-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
LA CAÑADA DE LAS NORIAS----------
© Textos, Fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar / Almería
La Cañada de las Norias

Uno de los espacios protegidos con mayor biodiverisdad de Andalucía Oriental es la Cañada de Las Norias y sus lagunas. A pesar de estar completamente rodeada por invernaderos con cultivos bajo plástico, caminos, escomberas e inclouso vertederos ilegales, las aguas y riberas de la principal lagina de Las Norias, acogen a multitud de aves acuáticas, tanto de forma permanente como de paso en sus migraciones. Algunas de ellas son especies en peligro, tanto vulnerables como en vías de extinción. Las bandadas de fochas se mezclan con cormoranes, azulones, charranes, e incluso zampullines.

Cómo llegar
La laguna principal de Las Norias se encuentra al sureste del nucleo urbano de Las Norias, al que se accede por la autovía del Mediterráneo un poco antes de llegar a El Ejido, en dirección Almería-El Ejido. Hay que atravesar el pueblo, e inmediatamente despues se ve la laguna a la izquierda. El primera cruce a la izquierda lleva a la laguna.
Coordenadas: 36°45'41.66"N    2°44'13.53"O

Humedal artificial
Situación El Ejido Almería 
Altitud: 21 m. 
Cuenca hidrográfica: Sur 
Subcuenca hidrográfica: Río Adra 
Superficie de la cubeta: 137.67 ha 
Humedales que constituyen el hábitat de especies de microorganismos, flora y fauna. 





Aguazales en peligro
Por José Javier Matamala García 
Miembro del Comité Internacional de Expertos sobre Anátidas en Peligro de Extinción - Threatened Waterfowl Specialist Group (Slimbridge - Gloucester - England).
Almería Medio Ambiente : http://www.almediam.org/

