VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
Video de Pechiazul Evoluciones junto a las orillas de las turberas de Padul en el inicio del iniverno. Baja de las cotas altas, de las montañas para buscar alimento en zonas más cálidas, sobre todo en humedales, ríos y acequias 

GUÍA DE AVES-----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste 
---
.
Kingdom Animalia / Phylum Chordata
Clase Aves / Orden Passeriformes
Familia: Turdidae
Luscinia svecica
Pechiazul / Bluethroat

Tamaño máximo 14 cm
Hábitat
En migración e invernada, en zonas húmedas o cercanías y especielmente con abundante maleza, y también en marismas y pastizales húmedos. Las zonas de cría es la alta montaña entre 1.600 y 2. 100 m en piornales, brezales y praderas húmedas o encharcadas.

Los bordes de las lagunas y acequias son perfectos para buscar invertebrados con los que alimentarse. Un pequeño pechiazul, Luscinia svecica recorre la ribera de un humedal. En invierno bajan de las montañas donde, en verano, tuvieron sus crías. Son muy escasos y difíciles de ver


No Amenazada (Libro Rojo de los Vertebrados de España)
La 'reina mora' vuelve al sur

Un pequeño ruiseñor de pecho azul, anunciaba la llegada a la Costa de la madre de Boabdil... y aún lo hace
Muestra orgulloso su collar de azules y rojos tras llegar desde el norte de Europa para pasar el invierno en el Guadalfeo y Padul 
Por Juan Enrique y Merche S. Calle / Waste, IDEAL
Una pequeña ave, de no más de 14 centímetros de longitud, emparentada directamente con los ruiseñores, vuela cada año hacia los humedales granadinos en busca de territorios más cálidos donde pasar el invierno. Se llama Ruiseñor Pechiazul, y los científicos le conocen como Luscinia svecica, un apellido que señala su origen en los fríos territorios de Suecia. En la costa de Granada le llaman la ‘reina mora’ y se le considera como de la casa porque cada año recorre las orillas de la desembocadura del río Guadalfeo y se deja ver en las riberas de la Charca de Suárez.
Cumple con un ritual con más de cinco siglos y que conocen los  agricultores y pescadores de Motril, ya que la llegada de pechiazules al delta del Guadalfeo anunciaba que la «reina mora», la madre de Boabdil, el último monarca nazarí, estaba a punto de llegar al castillo de Salobreña para pasar los meses del invierno. El ruiseñor pechiazul, vestido con su gran collar de arabesco azules ribeteados de rojos y blanco, se convertía en un apreciado heraldo que anunciaba la presencia de la reina. El pechiazul se mantenía en los territorios costeros hasta poco antes de la llegada de la primavera, el mismo tiempo que la reina madre, la sultana Aixa, vivía tras las almenas de los palacios fortificados de Salobreña. 

Los habitantes de la costa, las personas que se internaban entre los carrizales, tarajes y sauces, de la desembocadura del Gaudalfeo, relacionaban a este pajarillo con la realeza por la forma de su collar, que unido a la presencia de la sultana en el castillo, les hacía pensar en la reina mora, pero curiosamente, solo los machos de esta especie lucen ese llamativo plumaje, los juveniles y las hembras, son mucho más discretos, con colores ocres, aunque las hembras también tienen su collar, pero de color negro y blanco.
Las primeras referencias de la presencia de Luscinia svecica en las costas y tierras granadinas corresponden a esta época, y ahora, cinco siglos después, los ruiseñores de pecho azul mantienen la tradición, año tras año. Son la imagen y el recuerdo de Aixa, la esposa de Muley Hasen.

Desde la sierra
Hasta la costa de Granada y las lagunas de Padul, además de algún que otro enclave de riberas del Valle de Lecrín, llegan ejemplares que vuelan desde Bélgica, Holanda y Francia. Son miembros de la subespecie Luscinia svecica cyanecula, que se caracteriza porque posee una mancha blanca en su collar de azul intenso. Esta especie ha tenido una evolución que le ha acercado hacia el sur, por lo que su primeros orígenes suecos han quedado atrás en el tiempo, y ahora también llegan desde procedencias más cercanas, algunos de las sierras del centro de la península donde nidifican y se reproducen durante la primavera y el verano. 
Ornitólogos granadinos estudian esta especie para comprobar la posibilidad de que haya encontrado territorios adecuados para su reproducción en algunos puntos de la provincia. «En el mes de julio de 2010 se realizó una cita de reproducción de pechiazul en Sierra Nevada, pero en observaciones en años posteriores no lo hemos encontrado», afirman los autores de ‘Aves de Sierra Nevada’, Jorge Garzón e Ignacio Henares, lo que no significa que no se reproduzca en las montañas nevadenses, ya que la zona de piornal, en altitudes de alrededor de 2.000 metros son ideales para estas aves. 
Afirman también que además de los ejemplares que pasan aquí el invierno, en Motril y Padul, se pueden observar otros que van de migración. «En el paso migratorio postnupcial se les ve más por la zona de la costa de Granada».

El pasado mes de octubre, la Charca de Suárez, calificaba al ruiseñor pechiazul como ‘ave del mes’, porque a pesar de ser una especie muy escurridiza, difícil de observar, que se mueve entre la vegetación de ribera, y que no le gusta demasiado la presencia humana, en la charca se ha convertido en una de sus estrellas y puede verse con una cierta facilidad, incluso disfrutar de la presencia de algún juvenil que ha realizado su primer vuelo migratorio para pasar el invierno en la costa. 
En el humedal de Padul, en cambio, hay que estar muy atento a las orillas y ocultarse para contemplar las evoluciones de la ‘reina mora’, que por su pasado nazarí, bien podría ser considerada el ave del milenio.



Temas relacionados 
Guía de Aves, inicio
Copyright © Waste magazine
Anillado de aves Estación Ornitológica de Padul 
Observación de aves





Reportje publicado en IDEAL el 26 de noviembre de 2013. Texto completo 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es