WASTE Magazine




LAS OLVIDADAS MINILLAS DE AGUA

MANANTIALES EN LA CONTRAVIESA

Las laderas del cerro del Gato de Albuñol dejan brotar la ‘savia’ del interior de la tierra
FOTOGALERÍA, VÍDEO, BIODIVERSIDAD

J. E. GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE


PAÍSAJES Y BIODIVERSIDAD

LAS OLVIDADAS 'MINILLAS' DE AGUA

FUENTES Y MANANTIALES DEL ACUÍFERO DE ALBUÑOL
Las laderas de la Contraviesa dejan brotar la ‘savia’ del interior de la tierra
Aún quedan manantiales y destrozadas fuentes naturales en los barrancos y las ramblas de la franja litoral oriental de Granada y el oeste de Almería

JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE * WASTE MAGAZINE
El monótono sonido de las chicharras entre los almendrales compite con el insistente canto de los verdecillos y jilgueros. Estas aves, habituales de las tierras medias y bajas del sur de la península Ibérica, aprovechan los surcos que el agua traza entre un estrecho barranco, para convertirlos en sus particulares bebederos donde saciar la sed y cada día, mañana y tarde, darse sus correspondientes baños para soportar el calor y eliminar parásitos de su plumaje. Aprovechan el mínimo caudal que se forma barranco abajo, gracias al agua que brota de las rocas permeables del cerro del Gato, en el municipio de Albuñol, en la franja litoral oriental de Granada, donde aún resisten manantiales que aunque han perdido sus usos tradicionales todavía riegan ecosistemas y abastecen de agua cortijos y fuentes públicas. Son verdaderas minas que aportan uno de los ‘frutos’ más valiosos del planeta.


VÍDEOS *

LAS MINILLAS DE MAIGÁMEZ Y EL CORTIJO BAJO DE ALBUÑOL
VÍDEO: MERCHE S. CALLE Y  J. E. GÓMEZ




Las gentes de la Alpujarra Baja y almeriense les llaman ‘minillas’ que en algunos casos se acompañaron de fuentes, ahora semidestruidas tras el avance de la modernización en el ámbito rural y el abandono de los usos tradicionales de la tierra. Las laderas sur de la Contraviesa y Lújar, de pronunciadas pendientes y un régimen alto de lluvias, acogen numerosas surgencias de aguas en su mayoría carbonatadas e incluso termales, con temperaturas entre 23 y 27 grados y otras también mineralizadas pero potables por tener una menor composición sulfurosa. Son las aguas del llamado acuífero de Albuñol, que por un lado recoge aportes del acuífero de Lújar, que desde esa sierra vierte al sureste granadino y otras llegadas por filtraciones de las lluvias en terrenos permeables, que las canalizan de forma subterránea hacia las ramblas.
Se podría decir que en los cerros que desde el Haza del Lino caen hacia Sorvilán y Polopos, La Mamola, Albondón, Albuñol y La Rábita, cada cortijo tenía su propia ‘minilla’ de agua para beber y acequias de riego por las que discurrían aguas termales ideales para alimentar los bancales abiertos en las laderas aterrazadas. Algunos de estos manantiales desaparecieron y ya solo forman parte de la memoria colectiva de estos pueblos, pero los que se resisten al paso del tiempo y la antropización claman por medidas de recuperación que logren mantener sus usos ancestrales como garantía para el mantenimiento de una agricultura y ganadería sostenible, e incluso ayudar al abastecimiento en tiempos de predecibles alteraciones climáticas.
Parajes singulares
La presencia del agua en territorios semiáridos crea parajes singulares, espacios naturales y naturalizados por el tiempo, que merecen ser conocidos. Algunas de las ‘minillas’ más tradiciones se encuentran a casi pie de ramblas y caminos en el municipio de Albuñol, donde hasta hace medio siglo las del Gato, el Cortijo Bajo, los Gómez o Maigámez, eran utilizadas por vecinos de la zona para llenar cántaros con los que abastecer su día a día. La mina de Maigámez se encuentra al final de un camino que desde la ribera derecha, aguas bajo, de la rambla de Albuñol, frente a la entrada del casco urbano y  la desembocadura de la rambla de Aldáyar. Tras un corto caminar entre invernaderos, el carril toma una de las viejas sendas de acceso al cerro del Gato y en su inicio una antigua fuente de piedra, semidestruida, recoge el agua que brota entre las rocas unos metros más arriba, donde forma una tupida masa vegetal de plantas propias de zonas húmedas y termófilas como las emborrachacabras, zarzamoras, higueras y encinas, en un paraje donde se mantienen pequeñas viñas y almendros. Un caño deja caer un hilillo de agua sobre una pila para sostener los cántaros, que rebosa hacia un abrevadero para caballerías.
El agua brota para regar un ecosistema que aún posee una parte importante de sus especies originales, sobre todo en las laderas empinadas, casi verticales, en las que es casi imposible plantar almendros o vides.
Lavaderos
Un kilómetro más abajo, por el carril derecho que discurre junto a la rambla, en el núcleo urbano de Los Castillas, otra fuente recoge el agua de la minilla del Cortijo Bajo. Aunque está completamente abandonada, muestra restos de una estructura en la que había una gran pila en forma de alberca cuyos pretiles estaban concebidos con estrías longitudinales para su uso como lavaderos. Los juncos han ocupado el espacio destinado a las lavanderas, pero desde las rocas calcáreas, incluso con travertinos, el agua continua manando y se expande fuera de sus viejas contenciones para discurrir por el barranco del Capitán, donde en años especialmente lluviosos forma un pequeño torrente bordeado de adelfas, retamas de olor, rubias, juncos, amapolas, vinagretas, mastranzos y cantuesos. El agua de este manantial aún es captada para su uso en las fuentes públicas del Cortijo Bajo y Los Castillas.
Los cerros de la Contraviesa, del ‘Gran Çehel’ de los nazaríes, albergan parajes y territorios en los que se mantienen usos tradicionales de la tierra y donde, a pesar de la destrucción de la cubierta vegetal y la erosión que provoca el avance de los cultivos intensivos bajo plástico, aún es posible observar la evolución de ecosistemas originales, con una parte importante de la biodiversidad que los habita, donde las ‘minillas’ dejan brotar un pequeño chorro de agua y un hilo de esperanza para la naturaleza.


