VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * HIELO FÓSIL * EDAD DE HIELO * SIERRA NEVADA-----------© Textos-fotos-videos: Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle / Waste------------
mm

-
-
-
-
-
-
-

En busca de la ‘Pequeña edad de hielo’
  • Científicos de 6 universidades extraen de glaciares,  lagunas y vegetación de Sierra Nevada datos fundamentales para evaluar el cambio climático
  • El hielo fósil  del Corral del Veleta tiene ahora un metro menos de espesor, un dato que se suma a la previsión de un futuro de más calor y menos nieve

  • Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine 
    Sierra Nevada 4 septiembre de 2012
    Coincidió con la entrada en Granada de los Reyes Católicos a finales del siglo XV y se mantuvo hasta el XIX. Fue un largo periodo que los geólogos conocen con el nombre de la ‘Pequeña Edad del Hielo’, una etapa convulsa en la historia de Europa en la que se sucedieron guerras, hambrunas, plagas y enfermedades, y que se caracterizó por un descenso en las temperaturas, que aunque solo fue de entre 0,9 y 1,3 grados menos de media (con respecto a las medias actuales), se considera una ‘mini glaciación’ y el cambio climático global más próximo a la actualidad. 
    Sierra Nevada se ha convertido en uno de los puntos más importantes del mundo para el estudio de la ‘Pequeña Edad del Hielo’, que formó focos glaciares en los corrales de la Sierra  siendo el del Corral del Veleta el más importante, donde aún se conserva una gran masa de hielo fósil que es investigada desde 1999 por científicos del Departamento de Geografía Física y Servicio de Paisaje de la Universidad de Barcelona, dirigidos por el profesor Antonio Gómez Ortiz, para quien «la evolución de esa masa de hielo desde que comenzamos su estudio de forma regular, nos indica que existe un incremento de las temperaturas y caminamos hacia un futuro próximo de más calor y menos nieve».

    El equipo de trabajo de la campaña 2012 (de izquierda a derecha en la foto) 
    Juan José Vidal: Doctorando, Universidad de Barcelona. 
    Ferrán Salvador: Geógrafo. Universidad de Barcelona.
    Angel Romo: Botánico. Instituto Botánico de Barcelona (CSIC).
    Montserrat Salvá: Geógrafa. Universidad de Barcelona.
    Antonio Gómez Ortiz: Geógrafo. Universidad de Barcelona. Director de la investigación.
    José Juan Sanjosé:  Ingeniero geodésico. Universidad de Extremadura. 
    Fernando Bergenguer:  Doctorando. Universidad de Extremadura. 
    Marc Oliva:  (abajo derecha). Geógrafo. Universidad de Lisboa. 
    Javier de Matías: Doctorando. Universidad de Extremadura.
    La última semana de agosto es la elegida por el equipo de Gómez Ortiz para obtener datos, recoger muestras y analizar los diversos parámetros que forman el proyecto de la Universidad de Barcelona, ‘Paisaje y paeloambientes de Sierra Nevada’, en el que colaboran miembros de otras cinco universidades: Granada, Almería, Extremadura y la Complutense de Madrid, a las que se añade la Universidad de Lisboa. Sierra Nevada se convertía, in situ, en un gran laboratorio para profundizar en el conocimiento de la evolución del paisaje de la Sierra, la influencia del hombre, la biodiversidad y las variaciones climáticas. 

