IMPRESIONES en Navidad
Juan Enrique Gómez

Merche S. Calle

La puerta del tiempo
Oculta en el bosque de la Alhambra, el arco de la rambla cobra vida en un paisaje de agua y hojas de invierno
Conduce a un universo en el que habita el espíritu de un tiempo quebrado por intrigas, traiciones y venganzas. La puerta del arenal, el arco de Bibrambla, aparece tímido entre las ramas de los castaños de indias, en el paseo central del bosque de la Alhambra, donde un sendero de hojas de invierno invita a caminar  bajo sus piedras, talladas por canteros y alarifes, e iniciar un viaje hacia la historia, a espacios perdidos por el devenir de los siglos y el olvido de las gentes. 

No está en su lugar de origen, sino en el camino de acceso a la fortaleza roja, el complejo palatino al que durante siglos miró desde la distancia. Era la gran puerta que desde la rambla formada entre el Darro y el Genil, el arrabal del Arenal,  daba paso a la primera plaza de la ciudad, en el lugar donde se concentraban los ganados, viajeros y artesanos y se iniciaba la vida de la Granada nazarí, a un paso de la Mezquita Mayor y alejada de la Alhambra, pero el destino la alzó a un lugar de privilegio donde pudiese mantener viva su imagen y su leyenda.

A finales del siglo XIX, la vieja puerta fue desmantelada. Sufrió el derribo, el mismo trágico destino que el resto de los arcos de Bibrambla. El sentir de algunos sectores de la ciudad, que lograron que el gobierno la catalogase como monumento, no impidió su destrucción. Las piedras que pudieron ser recuperadas se guardaron en el Museo Arqueológico hasta que el arquitecto Torres Balbás, restaurador de la Alhambra, en 1935, la reconstruyó, piedra a piedra. Engarzó sus  elementos para recuperar la estructura de sus arcos y le otorgó una nueva dignidad. 

Puede contemplarse en la subida a la Alhambra, pero su imagen se convierte en fascinante si se observa desde el interior del bosque, tras acceder por la cuesta de Aixa, al otro lado del paseo, camino de los Mártires.
Desde allí, se observa como tras los setos de boj y arrayán se asoma al paseo central, orgullosa de mostrarse como la última puerta de Bibrambla y un sendero hacia la historia.


Origen:La puerta era conocida  como el  Arco de las Orejas porque de ella colgaban, como tétrico aviso, las que eran cortadas a los delincuentes. Estaba situada en la conexión entre la actual calle Salamanca y la plaza de Bibrambla.
Actual:Tras recuperar sus piedras, se ensamblaron en el paseo central de la Alhambra, donde permanece como parte de la historia de Granada.

Esta visión de la Puerta de Bibrambla solo es posible desde el otro lado del paseo central, desde el interior del bosque, tras acceder por la cuesta de Aixa, también llamada de Torres Bermejas.


PUBLICIDAD


-----+ Impresiones------
Una mirada particular sobre la naturaleza, sus espacios, 
ecosistemas, historia, imágenes y sensaciones. 
Lugares reales que intuyen universos paralelos, listos para ser descubiertos
Mapa y coordenadas: 37°10'30.89"N   3°35'22.38"O



Guías de Naturaleza


Paisajes con historia

Vídeos, reportajes, fotogalerías, rutas...
¿Quieres tener un ejemplar de Impresiones?
Puedes adquirirlo en formato físico en Bubok, Amazon y Createspace


--

Y en formato electrónico: Ebook, interactivo... Foto-libro. Puedes adquirirlo en formato Ibook para MAC y en PDF para PC y Android
Descarga una muesta, en
 Ibook Store / Google Play






Publicado en IDEAL el 24-12-2014