VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes de nutrias en un estanque del Zoológico de Jérez de la Frontera, donde se lleva un programa de protección de la nutria.


NATURALEZA * VIDA ANIMAL * MAMIFEROS-------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste---
.
Kingdom: Animalia / Phylum: Chordata
Clase Mammalia / Orden Carnivora
Familia Mustelidae / Mustélidos
Lutra lutra
Nutria europea / European River Otter

Tamaño
80 cm
50 cm cola
Habitat
En ambientes acuáticos no contaminados hasta 2.400 metros de altitud como ríos, lagos y embalses, y en el litoral atlántico, en Cádiz, Málaga y de forma esporádica en Huelva.
Distribución Europa, Asia y África
Alimentación peces, crustáceos, moluscos, mamíferos, aves, huevos, anfibios, invertebrados. Es más activa al atardecer y durante la noche
Pueden vivir hasta 20 años
Incluida en el Libro Rojo de Vertebrados de Andalucía, categoria: Vulnerable a la extinción
La reconquista de las nutrias
Vuelven a ocupar sus territorios históricos en el río Fardes y desde los cauces del Poniente ascienden por el Genil 
Científicos piden un plan de recuperación de peces para ayudar a las nutrias a sobrevivir
Pasos  de fauna, isletas vegetales y rampas para superar la barrera de la ciudad
Científicos piden un plan de recuperación de peces para ayudar a las nutrias a sobrevivir y continuar su regreso a los cauces donde habitaron
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / Waste e IDEAL
Entre dos luces, poco antes del anochecer, junto a un remanso de aguas en el cauce del río Cacín, se oye un continuado silbido seguido de secos ‘estornudos’. Es la señal inequívoca de la presencia de nutrias que se desplazan junto a la corriente. El sonido de un mamífero  que puede considerarse como el gran pescador, un mustélido  algo más grande que un tejón, cuyas poblaciones se habían reducido hasta el punto de considerarse una especie extinta en algunas zonas de la  provincia de Granada, donde habitaron hasta mediados del siglo XX. Una situación que los científicos aseguran que ha cambiado y la nutria vuelve a ocupar parte de sus territorios históricos, en una reconquista que parece haberse iniciado en las zonas altas del río Guadalhorce en Málaga y conectado con el Genil a través de sus afluentes situados en la comarca de Poniente, los ríos Alhama, Cacín y Frío, con poblaciones detectadas en estos cauces. Un recorrido que no se ha parado ahí, ya que los últimos estudios indican que las nutrias están a las puertas de la ciudad y que los vertidos de los pueblos de la margen izquierda del río en  la Vega y la barrera del encauzamiento del Genil a su paso por la capital, es la causa de que no logren dar el salto hacia los tramos altos del río y entrar en Sierra Nevada.

Huellas de nutrias. La bióloga Elena Ballesteros-Duperón busca rastros de Lutra lutra en el río Cacín - Granada
Foto: José Miguel Barea


Tras el rastro de las nutrias

Un equipo de científicos y naturalistas de la Asociación Wilder South, en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y el Parque Nacional de Sierra Nevada, esperan la puesta en marcha de un proyecto de recuperación piscícola de los ríos con posibilidades de albergar poblaciones de nutria en la provincia de Granada, especialmente el Guadiana Menor, el río Fardes, la cuenca del Genil y parte del río Guadalfeo, donde se ha detectado la presencia de este mamífero a pesar de ser una cuenca en la que no había datos de su existencia. «Las nutrias han experimentado una importante recuperación de su área histórica, especialmente en la cuenca del río Genil y en el río Fardes, de manera que en 2014-2015 se alcanzó su máximo conocido», afirman los miembros del equipo de trabajo de esta organización para la protección de la biodiversidad del Mediterráneo, con la participación del biólogo, José María Gil Sánchez, considerado uno de los mayores expertos españoles en mamíferos carnívoros, que ha realizado seguimientos de nutria en Granada desde la década de los ochenta, por lo que es posible comparar la evolución que ha experimentado.

Las investigaciones desarrolladas por biólogos de la Junta de Andalucía entre los años 2003 y 2005, (Elena Ballesteros-Duperón; J. M. Barea; J. M. Gil Sánchez, M. Moleón y Manuel Chirosa), para estudiar la distribución de la nutria (Lutra lutra) en la provincia de Granada, alertaron sobre el negativo efecto que sobre los ríos y la fauna piscícola ha tenido la falta de depuración de los vertidos de los pueblos; la proliferación de presas y azudes, y la desecación de arroyos, que habían provocado un descenso considerable de las poblaciones de peces, sobre todo trucha, barbos y cachos, lo que provocó que el número de nutrias en los ríos en los que estaba casi confinada, fuese irregular y que el incremento detectado en 2003 se convirtiese en descenso solo dos años después. 