J. L. de Mena (IDEAL) y Evaristo Moreno, a la derecha, junto a regantes y políticos en la rambla en 1974 ::  IDEAL

Sondear y aflorar el acuífero de la rambla de las Angosturas

Bajo el subsuelo de las dos grandes ramblas de Albuñol, se extiende un gran acuífero de casi 20 kilómetros cuadrados y 60 metros de profundidad, un recurso natural que es reivindicado por un territorio que necesita agua. La rambla por la que en octubre de 1973 discurrió la gran riada que provocó decenas de muertos y cambió la orografía del delta, posee surgencias de este acuífero, que un año después de la gran riada fue objeto de visitas e investigaciones, incluida la del periodista de IDEAL, José Luis de Mena, para solicitar el estudio y posible puesta en valor del acuífero de las Angosturas. Un proyecto que se inició y se encuentra a la espera desde hace décadas.


vídeopromoción

PROMOCIONADO

 

BIODIVERSIDAD

Especies presentes en este espacio natural


Aristolochia baetica, Candiles

Adiantum capillus veneris, Culandrillo de pozo
Allium roseum Ajo de culebra
Apium graveolens
Aristolochia baetica, Candiles
Asparagus albus (Esparragos trigueros)
Arundo donax, Caña comúm
Asphodelus fistulosus, Gamonita
Agave americana (Pita)
Asperula hirsuta
Avena sterilis
Bituminaria bituminosa
Borago officinalis, Borraja
Carduus pycnocephalus
Carpobrotus edulis
Carthamus arborescens Cardo cabrero
Ceratonia siliqua, Algarrobo
Cerastium glomeratum
Convolvulus althaeoides
Coriaria myrtifolia Emborrachacabras
Coronilla juncea Coronilla de hoja fina
Cynoglossum creticum Lengua de perro
Cynoglossum cheirifolium  subsp heterocarpum
Dittrichia viscosa
Echium vulgare, Viborera
Eucalyptus camaldulensis
Fagonia cretica
Ficus carica, Higuera
Foeniculum vulgare Hinojo
Filago pyramidata
Galium aparine (Amor de hortelano)
Galactites tomentosa
Genista umbellata Bolina
Hedera helix, Hiedra
Lagurus ovatus
Lathyrus cicera
Lathyrus clymenum
Launaea lanifera
Lavandula multifida (Alhucemilla)
Lavandula stoechas Cantueso
Lobularia maritima
Maytenus senegalensis, Arto
Mentha suaveolens, Mastranzo
Mercurialis ambigua
Micromeria graeca, Colicosa
Moricandia arvensis
Muscari comosum (Cebollón)
Nerium oleander (Adelfa. Baladre)
Nicotiana glauca, Tabaco moruno
Ononis natrix
Ononis speciosa, Garbancillo
Opuntia ficus indica, Chumbera
Oxalis pes-caprae (Vinagreta)
Pallenis spinosa