Síntesis de la importancia ornitológica de la Cañada de las Norias
Almería, en los albores de esta centuria, puede considerarse aún como la capital europea de la biodiversidad. La variedad de su fauna y flora, única en Europa, así como la presencia de diferentes y singulares hábitats la hacen merecedora de este calificativo. Dentro del marco de aridez climática que caracteriza al litoral del Sudeste peninsular, los aguazales almerienses constituyen ecosistemas únicos y reconocidos internacionalmente, albergando una diversa y abundante ornitofauna acuática, así como comunidades vegetales de interés científico comunitario.
En los anales de la historia natural, el siglo XX, será recordado como el período en el que mayores agresiones se produjeron contra el Planeta Azul y contra todas sus formas de vida, incluida la humana. Los humedales, uno de los ecosistemas que aportan mayor biodiversidad e índices de biomasa -tan solo comparables a los arrecifes de coral o los bosques tropicales que aún sobreviven-, no quedaron exentos a esta debacle mundial y, tan solo en España, desaparecieron más del cincuenta por ciento de los existentes.
Espacios protegidos
En la actualidad, forman parte de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA), las Reservas Naturales de la Albufera de Adra y de Punta Entinas - Sabinar, el Paraje Natural del Punta Entinas - Sabinar y las Salinas de Cabo de Gata -incluidas en el Parque Natural de Cabo de Gata - Níjar -, algunas de las cuales están además catalogadas como Zona de Especial Protección para las Aves -ZEPA- de la U.E. e incluidas dentro del Convenio Internacional sobre Zonas Húmedas de Importancia Internacional o Convenio Ramsar.
Sin embargo, esta situación de amparo legal no ha sido suficiente para salvaguardar definitivamente la integridad de las apenas 2.000 hectareas de aguazales almerienses. Así, durante 1998, se produjo la destrucción impune de las Salinas de Guardias Viejas -El Ejido- frente a la especulación urbanística y la falta de responsabilidad administrativa, constituyendo el atentado ecológico más importante acontecido en Almería durante la última década. De esta enajenación, por parte de las administraciones responsables, han sido también objeto las Salinas de Terreros -Pulpí-, que aún mantienen comunidades de vegetación halófila únicas en Andalucia - Halocnemum strobilaceum- incluidas dentro de la Directiva Hábitats.
Contaminación
Entre las zonas húmedas protegidas debe destacarse la eutrofización y contaminación progresiva por biocidas de las Albuferas de Adra; la desecación de más del setenta por ciento de las Salinas de Cerrillos y Viejas tras el abandono de su explotación salinera, además de la ocupación de Vías Pecuarias y extracciones ilegales de áridos dentro de este espacio; o la falta de vigilancia permanente e inadecuación de la actividad industrial a los ciclos biológicos -que producen la inundación de cientos de nidos de especies protegidas- en las Salinas de Cabo de Gata.
"Sin parangón" sería el calificativo menos hiriente con el que se puede describir la actual situación del más singular de los aguazales almerienses, catalogado -según varios autores- como de importancia internacional: la Cañada de Las Norias. Situada en la pedanía ejidense de las Norias de Daza, ocupa la depresión existente entre esta localidad y la de La Mojonera. La extracción incontrolada de arcillas para uso agrícola -substrato del suelo de invernaderos y enarenados comarcales- desde comienzos de los ochenta produjo el afloramiento en esta localidad del Acuífero Superior Central, de las aguas salobres y de pésima calidad para el riego, comenzando a aparecer diferentes comunidades vegetales adaptadas a este tipo de medios como eneales, carrizales y tarayales -estos últimos los mejor representados en el ámbito provincial-.
El resultado final fue la creación de un humedad artificial de casi 200 hectáreas de terrenos inundables en los parajes de La Molina, Cañada del Puerco, Balsa del Sapo, El Salitral, El Antis y Cañada de la Higuera, a la que un reducido grupo de naturalistas almerienses bautizamos, a principios de la década de los 90, con el nombre de "Cañada de Las Norias", denominación con la que actualmente se la conoce internacionalmente.
Aves
Oxyura leucocephala (Malvasía cabeciblanca), / Marmaronetta angustirostris (Cerceta pardilla), Ardeola ralloides (Garcilla cangrejera) / Phalacrocorax carbo (Cormorán grande) 
Las aves son los vertebrados más representativos de este aguazal y en especial las acuáticas que acaparan el 55% del total. Desde 1988 hasta la actualidad hemos registrado un total de más de 165 especies entre acuáticas y terrestres, de las que 57 nidifican en la localidad, siendo muy importantes los contingentes invernantes y la presencia de aves durante los pasos migratorios. 
Entre las especies nidificantes destacan la Oxyura leucocephala (Malvasía cabeciblanca), Marmaronetta angustirostris (Cerceta pardilla), Porphyrio porphyrio (Calamón) y Ardeola ralloides (Garcilla cangrejera), todas ellas amenazadas globalmente y que han encontrado en este humedal uno de sus escasos puntos donde se reproducen con éxito.
Pese a todo lo expuesto, la Cañada de Las Norias carece de ninguna figura de protección legal y su declaración como Zona de Especial Protección para las Aves y Reserva Natural Concertada, ambas propuestas por la Consejería de Medio Ambiente, han quedado en el olvido, como lo quedó su inclusión como Lugar de Interés Comunitario gracias al informe de un "comité de expertos", designado por la Junta de Andalucía, que han puesto de manifiesto su amplio desconocimiento del medio ambiente almeriense.
Algunas iniciativas para la protección del más importante de los humedales almerienses se han mostrado ineficaces, siendo la situación actual tremendamente comprometida para la sostenibilidad de tan singular aguazal y ante la manifiesta pasividad administrativa que no solo contraviene todo lo legalmente establecido, sino que va a permitir la actuación en la zona de la empresa pública ACUSUR, dentro del Plan Hidrológico Nacional, careciendo de informe de evaluación de impacto ambiental preliminar.
Normativa
Entre las disposiciones legales que se incumplen, atendiendo a la fauna y flora de la Cañada de Las Norias destacan: la Directivas 79/409/CEE sobre Conservación de las Aves Silvestres -artículos 4.1 y 4.4-, la Directiva 91/244/CEE que modifica a la anterior y la 92/43/CEE sobre Conservación de los Hábitats Naturales y la Fauna y la Flora Silvestres, los Convenios de Berna (Art. 3) y de Bonn (Art. 3), que establecen un amplio marco de colaboración, protección y estudio de especies amenazadas de extinción y vulnerables, así como de sus hábitats, la Ley 4/1989, los Reales Decretos 1095/1989, 439/1990, 1997/1995 o el Decreto 4/1986, entre otros.
Todas estas situaciones ponen de manifiesto la necesidad urgente de tomar las medidas necesarias capaces de garantizar, de una vez por todas, la conservación y protección de este aguazal antes de que sea demasiado tarde. 

