Videos de NaturalezaGuías de NaturalezaGuía de AvesGuía de Plantas, FloraGuía de Setas, HongosGuía de LíquenesGuía de Mariposas, diurnas y nocturnasGuía de InsectosGuía de Moluscos y conchasGuía de Especies Marinas

VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 


GUÍA DE AVES---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--
--
.
Kingdom Animalia / Phylum Chordata
Clase Aves / Orden Coraciiformes
Familia Meropidae
Merops apiaster
Abejaruco europeo / European Bee-eater

Tamaño máximo 29 cm
Hábitat
Prefieren zonas abiertas con árboles, cerca de cultivos, riberas, ríos y lagunas.
Migradora. En España puede ser observada desde final de marzo y hasta finales de septiembre, en altitudes por debajo de 1.500 metros.
Constuyen sus nidos en taludes arcillosos. Suelen reutilizar los nidos de un año a otro. Son túneles de casi un metro de profundidad.
Se alimentan de todo tipo de insectos y no solo de abejas. Los ejemplares jóvenes tienen el dorso verdoso y no anaranjado. Suelen ir en bandadas o se les ve posados en solitario en vallas, alambres, cables o ramas secas de árboles.


Vuelven  los abejarucos
Tras viajar desde más allá del Sahara, preparan sus nidos, junto a la ciudad, en los taludes del río Dílar
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAl y Waste Magazine
En junio comienzan a criar a sus polluelos a los que alimentarán con más de 7.000 insectos antes de que empiecen a volar
granada. Nunca faltan a su cita anual. Desde finales de abril y todo el mes de mayo, se les ha visto llegar en pequeños grupos, poco a poco. Son los abejarucos (Merops apiaster) una de las aves más bellas  y coloristas de las que  tienen su hábitat, aunque sea de forma estacional, en la provincia de Granada. Buscan los mismos lugares donde construyeron sus nidos el año anterior. No equivocan su destino a pesar de que su meta es el final de un viaje que iniciaron al inicio de la primavera en África, más allá del desierto del Sahara. Llegan para reproducirse en los mismos lugares donde la mayoría de ellos nacieron.
Desde su llegada han trabajado de sol a sol para limpiar y adecentar las galerías que forman sus nidos, excavadas en los taludes arcillosos de ríos secos y ramblas.  Agujeros realizados poco a poco durante años, que se caracterizan por tener una entrada estrecha, por la que no entra algo más grande que ellos y que tras un recorrido en túnel de unos 50 centímetros, se ensancha y forma una cámara de otros 30 a 50 centímetros de altura, donde ponen sus huevos y se desarrollarán los entre cuatro y seis pollos que formarán su camada.

Su imagen exótica, con colores verdes, naranjas, amarillos, azules y negros, con ojos de un rojo intenso, hace pensar que no serán fáciles de ver, pero no hay que ir muy lejos para contemplarlos. Viven muy cerca de la capital, en los taludes del río Dílar, junto a la Base Aérea de Armilla. Es una de las mayores colonias de este ave en la provincia de Granada, un enclave especialmente documentado por el naturalista responsable de la publicación on line ‘Ala 78 Natural’, (que recoge la biodiversidad de la base aérea), Juan Ramón Méndez. 

No solo abejas
El nombre de Abejaruco viene dado por la idea de que se alimenta de abejas, lo que ha provocado su persecución por parte de los apicultores, que indican que se come las abejas de sus colmenas. Estudios realizados por especialistas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, indican que aunque una parte de su alimentación es a base de abejas, también comen otros muchos tipos de insectos. Los resultados obtenidos en tres colonias en Andalucía  indican que las abejas eran el 51% de su alimentación. Los escarabajos (coleópteros) representan un 21%, seguido por mariposas, libélulas y otros insectos de pequeño y gran tamaño. De hecho los abejarucos se cuentan entre las aves que más ayudan a reducir las poblaciones de insectos nocivos para el hombre. Los estudios del CSIC señalan que durante la temporada de cría, cada uno de los polluelos recibirá entre 6.000 y 7.000 insectos que llevarán sus padres hasta el nido. 

Si se tiene en cuenta que una población de abejarucos puede estar formada por medio centenar de individuos, la cifra de insectos que se comen será de más de 350.000. También indican que en cuanto a las abejas suelen atacar a ejemplares enfermos y no productores, ya que son más fáciles de detectar y cazar. 


Temas relacionados 
Guía de Aves, inicio
Copyright © Waste magazine
Anillado de aves Estación Ornitológica de Padul 
Observación de aves





Reportaje publicado en IDEAL el 11 de junio de 2012

Ver reportaje en PDF 
+ Reportajes de naturaleza en Waste