Videos de NaturalezaGuías de NaturalezaGuía de AvesGuía de Plantas, FloraGuía de Setas, HongosGuía de LíquenesGuía de Mariposas, diurnas y nocturnasGuía de InsectosGuía de Moluscos y conchasGuía de Especies Marinas

VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 


TEMAS * REPORTAJES---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--
--

-
-
-
-
-
-
-
Alerta medusas
Cuidado con las más pequeñas, las grandes son las que menos pican
Cuatro especies visitan las playas  del sureste peninsular arrastradas por las corrientes y la ausencia de depredadores
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL - Waste Magazine
Junio 2012.- Ya tenemos medusas. Aunque en realidad las hay durante todo el año, es ahora con el aumento de las temperaturas y la llegada del verano, cuando se pueden ver en mayor número en las aguas superficiales de las playas del litoral, y cuando la masiva presencia de bañistas las convierte en un peligro que llega a la categoría de alerta pública y sanitaria, aunque la realidad es que no es para tanto, ya que solo una de las especies de medusas habituales de las costas andaluzas orientales tiene una picadura peligrosa. Otras son más benignas y una en concreto es muy peligrosa, incluso letal, pero suele estar en alta mar, aunque de vez en cuando se ve en varada en la arena. Además, otros organismos se confunden con medusas, y no pican. Conocerlas es fundamental para prevenir y saber qué hacer si pican.
En las costas granadina podemos ver cuatro especies de medusas, aunque de forma esporádica pueden aparecer otras que son habituales en aguas de la costa levantina y catalana y también procedentes del Atlántico. Se trata de las especies del grupo de los Cnidarios, denominadas, Rhizostoma pulmo (Aguamala, Acalefo azul); Cotylorhiza tuberculata (Medusa de pececillos, agua cuajada, huevo frito); Pelagia noctiluca (Acalefo luminiscente, medusa luminiscente) y Physalia physalia ( (Carabela portuguesa, botella azul). Solo las dos últimas son realmente peligrosas.


Pelagia noctiluca (Acalefo luminiscente, medusa luminiscente) - Muy urticante

Las que podemos considerar como molestas y de gran capacidad urticante, son las que habitualmente recogen los bañistas con las redecillas en las playas. La especie Pelagia noctiluca de no más de diez centímetros de diámetro en su umbrela (sombrero), es semitransparente, de color rosado con pintitas moradas y rojizas, con largos tentáculos transparentes. Su picadura provoca una sensación de descarga eléctrica de gran fuerza y genera un enorme picor e hinchazón, similar a una quemadura. La picadura se debe a que clava unos minúsculos arponcitos que contienen una sustancia tóxica. 
Esta es la medusa que provoca problemas en las playas y que llega a generar su cierre a los bañistas, con centenares de personas afectadas por sus picaduras cada verano. Se les suele ver en grupos de decenas de ejemplares y, en ocasiones, se convierten en verdaderas plagas. 
Al contrario de lo que ocurre con los efectos tóxicos de otras especies animales y vegetales, la repetición en las picaduras de la Pelagia noctiluca no genera inmunidad en el hombre. Una segunda picadura es más peligrosa que la primera. Es la más pequeña y la más urticante.

Las grandes
El caso ocurrido en una playa de Granada muetra el desconocimietno que impera en cuanto a la peligrosidad de las medusas, y la creencia errónea de que a más grandes más pican. Los bañistas que se encontraban en la playa de Salobreña a mediados de junio de 2012, armaron un enorme revuelo por la presencia de lo que calificaron como una medusa gigante, e incluso llamaron a una excavadora para que la retirase de la playa. Todo el mundo, incluidos los socorristas, pensaron que a más grande, más peligrosa. Es un error muy habitual. Cada verano se suceden las noticias sobre medusas de gran tamaño que siembran el pánico en las playas. Son las que se denominan ‘Aguamala’, la especie Rhizostoma pulmo, que puede llegar a medir un metro de diámetro, aunque lo normal es entre 20 y 40 centímetros. Pero esta especie, que se ve muchas veces varada en las playas, es de una peligrosidad mínima. 



Rhizostoma pulmo - Capacidad urticante, media y baja

El temor que genera no se corresponde con la realidad de su picadura. Según los datos de la Campaña Alerta Medusas del Ministerio de Agricultura y Pesca, la toxicidad de los tentáculos de esta especie puede provocar pequeñas irritaciones, sobre todo en personas sensibles, pero no tiene nada que ver con las picaduras de la Pelagia noctiluca, que sí se convierte en plaga en las playas del Mediterráneo, más aún desde que casi han desaparecido sus principales depredadores, las tortugas marinas.