Phlomis purpurea
Papaver rhoeas (Amapola)
Papaver hybridum (Amapola meztiza)
Parietaria lusitanica
Patellifolia patellaris
Phagnalon saxatile
Phlomis purpurea
Pistacia lentiscus, Lentisco
Pisum sativum Tirabeque
Prunus dulcis. Almendro
Punica granatum, Granado
Quercus rotundifolia Encina
Rhagadiolus stellatus
Rubus ulmifolius Zarzamora
Reichardia tingitana (Lechuguino)
Reseda lanceolata
Rhamnus alaternus
Ricinus communis (Ricino)
Rosmarinus officinalis Romero
Rubia peregrina (rubia silvestre)
Rumex induratus
Sedum sediforme
Silene secundiflora
Sonchus tenerrinus
Sherardia arvensis
Silene vulgaris Collejas
Scirpoides holoschoenus, Junco churrero
Scorzonera angustifolia
Spartium junceum, Retama de olor
Thymus zygis subsp. gracilis
Trachelium caeruleum Flor de la viuda
Tropaeolum majus Capuchina
Trifolium stellatum
Trifolium tomentosum
Urtica urens (Ortiga menor)
Vitis vinifera, Vid


Vitis vinifera, Vid

TEMAS RELACIONADOS


Las termas del Çehel
Las aguas del subsuelo de la Contraviesa afloran entre las rocas pintadas de sarro para dar calor a los campos. Los arroyos y acequias que vierten en las ramblas semidesérticas de Albuñol bajan a 25º, mantienen ecosistemas termales, dieron luz y movieron molinos.

FUENTES DE MARBELLA 
Más allá de las lindes
Las Fuentes de Marbella, el manantial de la frontera de la Contraviesa, genera una isla fría en la puerta del desierto.
La ventana de Turón deja correr las aguas de Sierra Nevada entre las laderas de Granada y Almería

Castillo de Huarea
El ‘tesoro’ oculto del delta
Las tierras de aluvión de las ramblas de la Contraviesa son colonizadas por un tapiz de plástico impide la evacuación de avenidas y facilita el avance del mar


Playa del Ruso, La Rábita, Albuñol, Granada
La cala del manantial
Aguas subterráneas de la Contraviesa buscan el camino hacia el mar en el último paraje virgen del litoral oriental. En la playa del Lance Nuevo o del Ruso, nacimientos de aguas termales mantienen ecosistemas casi inalterados, sobre y bajo el mar

xxxxx
xxxxx


PAISAJES Y BIODIVERSIDAD

Una serie de reportajes para mostrar la riqueza natural que nos rodea, sus ecosistemas y a sus singulares habitantes. 
Granada y las tierras del sureste de Andalucía poseen la mayor diversidad biológica de Europa, parajes únicos para vivir en tiempos de estío


PROMOCIONADO


VIDEOCOLECCIÓN


VÍDEOS DE ESPACIOS NATURALES * RUTAS Y PAISAJES

VÍDEOS: Paisajes con Historia, es una serie de reportajes para dar a conocer rutas y parajes con cualidades naturales y patrimoniales. Grabaciones exclusivas de Waste Magazine.
 (Reportajes, fotogalerías y vídeos)

PROMOCIONADO



PAISAJES Y BIODIVERSIDAD

Una serie de reportajes para mostrar la riqueza natural que nos rodea, sus ecosistemas y a sus singulares habitantes. 
Granada y las tierras del sureste de Andalucía poseen la mayor diversidad biológica de Europa, parajes únicos para vivir en tiempos de estío



RUTAS, PARAJES Y PAISAJES

Reportajes sobre rutas y lugares de especial interés por su naturaleza e historia. Fotogalerías y vídeos

PROMOCIONADO



WASTE * NATURALEZA, MEDIO AMBIENTE

Los datos que necesitas conocer:

Guía de Plantas
Guía de Mariposas
Guía de especies marinas
Guía de Moluscos
Rutas y paisajes
Espacios naturales

WASTE * INICIO


PROMOCIONATE EN WASTE
¿Quieres dar a conocer tus productros, tu empresa ...?


Te ofrecemos la plataforma de WASTE Magazine para promocionar tus productos, actividades empresariales, investigaciones, etc, mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros


PATROCINADO