VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

GUÍA DE MARIPOSAS * LEPIDÓPTEROS-----------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste------------
--
.
Kingdom: Animalia / Phylum: Arthropoda
Clase Insecta / Orden Lepidoptera /Superfamilia Papilionoidea
Familia Papilionidae /Subfamilia  Parnassiinae / Tribu Parnassiini
Parnassius apollo subsp nevadensis
Apolo o pavón diurno
Apollo 

Habita en gran parte de las zonas montañosas españolas. Solo posee una generación desde finales de Junio a primeros de Agosto que vuela desde los 800 a los 3.000 metros de altitud. Sus larvas se alimentan de crasuláceas de los géneros Sedum, Sempervivum y Bryophylum. En la Peninsula Ibérica se han separado 23 subespecies, algunas de las cuales se consideran importantes endemismos como es el caso de la subsp de Sierra Nevada; Parnassius apollo subsp nevadensis Oberthür, que se distingue por el color anaranjado de los ocelos de las alas posteriores.

Sus colonias son localizadas y escasas, debido al interés de muchos coleccionistas que han pagado fuertes sumas de dinero por un ejemplar de esta especie, con lo que se ha disminuido el número de ejemplares.
Altitud: desde los 800 a los 3.000 metros de altitud

Tamaño 35-42 mm


Las fotografías de esta página corresponden a ejemplares de la subsp nevadensis

El camuflaje es casi perfecto sobre la pizarra en Sierra Nevada
La subsp filabricus posee los ocelos anaranjados y está localizada en la Sierra de los Filabres (Almería) y en la Sierra de Baza (Granada)
La subsp gadorensis con ocelos anaranjados tiene las alas anteriores más redondeadas y la manchas en los machos son mayores. Localizada en la Sierra de Gador (Almería) Está considerada extinta porque no hay referencias desde la década de los 80 del siglo XX.
La subsp mariae tiene los ocelos rojos y se localiza en Sierra María (Almería) y Sierra de Orce (Granada)


La ‘apollo’  vuela hacia el frío
Mariposa símbolo de las altas cumbres encuentra en Granada su principal reserva europea
Científicos estudian el estado de las poblaciones de una mariposa ya extinta en algunas zonas de Andalucía Oriental y en regresión en Sierra Nevada
Por Juan Enrique Gomez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
Recorren territorios situados por encima de 1.800 metros de altitud. Utilizan mangas entomológicas, equipos de posicionamiento y recogida de datos. Son científicos del departamento de Zoología de la Universidad de Granada, biólogos y técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, y voluntarios. Comprueban la presencia de una de las especies de mariposas diurnas, considerada como emblemática de las altas cumbres de Sierra Nevada, de gran tamaño y vistosidad, Parnassius apollo nevadensis. Han detectado que, al igual que ocurre en otras montañas europeas, la especie ‘apollo’ se encuentra en regresión y que la subespecie nevadensis no es ajena a los efectos del cambio climático y la antropización (la acción del hombre sobre el medio natural).

Las investigaciones, encuadradas dentro de los trabajos del Observatorio del Cambio Global de Sierra Nevada, señalan que el macizo montañoso más alto de la península Ibérica es la principal reserva europea para este lepidóptero y donde aún se mantienen poblaciones, sobre todo en las altas cumbres, pero a pesar de ello, «las poblaciones se encuentran en regresión y ascienden en busca de temperaturas más frías y hay que tenerlo en cuenta para evitar que lleguen a situaciones de peligro de desaparición más evidentes», dice el técnico de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, José Miguel Barea. 

Mariposas del género Parnassius hay en diferentes puntos del planeta, incluso en Oriente Medio, y la especie ‘apollo’ está asociada fundamentalmente a las grandes montañas europeas (de hecho tiene su localidad tipo en Suecia central) pero en muchas de ellas ha llegado a desaparecer. En los Alpes aún quedan algunas poblaciones, igual que en los Pirineos. La Parnassius apollo necesita temperaturas frías donde, además, crezcan las plantas de las que se alimentan, tanto en la fase de larva como cuando son adultos. «Está claro que intenta colonizar las zonas más altas y frías y van ascendiendo en altitud debido al cambio del clima, y en la mayoría de los sistemas montañosos se puede decir que ya han llegado a la cumbre y no hay donde subir más». Sierra Nevada es lo más alto y aún no existe esa situación de peligro que sí se ha dado en sus alrededores.

En Andalucía hay cuatro subespecies de Parnassius apollo: nevadensis, que habita en Sierra Nevada, que está en un relativo buen estado de conservación; gadorensis, en la sierra de Gádor, que ya se puede considerar extinta, puesto que no hay referencias desde la década de los ochenta. En las sierras de Baza y los Filabres, donde habita la subespecie filabricus, se ha convertido en muy escasa y rara de ver y está muy localizada en puntos concretos y de pequeña extensión, y en la sierra de María, donde está la subespecie mariae, que ha tenido años en regresión pero parece que en los últimos tiempos está en proceso de recuperación, dice José Miguel Barea.

