PLANTAS DE NAVIDAD----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Plantas de Navidad
Abetos, musgos y plantas rojas
  • Acebos, ruscos, muérdago y otras especies mediterráneas se convierten en la imagen de la Navidad
  • Están en tiendas y  viveros, pero en su estado natural la mayoría de las plantas navideñas viven en lo más profundo del bosque

  • Reportaje por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
    Diciembre 2012. .- Las calles se visten de rojo y verde, las tiendas lucen decoraciones florales, la naturaleza se entronca con las tradiciones, el reino vegetal se convierte en la clave para adornar la Navidad. El hombre vuelve la mirada a los bosques y riberas para encontrar los elementos con los que celebrar la Pascua. Tener un árbol de Navidad, un belén y decenas de guirnaldas de bolitas rojas, es lo habitual en cada casa. En la mayoría son elementos florales que se compran en tiendas y viveros, pero en muchos hogares se sigue la tradición de ir al campo a por ellos, sin ser conscientes de que casi todas las especies que se consideran plantas de Navidad, en su medio natural, están en peligro de extinción  y protegidas por la ley, e incluso pueden ser tóxicas para el hombre. 

    En Andalucía Oriental y en las sierras de la provincia de Granada crecen siete especies de gran porte que son utilizadas como árboles de Navidad. Aunque todos creen que son abetos, la realidad es que dos de ellas son cedros (Cedrus atlantica y Cedrus dodara o cedro del Himalaya), otra es un alerce (Larix decidua) y otras dos, aunque se les conoce con los nombres de Abeto rojo y Abeto de Douglas (Picea abies y Pseudotsuga menziesii) en realidad son de otros géneros. 

    Los de verdad son el abeto blanco (Abies alba), que es el más común y el que más se ha replantado y cultivado para servir a la Navidad, y una de las joyas botánicas que encierran los bosques andaluces, el Pinzapo, (Abies pinsapo), llamado también Abeto de Andalucía, una especie que se desarrolla en la Sierra de Grazalena y de las Nieves, en Málaga y de la que en Granada y en el resto de Andalucía se han realizado algunas plantaciones que logran prosperar y generan nuevas poblaciones en lugares húmedos y recónditos. 
    El Pinzapo está catalogado como una especie en peligro de extinción y protegida por la legislación. A pesar de ello, hay personas que recorren los bosques para encontrar pequeños ejemplares que talan sin remordimiento alguno, o arrebatar las ramas más lustrosas a los más grandes. Una acción incomprensible si se tiene en cuenta que en viveros y tiendas especializadas pueden encontrarse pinzapos cultivados. Algunas familias tienen su pinzapo comprado y lo cuidan durante todo el año, a la espera de la Navidad.


    Pyracantha coccinea (Espino de fuego)

    Frutos de invierno
    La Navidad no solo son los árboles, las casas se llenan de elementos vegetales que proceden de plantas arbustivas de bosques húmedos, acebos, ruscos y muérdagos, y de viveros, como la muy tradicional Flor de Pascua, y el Espino de fuego, que se encuentra en muchos de los jardines de la ciudad. Se le añaden las que llevan estas fechas en su nombre, el Cactus de Navidad, al que también se conoce como coralitos, y la Rosa de Noel, (Elleborus niger) una rosácea de flores blancas. Aunque estas son las especies que más se utilizan, en la práctica, las floristerías y viveros venden para las Pascuas cualquier planta que tenga flores o frutos rojos.

    El Acebo (Ilex aquifolium) es el arbusto navideño por excelencia. Las hojas espinosas de un verde intenso contrastan con sus frutos, unas bolitas de color rojo, que en ocasiones van en parejas o en racimos. Se encuentra en jardines, maceteros en las calles, en cualquier vivero, pero en su estado natural es una especie protegida porque se encuentra en peligro de extinción. Es muy escasa y crece solo en algunas zonas de acantilados junto a riberas de ríos y bosques muy húmedos. Es una especie más común del norte y centro de Europa y realmente escasa en el sur de España, aunque se encuentra en algunos puntos de la media montaña de Sierra Nevada, entre 1.500 y 2.000 metros de altitud.


