VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

vv
.
TEMAS * PARQUE NATURAL SIERRA DE HUÉTOR * ARBORETUM
El vivero se convirtió en bosque
Enormes cedros del Atlas, arces, pinos y álamos forman el Arboretum de la Alfaguara
Un parque botánico que dio origen a la  mayoría de los ejemplares que fueron replantados en la sierra de Huétor durante el siglo XX
Por Juan Enrique Gomez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
Pasear bajo el tupido arco que forman más de una treintena de enormes cedros de más de diez metros de altura, es trasladarse a los bosques del norte de África, a las montañas del Atlas, donde el Cedrus atlantica, tuvo su origen antes de ser utilizado para repoblaciones en las cordilleras béticas del sureste de la península Ibérica. La sensación es extraña, las enromes ramas de estos árboles casi no dejan pasar el sol. Sus troncos marcan las lindes de un recorrido por el interior de un bosque naturalizado. Es el parque botánico conocido como Arboretum de  la Alfaguarra, dentro del Parque Natural de la Sierra de Huétor, el recuerdo vivo de las tareas de regeneración forestal que cambiaron la fisonomía y los ecosistemas de estas montañas en la segunda mitad del siglo XX. Árboles que junto a pinos de diferentes especies, arces, álamos, e incluso frutales, crecieron y se reprodujeron en este espacio hasta formar un verdadero bosque en el que sorprende encontrar una pequeña alameda junto a grupos de cipreses, ecosistemas húmedos cerca de las viejas acequias, e incluso comprobar como el encinar recuperó territorios de los que fue expulsado.

El Arboretum de la Alfaguara está situado en un paraje en el que había una permanente presencia de agua gracias a la fuente de los pajareros, que daba lugar a una pequeña balsa y un arroyo que discurría sierra abajo. A principios de la década de los sesenta, era el terreno ideal para ubicar el principal vivero de especies forestales desde el que iniciar la tarea de repoblar los montes de estas sierras, que estaban poblados por encinares y robledales y grandes extensiones de matorral, pero todos estos bosques estaban muy esquilmados a causa de la sobreexplotación a la que habían sido sometidos durante décadas, tanto para obtener madera para la construcción y fabricación de todo tipo de muebles y utillaje, como para leña y la generación de carbón, y además por la destrucción de bosquetes y monte bajo para obtener tierras de labranza y espacios para pastoreo. 
La falta de un control sobre esas explotaciones había dado paso a un considerable avance de la erosión y la desertificación de laderas. La repoblación forestal fue la fórmula elegida para la recuperación. El Arboretum fue el punto al que se llevaron centenares de plantones y ejemplares jóvenes de especies que en ese momento se consideraban como las más adecuadas para colonizar los montes, y que además podían convertirse en una fuente de riqueza para los pueblos del entorno a través de la explotación maderera. La mayoría de las especies fueron coníferas, pinos, abetos y cipreses, y también los cedros del Atlas, que en aquel momento había una cierta facilidad para su importación desde el norte del África y era factible que se adaptasen con facilidad a los ecosistemas y la climatología del sur de Europa.

Desde le Arboretum partían centenares de plantones ya aclimatados para ser plantados en casi la totalidad de las laderas y barrancos de lo que hoy son las sierras de la Alfaguara, Huétor, Beas, Arana e incluso algunas zonas de Sierra Nevada. Cuando las repoblaciones terminaron y la política forestal ya no fue la de extracción de madera de los espacios naturales, los árboles continuaron en el vivero, evolucionaron por sí mismos y generaron un bosque mixto que merece la pena conocer. Un lugar donde la vegetación autóctona se recupera poco a poco y en el que las masas de zarzamoras forman una muralla natural junto a las surgencias de agua que crean charcas donde antes estaban los abrevaderos de la antigua fuente de los pajareros, espacios húmedos en los que crecen especies mediterráneas, donde incluso se oyen los sonidos de los sapos en épocas de apareamiento, y sirven como bebederos para los pájaros.

