.



-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Gestión Integrada de la Zona Costera. 
Impacto en las costas. Practicas Sensatas

Dr. M. Sommer.  Ökoteccum 

- Las zonas costeras en Europa se enfrentan con problemas graves de destrucción del hábitat, contaminación del agua, erosión de la costa y agotamiento de los recursos.
- Cerca del 30 por ciento del territorio adyacente a los ecosistemas costeros del mundo ha sido alterado o destruido
- Mas de 70 mil productos químicos sintéticos han sido descargados en los océanos del mundo
- En los últimos años se ha identificado 480 especies invasoras en el Mediterráneo, 89 en el Mar Báltico y 124 en aguas australianas.


Para un desarrollo sostenible
ESTABA LA MAR... TODO ESTABA OSCURO. 
NO HABIA SOL, NI LUNA, NI GENTE, NI PLANTAS.  
LA MAR ESTABA EN TODAS PARTES.  
LA MAR ERA LA MADRE:  
LA MAR NO ERA GENTE, NI NADIE, NI COSA ALGUNA.  
ELLA ERA EL ESPIRITU DE LO QUE IBA A VENIR.  
ELLA ERA EL PENSAMIENTO Y LA MEMORIA".  
(Puebo Kogui, Colombia).
A lo largo de la historia, la zona costera ha sido un centro importante de desarrollo de la sociedad humana. La utilización del mar para el transporte y el comercio y la obtención de alimento abundante en aguas costeras muy productivas, son factores determinantes para el asentamiento de poblaciones en las zonas costeras.
Las zonas costeras siguen teniendo un potencial enorme para la sociedad moderna. La productividad de las lagunas costeras, ensenadas, marismas y estuarios desempeña un papel importante en la producción de alimentos (al mantener zonas de pesca y acuicultura) y en la protección de la naturaleza y la biodiversidad. Sin embargo, las zonas costeras en Europa se enfrentan con problemas graves de destrucción del Hábitat, contaminación del agua, erosión de la costa y agotamiento de los recursos. Este agotamiento de unos recursos limitados, además de la escasez del espacio físico, está dando lugar a conflictos cada vez mayores entre los distintos usos del agua, por ejemplo entre la acuicultura y el turismo.

Las zonas costeras también adolecen de problemas socio-económicos y culturales, como el debilitamiento del tejido social, la marginalización, el desempleo y la destrucción de los terrenos por la erosión.
Por tratarse de un sistema natural dinámico y complejo, las zonas costeras están sujetas a las fuerzas de las corrientes, de los flujos de sedimentos y de tormentas frecuentes. De acuerdo con el análisis realizado por el Instituto Mundial de Recursos (WRI) cerca del 30 por ciento del territorio adyacente a los ecosistemas costeros del mundo ha sido alterado o destruido debido principalmente a la creciente demanda por terrenos que luego son destinados a la construcción de casas, a la industria y a la recreación.

Se estima que más de 70 mil productos químicos sintéticos han sido descargados en los océanos del mundo. Solo un pequeño porcentaje de ellos ha sido monitoreado, y éste corresponde a aquellos relacionados con la salud humana y no con el impacto ecológico.
En los últimos 50 años se ha perdido cerca del 85 por ciento de los manglares de Tailandia, Filipinas, Pakistán, Panamá y México. A nivel global la pérdida de estas zonas humedales tropicales que son particularmente ricas en biodiversidad alcanza a cerca del 50 por ciento. El explosivo aumento de algas dañinas en las costas de Estados Unidos ha implicado, desde 1991, cerca de 300 millones de dólares en pérdidas debido a la muerte masiva de peces, problemas de salud pública y disminución del turismo.

Se ha detectado que el aumento de especies foráneas en las zonas costeras interrumpen la cadena alimenticia al eliminar a las especies nativas. En los últimos años se ha identificado 480 especies invasoras en el Mediterráneo, 89 en el Mar Báltico y 124 en aguas australianas.
Mediante los Proyectos de demostración en Europa sobre ordenación integrada de las zonas costeras, se observa los problemas específicos de 35 zonas representativas. Con estos proyectos se obtiene una visión general que permite destacar algunos ejemplos.