    Acebo, Ilex aquifolium

    Por tratarse de una especie protegida está prohibido recolectarla, pero además puede ser muy peligrosa, ya que sus frutos son tóxicos y si se comen pueden provocar diarreas y vómitos. Los expertos recomiendan que no se pongan cerca de niños pequeños porque les atrae el color del fruto y tienden a llevárselo a la boca. En cambio una infusión de sus hojas sirve para bajar la fiebre.


    Ruscus aculeatus - Rusco

    Bolitas de Rusco
    Con el Rusco ocurre lo contrario, su ingestión es beneficiosa e incluso los frutos sirven como sucedáneo del café. Esta especie, Ruscus aculeatus, es habitual en los bosques mediterráneos y de las sierras de Andalucía Oriental. Tiene una curiosa particularidad, los frutos, una bolita de color rojo intenso, no salen de un tallito, sino que crecen pegadas en el centro de lo que parecen hojas y que en realidad es el tallo, las hojas son pequeñas escamas que se encuentran bajo la bolita roja. Esta especie, que crece también en zonas umbrías, está amenazada en algunas zonas naturales, pero también se cultiva en viveros. Con la llegada de la Navidad las poblaciones de ruscos se ven mermadas de forma considerable. En muchos de los pueblos de la alpujarra y sierras como la de Huétor y la Alfaguara, y en las laderas de Sierra Nevada, existe la costumbre de coger varillas de Rusco cargadas de bolitas rojas. En ocasiones puede verse como un tupido matorral, casi inexpugnable, se queda convertido en un erial de restos de ruscos destrozados.

    La Flor de Pascua
    A pesar de que se trata de una especie de climas más cálidos, la Flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima) se ha convertido en la imagen más habitual de la Navidad. Sus hojas rojas dispuestas en forma de estrella, son la clave para que guste a todo el mundo. No existe en el medio natural porque se trata de una planta originaria de México donde fue descubierta en 1834. En las zonas más cálidas de Andalucía, en la Costa Tropical, Málaga y también en laderas con influencia marina como la Alpujarra, crece muy bien tras haber sido plantada. En jardines crece en forma de arbustos que llegan a alcanzar alturas de cinco metros, aunque lo habitual es ver plantas que no superan medio metro plantadas en macetas. Una especie con la que se han realizado todo tipo de experimentaciones e hibridaciones para conseguir hojas blancas, amarillas, de bordes rojos e interior blanco y todo lo que se ha pensado que podía funcionar económicamente en el mercado, pero que no deja de ser una alteración.
    Al igual que otras plantas de Navidad hay que manipularlas con cuidado ya que la savia, viscosa de color blanco, puede producir alergias con irritaciones en la piel.



    Tortula muralis - musgo / Pellia epiphylla

    Los prados del belén
    La tradición europea se centra en el uso de árboles para celebrar la Navidad, pero la costumbre del sur, de carácter hebreo y cristiano se centra en los belenes, en la idea de representar el nacimiento de Jesucristo, y para reconstruir el paisaje hay que utilizar elementos vegetales. El musgo es la clave de cualquier belén bien construido. Son briofitos, forman parte del reino vegetal pero no son plantas vasculares ni tampoco tienen flores, pero al crecer pegados a las rocas son perfectas para simular prados y bordes de ríos en los belenes. Durante estos días centenares de personas acuden a los bosques y arroyos en busca de musgo, y aunque parezca que hay muchísimo y que no pasa nada si se llevan un poco, provocan un verdadero problema en el ecosistema ya que los musgos y otros organismos similares como hepáticas, son el sustento sobre el que viven otras muchas especies, entre ellas setas y hongos. 
    Hay dos especies que son las más utilizadas como decoración, la que se denomina musgo es Tortula muralis, y otra que en realidad es una hepática y no un musgo, Pellia endiviifolia y también Pellia epiphylla, que se diferencian porque además de tapizar el suelo, tiene como imitaciones de hojas rugosas y pulposas. Los musgos, además de servir de tapiz para los belenes, colocados en trozos como si de una moqueta se tratase, se trituran para crear prados, lo que llaman los prados de Belén. No importa que aquella aldea estuviese en el desierto. 
    Al igual que las plantas de Navidad, los musgos se pueden encontrar en viveros y tiendas de belenes, por lo que no deben recolectarse en el medio natural, de hecho en parques naturales, está prohibido.