Las condiciones que se han generado en el Arboretum son perfectas para el desarrollo de poblaciones de aves forestales, ya que tienen protección, comida y agua. El sonido de las aves es continuo. Los pequeñísimos mitos revolotean entre las ramas de los frutales, mientras los herrerillos y carboneros buscan insectos en las cortezas, igual que los agateadores, que tienen en esta zona poblaciones estables, que comparten con petirrojos y otras de mayor tamaño. Cada día hay más arrendajos que han llegado a nidificar y criar en estos bosques, en los que se pueden ver picapinos Dendrocopos major, que hacen profundos agujeros en los troncos de los grandes árboles para utilizarlos como nidos, y también poblaciones crecientes de trepador azul, y otros como 


El viejo vivero es ahora un parque botánico abierto al público, vallado, pero al que se puede acceder a cualquier hora del día. Está junto al aparcamiento del campamento de la Alfaguara. Tras recorrer un corto sendero de menos de cincuenta metros está la puerta de entrada. Todo el conjunto botánico fue recuperado y se construyeron senderos y espacios que facilitasen la visita de personas interesadas en el conocimiento de la naturaleza y la botánica. Se creó un recorrido circular que discurre por los diferentes ecosistemas que forman este espacio y que es una buena forma de conocer las particularidades de estas sierras. En los caminos, sobre todo bajo los grandes cedros, hay también bancos para el descanso y carteles informativos de los diferentes espacios, e incluso cartelitos que indican el nombre de las plantas y sus características.

Tras pasar la puerta (que se debe dejar cerrada para evitar la entrada de ganado y cabras montesas) hay un sendero marcado que nos lleva al bosque de cedros, con unos bancos para disfrutar de la sombra y el sonido de los pájaros. De allí se pasa a una zona de árboles frutales y zarzamoras. El camino continúa a la izquierda hacia un sotobosque de encinas y quejigos, que desemboca en un pequeño arroyo que da paso a una alameda. 
El sendero continúa a la derecha para internarse en una zona de abetos y pinzapos, y después llega  a un prado y zona de matorral. El camino discurre hasta el lugar donde se inició, la entrada-salida del parque botánico.
La gran diversidad de plantas favorece la presencia de un buen número de especies de mariposas, sobre todo diurnas, entre las que se encuentran algunas especies endémicas de estas tierras, como la Polyommatus bellargus subsp alfacariensis, y otras como Polyommatus albicans

La presencia de mamíferos se hace evidente en las zonas más oscuras, donde se aprecian las tierras horadadas por los hoceos de los jabalíes. Además hay presencia de roedores, zorros y tejones, y cada vez hay más cantidad de ardillas, que han hecho sus nidos en los cedros y pinos de gran altura. Las ardilla sí pueden verse con facilidad ya que no huyen ante la presencia del hombre, aunque sí mantienen una distancia de seguridad.
Recorrer el Arboretum es una buena forma de inicar una jornada en la sierra de la Alfaguara. Está en una confluencia de caminos que llevan hacia los puntos más interesantes de estos montes, a la cueva del Agua, al sendero de Fuente Fría y el camino del sanatorio de los fantasmas. Es donde se inicia el carril que llega hasta Puerto Lobo. El punto de inicio para ir a la Cruz de Víznar, o a la Afaguarilla. Es un cruce de senderos y una lección de biodiversidad.



El recorrido
La mejor forma de conocer el Arboretum es seguir los caminos que se han construido en su interior, junto a los que se encuentran las diferentes especies con sus nombres científicos y vulgares situados en cartelitos. Tras pasar la puerta (que se debe dejar cerrada para evitar la entrada de ganado y cabras montesas) hay un sendero marcado que nos lleva al bosque de cedros, con unos bancos para disfrutar de la sombra y el sonido de los pájaros. De allí se pasa a una zona de árboles frutales y zarzamoras. El camino continúa a la izquierda hacia un sotobosque de encinas y quejigos, que desemboca en un pequeño arroyo que da paso a una alameda. Tomar el camino a la derecha para adentrarnos en una zona de abetos y pinzapos, para, después, llegar a un prado y zona de matorral que nos llevará a la salida.
Es un recorrido corto. Se puede hacer en menos de media hora, aunque si nos fijamos en la vegetación y en sus diferentes especies podemos pasar una agradable media jornada. Todo es llano y fácil para todo el mundo.