Síntesis de la importancia ornitológica de la Cañada de las Norias.

Chlidonias niger (Fumarel común) en Las Norias, al fondo El Egido

A modo de resumen se puede afirmar que la comunidad de aves acuáticas de la Cañada de Las Norias presenta un fenograma bimodal común para los valores de abundancia, riqueza específica y diversidad, caracterizado por la presencia de dos cotas máximas, una coincidente con la culminación del paso prenupcial en mayo y la otra en septiembre en plena migración postnupcial. Durante el invierno se obtuvieron valores intermedios, mientras que los mínimos registros se alcanzaron durante el estío.
La avifauna de estos hábitats está sufriendo graves procesos de regresión de sus poblaciones a consecuencia de la alteración de los mismos, por lo que un gran número de especies de aves acuáticas y marinas han sido incluidas en los distintos listados nacionales e internacionales que se adjuntan como anexos en los convenios y leyes de conservación de la naturaleza en toda Europa (Directiva 91/244/CEE, Convenio de Berna, Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, Libro Rojo de los Vertebrados de España, etc.).
Tan solo el 0,4 % del territorio español puede integrarse bajo la denominación de zonas húmedas. La situación de degradación y/o destrucción de los aguazales ibéricos ha sido especialmente grave durante los últimos 60 años, habiendo desaparecido más de la mitad de los anteriormente existentes. Esta situación ha sido aún más grave en la vertiente mediterránea, donde todavía se conservan algunos importantes humedales relícticos y en su mayoría altamente antropizados y amenazados en cuanto a su conservación. 


Porphyrio porphyro (Calamón))

Fochas Comunes -Fulica atra- y Gallinetas Comunes -Gallinula chloropus-, fueron las primeras "colonizadoras" del área. Entre ambas especies sedentarias destaca la primera como más abundante y en cuyos densos bandos suele aparecer la rara Focha Moruna -Fulica cristata-. Otros rállidos más escasos que también crían son el Rallus aquaticus (Rascón europeo) y el Calamón Común -Porphyrio porphyrio-. 

También sedentario, el Tachybaptus ruficollis (Zampullín chico) se reproduce con regularidad desde 1989 y de forma esporádica el Podiceps nigricollis (Zampullín cuellinegro)


Podiceps nigricollis (Zampullín cuellinegro)  Zampullín cuellinegro, en Las Norias

Las garzas, ligadas principalmente a los pasos migratorios e invernada, aparecen representadas por Garcetas Comunes -Egretta garzetta-, Garzas Reales -Ardea cinerea- e Imperiales -Ardea purpúrea-, Avetorillos Comunes -Ixobrychus minutus-, Garcillas Bueyeras -Bubulcus ibis- que forman grandes bandos de dormidero al ocaso. Tanto el Martinete -Nycticorax nycticorax- como la Garcilla Cangrejera -Ardeola ralloides- han comenzado a nidificar recientemente en el área. 

Las Cigüeñas Comunes -Ciconia ciconia- también visita este aguazal durante la migración postnupcial, siendo más rara la presencia de Ciconia nigra (Cigueña negra) y Grullas Comunes -Grus grus-. Dentro del grupo de las grandes zancudas en es frecuente la presencia invernal del Morito -Plegadis falcinellus.


Morito -Plegadis falcinellus / Ánade Friso -Anas strepera

Los ánades forman importantes contingentes durante la invernada y los pasos migratorios, destacando el postnupcial; es el caso del Tadorna tadorna (Tarro blanco), la Cerceta Común -Anas crecca-, Anas penelope (Silbón europeo)Ánade Friso -Anas strepera-, el Pato Colorado -Netta rufina- y otros más escasos como el Tarro Canelo -Tadorna ferruginea-, el Aythya fuligula (Porrón moñudo)- o  Aythya nyroca (Porrón pardo)-. Algunos se han hecho sedentarios como el Ánade Azulón -Anas platyrhynchos- y el Porrón Europeo -Aythya ferina-, mientras que otros nidifican ocasionalmente como el  Pato Cuchara -Anas clypeata- o el Ánade Rabudo -Anas acuta-

Entre las anátidas más singulares de la localidad destacan la Oxyura leucocephala (Malvasía cabeciblanca) y la Cerceta Pardilla -Marmaronetta angustirostris-, ambas en peligro de extinción, y que han encontrado en este humedal uno de los escasísimos puntos donde se reproducen con normalidad. La Malvasía nidifica desde 1992 superando desde 1994 el centenar de pollos anuales, lo que convierte a este a este humedal en una de las localidades fundamentales para el mantenimiento de la especie en Europa. La Cerceta Pardilla comenzó a nidificar desde 1993, siendo su presencia habitual en este aguazal.