    Mientras un grupo de estos científicos se encontraba en el interior del Corral, sobre el manto de bloques que entierra a los hielos glaciares frente a la gran pared norte del Veleta, otros visitaban las lagunas y espacios de la Hoya del Mulhacén, y el resto estudiaba la evolución de la flora en el piso crioromediterráneo en Río Seco, el de mayor altitud de la Península. Un equipo que tiene el objetivo de «profundizar en el conocimiento del glaciarismo de Sierra Nevada iniciado en 1989, con un elemento estrella en la investigación, el hielo fósil que descubrimos en el Corral del Veleta en 1999. Además nos interesa el estudio de los paleoambientes cuaternarios, la reconstrucción de la Pequeña Edad del Hielo y, ultimamente, además, el significado y valor patrimonial del paisaje de cumbres de la Sierra», dice Gómez Ortiz, que asegura que todas estas investigaciones son fundamentales para la determinación del alcance del cambio climático global. El control de la nieve y los procesos morfogénicos asociados al frío y a la nieve en el Corral del Veleta es uno de los temas de estudio que dirige David Palacios, de la Complutense de Madrid. La UGR participa en temas relacionados con la vegetación con el profesor Molero Mesa, y los investigadores Jesús Galindo y Carlos Sanz, en temas geofísicos.

    Además del Corral, los miembros del equipo científico, recorren los pedregales, cascajales y espacios lagunares de Río Seco, la Caldera y la laguna de Lanjarón, lo que supone cubrir una parte muy importante de las altas cumbres de Sierra Nevada. «Sabemos que entre los siglos XV y XIX hubo un enfriamiento global, con evidencias geomorfológicas y biofísicas en el medio natural y que debieron repercutir en aspectos sociales y económicos, con repercusión, sin duda, en Sierra Nevada», dicen los científicos. 

    En España solo quedan restos glaciares de esta época en otros dos sistemas montañosos, en Picos de Europa y en Pirineos, «pero los de Sierra Nevada tienen una particular significación, son restos del que fue el glaciar más meridional del continente, en un punto de confluencia y separación de dos mundos, el atlántico con el mediterráneo, el árido de África, con el templado que es Europa». Sierra Nevada y sus altas cumbres aportan claves que no pueden encontrarse en ningún otro lugar del Mediterráneo occidental, «de ahí su altísimo valor científico y la importancia de los datos que ofrece». 


    Corral del Veleta, finales de agosto de 2010.

    Menos frío
    Desde el año 2000, el hielo fósil del Corral ha ofrecido información de gran interés, ha actuado de oráculo en cuanto a la evolución climática se refiere y los datos no dan lugar a dudas. «Cuando se descubre y se extrae testigo el techo de la capa de hielo se encontraba situada a 1,20 metros del suelo y su espesor se cifró en torno a 20 m.  En el año 2009 el techo estaba a 2 m y su espesor entre 16-17 m». Las mediciones que se realizan ahora, en la última semana de agosto, arrojan datos que cuando estén refrendados estadísticamente y confirmados ‘a posteriori’ indicarán que la masa helada se habrá podido degradar y fundir hasta algo más de dos metros desde que comenzaron los controles. «La zona con masa helada fósil que estudiamos tiene una superficie de 3.815 metros cuadrados, una parte del tercio noreste del Corral, y el tramo monitorizado anualmente suma 1.200 metros cuadrados. En la temporada 2006-2007 la pérdida constatada fue de 33,4 centímetros y de 34.7 y 23,8 centímetros los dos años siguientes, respectivamente. En total 91,9 cm equivalentes a una pérdida de masa helada en torno a 1.102 metros cúbicos». En los años 2010 y 2011, el equipo de Gómez Ortiz no pudo obtener datos ya que la nieve cubría el Corral y no se podía acceder a la zona de estudio. «Fueron dos años de mayor presencia de nieve y temperaturas más bajas por lo que es posible que en esta campaña la pérdida haya sido algo menor que la tendencia anterior, aunque este año la sequía y el calor han podido hacer mella». 

    Una situación que contrasta con la creación del glaciar, hace siglos, ya que la ‘mini glaciación’ generó temperaturas que favorecieron la permanencia de nieve, muy diferente a lo que ocurre en la actualidad. Sierra Nevada vivió de forma especial, por su altitud, la bajada generalizada de temperaturas y su mantenimiento en el tiempo, y de forma muy particular por su situación geográfica. La creación del foco glaciar del Veleta y en otros corrales de la Sierra en un punto tan meridional de Europa y frontera con el mundo árido, da una idea clara del rigor de la más reciente edad de hielo. 