    Viscum album (Muérdago)

    La magia del Muérdago

    En cualquier celebración tradicional no puede faltar una dosis de magia, y en el caso de la Navidad es aportada por una planta parásita de los pinos, el muérdago (Viscum álbum), asociado a druidas y brujas, a pócimas y hechizos de amor. Es una especie misteriosa, entre otras cuestiones porque no sale de la tierra, ya que crece encima de los pinos y se alimenta de ellos. La tradición dic e que hay que disponer de unas ramas de muérdago para la Pascua porque existe la creencia de que trae la paz a los hogares y que quienes se besan bajo una rama de muérdago estarán enamorados durante toda su vida, por eso se colocan sobre el dintel de las puertas, para poder pasar bajo ella y besarse. Pero esta especie tiene propiedades cardiotónicas muy fuertes y su comercio está prohibido por el Ministerio de Sanidad. 

    Temas relacionados 
    Guía de Plantas inicio

    Copyright © Waste magazine

    vídeopromoción








    Adornos de Navidad, al natural

    Reportaje publicado en IDEAL 24 de diciembre de 2013
    REportaje completo. Texto y fotos 
    Musgos, muérdago, abetos, pascueros, acebos y pinos son habitualmente usados en la decoración navideña por sus colores verdes y rojos, pero para conseguirlo no se deben cortar ramas o plantas en los bosques sin el conocimiento adecuado de lo que estamos cortando, además de que en las zonas protegidas está prohibido, luego estas plantas se secarán y constituirán otro poblema en la basura. 

    Es preferible acudir a viveros y sitios especializados donde cultivan plantas especialmente para la época o cortan ramas con los permisos adecuados y sin dañar el medio ambiente. Algunas de las plantas que se utilizan para la decoración son muy exclusivas de determinadas zonas, son escasas y a veces incluso están en claro peligro de extinción.



    Reportaje publicado en IDEAL, diciembre 2012


    Flor de acebo

    La tradición de los paises anglosajones nos ha impuesto la costumbre navideña de adornar las casas con árboles y plantas. El abeto de Navidad se comenzó a usar en la época de Lutero, y tiene su origen en la fiesta pagana del solsticio de invierno que celebraban las tribus germanas en la Selva Negra. En España se decoraban los belenes con musgos y algunas plantas especificas de cada zona. 

    Decorar pinos o abetos es una costumbre reciente en una fiesta de símbolos sacados de la naturaleza y la búqueda del hombre del contacto perdido con la madre tierra. Por unos días el árbol entra en los hogares, el hombre recupera el contacto perdido y recordado en lo más profundo de su memoria genética. 



    Árboles talados y mutilados en aras de la Navidad
    El mes de diciembre no es una buena época para el reino vegetal, al menos para algunas especies. Cada año miles de abetos, pinos y arbustos son sacrificados o mutilados en beneficio de la Navidad, una práctica prohibida pero no deja de realizarse en las sierras andaluzas.
    No recolectar: Es preferible comprar las plantas que necesitemos como adornos, no cogerlas en los bosques. 

    Tóxicas  Las especies más atractivas y utilizadas en Navidad son tóxicas. Los frutos del Acebo provocan diarreas y vómitos; el Muérdago es cardiotónico y la savia de la Flor de Pascua produce irritaciones en la piel.

    El árbol: Si se dispone de un lugar donde cuidarlo es preferible comprar un árbol en maceta y mantenerlo durante todo el año.