Phoenicopterus roseus (Flamenco) también se encuentran presentes en este humedal 
Avoceta -Recurvirostra avosetta / Ánade Rabudo -Anas acuta

El grupo más variado y heterogéneo es el de los limícolos, destacando la población nidificante de Himantopus himantopus (Cigüeñuela común), que supera las 75 parejas reproductoras. También nidifican el Chorlitejo Patinegro -Charadrius alexandrinus- y el Chico -Charadrius dubius-, sedentario en la localidad, así como la Avoceta -Recurvirostra avosetta-

El resto de Agujas, Andarríos, Archibebes, Vuelvepiedras, están ligados a los pasos, alcanzándose las máximas concentraciones durante el postnupcial. Algunos como el Archibebe Común -Tringa totanus-, el Combatiente -Philomachus pugnax-, Calidris alpina (Correlimos común), Menudo -Calidris minuta-, Tridáctilo -Calidris alba-, Gordo -Calidris canutus- y Zarapitín -Calidris ferruginea- permanecen en bandos de invernantes entre los que, ocasionalmente, puede observarse el Correlimos de Temminck -Calidris temminckii-.

Entre las gaviotas nidifican dos especies: La Gaviota Reidora -Chroicocephalus ridibundus = Larus ridibundus- y la Gaviota Patiamarilla -Larus cachinnans- y entre los estérnidos destacan las concentraciones postnupciales Chlidonias niger (Fumarel común), o la presencia durante el estío de la Pagaza Piconegra -Gelochelidon nilotica-, que nidifica ocasionalmente.

Al total de aves acuáticas registradas hay que sumarles casi un centenar de especies no acuáticas, algunas tan singulares como el Águila Pescadora -Pandion haliaetus-, divagante invernal en la localidad. 


Pagaza Piconegra -Gelochelidon nilotica / La Gaviota Reidora -Chroicocephalus ridibundus = Larus ridibundus


El medio físico

La Cañada de Las Norias, que agrupa las zonas conocidas con los nombres de La Molina, Cañada del Puerco, Balsa del Sapo, El Salitral, El Antis y Cañada de la Higuera, se encuentra situada al SE de la Provincia de Almería, en la barriada de las Norias de Daza (El Ejido), donde se forma un pasillo ligeramente deprimido (el "corredor" Las Norias-La Mojonera) con suelos de buena calidad, desarrollados sobre limos rojos procedentes de materiales sedimentarios del cuaternario que son, desde el punto de vista agrícola, los más fértiles de la zona, y han sido utilizados tradicionalmente por los cultivos hortícolas convencionales. 
Dentro de una gran plataforma suavemente ondulada, está limitada al Sur y al Este por el mar, y al Norte por los escarpes montañosos del borde meridional de la Sierra de Gádor. Aparece rodeada por cultivos bajo plástico (invernaderos), principal fuente económica de la región que, dentro de la comarca, alcanzan una extensión superior a las 16.000 ha. Cabe destacar la presencia de otros humedales cercanos como las Salinas de Cerrillos y Viejas, Charcones de Entinas, Salinas de Guardias Viejas y Albuferas de Adra, que aparecen interrelacionados entre sí desde el punto de vista ornitológico.

Climatología
El clima puede definirse como mediterráneo subárido, caracterizado por precipitaciones medias anuales inferiores a los 250 mm., con un máximo pluviométrico a finales de otoño-invierno y un verano muy árido, que se prolonga de mayo a septiembre, sobre todo en julio cuando no se registra precipitación alguna. La temperatura media anual es de 18,21C y muestra amplitudes térmicas anuales poco contrastadas; las temperaturas extremas absolutas oscilan entre 381C a 21C, desconociéndose las heladas. El mes más cálido es agosto que alcanza una media de 261C y el más frío, enero, supera los 121C. Los vientos son fuertes, predominando los del tercer cuadrante (SW, SSW), seguidos de los del segundo (E, ESE, ENE), conocidos vulgarmente como "ponientes" y "levantes", respectivamente. Posee fuertes índices de humedad relativa a lo largo de todas las estaciones; el rocío es un hidrometeoro muy común, en particular en verano y otoño. En cuanto a la insolación, queda muy próxima a las 3.000 horas anuales.