    Cambio global 
    Los datos aportados en la búsqueda de la ‘Pequeña Edad del Hielo’ se suman a otros muchos trabajos sobre la evolución del clima en Sierra Nevada. «Relacionamos la cubierta nival y la pérdida de masa helada, lo que nos dice que el elemento clave que desencadena el comportamiento del hielo fósil es que haya o no cubierta nival durante el verano». Lo habitual desde hace décadas, es que la nieve sea casi inexistente en los ventisqueros de Sierra Nevada, que cada vez están a mayor altitud, y lo mismo ocurre en el Corral del Veleta. «El clima no es favorable al mantenimiento de la nieve y la pauta para los próximos tiempos será, previsiblemente, la misma». 


    Antonio Gómez Ortiz / A. Gómez y Ferrán Salvador / Marc Oliva

    Valor científico
    El futuro de Sierra Nevada está condicionado por el clima, no solo en cuanto a la presencia de nieve, y su explotación, sino que afecta al macizo en su totalidad. La diversidad biológica y la estructura geológica dependen de las temperaturas. Ante la evidencia de los datos, no solo los aportados por este equipo científico, sino también los que obtienen otros muchos investigadores, indican que las estaciones de esquí  tienen que cambiar sus conceptos y formas de explotación. Los científicos aseguran que  el futuro de Sierra Nevada pasa por afrontar el valor patrimonial del paisaje, y sus características. Sierra Nevada es un conjunto patrimonial único en Andalucía y singular en todo el Mediterráneo. Por ese motivo se impone establecer muy bien cuál debe ser el uso y la gestión de ese patrimonio. Antonio Gómez Ortiz, asegura que «Sierra Nevada es un territorio extremadamente  frágil. Es una encrucijada geomorfológica, climática y biológica con un valor científico incalculable». 

    Clima, ambiente  y el valor del patrimonio
    En paralelo se realizan otras investigaciones, por lo que el equipo dirigido por Gómez Ortiz es pluridisciplinar. Se puede destacar la reconstrucción cronológica de los acontecimientos glaciares de Sierra Nevada, que es el reducto glaciar más meridional de Europa. Se tienen datos desde los últimos 32.000 años. Otro aspecto importante es la reconstrucción paleoambiental (holocena y pleistocena) de Sierra Nevada a partir de los sedimentos lagunares y lóbulos de solifluxión de los borreguiles. Se han analizado láminas de agua de las lagunas para intentar hacer la reconstrucción de esos paleoambientes e instalarlos en el tiempo. Otro de los temas es el estudio de la cubierta nival focalizada en el Corral del Veleta, que aporta los días de permanencia de la nieve y que junto con el registro de la capa activa y el control topográfico del manto de bloques permite el seguimiento de la degradación de la masa helada subyacente 
    En los últimos años, además, también trabajan en diagnosticar el valor patrimonial del paisaje de cumbres de Sierra Nevada, tanto el científico como el histórico-cultural. “No olvidemos que estamos en un espacio único en Andalucía y singular en el mundo mediterráneo. Dedicar esfuerzos para la investigación del valor patrimonial y la mejor gestión del territorio es importante”, señala Gómez Ortiz. 