El problema biofísico fundamental de la zona costera radica en que el desarrollo no se contiene en los límites de las capacidades ambientales locales. Algunas de las manifestaciones más comunes de este problema son las siguientes: 

a) Erosión costera extendida, a menudo exacerbada por una infraestructura humana inadecuada (incluida la infraestructura destinada a la defensa costera) y un desarrollo demasiado próximo al litoral. Las obras de ingeniería en algunas zonas portuarias han contribuido a acelerar la erosión del litoral adyacente por no tener debidamente en cuenta los procesos y la dinámica de la costa. 
b) Destrucción del Hábitat, como consecuencia de una construcción y ordenación territorial poco planificadas o de la explotación del mar. Este problema es especialmente importante en zonas con una expansión económica rápida, como los países de Europa Central y Oriental. 
c) Pérdida de biodiversidad, incluido el declive de las poblaciones de peces en la costa y en alta mar, debido al deterioro de las zonas costeras de desove. Los planes de acción para la biodiversidad regional han determinado unas 30 acciones necesarias para evitar una perdida mayor del hábitat y detener el declive de las especies en determinadas zonas costeras del área metropolitana noroeste de Europa. 
d) Contaminación del suelo y de los recursos hídricos, en la medida en que la contaminación de las fuentes marinas o interiores, incluidas los vertederos, se desplazan hacia el litoral. En algunos estados miembros, la contaminación fluvial derivada de la escorrentía de las tierras agrícolas cultivados rio arriba en los países vecinos está afectando a la calidad de las aguas costeras. 
e) Problemas en cuanto a la calidad y cantidad de agua, dado que la demanda supera el suministro o la capacidad de tratamiento de las aguas residuales. La intrusión de agua salada debida a la explotación excesiva de los acuíferos costeros es un problema importante en muchas partes de la cuenca mediterránea. El deterioro de los acuíferos suele desembocar en una reducción permanente de los recursos hídricos disponibles.
En muchos casos, estos problemas físicos y biológicos han dado lugar o han agravado los problemas humanos con que se enfrentan las zonas costeras, ya que aumenta el número y la intensidad de los usos humanos.
Cabe destacar los siguientes problemas: 
1) Desempleo e inestabilidad social por el declive de sectores tradicionales o compatibles con las preocupaciones ambientales, como las pequeñas explotaciones pesqueras en las zonas costeras. En muchas zonas, está siendo difícil para la pesca costera profesional mantener un nivel competitivo. 
2) Competencia entre usuarios para la explotación de los recursos. La escasa disponibilidad de zonas para la acuicultura por la atribución de espacio para otros usos constituye una limitación significativa para la expansión de esta actividad. 
3) Destrucción del patrimonio cultural y dilución del tejido social por el desarrollo incontrolado (especialmente del turismo). Muchas islas europeas - de las Islas Canarias a los archipiélagos de Suecia y Finlandia - están sufriendo este problema. 
4) Pérdida de propiedad y de posibilidades de desarrollo ante la erosión de la costa. Esta erosión se percibe a escala local como la mayor amenaza grave para el mantenimiento de los ingresos en muchas zonas dependientes del turismo. 
5) Pérdida de posibilidades de empleo duradero, en la medida en que los recursos se degradan. Los barcos para la pesca de ocio suelen ser tratados con tributilestano (TBT), que puede tener un impacto negativo en el sector de la acuicultura.
6) Marginalización y emigración, agravados por la falta de la infraestructura adecuada, como redes de transporte y sistemas de comunicación que funcionan todo el año. La red vial inadecuada y las falta de un desarrollo general de la economía local en muchas zonas periféricas o costeras aisladas ha dado lugar a un éxodo que a su vez provoca un nivel escaso de infraestructura que atraigan y mantengan una comunidad local sólida.
No existe ninguna solución legislativa sencilla a estos problemas complejos. Habida cuenta de la diversidad de las condiciones físicas, económicas, culturales e institucionales, la respuesta ha de ser una estrategia flexible centrada en los problemas reales de cada lugar.
Por consiguiente, se necesita un enfoque territorial integrado y participativo para garantizar que la gestión de las zonas costeras europeas sea sostenible desde un punto de vista ambiental y económico, además de fomentar la cohesión y la justicia social.

