VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * PAISAJES CON HISTORIA --------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste---
.
Lanjarón, el castillo
El ‘secreto’ de los moriscos
Sus torres se levantan sobre un inaccesible picacho que domina los caminos que desde la costa se adentran en la Alpujarra y las cumbres de Sierra Nevada
En los tajos del castillo de Lanjarón viven plantas e insectos únicos, especies que aprovechan las rocas de una atalaya que guardó el alfanje de Aben Humeya
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL - Waste Magazine
El viento del sur trae una brisa cálida con olor a marina y plantas aromáticas. Llega hasta las piedras que aún resisten en pie en la torre del homenaje del castillo de Lanjarón. Lo hace a través de los valles y cauces de ríos y arroyos que bajan desde las cumbres de Sierra Nevada y forman barrancos y vaguadas en las que desde la prehistoria, el hombre trazó caminos para comunicar el mar con la montaña, vías de transporte, avituallamiento y acceso para los ejércitos, amigos y enemigos, senderos que desde el delta del Guadalfeo ascendían entre sierras bajas para conectar con el Valle de Lecrín, la Alpujarra y las cumbres de Sierra Nevada, un eje que solo era posible contemplar desde las laderas de Lanjaron y el picacho sobre el que en el siglo XIV se construyó una pequeña fortaleza defensiva que respondía al intento de Yusuf I y Mohamed V de fortificar algunos enclaves y cerrar los accesos a puntos estratégicos como el Valle de Lecrín y Órgiva. (...) 
(..) Este enclave se convirtió tras la caída del Reino de Granada en un refugio de moriscos que realizaban incursiones contra los asentamientos cristianos en el Valle y en algunos puntos de la Alpujarra, por lo que el propio Fernando el Católico dirigió en 1.500 las tropas que cruzaron las sierras para caer sobre el picacho y desalojar a los insurrectos de una posición que consideró clave para el control de toda la cara sur del macizo nevadense. Más tarde, entre 1568 y 1570 fue un elemento básico en el desenlace de la rebelión de los moriscos, de la guerra de las Alpujarras, encabezada por dos musulmanes convertidos: Muhammad ibn Umayya , llamado Hernando  de Válor y Córdoba,  y a su muerte por Aben Aboo, que era Diego López de Mecina Bombarón. 

La historia del castillo de Lanjarón es difusa. No era más que una posición de vigilancia y defensa del paso hacia la Alpujarra desde el sur, pero después de que Aben Humeya convirtiese la Taha de Órgiva en su plaza fuerte, otorgó al picacho de Lanjarón una importancia que no reconocen los historiadores pero sí las leyendas que atribuyen a sus paredes el ‘honor’ de haber guardado y protegido uno de los símbolos de la rebelión de los monfíes, la espada del rey de las Alpujarras, el alfanje de Aben Humeya, que permaneció oculto bajo las piedras del gran aljibe que ocupa los sótanos de la fortaleza y del que aún quedan vestigios recuperados tras las últimas restauraciones que se han realizado en este enclave. Un ‘tesoro’ considerado como un secreto para los que tras la derrota morisca fueron expulsados y viajaron al otro lado del mar de Alborán.

El picacho se alza sobre materiales calizos entre los barrancos del arroyo Salado al oeste y el río Lanjarón al este. Las torres están construidas sobre la roca, con un estrecho pasillo que accede desde la ladera en la que se sustenta la localidad de Lanjarón. Desde el parque Salado, parte un camino ascendente que culmina en la cara sur de la fortaleza, en unas escaleras que suben a su torre, almenada por los cristianos y que ahora, quinientos años después, puede recorrerse gracias a un sistema de escaleras y plataformas metálicas ancladas en la roca y las paredes recuperadas. 

La vista se extiende hacia el sur hasta contemplar la gran magnitud de la sierra de Lújar al sureste, las colinas y valles hacia la cuenca del Guadalfeo al sur, y las tierras de las montañas de la Almijara al oeste. Detrás, al norte, las laderas ascienden hacia el cielo hasta llegar a las cumbres de Sierra Nevada y a los pasos intermedios de los territorios alpujarreños. 

Un paraje trascendental para la dispersión de especies de flora y fauna que, en algunos casos, se han quedado en esta zona sin posibilidad de colonizar espacios a mayor altitud, y otras que han hecho de las laderas de Lanjarón y sus paredes rocosas verticales sus territorios de referencia, como un pequeño coleóptero, un escarabajo de color negro y rayas grises, Alphasida escalerai, que aunque es un endemismo del sureste ibérico, es en el picacho del castillo donde puede verse con una cierta facilidad, como le ocurre a un helecho que tiene la particularidad de que crece al sol de las paredes de los tajos, en lugar de en los espacios umbríos habituales en las especies de su género.

Entre los cortados vuelan los aviones roqueros, un ave similar a las golondrinas y aviones comunes que solo habita territorios de grandes tajos en los que se camufla gracias a sus tonalidades ocres, como las rocas donde hace sus nidos. En el acceso al castillo, junto a las paredes, crecen campanillas azules, la clavellina de pastor, y en el verano es posible deleitarse con las pequeñas flores de los Sedum mucizonia, una planta rupícola de tallos y hojas carnosas. 