    Los trabajos sobre el hielo fósil, permafrost y el cambio climático en Sierra Nevada, son realizados por el siguiente equipo de investigación

    Antonio Gómez Ortiz,  Ferrán Salvador Franch, Montserrat Salvá Catarineu, José Manuel Raso Nadal, Lothar Schulte, José A. Plana Castellvi, Benedita Milheiro Santos:  Departamento de Geografía física y Análisis Geográfico Regional. Universidad de Barcelona.
    José J. San José Blasco, Alan Atkinson Gordo: Departamento de Expresión Gráfica. Escuela Politécnica. Universidad de Extremadura.
    David Palacios Estremera, Luis M. Tanarro : Departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía física. Universidad Complutense de Madrid
    Marc Olica Franganillo: Departamento de Geografia-Centro de Estudos Geográficos/IGOT. Universidade de Lisboa
    David Serrano Giné: Departamento de Geografia. Universidad Rovira i Virgili (Tarragona).
    Joaquín Molero Mesa: Departamento de Botánica Universidad de Granada
    Jesús Galindo Zaldívar: Departamento de Geología Universidad de Granada
    Carlos Sanz de Galdeano, CSIC Granada.
    Sebastián Sánchez Gómez, Departamento de Edafología. Universidad de Almería.


    Los pioneros del glaciar
    Las primeras referencias a la existencia de un glaciar en Sierra Nevada se remontan a 1754 cuando Antonio Ponz, un clérigo ilustrado, es enviado por el marqués de la Ensenada a describir las cumbres de la Sierra. Fue el primero en mostrar al mundo el Corral del Veleta: «Un cajón que guarda en su seno, nieve y hielo que nunca se derrite, salvo en la parte superior cuando le da el sol». Poco después, en 1805, el naturalista Simón de Rojas Clemente y Rubio reconocía la existencia de nieves perpetuas en el mismo lugar. 

    En 1837, el botánico Edmond Boissier, indica: «Lo que primero llama la atención al llegar al Veleta es un circo de casi 2.000 pies de profundidad que se abre al noreste (... ) En el fondo se percibe un pequeño glaciar muy inclinado. Es el llamado Corral del Veleta».


    Edmond Boissier / Simón de Rojas Clemente / Luis García Sáinz 

    Unos años después, en 1897, el montañero J. Bide, hace un croquis de las cumbres de Sierra Nevada y señala una pequeña mancha blanca, de nieve permanente, en la cabecera del Guarnón, el Corral del Veleta. Y en 1947, el geógrafo Luis García Sáinz, certifica la presencia de hielo azulado en el interior del Corral, «igual al existente en el Pirineo». En el año 1989 se inician los trabajos dirigidos por Antonio Gómez Ortiz para el estudio del glaciar, que en 1999 constata la existencia de hielo fósil que se viene investigado hasta ahora. 