Cotylorhiza tuberculata, Capacidad urticante, baja

Otra de las grandes medusas del Mediterráneo es la que los buceadores llaman ‘Huevo frito’, la especie Cotylorhiza tuberculata, que también denominan  Agua cuajada, y Medusa de pececillos, debido a que suele llevar una legión de alevines de jureles y serviolas a su alrededor (utilizan los tentáculos de la medusa para protegerse de sus depredadores). Su imagen es de una gran estética. El sombrero (umbrela) es de color amarillento con una protuberancia roja circular en el centro, lo que le da la imagen de un huevo frito.  No por ser más grande es más peligrosa. A pesar de su gran tamaño, entre 30 y 50 centímetros de diámetro, su poder urticante es bajo.  Puede producir irritación de carácter leve con el roce, pero no provoca hinchazón ni quemazón.  No suele verse en la orilla, aunque sí en aguas someras, desde tres metros de profundidad, o porque haya sido arrastrada por las corrientes.


Velella velella Velero y Beroe ovata (Globito)

‘Veleros’ y ‘globitos’
Hay especies marinas que habitualmente se confunden con medusas y que en ningún caso son urticantes ni producen molestias a las personas. Son las que en la costa de Granada se llaman ‘globitos’, que en realidad son Ctenóforos, Beroe ovata (Globito), unos seres con forma de pequeños globos gelatinosos que se mueven mediante el movimiento de una rádula que al girar vemos como si fuese un arco iris de color que rodea su cuerpo. No son urticantes. 
Otra de las especies que se confunden con medusas es un Hidrozoo que se denomina Velella velella Velero, por su forma de velero. Son pequeños, de unos diez centímetros de diámetro, y forman colonias. En una de sus fases generan minúsculas medusas que se van al fondo del mar. Los veleros se mueven en la superficie impulsados por la corriente y los vientos. Son de una gran estética y de color azulado. Aunque tienen tentáculos urticantes no producen efectos en el hombre.

Physalia physalia - Carabela portuguesa: Muy urticante y peligrosa, puede ser letal
Carabela portuguesa. Viene del Atlántico... y es mortal
Cada vez es más común en las playas del litoral de Andalucía oriental. Se le conoce como Carabela portuguesa, Physalia physalia. Es una medusa que adopta numerosas formas debido a su fina estructura transparente en forma de globo que se hincha para ser favorecida por el viento y navegar. Puede adoptar una imagen fálica cuando se encuentra varada en la playa o en aguas someras.  Es la más peligrosa de las medusas que pueden encontrarse en aguas mediterráneas, aunque en realidad procede del Atlántico. Hasta hace unos años era raro encontrarlas y se les veía a finales del invierno y principios de la primavera, pero su número ha crecido y también están en verano. La Carabela portuguesa puede ser mortal para personas sensibles. Produce una grave irritación, con quemazón y puede generar problemas cardiacos en personas propensas.


Perseguidas por ignorancia
Las dos grandes medusas del Mediterráneo, Aguamala y Agua cuajada, sufren una tremenda persecución por parte de marineros y bañistas. Si una medusa es avistada en la playa, inmediatamente se le saca, apalea, descuartiza, o incluso se llama a excavadoras para que las saquen de la arena, sin tener en cuenta su peligrosidad. Se aplica la máxima de que si es una medusa es mala y hay que destruirla. Una forma de actuar típica del ser humano: acabar con todo lo que desconoce sin tener en cuenta las consecuencias


Limpieza y atención
Agua:_ No echar agua dulce sobre la picadura, ni siquiera para limpiarla. No frotar con arena o toallas.
Hielo:_ Aplicar frío durante un rato, 5 minutos, pero los cubitos deben estar dentro de una bolsa para que el agua dulce no toque la herida. Puede repetirse la aplicación de frío si las molestias no remiten.

Actuación
Identificación:_ Hay que intentar identificar qué especie de medusa es la que ha picado, en el caso de las pequeñas, la rosa, y la carabela, azul y globosa, lo mejor es ir al médico. En el caso de las grandes medusas, no será necesario si no se aprecian complicaciones
Médico:  Si las molestias persiste, acudir al médico.

Pelagia noctiluca, Agua malaRhizostoma pulmo (Acéfalo azul)Cotylorhiza tuberculata (Agua cuajada)Physalia physalia (Carabela portuguesal)



Soluciones
Según los datos del Ministerio de Medio Ambiente y publicaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) hay diferentes soluciones para las picaduras de medusas

Pelagia noctiluca: Es recomendable echar agua con gran concentración de sal sobre la picadura. No echar agua dulce. Y si persiste, ir a un centro médico.
Rhizostoma pulmo y Cotilorhiza tuberculata: Serviría una solución concentrada de una parte de agua y otra igual de bicarbonato sódico.
Physalia physalia: Hay que ir a un centro médico, pero como alivio inmediato, rociar vinagre mezclado con agua.