Son los tesoros naturales que albergan las rocas y piedras de una fortaleza sobre la que aún se dice que guarda el alfanje de la rebelión.


Flora / vegetación


Campanilla de roca

Ailanthus altissima
Antirrhinum hispanicum
Aristolochia baetica
Asparagus album
Ballota hirsuta
Campanula mollis (Campanilla de roca)
Celtis australis (Almez)
Cosentinia vellea (Doradilla vellosa)
Dianthus broteri (Clavelina de pastor)
Eruca vesicaria
Eucaliptus camaldulensis (Eucalipto)
Lavandula multifida
Micromeria graeca (Colicosa)
Olea europaea (Olivo)
Opuntia ficus carica (Chumbera)
Osyris alba (Retama loca)
Pallenis spinosa
Parietaria judaica
Plantago albicans
Punica granatum (Granado)
Prunus dulcis (Almendro)
Rhamnus alaternus (Aladierno)
Rubus ulmifolius (Zarzamora)
Salsola oppositifolia
Scolymus hispanicus
Sedum mucizonia
Sedum sediforme
Thapsia villosa
Umbilicus rupestris
Vitis vinifera
Withania frutescens



Insectos

Alphasida escalerai
Temas relacionados
Paisajes con historia


Riberas en el desierto, Guadiana Menor
El Chorrillo, La meseta de las flores
Peñones de San Francisco
Río Fardes, arroyos que se tornan ríos
Sierra Nevada, El jardín nevadense
Castillo de Huarea, el secreto del delta
Cuevas de Cozvijar, ojos del paleolítico
Pantaneta de Alhama
Bajo los tajos de Huenes
Dornajo, la frontera de las altas cumbres
Molino del Rey. Aguas para el duque
Las lagunas de Vélez
Alfaguara, trincheras de los pocicos
Torre de Melicena
Donde renace el Cubillas
Playa del Ruso, la cala del manantial
Dúrcal, los puentes del milenio
Sierra de Huétor, Alfaguarilla
Castillo de Lanjarón, el secreto morisco
Sierra Nevada, Boca de las Pescá
Mirador de Alixares, el mirador olvidado
Atalaya de Deifontes, La puerta del reino
‘Los Quinientos’ de Padul
Poqueira, Agua y luz para la Alpujarra
La Malahá, Sal, termas y desiertos
El canal de la vía Augusta
Río Verde, los secretos de Cázulas

El Cable de Motril
Palacio de Dar al arusa
El Ojo oscuro / Humedal de Padul
Torre de Romilla, El vigía de la pequeña Roma
Infiernos de Loja
El castaño del abuelo, el guardián de Sulayr
Entre los tajos del Gollizno, río Velillos
El canal de las arenas... y montesas
Oro de dos milenios
Riofrío, aguas arriba
La cantera  de El Turro, roca madre de las columnas del palacio de Carlos V
Puente de Tablate, la puerta de los moriscos
Azud de Pinos Genil:  Agua para la metrópoli
Torre nazarí, La última atalaya de Dúrcal
Fuentes del Poqueira
Lapiaz del Puerto de la Mora La linde de la paleofrontera
Las termas del Çehel
Castillo de Mondújar - El retiro de Zoraya
Parador - Desde las huertas del convento
Puente del Hacho Senderos de hierro
Alixares El palacio del Sol y el agua
Rio Fardes, Los ‘mil y un’ manantiales
Deifontes Nacimiento El ‘olimpo’ del agua
Acequia del Tercio - Acequia real - Aguas para la Alhambra
Pantano de Béznar - Cuando el Valle era una isla
Vereda de la Estrella - La senda a las minas
Media luna - ingeniería milenaria 

vídeopromoción







Paisajes con historia
Vídeos, reportajes, fotogalerías, rutas..
Paisajes para vivir Granada

Lanjarón, el castillo
El ‘secreto’ de los moriscos
Sus torres se levantan sobre un inaccesible picacho que domina los caminos que desde la costa se adentran en la Alpujarra y las cumbres de Sierra Nevada
En los tajos del castillo de Lanjarón viven plantas e insectos únicos, especies que aprovechan las rocas de una atalaya que guardó el alfanje de Aben Humeya



¿Dónde está?
Lanjarón: Situado sobre un gran picacho de difícil acceso, al suroeste del casco urbano.
¿Cómo llegar?
Alpujarra: Desde la autovía de la Costa, la A-44, tomar la salida 164 hacia la Alpujarra. A solo siete kilómetros está Lanjarón. En su circunvalación hay un desvío a la derecha que se dirige al castillo. El desvío está en las coordenadas  36°54’58.94N- 3°29’9.9W 
Visita: Puede aparcarse en la entrada del castillo y el acceso es libre.



Orografía básica mediterránea
Desde las torres del castillo de Lanjarón se divisan los valles que entre cerros y barrancos se dirigen hacia el mar. Es un punto de referencia desde el que es posible contemplar los diferentes pisos bioclimáticos mediterráneos, desde el termo, en la costa, al meso, más interior, y tras las almenas, la sierra con sus pisos climáticos de máxima altitud, todo el arco mediterraneo en un eje entre el mar y la montaña
vv



--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es