    Corral del Veleta y barranco del Guarnón 1982

    Reportajes anteriores (IDEAL 2005)
    Hielo fósil en el Corral del Veleta (Sierra Nevada)
    La bolsa detectada tiene una datación de 100 años y podría llegar hasta los 9.000 
    Texto y fotos: JE Gómez (Waste, magazine)
    Hielo Fósil, la investigación
    Han sido necesarios 12 años de investigaciones para constatar físicamente la existencia de hielo fósil en el Corral del Veleta, a más de 3.000 metros de altitud. Un equipo de científicos de universidades españolas y en colaboración con programas europeos han realizado un descubrimiento que puede ayudar a la determinación del cambio climático en el sur de Europa.
    El pasado día 30 de agosto las perforaciones y sondeos que se realizaban en un punto determinado del Corral del Veleta dieron el fruto esperado. Bajo una capa de alrededor de un metro y medio de profundidad, se pudo constatar la presencia de una importante bolsa de hielo fósil, denominado Permafrost, que demostraba la existencia de un glacial activo en uno de los puntos más meridionales de Europa hace relativamente poco tiempo, alrededor de 100 años en su cubierta más cercana a la superficie y que, por la profundidad que se piensa que puede tener, llegaría a una datación que, en investigaciones futuras, podría dar datos relativos a epocas mucho mas antiguas, incluso hasta el periodo final de la última gran glaciación, entre 9.000 y 15.000 años de antigüedad. El descubrimiento ha sido realizado por un equipo de investigadores, geomorfólogos, edafólogos y geógrafos que trabajan en la zona desde hace ya 12 años. 
    Antonio Gómez Ortiz, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona y uno de los coordinadores del equipo, ha indicado a IDEAL que el descubrimiento científico podría considerarse de primera línea, aunque su aplicación práctica en el desarrollo y conocimiento de la evolución del clima y de las tendencias del cambio climático no pueden establecerse hasta comparar resultados con otras investigaciones que se desarrollan en diferentes zonas de Europa. Lo que sí se demuestra de forma fehaciente con este hallazgo es la existencia de un glaciar activo con una datación muy moderna. Hace sólo 100 años existía un glaciar en la sierra, como ya habían señalado los viajeros románticos y los primeros botánicos que estudiaron el macizo montañoso pero que no se había constatado científicamente. Se trata, según Gómez Ortiz, de la presencia de Permafrost en una latitud donde no se podía pensar que existiese. Es normal encontrarlo en los países del norte de Europa y se habían localizado algunos puntos en los Pirineos, pero es extraordinario encontrarlo en las cordilleras béticas. 
    Perforación 
    Desde que la pasada semana los sondeos realizados con una pequeña perforadora dieron y extrajeron una pequeña porción de ese hielo fósil, se ha trabajado en mantener la sonda en profundidades de hasta 2 metros y ubicar en ella sistemas de medición de temperaturas. Esos sistemas se mantendrán allí durante al menos un año e irán ofreciendo datos de los cambios térmicos que se producen en el interior de la bolsa helada. De hecho, por el momento, es importante constatar que, bajo una pequeña capa de bloques y a pesar de que en alguna ocasión la nieve ha desaparecido, continuaba la presencia de hielo en el interior. Por el momento no se conocen los resultados de las pruebas a las que se está sometiendo al hielo extraído y aún es pronto para delimitar los datos que sobre la evolución del clima pueden arrojar, pero se espera que sean factores determinantes para conocer el comportamiento geomorfológico y climático de una zona muy importante del macizo montañoso que, curiosamente, va a ser declarado monumento natural por parte de la Junta de Andalucía, que ha decidido nominar no el pico del Veleta, sino el Corral, el lugar donde se ha realizado el descubrimiento. Gómez Ortiz señala que comenzaron a trabajar en el año 1987. «Sabíamos que tenía que existir porque, entre otros factores, la configuración morfológica del Corral indicaba la presencia de glaciaciones recientes. 
    Fue en el año 1995, cuando la gran sequía dejó el corral sin nieve alguna, cuando detectamos un punto exacto donde había muestras de la posible existencia de Permafrost. Se hicieron unos sondeos y se detectó la posible presencia, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha podido llegar a la bolsa». Unos trabajos difíciles, ya que, entre otras cosas, era realmente complicado hacer llegar los equipos técnicos hasta el corral. Se transportaron en una yegua.
    Un mapa de glaciación
    Entre los trabajos que este equipo de investigadores ha realizado estos años en Sierra Nevada se encuentra la elaboración del primer Mapa Geomorfológico y del Glaciarismo y Periglaciarismo de Sierra Nevada, que muestra la evolución de los glaciares en la sierra desde el cerro del Caballo, en Lanjarón, hasta el Cerro de Trevélez, incluyendo las vertinorte y sur de la sierra que caen hacia el marquesado y hacia la Alpujarra. Se trata de un mapa, ya realizado, a una escala de 1:25.000 que será editado próximamente. 
    En este mapa han colaborado investigadores de las universidades de Almería, Granada y Barcelona, coordinados por Antonio Gómez Ortiz. Proyecto PACE Todos los trabajos que se han realizado por parte de los científicos que han descubierto Permafrost en el Corral del Veleta, se han ejecutado dentro de lo que se denomina Proyecto Permafrost Anclimate in Europe (PACE) de la Unión Europea, coordinado internacionalmente por el científico británico Charles Harris, de la Universidad de Cardiff, en Inglaterra. El equipo español está coordinado por DAvid Palacios Estremera, de la Universidad Complutense de Madrid, Miguel Ramos Sainz, de la Universidad de Alcalá y Antonio Gómez Ortiz, de la Universidad de Barcelona. El proyecto cuenta con la colaboración de la Universidad de Granada, el Parque Natural de Sierra Nevada y el futuro parque nacional y la empresa Cetursa. Se pretende la investigación y estudio de la existencia de hielo fósil en una línea que recorre Europa desde Spitberg (Islandia) a Granada pasando por Inglaterra, los Alpes suizos e italianos y Sierra Nevada. 
    El objetivo de este proyecto es estudiar, una vez detectada la presencia del Permafrost, su evolución en el tiempo y el estudio del comportamiento del clima en Europa, además de poder evaluar las tendencias climáticas en el futuro. Los investigadores han trabajado sobre una zona en la que se conocía la existencia de un gran glaciar que, con el tiempo, se ha reducido considerablemente de tamaño y que, ahora se sabe, se mantiene.

