-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Reciclaje Plásticos


Fotos: J. E. Gomez © Waste - Plásticos para reciclado en la central de recogida de plásticos de invernaderos en Las Norias, Almeria (Spain)
Sólo 44% de españoles recicla plástico
Plásticos biodegradables
La fabricación de plásticos biodegradables a partir de materiales naturales es uno de los grandes retos de diferentes sectores industriales, agrícolas, materiales para servicios, etcétera. Se trata de conseguir un material que tras ser utilizado para bolsas, cubiertas de invernaderos, etc. se autodestruya tras ser desechado. Una empresa española Fardis Ibérica SL, especializada en el proceso de recogida selectiva y tratamiento integral de la fracción orgánica de los residuos municipales, ha logrado la fabricación y comecialización de productos que cumplen con una doble condición, biodegradables y compostantes, lo que posibilita la generación de riqueza tras su destrucción. 

Plásticos solubles en agua.
Desaparecen al contacto con el agua y no generan residuos de nungún tipo
Una empresa española envasa productos a los que se accede tras mojar el plástico que lo envuelve.
La empresa Soluble Film Packaging, ubicada en Ribarroja, Valencia (Spain) ha puesto en el mercado un sistema de plásticos que están llamados  a reducir considerablemente el volumen de residuos que se generan día a día en industrias y actividades domésticas. Se trata de plásticos que se disuelven en contacto con el agua, son los llamados alcohol polivinílico o polietenol.
La mayor parte de los plásticos son materiales no degradables, no se descomponen de forma natural por acción de los agentes de la naturaleza (hongos, bacterias, luz del sol, etc.) y permanecen durante mucho tiempo en el ambiente formando parte de los contaminantes que produce la civilización.

 Sin embargo, se han desarrollado algunos materiales plásticos (más correcto sería llamarles polímeros) que son, de alguna forma degradables. De lo que aquí vamos a hablar es de los plásticos solubles al agua y más en concreto del alcohol polivinílico o polietenol, que es un polímero sintético que se obtiene a partir de otro, el acetato de polivinilo o polietanoato.

 Este polímero tiene una estructura parecida a la del polietileno. La presencia de los grupos -OH tiene efectos muy importantes. El más detestacado es que el polímero es hidrófilo y por lo tanto, soluble al agua.

Este tipo de plásticos se utilizan, además de para cuestiones industriales, en productos domésticos como jabones y elementos de higiene personal, cocinas, quitagrasas, bactericidas, productos para piscinas, herbicidas, y un largo etcétera.
Mas información en e-mail: sfp@solublefilm.com



Polímeros biodegradables
 

A lo largo de la primera mitad del siglo XX, la investigación de materiales sintetizados a partir de ácido glicólico y otros ácidos-alcoholes fue abandonada porque los polímeros resultantes eran demasiado inestables para su utilización industrial a largo plazo. En los albores del nuevo milenio asistimos al nacimiento de una revolución en el mercado de los polímeros plásticos, desencadenada por esta misma característica, en principio no deseada.
Los bioplásticos de nueva generación retienen sus propiedades fisicoquímicas termoplásticas a lo largo del ciclo de vida del producto manufacturado pero, una vez depositados en condiciones de compostaje o metanización, se biodegradan completamente del mismo modo que los residuos orgánicos, es decir, son transformados por microorganismos en agua, dióxido de carbono y/o metano a un ritmo equivalente o superior al de la celulosa. 
La inestabilidad intrínseca de estas resinas -causada por la biodegradación- las convierte en herramientas imprescindibles para contribuir a la consecución de un auténtico desarrollo sostenible, ya que se producen a partir de recursos renovables y se transforman en herramientas que facilitan la recogida selectiva y posterior valorización de los residuos orgánicos generados por nuestra civilización.

Productos últiles
Bolsas de basura: Disponibles en cualquier dimensión y grosor convencional. Presentan propiedades fisicoquímicas semejantes a las de polietileno pero se biodegradan en menos de 35 días, bajo condiciones de compostaje. Ideales para la recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos domésticos y comerciales, restos de poda, jardinería, etc.

Film para agricultura: Transparente, translúcido u opaco, disponible en diversas formulaciones para adaptarse a las necesidades de temporalidad del cultivo en cuestión.

Film retráctil: Transparente para envases y embalajes.

Film Postal: Transparente y termosellable,  ideal para proteger periódicos, revistas, comunicados institucionales, etc.

Cubertería: Cucharas, tenedores, cuchillos y cucharillas. Soportan elevadas temperaturas y se degradan en 120 días bajo condiciones de compostaje.

Platos, vasos: Fabricados en papel laminado con film biodegradable o en ácido poliláctico (transparente).

Bandejas: Todo tipo de bandejas asimilables a las fabricadas en la actualidad a partir de poliestireno, producidas a partir de piedra caliza y fibra celulósica reciclada y laminadas con film plástico biodegradable.

Material de relleno: Fabricado mediante soplado en una extrusora especial, es soluble en agua y presenta unos periodos de biodegradación inferiores a 15 días, en condiciones de compostaje.

Rafia y bridas para agricultura intensiva.

Legislación 
La Ley 19/1.998, de 21 de Abril, de Residuos, reconcilia finalmente el derecho español con el comunitario, en relación con la Directiva del Consejo 75/442/EEC, de 15 de Junio, sobre residuos, enmendada posteriormente por la Directiva del Consejo 91/156/EEC, de 18 de Marzo. Esta directiva, en su apartado destinado al vertido de los residuos, especifica que los residuos biodegradables se admitirán en los vertederos, pero que serán objeto de un plan de reducción que tendrá por objetivo que un 75% de estos residuos estén depositados en los vertederos en el año 2.002, un 50% en el año 2.005 y un 25% en el año 2.010, valorizándose el resto.