Vegetación, especies en el Arboretum (click en el nombre para ir a ficha, fotos y datos)


Abies alba (Abeto blanco)
Abies pinsapo (Pinsapo)
Acer campestre

Acer opalus subsp granatense (Arce de Granada)
Achillea odorata (Camomila)
Anchuza azurea
Berberis hispanica (Agracejo)
Campanula rapunculus (Campanilla silvestre)
Catananche caerulea (Hierba cupido)
Cedrus atlantica
Centaurea  nevadensis
Centaurea calcitrapa
Cephalantera longifolia
Cirsium arvense
Cistus laurifolius (Jara)
Chamaecyparis lawsoniana (Cedro de Oregón)
Corylus avellana
Crataegus monogyna
Crocus nevadensis

Crocus serotinus (Azafran serrano)
Daphne gnidium (Torvisco)
Digitalis obscura
Epilobium palustre
Eryngium dilatatum (Azulillo)
Filipendula vulgaris (Reina de los prados)
Galium verum (Galio, hierba sanjuanera)
Juglans regia (Nogal)
Juniperus oxycedrus (Junipero)
Lactuca serriola
Malus domestica (Manzano)
Mentha longifolia
Muscari comosum (Cebollon)
Muscari neglectum (Nazareno)

Narcissus triandus subsp pallidulus (Junquillo blanco)
Nerium oleander  (Adelfa)
Paeonia coriacea

Paeonia broteroi (Peonía, rosa maldita)
Picea abies (Abeto rojo)
Pinus nigra ( Pino salgareño)
Pinus pinaster
Pinus Ponderosa (Pino ponderosa, pino ponderoso)
Plantago major (Llantén mayor)
Prunella laciniata (Morenilla real )

Prunella vulgaris
Prunus avium (Cerezo)
Prunus domestica (Ciruelo)
Prunus insititia (Ciruelo silvestre)

Prunus spinosa
Pseudotsuga menziesii (Abeto de Douglas)
Pyrus communis (Peral)
Quercus faginea
Quercus rotundifolia
Rosa canina
Rubia peregrina
Rubus ulmifolius (Zarzamora)
Silene vulgaris
Sorbus domestica (Serval, azarollo)
Tamus communis (Nueza negra)
Verbena officinalis (Hierba sagrada, verbena)
Veronica anagallis aquatica




Azafran serrano (Crocus serotinus) podemos encontrarlo en otoño y  Crocus nevadensis florece en invierno


Las peonías llegan en primavera y el verano es anunciado por la hierba sanjuanera
Setas / Hongos


Ganoderma lucidum
Geastrum fimbriatum (Estrella de tierra)
Geastrum lageniforme/ Geastrum saccatum (Estrella de tierra)
Geastrum schmidelii (Estrella de tierra)
Geopora sumneriana
Helvella acetabullum
Hohenbuehelia petaloides/ Hohenbuehelia geogenia
Mitrophora semilibera (Colmenilla pequeña) 
Tricholoma myomyces /Tricholoma terreum (Oreja de ratón, ratoncillo, ratón, negrilla)
Mariposas

Argynnis adippe * Adipe
Argynnis  pandora * Pandora
Aricia cramera
Brintesia circe  * Rey moro
Catocala nupta (Catocala nupcial)
Colias alfacariensis * Colias de Berjer
Gonepteryx cleopatra * Cleopatra
Hipparchia  alcyone * Banda acodada
Leptidea sinapis * Blanca esbelta
Melanargia lachesis * Medioluto ibérica
Pararge aegeria * Mariposa de los muros
Pieris brassicae * Blanca de la col
Pieris rapae * Blanquita de la col
Polyommatus albicans
Polyommatus bellargus  * Niña celeste
Pontia daplidice * Blanquiverdosa
Pyronia cecilia * Lobito meridional, Lobito jaspeado
Pyronia  tithonus * Lobito agreste
Aves

Aegithalos caudatus (Mito)
Certhia brachydactyla (Agateador común)
Dendrocopos major (Pico picapinos)
Emberiza cia
Erithacus rubecula (Petirrojo)
Fringilla coelebs (Pinzón vulgar)
Garrulus glandarius (Arrendajo)
Muscicapa striata (Papamoscas gris)
Parus major (Carbonero común)
Phylloscopus bonelli (Mosquitero Papialbo)
Regulus ignicapillus (Reyezuelo listado)
Saxicola rubicola
Sitta europaea (Trepador azul)
Sciurus vulgaris (Ardilla)



