los Cañones de Río Verde
El embalse de Cubillas
Sierra Elvira
Sierra Arana /Sierra Harana 
Las Angosturas de Albuñol (Granada)

Balneario  Alhama de Granada / Rio Alhama
Pantaneta de Alhama /Itinerario de los Tajos y la Presa de Alhama

Charco del Negro Humedal Interior Sierra de Loja
Balsa del Regidor, Moraleda de Zafayona
Jardín Botánico La Cortijuela /Granada
Jardín Botánico Hoya de Pedraza / Granada
Arboretum en la Alfaguara, Parque Natural, Itinerario Botánico
Los Cahorros, el desfiladero del río Monachil, Sierra Nevada
Parque Garcia Lorca, Granada
Río Aguas Blancas, Granada
Rio Dilar, Granada
Cabecera Rio Genil /Vereda de la Estrella / Flora y Fauna








Reportaje publicado en IDEAL el 18 de septiembre de 2012


Conocer el interior de los tajos y cañones de los Bermejales es, sin duda, acercarse al hábitat del hombre prehistórico.


Coordenadas
Acceso 1: Desde la iglesia de los Bermejales parte un sendero de 11 kilómetro, ida y vuelta. N36º59’56.56’’ - W3º53’29.06’’

Acceso 2: Desde el puente de la carretera entre el pantano y Cacín, parte el carril a los tajos, aguas arriba. N37º01’40.22’’ - W3º54’58.94’’



RÍO CACÍN
El canal de los siete pueblos
Desde Los Bermejales, el agua del río Cacín traza un eje verde y riega las tierras del oeste de la Vega de Granada
Es un largo corredor ecológico por el que discurre el futuro de una decena de nucleos urbanos, tres de ellos creados al paso del agua

Aguas abajo, el sendero original tras el pantano
El recorrido creado para conocer los tajos de los Bermejales o cañones del Cacín, aguas bajo desde el pantano, puede considerarse de alta dificultad y no es recomendable para personas no experimentadas, ya que tiene el problema de dudosa seguridad de los elementos instalados para salvar pendientes. El recorrido que recomiendan los carteles anunciadores al inicio del sendero es de 11 kilómetros, ida y vuelta. Discurre desde el poblado del pantano hasta el puente de la carretera de Cacín y vuelve por la parte alta de los tajos. El recorrido oficial, aguas abajo,  se corta a la mitad por la desaparición de cuerdas de ayuda, y hay que volverse. 

Se inicia en la iglesia de la Inmaculada, en el interior del poblado, y continúa por un carril forestal que lleva al mirador del embalse, desde donde sale una vereda que lleva hacia la parte baja del aliviadero. Desde el río, vuelve a ascender a la parte alta de los tajos por escaleras metálicas flexibles, para volver a bajar más adelante con la ayuda de cuerdas que no ofrecen garantía de seguridad, ya que no se sabe qué tipo de mantenimiento tienen ni  el uso que se ha hecho de ellas, por lo que han podido perder su capacidad de resistencia y anclaje. 

Quienes decidan arriesgarse y las usen para llegar al río, entrarán en un espacio de profundas gargantas, en el que el cauce ocupa de pared a pared, en lo que denominan ‘la encerrona’, una estrechísima e impresionante garganta de apenas un metro de anchura. Desde allí el sendero vuelve a subir hacia la parte alta de los tajos y, más adelante baja de nuevo al río hasta encontrar el punto de confluencia con el acceso que viene desde el puente y que ya no tiene conexión, pero en el caso de poder continuar, una vez que se ha subido al puente, se vuelve al pantano por el carril que discurre a la izquierda del puente y que bordea los tajos, por caminos de cortijos y olivos hasta llegar al poblado de los Bermejales. No es recomendable. Son casi 5 kilómetros de solana. 




PANTANO DE LOS BERMEJALES
El circuito de los ánsares
Las orillas de los Bermejales ofrecen paisajes lacustres en los que se reflejan las montañas del suroeste
Un sendero circular permite contemplar vestigios del Neolítico y observar ecosistemas de bosque y ribera en el que habitan colonias de aves acuáticas



--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es