-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Molinos de agua
Industrias limpias que desaparecen

Alhama de Granada
Texto y fotos: Antonio Arenas Maestre

Uno tras otro, la veintena de molinos harineros de la comarca alhameña se han convertido en un montón de cascotes y amasijo de hierros. De ellos apenas queda un poco de su historia en la mente de los últimos propietarios y molineros. La excepción en Alhama es la Fábrica de Harinas "La Purísima", propiedad de los hermanos Castro Valladares, ejemplo de la floreciente industria de mediados de siglo que valdría la pena conservar como museo y parte de nuestra historia.

Hasta veintidós molinos llegaron a contabilizarse a mediados del siglo XIX en la comarca de Alhama, repartidos entre los cinco ríos de su partido judicial. En concreto, había dos en el río Armas, uno en el Puerto-Blanco, tres en el Añales, dos en el Játar, uno en el Jayena, cuatro en el Cacín, y nueve en el río Marchán o Alhama, siete de los cuales cerca de la población y dos de ellos, antes de reunirse con el Cacín en las inmediaciones de Moraleda de Zafayona. Ninguno de ellos está en funcionamiento y de algunos sólo quedan los cimientos. Son los testigos mudos de un pasado agrícola que tuvo una floreciente industria harinera. Por formar parte de nuestra historia más reciente merecería la pena evitar el demoledor efecto del paso del tiempo en estas fábricas cuya energía cinética era el agua que les llegaba, y aún les llega inútilmente, a través de una acequia desde el paraje de la Trucha.

Si en su deambular desfaciendo entuertos don Quijote llegase al Tajo de las Peñas de Alhama vería yertos junto al río los cadáveres de cuatro gigantes. Para comprobar que no era otra estratagema o fingimiento de los enemigos tendría que descender por la Ribera de los Molinos (cuyo topónimo demostrará una vez mas que las palabras sobreviven a las edificaciones construidas con los mejores materiales). Y, una vez descubierta la triste realidad, junto a los escombros de los molinos San Francisco, San Antonio, Santa Teresa y Nuestra Señora del Carmen, derramaría una lágrima furtiva pues salvando las distancias estos molinos le recordarían a los castellano-manchegos. 

Harán falta otros quijotes para que la única fábrica de harina de Alhama que queda en pie no siga su inexorable destino. Uno de sus propietarios, Juan Castro, nos explica emocionado la historia de este molino que a la postre es la historia de su familia. La fábrica fue adquirida por su padre a los Gómez Campana hacia 1930 que anteriormente había trabajado como molinero arrendado en el molino de Cacín al igual que lo hizo su abuelo en el molino Mochón de Alhama. Esta tradición fue continuada en parte por dos de los hermanos que la compatibilizaron al principio con los estudios. En concreto, Manolo la mantuvo en funcionamiento hasta 1972, en que "por razones de acceso, comenzó a no ser rentable lo que unido con una trampa muy gorda terminó por arruinar el negocio". Con ellos trabajaban el maestro Serrano, una institución como maestro harinero, y en su opinión, "el mejor picador de toda esta zona que realizaba la sintonía fina de la piedra". También lo hicieron Antonio Serrato, Antoñillo "El Sereno", Manolo Alférez y el famoso arriero, Pedro Calvo. 

Arriería Cada arriero disponía de una reata de cuatro o cinco burros que subían las empinadas cuestas cargados de dos sacas terciadas de 50 ó 60 kilos de harina. A la vuelta regresaban con costales llenos de trigo pues funcionaba el sistema de "maquila", consistente en el cambio de la harina por el trigo que cada agricultor tenía derecho a guardarse para su consumo familiar.

Si las paredes hablarán sabríamos mucho más pero el tiempo se detuvo hace varias décadas como prueba varios calendarios de los años 50 y 60, e incluso, el último calendario laboral de la provincia de 1972. Juan cuenta con pasión el funcionamiento de esta maquinaria, de cómo "la fuerza motriz del agua movía una turbina hidraúlica que tenía una salida principal a una turbina que hay en el sótano y a la maquinaria del piso superior donde se realizaba todo lo que es el cernido de la harina para lo que se cuenta con un plansichters, un sasor y un torno de salvado. La planta intermedia se divide en dos secciones, la de lavado y limpia del trigo seco que se vertía en el trambullón de la entrada y la zona propiamente dicho de molinos, donde se trituraba el grano. Junto a la báscula de la entrada está la empacadora donde se realizaba el envasado y pesaje de la harina. 

El sistema de esta fábrica data de mediados de siglo y procede de la fábrica alicantina de Francés y Berenguer. Su capacidad de producción o "metros trabajantes" era de 1,75 metros, por lo que para superar las inspecciones del Servicio Nacional del Trigo y Fiscalía fue necesario cortar las longitudes de los cilindros. Su potencia de instalación permitía moler diariamente de cinco a seis mil kilos, aunque no solía superar los tres mil por cuestiones legales. Junto con los otros molinos llenaba de vida esta zona de Alhama a la que se acercaban también los arrieros malagueños con sus "vituallas" (productos de la costa) y se llevaban una carga de "afrecho" (salvado) o harina.

Juan reconoce que "industrialmente no tiene ninguna utilidad pese a que podría ponerse en funcionamiento con facilidad, ahora bien turísticamente o como museo podría ser un gran atractivo, siempre y cuando esta zona se convirtiera en parte de una ruta turística o se estableciese en las cercanías algún restaurante o residencia rural".


Temas relacionados 
El parque 
  • Rutas y acampadas

  • Flora y fauna del Camino de los Ángeles

    Copyright © Waste magazine









    VÍDEOS DE NATURALEZA


    --

    Copyright: Waste Magazine ©
    TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
    Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
    --
    Política de privacidad / Aviso legal

    Contenidos informativos
    Guía de Aves
    Guía de plantas * Flora
    Guía de Mariposas
    Guía de insectos
    Especies marinas
    Moluscos
    Setas y hongos
    Líquenes
    Anfibios
    Reptiles
    Fauna
    Rutas y paisajes
    Waste créditos

    Especiales
    Espacios naturales
    Sierra Nevada
    Doñana
    Alhambra
    Al-andalus
    Cosmología y Astronomía
    Evolución humana
    Reciclado
    Contaminación
    Ecología
    Guías y libros


    Revista electrónica creada en 1997

    Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

    Dirección y edición
    waste@diarioideal.es
    Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
    Diario IDEAL / 680 92 55 14
    Waste Magazine
    Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
    www.ideal.es