Temas relacionados
Parque Natural Sierra de Huétor 

Cueva del agua
Sendero de la Cruz de Víznar
Cruz de Alfacar
Acequia de Aynadamar, las ‘lágrimas’ del Milenio
Trincheras de la Guerra Civil, espacios naturalizados
Cerro del Púlpito
Nacimiento del Rio Darro - Fuente de la Teja
Sierra Arana /Sierra Harana 
Sierra de la Yedra
Cerro del Maullo
Acequia del Fardes
Secuoyas gigantes de Bolones
Fuente fria La ruta de los espectros / Sanatorio de la Alfaguara
Macrothele calpeiana La araña más grande de Europa

Un hábitat para libélulas
Cangrejos de río autóctonos inicia la recuperación de sus hábitats ancestrales
Parque Nacional de Sierra Nevada

Parque Natural Sierra de Castril 
Parque Natural Sierra de Huétor 
Parque Natural Sierra de Baza 
Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama 
Parque Natural de Sierra Nevada 
Paraje Natural Acantilados Maro-Cerro Gordo

Parque Periurbano Dehesa del Generalife
Parque Periurbano Dehesa de Santa Fe
Reserva Natural Concertada Charca de Suárez Motril, Granada
Monumento Natural Peña de Castril
Monumento Natural Falla de Nigüelas
Monumento Natural Cárcavas de Marchal
Monumento Natural Peñones de San Cristóbal
Monumento Natural Cueva de las Ventanas
Salinas de La Malahá
Los Cañones de Río Verde
Charco del Negro (Loja, Granada)
El embalse de Cubillas
Sierra Elvira

Balneario  Alhama de Granada / Rio Alhama
Pantaneta de Alhama /Itinerario de los Tajos y la Presa de Alhama
Pantaneta de Cacín, Granada
Balsa del Regidor /Moraleda de Zafayona
Jardín Botánico La Cortijuela /Granada
Jardín Botánico Hoya de Pedraza / Granada
Parque Garcia Lorca, Granada

Río Aguas Blancas, Granada
Rio Dilar, Granada
Cabecera Rio Genil /Vereda de la Estrella / Flora y Fauna
Laguna Grande de Granada, Laguna Larga y Laguna de los Arenales en Albolote, Granada



Arboretum, en la Alfaguara
Parque Natural de la sierra de Huétor

Una parte de la rica biodiversidad que se encuentra en el Parque Natural de la Sierra de Huétor, y en especial en la denominada sierra de Alfacar, está concentrada en el "Arboretum", un parque botánico situado junto área recreativa del campamento, en pleno corazón de la Alfaguara. Una extensión de terreno presidido por la presencia de un paseo de enormes cedros, junto a lo que hace décadas se conocía como la fuente de los pajareros, un lugar muy frecuentado por el ganado y los vecinos del municipio de Alfacar.



Parque Natural Sierra de Huétor 
Series de vegetación
Fotos Sierra de Huétor
Centros de recuperación de rapaces
Setas en el robledal
Guía de plantas

Guía de Mariposas /Ropalóceros

Ropalóceros de la provincia de Granada

¿Cómo llegar?
Hay que llegar hasta el interior de la Alfagura, en el Parque Natural de la Sierra de Huétor. Lo primero es dirigirse a la localidad de Alfacar (Granada) en la A-92. Desde el pueblo hay que dirigirse hacia la sierra de la Alfaguara a través del paraje denominado Fuente Grande y la carretera Hacia Nívar. Desde Fuente Grande se asciende a la derecha hasta una primera bifurcación. 
Hay que tomar la dirección de la derecha para subir a la sierra. Una vez que nos encontramos en el interior de la sierra, el primer cruce a la derecha (si se sigue recto se acaba el asfalto) nos llevará hasta el campamento. Allí dejar el coche en una explanada preparada para aparcar, y el Arboretum, señalizado está allí, en el lateral del aparcamiento, pero para entrar hay que hacerlo por una puerta de acceso que se encuentra tras recorrer 200 metros por el camino, señalizado, que parte hacia el oeste.

Coordenadas: El campamento Alfaguara y aparcamiento está en 37°15'34.62"N -  3°31'47.17"O









-


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es