Geología
En este área, los depósitos cuaternarios son muy numerosos, tanto los de origen continental como los marinos. Los continentales parecen ser posteriores al último episodio marino y son una formación constituida, en gran parte, por los materiales barridos de las anteriores.
El suelo está constituido por limos rosas o rojos, muy finos, arcillosos, con poca fracción dendrítica y con cuarzos redondeados que se localizan suavizando los escarpes y, en su mayor parte, rellenando todas las depresiones topográficas, tanto las de origen más o menos cárstico, como las de origen tectónico.  Su origen es incierto, pero parece probable, la hipótesis de un transporte eólico de los materiales sacados de las formaciones anteriores, arcillas de descalcificación de las costras calcáreas y arenas limosas continentales, que aparecen a veces encima de los depósitos marinos de las terrazas.

Hidrogeología
La zona de las Norias forma una cuenca endorreica cerrada, de unos 6 Km. de larga por 1,5 Km de ancha. El principal aporte de agua proviene del ACUÍFERO SUPERIOR CENTRAL de El Ejido, que puede definirse como costero, superficial, libre y poroso. Existen también aportes directos de lluvia, generalmente torrenciales, que desembocan en la cuenca a través de las ramblas del Cura, Carcauz, Bernal, de la Maleza, Cueva de la Sal, del Agua, de Los Cazadores y del Aguila. Este acuífero tiene una extensión superficial de unos 225 Km. Está formado por una capa de arenas, gravas, areniscas y calcarenitas superiores. Su base impermeable está constituida por gredas o margas. La profundidad hasta el agua varía según las zonas: de 80-90 m. en las más altas del llano, hasta sólo unos metros como en la Cañada de Las Norias. Salvo excepciones, el nivel del agua siempre está más alto que el mar.
Para los usos más comunes de riego y abastecimiento urbano, la calidad química natural del agua de este acuífero es de mediocre a mala, con un contenido en sales de 1 a más de 6 gr/l. Aunque no están lo suficientemente estudiadas, la presencia de determinadas sustancias, como los nitratos, son un indicio de su contaminación por la actividad agrícola y residuos urbanos.
El esquema de funcionamiento de este acuífero es sencillo, pues se recarga por infiltración de las precipitaciones y, en buena medida, de los retornos del agua usada en riegos y la procedente de las poblaciones urbanas asentadas dentro de sus límites, y se descarga por bombeos y mediante salidas naturales subterráneas hacia otros acuíferos colindantes, lagunas salobres del litoral y hacia el mar.
Globalmente, desde el punto de vista cuantitativo, se encuentra en situaciones de balance próximas a las de equilibrio: sus reservas medias no han variado en los últimos años e incluso es ligeramente excedentario, últimamente, en áreas como la Cañada de las Norias.

Génesis, evolución y parámetros morfoestruccturales
La formación de este humedal es resultado de la suma de cuatro parámetros: geológicos, climáticos, hidrogeológicos y antrópicos.
Los primeros tienen como base los limos rosas o rojos, que se asientan dentro de una zona deprimida por hundimiento de formaciones kársticas, flanqueada por dos frentes de falla originando una depresión topográfica, en forma de cubeta.
El factor climático está basado en un balance hídrico negativo y una elevada insolación, que si bien no determinan exclusivamente los niveles de agua del humedal, si producen oscilaciones en éstos.
Este complejo lagunar se formó, de forma artificial, a partir de las extracciones de arcillas que vienen realizándose en la localidad, desde principios de la década de los ochenta. Esta situación provocó el afloramiento de aguas subterráneas y la inundación de la cubeta. En la actualidad este humedal presenta un crecimiento tanto de superficie, al continuar la actividad estractiva, como de volumen por un balance hídrico positivo del acuífero.
La profundidad media de las extracciones es de 10 metros, donde se produce el afloramiento espontáneo del agua. En algunos puntos la profundidad de las lagunas supera los 10 metros. En la actualidad presenta una planimetría compleja y en transformación, compuesta por playas, cantiles, islotes, aguas profundas y otras someras donde se asienta la vegetación palustre, proporcionando un rico conjunto de diferentes nichos ecológicos.