Usos del territorio
Desde el Observatorio del Cambio Global se ha comprobado que junto al clima existen otros condicionantes que pueden incidir en la supervivencia de esta especie que tiene en la sierra su principal territorio peninsular. Las actuaciones del hombre afectan de forma directa, pero no tienen que ser negativas por sistema. «Conocer la evolución de las poblaciones nos sirve para poder tomar medidas que ayuden a reducir el impacto del cambio climático en ésta y otras especies, y a su mejor mantenimiento», dice el biólogo y conservador del Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada, Ignacio Henares, para quien es importante que actividades como el pastoreo tengan un equilibrio, ya que una presencia excesiva de ganado en determinadas zonas puede llegar a eliminar la presencia de esta mariposa, pero ocurrirá igual si no hay cabezas de ganado que reduzcan el crecimiento y expansión de algunas plantas y permitan el crecimiento de otras de las que se alimentan estos lepidópteros y otros insectos . «En el equilibrio está la clave para la conservación». Los invertebrados, y en especial las mariposas, son magníficos bioindicadores de las condiciones ambientales de un territorio, y en el caso de Parnassius apollo nevadensis, de forma muy clara, ya que es una de las especies que quedaron aisladas en determinados puntos tras la última glaciación y «se podría decir que vinieron del frío», dice Barea.

Recabar datos
Juan Gabriel Martínez, es profesor del departamento de Zoología de la Universidad de Granada, junto a otros miembros de su facultad,  Alfredo Sánchez Tójar y Salvador Bravo, realiza estudios sobre el terreno. «Estudiamos zonas situadas en diferentes altitudes, desde 1.800 a algo más de 2.700, que es donde sabemos que vive la ‘Apolo de Sierra Nevada’, para conocer cómo los cambios en las temperaturas, sobre todo en otoño, afectan a la biología básica de esta especie, tanto en larvas como en adultos, y de qué forma se ven afectadas por la evolución de determinadas plantas, ya que en la fase larvaria solo se alimenta de flores del género Sedum». El equipo de la Universidad de Granada cuenta también con uno de los más reconocidos entomólogos españoles, el catedrático, Alberto Tinaut, que también realiza labores de campo y recopilación de datos con este programa de seguimiento.
Los científicos emplean un sistema similar al de anillado de aves. Hay que capturar las mariposas para poder marcarlas, lo que se hace con un numero escrito en el reverso de las alas posteriores mediante un rotulador que no afecta a las escamas que cubren las alas. «Una vez que las hemos identificado y apuntado las características del ejemplar, tamaño, sexo, estado general, se geolocaliza con un GPS y se suelta para que vuelva a volar en su territorio», dice Juan Gabriel Martínez. Días más tarde vuelven a realizar capturas y comprueban si hay mariposas que ya habían marcado. En ese caso pueden conocer sus movimientos y evolución. «Trabajamos en cinco puntos diferentes a lo largo del gradiente altitudinal. Hemos hecho el censo de larvas y ahora estamos haciendo el de adultos. Queremos conocer algunas variables importantes como el crecimiento de las larvas y de los adultos y si pueden estar relacionadas con las condiciones ambientales, clima y alimentación».

Actuaciones de protección
El Libro Rojo de los Invertebrados de Andalucía, de Barea Azcón, Ballesteros-Duperón y Moreno, realiza recomendaciones con respecto a Parnassius apollo, como la prohibición de su captura en el territorio andaluz; iniciar estudios moleculares que esclarezcan la identidad genética y la validez de las cuatro subespecies descritas en Andalucía. Los resultados de estos análisis pueden ser determinantes para valorar el problema del dramático declive de dos de estas cuatro subespecies. Es necesario un seguimiento periódico de diferentes parámetros poblacionales de todas las poblaciones andaluzas. Esto permitirá trazar una tendencia poblacional e identificar prematuramente procesos de declive.

Ocelos defensivos
La característica más llamativa de Parnassius apollo son los ocelos, círculos de color anaranjado que presenta en la parte inferior de sus alas. Durante las observaciones realizadas en la sierra, Alberto Tinaut comprobaba que las hembras llegan a abrir las alas de tal forma que los ocelos pueden parecer los ojos de un animal, con lo que pretenden ahuyentar a sus posibles depredarores.

Equipo de trabajo. De izquierda a derecha, Alfredo Sánchez, Juan Gabriel Martínez, Salvador Bravo, Rogelio López, José Miguel Barea, Ignacio Henares y Alberto Tinaut . :: j. e. gómez



 


Temas relacionados 
Guía de mariposas inicio
Copyright ©  Waste magazine 





Científicos estudian la evolución de las poblaciones de Parnassius apollo nevadensis en relación con el cambio climático
Reportaje publicado en INDEAL el 28 de julio 2013
Texto completo 




PAPILIÓNIDOS  * Ficha genérica + especies 

Según el Libro Rojo de los Invertebrados Amenazados de Andalucia exiten 4 subsespecies de Parnassius apolo en Andalucía
- subespecie nevadensis: puede llegar a ser localmente abundante. Tendencia estable.
- subespecie gadorensis: hace varias décadas que no se localizan ejemplares por lo que
es muy posible que se haya extinguido.
- subespecie filabricus: Tendencia regresiva.
Las últimas citas se remontan a la primera mitad de la década de los noventa y proceden
de la Sierra de Baza (cerca del límite provincial entre Granada y Almería).
- subespecie mariae: Tras las regresiones sufridas en tiempos recientes, su tendencia actual puede ser considerada como estable.


 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es