VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 


TEMAS * REPORTAJES---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--
--

-
-
-
-
-
-
-

Pica, muerde y envenena
Animales y plantas desarrollan sistemas urticantes de defensa ante depredadores y el hombre
Más tiempo al aire libre incrementa el riesgo de ser víctima de serpientes, avispas, ortigas y otros organismos aparentemente inofensivos
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
En la naturaleza el hombre es una especie más en competencia directa con el resto de los seres vivos. Todos y cada uno de ellos han desarrollado sistemas para defenderse y sobrevivir en lo que, sin duda alguna, es un medio hostil. Unos poseen métodos para inyectar sustancias tóxicas que tienen la misión de paralizar e incluso matar a sus víctimas, otros utilizan sus aguijones emponzoñados de veneno cuando son atacados. La mayoría ponen en marcha estrategias de supervivencia que casi siempre tienen como objetivo conseguir comida y defenderse. Su traslación a la relación con el hombre es simple: pican, muerden, envenenan, y en algunos casos, matan.

La península ibérica y especialmente el sureste español no es especialmente peligroso en este sentido, son muy pocos animales y plantas que puedan considerarse letales para el hombre, pero sí hay una verdadera legión de otras que pueden provocar daños, en algunos casos graves, y molestias que puedan acabar en el hospital. Entre las especies letales solo se puede hablar de escorpiones, alacranes y víboras, pero tanto las dos primeras, como la serpiente ibérica más temida, son escasos y no les suelen gustar los espacios con presencia humana. Cada grupo animal tiene sus elementos peligrosos. Si caminamos, comemos o dormimos en el campo, todos sabemos que tenemos que tener especial cuidado con algunos de ellos como abejas y avispas, que suelen concentrarse junto a zonas con agua, albercas, acequias y charcas. 

Precaución
Hay que tomar especiales precauciones a la hora de comportarnos. Levantar piedras implica poder encontrarse con reptiles que se han escondido bajo ellas a nuestro paso. Entre ellos solo la víbora es venenosa para el hombre, aunque en cualquier caso la mordedura de la culebra de escalera, o la de agua (Natrix maura), o la culebra bastarda, será dolorosa y dejará las marcas de los colmillos. No atacará si no es para defenderse. También podremos dar con lagartos, que no son venenosos, pero sus hileras de dientes tienen la particularidad de que no sueltan su presa lo que puede provocar heridas de cierta gravedad. Lo normal, en todos los casos, es que huyan antes de atacar. 

Bajo las piedras viven multitud de invertebrados. Es el grupo más numeroso y con mayores posibilidades de picar y dar un susto. Escolopendras (Scolopendra cingulata), conocidas como ciempiés suelen ocultarse en esos espacios. Clavan unos aguijones (forcículas) que paralizan a sus víctimas, y al hombre le provocan una hinchazón que en ocasiones puede ser grave.  La picadura es dolorosa, pero no mortal. 
Las arañas también tienen que tenerse en cuenta. En España no hay ninguna letal, pero la mayoría de ellas, sobre todo las más pequeñas, producen picaduras semejantes a las de los mosquitos, ya que inyectan una sustancia tóxica. La más habitual es la de jardín que suele huir del hombre, pero si pica, provoca una molesta hinchazón. 


Aculepeira armida. Arañas

Orugas
Las orugas de las mariposas también pueden ser peligrosas para el hombre. La más conocida es la procesionaria, que posee pelos con sustancias urticantes que se sueltan cuando algo roza con ella y, como las pequeñas agujas de las medusas, sueltan una sustancia tóxica en su víctima. Ante un nido de procesionarias del pino (bolsas blancas en las ramas de los árboles) o un grupo de orugas desplazándose como en procesión por el suelo, lo mejor es no tocar ni el nido ni las orugas. 
Otras especies de invertebrados como los escarabajos, mariposas, libélulas, la mayoría de las moscas, e incluso las mantis religiosas, no pican.