Pero la situación ha cambiado con el paso de los años, gracias a la protección de determinados espacios naturales, y a que se haya aumentado la depuración de aguas residuales, por lo que la nutria recupera sus cauces y ha iniciado una colonización de otros que había perdido hacía décadas. 
Según los responsables del estudio para el proyecto de recuperación piscícola de los ríos, con solo una pequeña ayuda, como es la repoblación de ríos con truchas y la construcción de estructuras que les permitan salvar los obstáculos puestos por el hombre sobre los cauces, una de las más bellas especies de la fauna autóctona mediterránea podrá volver a sus dominios ancestrales.

La barrera de la ciudad
Hay datos que demuestran que las nutrias han llegado a zonas muy cercanas a la capital en su camino hacia la cabecera del Genil. La única posibilidad que tienen para poder superar la barrera del encauzamiento del río a su paso por Granada, es que se construyan pasos especiales para peces y para las nutrias, y se habiliten isletas de vegetación ribereña, además de rampas para salvar las esclusas. Un estudio del Parque Nacional afirma que la sierra posee las condiciones que las nutrias necesitan. Por el momento, las nutrias ya llaman a las puertas de la ciudad.


Noticias anteriores
La nutria escapa de la lista roja de especies amenazadas
En España hay diez mil ejemplares repartidos por todo el territorio salvo en Almería, Alicante y Guipúzcoa
A finales de los 70 la nutria paleártica ('Lutra lutra'), habitante de los ríos europeos y españoles, estaba en las últimas en la Península, acosada por la contaminación fluvial de las industrias pesadas, la caza directa, la fragmentación de hábitats y un sinfín de achaques propios y ajenos. Ahora las tornas han cambiado. El último censo calcula, groso modo, unos 10.000 ejemplares repartidos por todo el territorio con tres únicas excepciones, las provincias de Almería, Alicante y Guipúzcoa.

La nutria ha resucitado y el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) ratificó su exclusión de la lista roja de especies amenazadas. Hoy es 'sólo' una especie protegida, en régimen de vigilancia de sus poblaciones y cuya caza sigue radicalmente prohibida en todas las comunidades. Es una «muy buena noticia», aseguró Alicia Villauriz, secretaria general del Medio Rural, en la presentación de 'La nutria en España. Veinte años de seguimiento de un mamífero amenazado', el volumen que certifica la resurrección del mustélido. Sus autores, de la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM), lo son también de compilar el tercer muestreo realizado en dos últimos decenios sobre la distribución territorial de los lutrinos españoles. Gracias a las observaciones de voluntarios de la SECEM, de pescadores fluviales o de simples excursionistas se sabe que de los 5.293 puntos de muestreo establecidos, en casi el 65% se avistaron nutrias. En el primer rastreo de 1984, el porcentaje de estaciones positivas fueron apenas la mitad, el 33%. Entre medias, una segunda investigación (1996) ya apuntó un incipiente repunte de la especie en los ríos españoles.

Ríos limpios
Las poblaciones de nutria han recolonizado casi toda la mitad occidental de la península, y con gran densidad en la cornisa cantábrica y en especial Galicia. En Asturias su recuperación ha ido en paralelo al declive de la minería y la industria pesada. La franja mediterránea, entre Barcelona y Almería, es un erial para estos animales. Las razones, la contaminación persistente de algunos ríos y la sobreexplotación de los cursos fluviales para el turismo, la agricultura y otras actividades humanas.

Veinte años
La rápida recuperación de la nutria ibérica en los últimos veinte años ha permitido que estos mamíferos dejen de ser una especie amenazada en nuestro país y sean sólo una especie protegida que ocupa ya toda la Península Ibérica salvo las provincias de Guipúzcoa, Almería y Alicante.
La nutria paleártica, la que tiene mayor distribución mundial y la única presente en Europa, comenzó a desaparecer en el continente a mediados del siglo pasado y su situación era dramática en la década de los ochenta. Sin embargo, las medidas de conservación de los ríos y humedales, y el aumento de la legislación protectora de estas y otras especies ha servido para que las poblaciones de nutria ocupen ya todas las comunidades autónomas españolas y todas las cuencas hidrográficas.
Perseguida por los comerciantes de pieles
El libro La nutria en España. Veinte años de seguimiento de un mamífero amenazado, editado por la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM), muestra la evolución de esta especie en España desde 1984, cuando los miembros de esta Sociedad hicieron el primer muestreo y vieron que las nutrias sólo ocupaban el 33% de las zonas observadas.
Por aquel entonces, sufrían una persecución directa por parte de los comerciantes de pieles y de los pescadores (las veían como competidoras directas), pero principalmente eran víctimas de la contaminación y de las miles de toneladas de venenos (como el ya prohibido DDT) que se habían vertido en los ríos españoles.
En 1995, los miembros de la SECEM realizaron un segundo muestreo y observaron que estos mamíferos ocupaban ya el 48,8% de las zonas estudiadas, aunque la escasez de agua provocada por la política hidráulica española (embalses y agricultura) eran la mayor amenaza de esta especie.
Ahora, la nutria está presente en el 70% de los casi 6.000 muestreos realizados en los últimos años.


Temas relacionados 
Vida animal, inicio
Copyright © Waste magazine
Reptiles y anfibios

vídeopromoción









--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es