Pelagia noctiluca, la medusa que inunda las costas
Medusas, plaga por alteración del ecosistema
La solución al incremento de medusas es la recuperación del ecosistema marino
Sobrepesca, turismo, vertidos... son las causas de la desaparición de sus predadores naturales
Por: Ecologistas en Acción / Almería - area.marina@ecologistasenaccion.org 
www.ecologistasenaccion.org/ 
Las medusas en aguas del litoral meditaerráneo de la Península Ibñerica han ido pasando de ser un "ligero" contratiempo durante la época de baño hasta ser un fenómeno continuo que ha comenzado a afectar a industrias importantes del Mediterráneo como son el turismo y la pesca. Las medusas viven de forma natural en el mar siendo arrastradas a la costa debido a las corrientes. Debido a su enorme proliferación sobre todo en mares semicerrados como el mar Mediterráneo los episodios de invasión de medusas en nuestras playas se han hecho frecuentes en los últimos veranos. 
Para Ecologistas en Acción está claro que estas proliferaciones aparecen debido a la suma de una serie de factores, de los que parece que el ser humano es el principal responsable, debido a las alteraciones que con sus actividades ha provocado en el ecosistema marino.

1. Ha roto la cadena trófica.- Estamos exterminando a los principales predadores de las medusas: el atún, pez espada, pez luna, la tortuga marina, ..  que ingieren miles de estos animales.
La población de atún rojo ha disminuido en un 80% y a pesar de que la tortuga marina es una especie protegida se pescan de forma accidental sólo en la costa mediterránea más de 25.000 al año. 

2. Sobreexplotación pesquera.- La reducción de las poblaciones de peces objetivo de la pesca profesional ha acabado con los que son competidores naturales de las medusas por el alimento.

3. Aporte de nutrientes.- El aporte de nutrientes procedente de vertidos urbanos y la agricultura intensiva.
Las costas del Mediterráneo son presa de un alto nivel de urbanización, (llegando a tener un 85% de la misma carácter de riesgo según la Agencia Europea del Medio Ambiente), generando un vertido continuo de aguas residuales al mar, que unido a los nitratos procedentes de la agricultura son un caldo de cultivo perfecto para el plancton del que se alimentan las medusas. 

4. Aumento de la temperatura.- Motivado por el cambio climático, y si a todo ésto le añadimos calor el proceso biológico se acelera, lo que hace que estos animales encuentren cada vez más zonas aptas para reproducirse. 

5. Disminución del caudal de los ríos.- La disminución del caudal de los ríos por la falta de lluvias y por la construcción de presas, ha hecho que se reduzca la cantidad de agua dulce que llega al mar. El agua dulce forma un cinturón costero  de aguas menos salinas que impide a las medusas acercarse a la orilla.

El Mediterráneo es un mar y puede llegar a convertirse en un espacio de aguas viscosas y urticantes.
Las administraciones sin embargo nos sorprenden con actuaciones como el caso del Ministerio de Medio Ambiente que no aborda ninguna de las causas que está provocando este fenómeno, o la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Gobierno de Canarias, con unas propuestas demenciales, programas de cría en cautividad de tortugas marinas para su posterior suelta al mar. Nuestros políticos quedan absolutamente en evidencia, demostrando que no están preparados para afrontar esta problemática, al igual que no estuvieron preparados para evitar las causas que la ha generado.

Para Ecologistas en Acción la solución está en recuperar el equilibrio del ecosistema, pasando por una disminución de la emisión de gases de efecto invernadero, una inversión de la tendencia a vivir en la costa, depuración total de las aguas residuales, desarrollar una agricultura de menor impacto ambiental y la puesta en marcha de programas pesqueros con una moratoria en las capturas de atún y otras especies, así como la erradicación de artes de pesca no selectivas.
Por tanto hay que empezar a pensar en soluciones reales que para que sean efectivas tienen que tener carácter global. Los problemas medio ambientales han trascendido lo local por lo que no nos podemos limitar a la protección de ciertas zonas sino que ésta protección debe consistir en ciertas normas  básicas que cubra la totalidad de los mares y océanos del planeta para que pueda ser realmente eficaz. Pero de todas formas no estaría de más que cada ciudadano y ciudadana comenzará a aportar su granito de arena para cambiar el actual modelo de desarrollo hacia otro más saludable.


Temas relacionados 
Vida marina en Waste


Copyright © Waste magazine




    Temas
    Pelagia noctiluca
    , la medusa de las playas.
    Las grandes medusas del Mediterráneo 
    Especies peligrosas en el litoral mediterráneo 
    Medusas del Mediterráneo, fotos, fichas, datos...


    Cotylorhiza tuberculata (Agua cuajada)Pelagia noctiluca, Agua malaPhysalia physalia (Carabela portuguesal)
    Rhizostoma pulmo (Acéfalo azul)Velella velella Velero
    (Clic en la foto para + fotos, datos, fichas...
    1. Cotylorhiza tuberculata (Agua cuajada) 
    2. Pelagia noctiluca, Agua mala 
    3. Physalia physalia (Carabela portuguesa) 
    4. Rhizostoma pulmo (Acéfalo azul) 
    5. Velella velella Velero



    Reportaje publicado en IDEAL el 25 de junio 2012
    Ver en PDF 


    Medusas, plaga por alteración del ecosistema

    La solución al incremento de medusas es la recuperación del ecosistema marino
    Sobrepesca, turismo, vertidos... son las causas de la desaparición de sus predadores naturales