    Investigadores buscarán este verano la capa más antigua del hielo fósil de Sierra Nevada
    Sus descubridores ya han finalizado el primer mapa geomorfológico del macizo
    Un grupo de científicos, investigadores de las universidades de Granada, Almería, Barcelona y Madrid, intentarán localizar y extraer muestras de la capa más antigua de hielo fosilizado existente en un espacio del Corral del Veleta, en Sierra Nevada. La localización del hielo fósil en su nivel más superficial, se producía el pasado verano y ahora se pretende dar con el que se encuentra a mayor profundidad. Unas muestras que permitirán avanzar en los estudios sobre el cambio climático.
    Antonio Gómez Ortiz, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona, uno de los coordinadores del equipo de científicos que el verano pasado descubrían hielo fósil en Sierra Nevada, ha confirmado a IDEAL que las investigaciones continuarán a partir del mes de julio de este año, con la intención de sondear el subsuelo del Corral del Veleta para llegar hasta las capas más antiguas de hielo fosilizado, extraer unas muestras y poder estudiar la evolución de las masas de hielo en el macizo montañoso de Sierra Nevada y unir los datos a las investigaciones generales sobre el cambio climático en la Tierra y, sobre todo, en el continente europeo. «Se trata de continuar trabajando en las investigaciones iniciadas hace ya 12 años y, en concreto, en los puntos de sondeo donde en el pasado mes de agosto descubrimos la presencia de hielo fósil. El año pasado pudimos llegar a una profundidad de aproximadamente un metro y medio, donde se encontraba la capa más superficial de hielo con una antiguedad de alrededor de un centenar de años». Antonio Gómez afirma que los estudios y sondeos indican que la capa de hielo puede llegar hasta una profundidad de algo más de 20 metros. Es a esa cota hasta donde pretenden llegar y conseguir extraer unas muestras del que podría ser el hielo más antiguo del sur de Europa, lo que tiene una importancia capital debido a que nos encontramos en una zona muy meridional, donde no es lógico encontrar restos de hielo fosilizado. Esta última capa podría llegar a una datación de hace 9.000 años. 

    Se van a realizar sondeos en la roca viva del Veleta, además del punto exacto donde se localizó el pasado año. Trabajarán en esta investigación un total de 12 científicos pertenecientes a las universidades de Barcelona, Complutense de Madrid, Granada y Almería, con financiación de la Unión Europea. Mapa de la sierra Junto a las investigaciones sobre el hielo fósil, los científicos han elaborado ya el primer mapa geomorfológico de las altas cumbres de Sierra Nevada, que será publicado este próximo verano en un formato 1:25.000. Este mapa será un documento básico para poder establecer los usos y actividades que se podrían realizar en el interior del territorio del Parque Nacional de Sierra Nevada sin provocar su alteración ambiental y física, ya que sienta las bases para conocer la morfología de la zona y su composición geológica. Este mapa se ha realizado con la colaboración del Parque Nacional, la Universidad de Granada, la empresa gestora de la sierra, Cetursa y las universidades de Barcelona, Almería y Granada. La cartografía irá acompañada de la edición de un libro con todas las referencias geomorfológicas.


