-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
GUÍA DE FLORA----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste
.
Kingdom: Plantae / Phylum: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida /Superorden Myrtanae / Orden Myrtales
Familia Myrtaceae /Mirtáceas 
Myrtus communis subsp. baetica
Arrayán morisco,  mirto morisco
Arrayán morisco
El aroma de los reyes
Botánicos granadinos ponen su nombre al escasísimo arrayán morisco, el mirto que ocupaba los palacios nazaríes 
Una subespecie originaria del siglo I de la que se conservaban dos ejemplares centenarios en la Alhambra y ahora se extiende a otros jardines 
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle
En la Sala de los Reyes, junto al Patio de los Leones, unas pinturas muestran a los sultanes nazaríes junto a ramas de arrayán en flor. No era el mirto que hoy forma los setos del patio de los Arrayanes, sino una planta con hojas densas, dispuestas de tres en tres, abarquilladas y mucho más grandes que las que estamos acostumbrados a ver en los espacios ornamentales alhambreños y la ciudad de Granada. Una planta que agrónomos árabes, y botánicos del siglo XVI, afirmaron que llegaba a formar grandes masas arbustivas con alturas que, en espacios ajardinados del Generalife, llegaban a competir con los grandes árboles. Se le había llamado arrayán morisco y se consideraba como una variedad del arrayán, es decir Myrtus communis baetica. La planta que por su aroma (‘Al-rayan el aromático’ era su denominación árabe) era la favorita de la corte nazarí y en este caso de olor más intenso que el que habitualmente se ha plantado en parques y jardines de la ciudad.

Dos biólogos granadinos, Manuel Casares, del Departamento de Botánica de la Universidad de Granada, y José Tito, conservador del Jardín Botánico de la UGR, han dedicado parte de sus esfuerzos al el estudio y recuperación de esta planta olvidada y casi desaparecida de tierras andaluzas. «Lo vimos por primera vez en el Carmen de los Mártires, de donde poco después desapareció, pero conservamos un pliego de herbario que, más tarde, nos sirvió para comprobar que había dos grandes mirtos moriscos en la Alhambra, junto al paseo de las adelfas y en la plaza de los Aljibes», afirma Manuel Casares, que junto a José Tito iniciaron la tarea de determinar taxonómicamente la planta que estaba claro que era diferente al arrayán común. «Llegamos a la conclusión de que se trata de una subespecie y así se ha reconocido científicamente: Myrtus communis subsp. baetica. Le pusimos el nombre de baetica porque fue el mismo que incluyó el botánico Clusio en el siglo XVI cuando describió la planta, pero él la calificó como especie, aunque más tarde se reconsideró y se dijo que era la misma que el mirto común», afirma J. Titos. Ahora la labor de estos investigadores la ha recuperado como subespecie y lleva la coletilla de autor con el nombre de los dos botánicos granadinos: Tito y Casares.

Desaparecido
El arrayán morisco se mantuvo en la Alhambra desde los inicios del monumento hasta el siglo XVII, que es citado por Cosme de Medicis, «pero creemos que desapareció del Patio de Comares hacia 1831 y nunca más volvió, al menos a los palacios», afirman. Recientemente pudieron constatar la presencia de los dos grandes pies centenarios en puntos del monumento. «Fue durante un trabajo de estudio de la flora de la Alhambra. La dirección del Patronato ha acogido esta planta como la más representativa del recinto, e incluso se han realizado iconos y campañas con la imagen del mirto morisco», dice Casares, para quién es la recuperación de la imagen vegetal de gran parte de los espacios nazaríes. Afirma que hay textos de la época de Carlos V, donde se describe que los balcones del patio de la Acequia, estaban flanqueados, en su vista hacia la Alhambra, de enormes setos de Myrtus communis baetica que crecían desde las huertas.

Tras el esplendor de esta especie en la fortaleza roja, el mirto morisco desapareció casi por completo, incluso de algunos jardines de la ciudad donde se sabe que existía. Sólo quedaron ejemplares en algunas zonas de Marruecos y otros que se habían llevado a Estados Unidos, donde aún se cultiva para ornamentación. En Granada quedaron olvidados. Desde hace unos años, el Patronato de la Alhambra ha recuperado y plantado varios ejemplares en diferentes puntos del monumento.

La entrada del Jardín Botánico de la Universidad, en la facultad de Derecho, está flanqueada por un gran ejemplar de arrayán morisco. Es la planta madre de un programa de reproducción que han puesto en marcha en el jardín. «Hemos conseguido reproducirlo y desde aquí llevarlo a otros jardines», dice José Tito, para quien la recuperación del arrayán de los sultanes de la Alhambra es devolver a la ciudad uno de sus ancestrales valores botánicos.


Arrayan comun. Mirtus communis: Ficha y datos
 

Temas relacionados 

Guía de Plantas
Plantas de las tierras de Al-Andalus
Copyright © Waste magazine

vídeopromoción








Arrayán común. Fotos, datos, ficha científica 
El legado botánico andalusí. Arte y Naturaleza

Las plantas de las tierras de Al-Andalus  (monográfico) 

Plantas de las tierras de Al-Andalus 
Las flores de los poetas de Al-Andalus
La Alhambra, Isla ecologica
El patio nazarí, la unidad entre naturaleza y arquitectura
Generalife, el jardín de Palacio
El patio de la Mezquita de Córdoba / Medina Azahara




VÍDEOS DE NATURALEZA


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es