La Ley de Residuos adopta el concepto moderno de política de residuos, promovido por la Unión Europea, en el marco del 5º Programa de Acción y Política Comunitaria (Hacia un desarrollo sostenible). Así pues, con relación a los residuos municipales, se establece que es obligatorio, para los municipios de más de 5.000 habitantes, establecer los sistemas de recogida selectiva de residuos hacia el año 2001. Esta Ley define Recogida Selectiva como "el sistema de recogida diferenciada de materiales orgánicos fermentables y de materiales reciclables, así como cualquier otro sistema de recogida diferenciada que permita la separación de los materiales valorizables contenidos en los residuos".

Referente a los residuos de envases y embalajes, debe mencionarse la Ley 11/1.997, de 24 de Abril, sobre envases y residuos de envases, que transpone la Directiva 94/62/EEC, de 20 de Diciembre de 1.994, sobre envases y residuos de envases. En ella se promueve la reducción de la producción de envases, la reutilización, el reciclaje y otros sistemas de valorización de envases con el fin de disminuir la eliminación final de éstos. De acuerdo con la Directiva, el reciclaje incluye el reciclaje orgánico, bien sea a través de tratamientos aerobios (compostaje) o tratamientos anaerobios (biometanización).

Posteriormente fue aprobado el Real Decreto 782/1998, de 30 de Abril, que regula  el desarrollo y refuerza la Ley 11/1997, de 24 de Abril, sobre envases y residuos de envases, donde se mencionan los procesos de reciclaje orgánico de los envases y residuos de envases.

En marzo de 2000, en el marco de las Jornadas Internacionales sobre Residuos Urbanos celebradas en Donostia-San Sebastián, la Comisión Europea expuso la nueva directiva de vertido y sus consecuencias en la gestión de los vertederos de RSU. La directiva se mantiene firme en su postura de reducir al máximo la deposición de residuos biodegradables en vertederos, si bien amplía los plazos y reduce los objetivos enmarcados en el 5º Programa, acordando una reducción hasta el 75% del volumen actual para el año 2.006, 50% para el 2.009 y 35% para el 2.016. Resulta evidente la necesidad de implantar una política que contemple la recogida selectiva y tratamiento -compostaje o metanización- de la FORM y que procure una progresiva sustitución de materiales inertes por sus alternativas biodegradables si se pretenden alcanzar los objetivos comunitarios.

Info facilitada por Fardis Ibérica SL.
Productos  Biodegradables y Compostables
C/ San Martín, 57, Entlo. A
20007 San Sebastián
Tel: +34 943 444 205 
Fax: +34 943 452 560
correo@fardis.org

SÓLO 44% DE ESPAÑOLES RECICLA PLÁSTICO,SEGÚN ESTUDIO DE EXPERTOS
Madrid,  (EFE).- Un 56 por ciento de los españoles entre 14 y 74 años nunca recicla el plástico en su hogar frente a un 44 por ciento que sí lo hace, según un informe del Instituto Internacional de Estudios Sociológicos y de Mercado y del Instituto Tecnológico del Plástico.
La frecuencia de reciclado es mayor en el norte y en el noroeste español, con un 55 por ciento de ciudadanos que siempre reciclan, frente al 38 por ciento del sur debido a que en la zona norte hay mayor número de contenedores.
Las nuevas generaciones son las menos concienciadas con el reciclaje, entre los 14 y 24 años reciclan "siempre" un 32 por ciento, mientras que la cifra aumenta al 50 por ciento entre los españoles de 25 a 44 años, siendo las mujeres las más preocupadas.
Además, según estos datos, en España no se compran productos realizados con plásticos reciclados: sólo un 15 por ciento de la población lo intenta, debido a la falta de una etiqueta "ecológica" que identifique el producto o la marca.
Las conclusiones a las que llega este estudio es que el reciclado en España necesita ser potenciado y que las empresas deben crear una marca de producto fabricado con reciclado. 
NUEVO SISTEMA PARA PRODUCIR PLASTICO BIODEGRADABLE EN MAS DEL 90%

Roma, (EFE).- Un nuevo sistema para producir plásticos en un 92,7 por ciento biodegradables ha sido desarrollado un equipo científico del Departamento de Biotecnología de la Universidad de Milán (norte), según el equipo, dirigido por el profesor Luca Mattia, ha conseguido un material a base de extracto natural de corcho, que se degrada en el medio ambiente en un plazo inferior a veinte días y sin emitir a la atmósfera de CFC (clorofluocarbonos).Según Mattia, los estudios hechos hasta ahora habían permitido obtener plásticos biodegradables en un porcentaje no superior al 60 por ciento, y siempre con emisión de CFC.El plástico recién conseguido, que se descompone en agua y dióxido de carbono, está considerado uno de los principales productos industriales de la próxima generación, en los que se emplearán derivados de los vegetales para sustituir a los procedentes de hidrocarburos.El equipo científico milanés presento los resultados de sus investigaciones en un el congreso sobre tecnologías ecológicas de la Universidad de Palo Alto (Estados Unidos). 
Temas relacionados 
Contaminación e invernaderos

Reciclaje
Contaminación

Copyright © Waste magazine