    Temas relacionados 

    Series de vegetación
    Pinares y sabinares béticos
    Piornales y enebrales nevadenses
    Pastizales nevadenses . Borreguiles
    Canchales
    Roquedos, rocas verticales
    Robledales nevadenses
    Quejigales y acerales béticos
    Encinares nevadenses
    Encinares térmicos
    Encinares béticos
    Fauna de las altas cumbres Pisos oro y crioromediterráneo - Insectos
    Fauna de Sierra Nevada - vertebrados
    LISTA DE ENDEMISMOS
    Parque Nacional / Parque Natural
    Joyas naturales.
    Joyas de la Tierra Minas y minerales
    Proteger las mariposas
    Fotos 
    Parque Nacional de Sierra Nevada

    Parque Natural Sierra de Castril 
    Parque Natural Sierra de Huétor 
    Parque Natural Sierra de Baza 
    Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama 
    Parque Natural de Sierra Nevada 
    Paraje Natural Acantilados Maro-Cerro Gordo

    Parque Periurbano Dehesa del Generalife
    Parque Periurbano Dehesa de Santa Fe
    Reserva Natural Concertada Charca de Suárez Motril, Granada
    Monumento Natural Peña de Castril
    Monumento Natural Falla de Nigüelas
    Monumento Natural Cárcavas de Marchal
    Monumento Natural Peñones de San Cristóbal
    Monumento Natural Cueva de las Ventanas
    Salinas de La Malahá
    Los Cañones de Río Verde
    El embalse de Cubillas
    Sierra Elvira
    Sierra Arana /Sierra Harana 
    Las Angosturas de Albuñol (Granada)

    Balneario  Alhama de Granada / Rio Alhama
    Pantaneta de Alhama /Itinerario de los Tajos y la Presa de Alhama
    Balsa del Regidor /Moraleda de Zafayona

    Jardín Botánico La Cortijuela /Granada
    Jardín Botánico Hoya de Pedraza / Granada
    Charco del Negro (Loja, Granada)
    Arboretum en la Alfaguara, Parque Natural, Itinerario Botánico
    Los Cahorros, el desfiladero del río Monachil, Sierra Nevada
    Parque Garcia Lorca, Granada
    Río Aguas Blancas, Granada
    Rio Dilar, Granada
    Cabecera Rio Genil /Vereda de la Estrella / Flora y Fauna

    Copyright © Waste magazine








    Reportaje publicado en IDEAL el 4 de septiembre de 2012


    Control térmico de la capa activa del área asentada sobre masa helada. 
    Control topográfico del sector asentado sobre masa helada.


    VÍDEOS DE NATURALEZA


    --

    Copyright: Waste Magazine ©
    TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
    Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
    --
    Política de privacidad / Aviso legal

    Contenidos informativos
    Guía de Aves
    Guía de plantas * Flora
    Guía de Mariposas
    Guía de insectos
    Especies marinas
    Moluscos
    Setas y hongos
    Líquenes
    Anfibios
    Reptiles
    Fauna
    Rutas y paisajes
    Waste créditos

    Especiales
    Espacios naturales
    Sierra Nevada
    Doñana
    Alhambra
    Al-andalus
    Cosmología y Astronomía
    Evolución humana
    Reciclado
    Contaminación
    Ecología
    Guías y libros


    Revista electrónica creada en 1997

    Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

    Dirección y edición
    waste@diarioideal.es
    Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
    Diario IDEAL / 680 92 55 14
    Waste Magazine
    Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
    www.ideal.es