MEDIO BIÓTICO
Vegetación




La vegetación se ve condicionada por la lámina de agua, que aunque permanente, presenta oscilaciones, sobre todo durante el estío. La presencia de agua a lo largo de todo el ciclo anual ha permitido el desarrollo de un cinturón vegetal de orla constante. Su distribución no es homogénea dependiendo de la profundidad y de la antigüedad de la extracción. Actualmente, la superficie vegetal ocupa el 40 % del área inundable, en las canteras más antiguas y consolidadas.
Este cinturón de vegetación permanente, está constituido por los denominados "carrizales", entre los que destacan el Carrizo -Phragmites australis- y la Enea -Typha angustifolia- como especies dominantes. También, aunque en menor número están presentes "cañaverales" -Arundo donax- y "juncadales" -Juncus acuatus-, Juncus maritimus, Scirpus maritimus, Scirpus holoschaenus-. El Taray (Tamarix sp) es el arbusto más abundante, situándose en el extremo exterior de la vegetación de orla y conformando las formaciones de este género más representativas en los aguazales del Sudeste peninsular. 
En cuanto a las comunidades algares, destaca la presencia de especies pertenecientes a las familias Potanogetoncaeae y Ruppiaceae.


Fauna

Los datos referentes a la fauna de esta localidad, corresponden a las comunidades de vertebrados, no habiéndose estudiado hasta el momento la de invertebrados.
Con respecto a la fauna de vertebrados ha sido confirmada la existencia de peces ciprinodontiformes; aunque la presencia de predadores específicos de los mismos, y la presencia en las balsas circundantes del Fartet (Aphanius iberus), inducen ha pensar en la probable presencia de esta especie amenazada en el humedal.



Los anfibios y reptiles, que forman parte del ecosistema, no han sido estudiados con rigor en cuanto a su composición y dinámica dentro de éste. La información actual corresponde a observaciones y registros esporádicos, destacando la presencia, entre otras especies, de  Rana Común -Rana ridibunda-,  Bufo spinosus (Sapo común), Lagarto Ocelado -Timon lepida-,  Lagartija Colirroja -Acanthodactylus erythrurus-,  Salamanquesa Común -Tarentola mauritanica-, Malpolon monspessulanus (Culebra bastarda),  Culebra de Herradura -Coluber hippocrepis-, Culebra de Escalera -Elaphe scalaris- y  Natrix natrix (Culebra de collar).



En cuanto a los mamíferos se ha detectado la presencia del Erizo Común -Erinaceus europaeus-, Vulpes vulpes (Zorro), y  Rata campestre -Ratus ratus-, Ratón de Campo -Apodemus sylvaticus- o  Musaraña Común -Aocidura russula.


ALGUNAS REFERENCIAS LEGALES.
El Convenio Ramsar sobre Zonas Húmedas de Importancia Internacional como Hábitat de las Aves Acuáticas, entiende por aguazales "... a las zonas de marisma, pantano, turbera o aguas rasas, naturales o artificiales, permanentes o temporales, de aguas remansadas o corrientes, dulces, salobres o salinas, con inclusión de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda de los seis metros".

Gran parte de estas especies están incluidas en la Lista Roja de Vertebrados de España (ICONA 1992) en diversas categorías. Entre éstas destacan algunas aves amenazadas a escala mundial como la Oxyura leucocephala (Malvasía cabeciblanca) o la Marmaronetta angustirostris (Cerceta pardilla), cuya sola presencia obliga al Estado Español a la toma de medidas para la conservación del hábitat. A modo de ejemplo, la nidificación en el área de más de 25 parejas de Cigüeñuelas, situación que se sobrepasa con creces en la Cañada de Las Norias, la harían acreedora del reconocimiento como Humedal de Importancia Internacional dentro del Convenio Ramsar, al que nuestro país está adscrito desde 1982.

En este sentido existe un amplio marco legal que puede aplicarse tanto a este hábitat como a sus especies y del cual cito algunas de las reglamentaciones más significativas.
A nivel Autonómico destaca el Decreto 4/1986, de 22 de Enero, por la que se amplía la lista de especies protegidas y se dictan normas para su protección en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
Dentro del ámbito nacional serían de aplicación la Ley 4/1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres y Reales Decretos 1095/1989, por el que se declaran las especies objeto de caza y pesca y se establecen normas para su protección; el Real Decreto 439/1990 por el que se regula el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y el Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. La Ley de Aguas de 2 de agosto de 1985 y sus modificaciones posteriores, contemplan no solo la protección de los actuales humedales existentes, sino también la posibilidad de restaurar aquellos que fueron desecados.