    *Pinsapo (Abies pinsapo) 
    Este preciado abeto crece en la Sierra de las Nieves y en la Sierra Bermeja y Sierra del Pinar de Grazalema. Aunque se ha plantado en otros lugares, como en la granadina Sierra de Huétor donde hay varios ejemplares. Fue descubierto por Boissier quien lo describe como "un Abies ´próximo a nuestro abeto común pero muy distinto por la brevedad y disposición de sus hojas y por las escamas de las brácteas de sus frutos, más cortas y no más largas que las escamas del carpelo". Arbol perennifolio de corteza pardo grisácea y lisa y con los años se va agrietando, es un árbol muy longevo puede vivir hasta 400 años. Las hojas son aciculares, rígidas y de color verde, florece de abril a mayo y fructifica de septiembre a octubre. No es exigente en cuanto a la naturaleza del suelo pero si en cuanto a humedad, la zona del pinsapar es una de las de más alta pluviosidad, aún asi puede resistir periodos largos de sequia. 
    La ruta del pinsapo  + fotos y datos 

    *Acebo (Ilex aquifolium) 
    Arbol o arbusto de hoja perenne de 2 a 5 metros de altura. Vive en diferentes tipos de suelos y puede soportar incluso los climas más secos. Puede encontrarse entre bosques de robles o pinos. Su crecimiento es muy lento y puede vivir más de cien años. Los frutos maduran en otoño y de ellos se alimentan roedores, hervíboros y aves. Es muy escaso en nuestra comunidad. Tradicionalmente se ha usado la infusión de sus hojas para remediar la fiebre, pero es muy peligroso porque algunos de sus compuestos tienen efectos tóxicos. La ingestión de frutos puede provocar diarreas y vómitos.
    + fotos y datos 




    *Flor de pascua (Euphorbia pulcherrima) 
    Se le conoce también como flor de Navidad o estrella de Navidad Crece en zonas de clima suave. Hojas de color verde oscuro, con los bordes dentados, poseen unas hojas coloreadas con aspecto de pétalos (brácteas) que pueden ser de color rojo, blanco amarillento o rosadas. Es aconsejable alargar los períodos de oscuridad hasta 14 horas antes de la floración para conseguir un colorido más uniforme y cuando la planta está en flor debe exponerse a lugares con abundante luz, ya que en ambientes secos y poco iluminados se desprenderán las hojas. Puede medir hasta 5 metros en forma de arbusto, aunque cultivado en maceta suele alcanzar unos 50 centímetros. Hay que manipularla con precaución ya que la savia puede producir alergias de contacto. Esta planta es originaria de México, donde se descubrió en 1834 y el nombre pulcherrima significa "la más bella". Es abundante en toda la zona de la Alpujarra baja granadina donde crece desplegando su colorido a finales de año. 

    *Rusco (Ruscus aculeatus) 

    Es conocido también con los nombres de acebo menor o arrayán salvaje. En este pequeño arbusto, de un metro de altura, las cosas no son lo que parecen. Las hojas son diminutas escamas y lo que parecen las verdaderas hojas son tallos ensanchados rígidos y acabados en pincho, de donde crecen las flores entre marzo y abril y en invierno los frutos rojizos que le hacen tan atractivo como adorno navideño. Crece en borde de bosques en zonas umbrías y húmedas. Esta en peligro de desaparición en algunas zonas. Tiene propiedades diuréticas, depurativas, antiartrítico y vasoconstrictor muy fuerte. Se emplea para trastornos capilares y afecciones venosas como varices y hemorroides. También se ha usado contra "la gota". En algunos sitios se consumen los brotes jóvenes de forma similar a los espárragos. Las semillas se usan como sucedáneo del café. + fotos y datos 
    Videos de Naturaleza


    VÍDEOS DE NATURALEZA


    --

    Copyright: Waste Magazine ©
    TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
    Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
    --
    Política de privacidad / Aviso legal

    Contenidos informativos
    Guía de Aves
    Guía de plantas * Flora
    Guía de Mariposas
    Guía de insectos
    Especies marinas
    Moluscos
    Setas y hongos
    Líquenes
    Anfibios
    Reptiles
    Fauna
    Rutas y paisajes
    Waste créditos

    Especiales
    Espacios naturales
    Sierra Nevada
    Doñana
    Alhambra
    Al-andalus
    Cosmología y Astronomía
    Evolución humana
    Reciclado
    Contaminación
    Ecología
    Guías y libros


    Revista electrónica creada en 1997

    Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

    Dirección y edición
    waste@diarioideal.es
    Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
    Diario IDEAL / 680 92 55 14
    Waste Magazine
    Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
    www.ideal.es