La estrategia Europea se propone fomentar un enfoque colaborativo en materia de ordenación y gestión de las zonas costeras, con una filosofía de gestión basada en la asociación con la sociedad civil. El papel en este contexto consistiría en guiar y orientar a los Estados miembros en materia de gestión integrada de las zonas costeras, a escala local, regional y nacional. Esto constituye la contribución al cumplimiento de los acuerdos internacionales, incluido el Capítulo 17 del Programa 21, el Mandato de Yakarta sobre Biodiversidad marina y costera en virtud del Convenio sobre Biodiversidad Biológica y del Código de Conducta para la Pesca Responsable, cuyo artículo 10 se titula "Integración de la Pesca en la Ordenación de la Zona Costera".

Cabe mencionar que las soluciones integradas a problemas concretos solo pueden hallarse y aplicarse a escala local y regional; sin embargo, la integración de las políticas locales y regionales solo es posible si los niveles superiores de la administración ofrecen un contexto jurídico e institucional integrado y adoptan medidas que permitan una actuación local y regional.

La gestión de las zonas costeras requiere el uso de múltiples instrumentos, incluida una mezcla de medida jurídicas, instrumentos económicos, acuerdos voluntarios, suministro de información, soluciones tecnológicas, investigación y educación. La normativa y las intervenciones económicas pueden ser instrumentos importantes para resolver los conflictos entre actividades.

El proceso de formular prácticas innovadoras en regiones costeras en Europa no es nuevo, se basa su construcción sobre esfuerzos previamente realizados con el objetivo de suministrar líneas directrices sobre aquello que se puede hacer, racional y sensatamente, con los medios disponibles de modo de obtener un estado mejor que el precedente. Esto representa entonces un enfoque pragmático, que reconoce la existencia de desigualdades y la diversidad del mundo real.

Las prácticas sobre el Desarrollo sostenible deberían:
1) ASEGURAR BENEFICIOS A LARGO PLAZO. 
2) PROVEER CAPACITACION Y FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL.
3) SER SOSTENIBLES. 
4) SER TRANSFERIBLES. 
5) SER INTERDISCIPLINARIAS E INTERSECTORIALES. 
6) INCORPORAR MECANISMOS DE PARTICIPACION. 
7) FACILITAR UNA VIA DE CONSENSO. 
8) INCLUIR UN PROCESO DE COMUNICACION EFECTIVO Y EFICIENTE.
9) SER CULTURALMENTE RESPETUOSO: 
10) TOMAR EN CUENTA CUESTIONES DE GENERO Y DE SENSIBILIDAD.
11) FORTALECER IDENTIDADES LOCALES. 
12) FORJAR UNA POLITICA NACIONAL JURIDICO - LEGAL. 
13) ABARCAR UNA DIMENSION REGIONAL. 
14) ASEGURAR LOS DERECHOS HUMANOS. 
15) FACILITAR DOCUMENTACION. 
16) ESTAR SUJETOS A UNA EVALUACION


Temas relacionados 
Vida marina
"España ejerce la Piratería Pesquera en La Antartida"
"Guia de especies marinas"
Web especial vida marina
Globalizacion, Abuso, Depredacion y Muerte de la Industria Pesquera - "Atlántico suroccidental y Pacifico suroriental".

Protección del ecosistema marino, la responsabilidad de la industria pesquera

Copyright © Waste magazine