Dentro de la Unión Europea el marco jurídico está establecido mediante las Directivas 79/409/CEE sobre Conservación de las Aves Silvestres, que en sus artículos 4.1 y 4.4 afirma: (4.1) "...1. Las especies mencionadas en el Anexo I serán objeto de medidas de conservación especiales en cuanto a su hábitat, con el fin de asegurar su supervivencia y su reproducción en su área de distribución (...). Los Estados miembros clasificarán en particular como zonas de protección especial -ZEPA- los territorios más adecuados en número y superficie para la conservación de estas últimas dentro de la zona geográfica marítima y terrestre en que es aplicable la presente Directiva." (4.4)  "...4. Los Estados miembros tomarán las medidas adecuadas para evitar dentro de las zonas de protección mencionadas en los apartados 1 y 2, la contaminación o el deterioro de los hábitats que tengan un efecto significativo respecto a los objetivos del presente Artículo ...". También destacan la Directiva 91/244/CEE que modifica a la anterior y la 92/43/CEE sobre Conservación de los Hábitats Naturales y la Fauna y la Flora Silvestres. Así mismo, los Convenios de Berna (Art. 3) de 19 de septiembre de 1979, relativo a la conservación de la vida silvestre y de medio natural en Europa y el de Bonn (Art. 3), establecen un amplio marco de colaboración, protección y estudio de especies amenazadas de extinción y vulnerables, así como de sus hábitats.


Relación especies amenazadas: 


Mauremys leprosa (Galápago leproso) 

Podiceps nigricollis (Zampullín cuellinegro) 
Garceta común (Egretta garzetta
Martinete común (Nycticorax nycticorax) 
Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides)
Netta rufina (Pato colorado) 
Marmaronetta angustirostris (Cerceta pardilla)
Aythya nyroca (Porrón pardo)
Oxyura leucocephala (Malvasía cabeciblanca) 
Focha moruna (Fulica cristata)
Canastera común (Glareola pratincola)
Alcaraván común (Burhinus oedicnemus) 
Himantopus himantopus (Cigüeñuela común) 
Chorlitejo chico (Charadrius dubius)
Charrancito común (Sternula albifrons = Sterna albifrons)
Chlidonias niger (Fumarel común) 