Oruga de procesinaria

Las plantas
Encontrarse atrapado entre una maraña de ortigas en cualquier camino o vereda, es algo que ha pasado a casi todo el mundo, y hemos aprendido de ello. Las ortigas, plantas de una gran belleza cuando están en flor, provocan picaduras de tal calibre que pueden llevar a una persona estar convaleciente durante semanas, e incluso provocar daños graves en personas alérgicas o especialmente sensibles. La gran mayoría de las especies vegetales poseen propiedades que, mal utilizadas, pueden ser tóxicas para el hombre, e incluso mortales. Desde la clásica emborrachacabras, que provoca mareos y alucinaciones en el ganado, a las amapolas con sustancias opiáceas, como las Papaver somniferum. Pero entre las que podemos ver en lugares típicos de excursiones y paseos, hay que tener cuidado con la dedalera, la Digitalis purpurea (habitual entre los roquedos y veredas de Sierra Nevada), que llama la atención por sus campanitas rojas de gran belleza. Se usa como tónico cardiovascular, pero el polvo de digitalia puede ser mortal si se usa mal.


Digitalia, Digitalis purpurea

También son tóxicas plantas tan habituales como las adelfas que hay en todos los jardines. Comer sus hojas puede producir problemas de estómago, e incluso paro cardíaco. No se debe dejar que los niños pequeños se acerquen y toquen las hojas y flores. Algo similar ocurre con otra planta muy común, la hiedra. Un simple contacto con la piel puede provoca dermatitis, con enrojecimiento e incluso pequeñas ampollas. Las bayas no deben ingerirse nunca ya que provocan diarreas, vómitos y náuseas. 

Otras especies de gran belleza esconden trampas peligrosas. Es el caso de la pequeña Ononis spinosa, llamada peine de asno, tiene una  afilada aguja detrás de sus preciosas florecillas, y las rosas silvestres, que junto a sus flores presentan mil y una espinas curvas que se enganchan y no se sueltan. Los frutos rojos de los tejos, cultivados en jardines, generan unas toxinas que pueden provocar convulsiones.
Como ocurre con la fauna, para el mundo de la flora lo mejor es no tocar ni alternar nada que no conozcamos. Las  plantas como cualquier ser vivo, también se defienden. 

Más víboras en la media y alta montaña
La presencia de víboras en pedregales y zonas de matorral se ha incrementado en los últimos años en parajes de Sierra Nevada y la Alpujarra, incluso cerca de la costa. Se distingue de otros reptiles por su color grisáceo y manchas oscuras en zig-zag. Le gusta tomar el sol sobre pequeños arbustos junto a piedras con escondrijos, por lo que puedes toparte con ellas.


Vipera latastei, víbora hocicuda

No solo son las medusas
En la playa no solo hay que tener cuidado con las pequeñas medusas. Hay otras especies que pican en los mismos sitios donde nos bañamos. Las más habituales con los erizos, cuyas púas liberan una sustancia urticante al clavarse en la piel, y las anémonas, que en algunos lugares llaman ortiguillas. Los tentáculos de estos invertebrados marinos también son urticantes para el hombre. Otra de las especies comunes de las zonas de rocas junto a las playas, son las actíneas, los tomates de mar. Al tener un rojo muy atractivo llama la atención de los niños que intentarán tocarlos con la mano. Son urticantes y producen irritaciones de la piel.
La peligrosidad de los peces se centra casi exclusivamente en las arañas, cabrachos y morenas, pero no es habitual encontrarlos en zonas de aguas someras y con gente bañándose. 




Temas relacionados 
Vida marina en Waste


Copyright © Waste magazine

vídeopromoción






    Pica, muerde y envenena...
    Animales y plantas desarrollan sistemas urticantes de defensa ante depredadores y el hombre... 
    Publicado en IDEAL el 31 de julio de 2012


    Medusas
    Pelagia noctiluca
    , la medusa de las playas.
    Las grandes medusas del Mediterráneo 
    Especies peligrosas en el litoral mediterráneo 
    Medusas del Mediterráneo, fotos, fichas, datos...


    Cotylorhiza tuberculata (Agua cuajada)Pelagia noctiluca, Agua malaPhysalia physalia (Carabela portuguesal)
    Rhizostoma pulmo (Acéfalo azul)Velella velella Velero
    (Clic en la foto para + fotos, datos, fichas...
    1. Cotylorhiza tuberculata (Agua cuajada) 
    2. Pelagia noctiluca, Agua mala 
    3. Physalia physalia (Carabela portuguesa) 
    4. Rhizostoma pulmo (Acéfalo azul) 
    5. Velella velella Velero



    Reportaje publicado en IDEAL el 25 de junio 2012


    Medusas, plaga por alteración del ecosistema

    La solución al incremento de medusas es la recuperación del ecosistema marino
    Sobrepesca, turismo, vertidos... son las causas de la desaparición de sus predadores naturales
 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es