Canastera común / Martinete común /  himantopushimantopus.htm


Aves

Acrocephalus arundinaceus (Carricero tordal)
Acrocephalus scirpaceus (Carricero común)
Actitis hypoleucos (Andarrios chico)
Alcedo atthis (Martín Pescador)
Alectoris rufa (Perdiz roja)
Anas acuta (Anade rabudo)
Anas clypeata (Pato cuchara)
Anas crecca 
Anas penelope (Silbón europeo)
Anas platyrhynchos (Anade azulón)
Anas querquedula (Cerceta carretona)
Anas strepera (Anade friso)
Ardea cinerea (Garza real)
Ardea purpurea (Garza imperial)
Ardeola ralloides (Garcilla cangrejera)
Arenaria interpres (Vuelvepiedras común)
Athene noctua (Mochuelo)
Aythya ferina (Porrón europeo)
Aythya fuligula (Porrón moñudo)
Aythya nyroca (Porrón pardo)
Botaurus stellaris 
Bubulcus ibis (Garcilla Bueyera)
Burhinus oedicnemus (Alcaraván) 
Calandrella brachydactyla (Terrera común)
Calandrella rufescens 
Calidris alba (Correlimos tridáctilo)
Calidris alpina (Correlimos común)
Calidris canutus 
Calidris minuta (Correlimos menudo)
Calidris ferruginea (Correlimos zarapitín)
Carduelis cannabina (Pardillo común)
Carduelis chloris (verderón)
Caprimulgus ruficollis 
Cercotrichas galactotes 
Charadrius alexandrinus (Chorlitejo Patinegro)
Charadrius dubius (Chorlitejo chico)
Charadrius hiaticula (Chorlitejo grande)
Chlidonias hybrida (Fumarel cariblanco)
Chlidonias leucopterus 
Chlidonias niger (Fumarel común)
Circus aeruginosus
Circus pygargus 
Cisticola juncidis (Buitrón)
Ciconia nigra (Cigueña negra)
Coracias garrulus (Carraca europea)
Egretta garzetta (Garceta Común)
Falco tinnunculus
Fulica atra (Focha común)
Galerida cristata (Cogujada común)
Galerida theklae (Cogujada montesina)
Gallinago gallinago (Agachadiza común)
Gallinula chloropus (Polla de agua)
Gelochelidon nilotica (Pagaza piconegra)
Glareola pratincola (Canastera común)
Haematopus ostralegus 
Himantopus himantopus (Cigüeñuela común)
Hirundo rustica (Golondrina común)
Hydrocoloeus minutus = Larus minutus (Gaviota enana)
Ixobrychus minutus (Avetorillo común)
Lanius meridionalis (Alcaudón real meridional)
Lanius senator (Alcaudón común)
Larus audouinii (Gaviota de Audouin)
Larus cachinnans (Gaviota patiamarilla) 
Larus fuscus (Gaviota sombría)
Chroicocephalus genei = Larus genei 
Larus melanocephalus (Gaviota cabecinegra)
Chroicocephalus ridibundus = Larus ridibundus (Gaviota reidora)
Limosa limosa (Aguja colinegra)
Limosa lapponica 
Marmaronetta angustirostris (Cerceta pardilla)
Melanocorypha calandra 
Merops apiaster (Abejaruco europeo)
Miliaria calandra (Triguero)
Motacilla flava (Lavandera boyera)
Netta rufina (Pato colorado)
Numenius phaeopus
Numenius arquata (Zarapito real)
Nycticorax nycticorax (Martinete común) 
Oenanthe hispanica (Collaba rubia)
Oxyura leucocephala (Malvasía cabeciblanca)
Pandion haliaetus (Águila Pescadora)
Passer domesticus (Gorrión común)
Phalacrocorax carbo (Cormorán grande)
Philomachus pugnax (Combatiente) 
Phoenicopterus roseus (Flamenco)
Phylloscopus collybita (Mosquitero común)
Pica pica (Urraca)
Plegadis falcinellus (Morito común)
Pluvialis apricaria (Chorlito dorado) 
Pluvialis squatarola (Chorlito gris)
Podiceps cristatus (Somormujo lavanco)
Podiceps nigricollis (Zampullín cuellinegro)
Porphyrio porphyrio (Calamón)
Rallus aquaticus (Rascón europeo)
Recurvirostra avosetta (Avoceta Común)
Serinus serinus (Verdecillo)
Sternula albifrons = Sterna albifrons (Charrancito común)
Sterna hirundo 
Sterna sandvicensis 
Sturnus unicolor (Estornino)
Sturnus vulgaris (Estornino pinto)
Sylvia conspicillata 
Sylvia melanocephala (Curruca cabecinegra)
Tachybaptus ruficollis (Zampullín chico)
Tadorna ferruginea  (Tarro canelo)
Tadorna tadorna (Tarro blanco)
Tetrax tetrax (Sisón común)
Tringa glareola (Andarríos Bastardo)
Tringa nebularia (Archibebe claro)
Tringa ochropus (Andarríos grande)
Tringa totanus (Archibebe Común)
Tringa stagnatilis 
Turdus merula (Mirlo Común)
Upupa epops (Abubilla)
Vanellus vanellus (Avefría europea)

Temas relacionados

Punta entinas
Dunas
Sabinares y lentiscares
Saladares
Marismas
La cañada de las Norias

Las salinas de Cerrillos y Viejas
Parque Nacional de Sierra Nevada

Parque Natural Sierra María-Los Vélez
Parque Natural Cabo de Gata-Níjar
Salinas de Cabo de Gata
Rambla Morales
Parque Natural de Sierra Nevada 
Paraje Natural de Alborán
Paraje Natural Sierra Alhamilla
Paraje Natural Punta Entinas - Sabinar
Paraje Natural Desierto de Tabernas
Paraje Natural Karst en Yesos de Sorbas 
Reserva Natural Albufera de Adra
El tercer parque, Los subdesiertos de Almería
Jardín botánico El Albardinar
Jardín Botánico Umbría de la Virgen /Almería
Espacios naturales
Guía de especies marinas
Guia de plantas
Guia de aves

Guía de mariposas

Copyright © Waste magazine

vídeopromoción







Ardeola ralloides (Garcilla cangrejera)


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es