TEMAS * PARQUE BOTÁNICO ARQUEOLÓGICO EL MAJUELO----------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste-

 
Palmas del trópico y peñones en el mar
Un paseo entre plantas exóticas en el Majuelo y una mirada a los acantilados de San Cristóbal
Proceden de la franja situada a ambos lados del Ecuador, 182 especies vegetales que muestran otras formas de vida más allá del Mediterráneo 
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
 Se llamó Abd al-Rahmam (Abderramán, emir de los Omeyas). Creyó que el sur de Iberia podría dar vida a las especies vegetales de otros mundos, recrear Oriente en Occidente, y disfrutar en al-Andalus de la imagen vegetal de la tierra de la que se había visto obligado a huir. Mandó traer palmeras y granados. Llegaron de Siria y Persia, y aunque su destino fue al-Rusafa, en Córdoba, algunos ejemplares se quedaron en los lugares donde desembarcaron, unos en la costa granadina y otros en el Guadalquivir. Las palmeras crecieron entre las arenas de la orilla del Mediterráneo, en Almuñécar, y se hicieron presentes a través de los siglos en un lugar donde los fenicios ya importaban productos de Oriente y construyeron factorías de salazones. Fueron las especies pioneras en poblar un ecosistema tropical, donde el grado de humedad constante y sin sobresaltos han sido la clave para poder albergar en vivo una enciclopedia botánica de plantas exóticas.
Un paseo por el parque del Majuelo, en pleno centro de la localidad de Almuñécar, permite apreciar formas de vida vegetal desconocidas para quienes habitan en espacios de clima mediterráneo, acostumbrados a la clásica vegetación de bosque de pinar, encinar, dehesas, riberas y pastizales de montaña, en los que crecen especies adaptadas a bruscos cambios de temperaturas. En el Majuelo, en cambio, crecen árboles de enormes hojas que dan grandes flores de vistosos colores y decenas de palmeras con diferentes tipos de troncos, texturas y palmas. 

Casi 1.300 años después de que Abderramán entrase en Iberia por Almuñécar y sientiese nostalgia de su Oriente perdido, las palmeras son parte del paisaje de esa ciudad costera granadina, propicia para el crecimiento de especies exóticas, al menos de la franja tropical de la Tierra. En el Majuelo, según los catálogos municipales, hay 182 especies exóticas que muestran las formas de vida de casi medio centenar de países situados a ambos lados del Ecuador y en la mayor parte del centro y sur de América y Oceanía. Los diferentes espacios que, en forma de paseos, componen el parque, albergan especies de plantas, árboles y arbustos de varios países africanos, Filipinas, Madagascar, China, India, Arabia, Nueva Guinea, Australia, Nueva Zelanda y las islas tropicales del lejano oriente, Japón, Islas de Malasia, Indonesia, Melanesia, Micronesia y Polinesia.

Para disfrutar de un paseo por el interior del Majuelo hay que estar pendiente de los cartelitos de información en los que se muestran los nombres científicos de las especies y su lugar de procedencia, e intentar captar las características que diferencian a unas de otras. Llaman la atención los grandes troncos de algunas especies que en su base se ensanchan de tal forma que se les conoce como pata de elefante, Beaucarnea recurvata, o también, cola de pony, procedente de México. Otros tienen como característica principal sus enormes flores, tan especiales que a uno de ellos se le conoce como el árbol orquídea, se llama  Bauhinia variegata y procede de las selvas de India y Birmania. También se encuentra en otros jardines de la costa granadina y del interior porque, en este caso, es una especie que soporta temperaturas más bajas. Otro de los árboles que llama la atención es el Erythrina crista- galli, al que se le llama flor de coral, o también cresta de gallo, porque posee grandes flores de color rojo intenso con formas ovaladas y de gran tamaño. Puede ser un árbol enorme con un gran tamaño de copa que si se ve en los meses de julio y agosto está plagado de flores rojas.


Phoenix roebelenii (Datilera enana)
Palmeras
Internarse en el Majuelo es un paseo bajo palmas. Las palmáceas son la esencia de este parque, donde hay 43 especies de palmeras, una de las mayores colecciones de Europa, seguida por la del jardín de la Concepción de Málaga. Hay ejemplares de una curiosa palmera, Dictyosperma album, la palma princesa, en la que la flores salen en grandes racimos que aparecen en unas vainas situadas en el tronco, o la palma botella, Hyophorbe verschaffeltii, que tiene el tronco dividido en dos partes y en forma de huso. Y las clásica palmeras canarias que son las que más se han desarrollado por toda la costa andaluza, además de la datilera, Phoenix dactylifera, que es la originaria, la que trajo Abderramán.

Las plantas arbustivas ofrecen, sobre todo, flores llamativas y espacios llenos de verdor. Hay una flor del paraíso, procedente de África del sur, que en este caso es de mayor tamaño que las que se comercializan y cultivan, y es de flores blancas. Es tan grande que puede alcanzar más de doce metros de altura. También llama la atención una planta que los ingleses llaman ‘lirio araña gigante’, Crinum amabile, que se caracteriza por sus múltiples flores rojas y moradas. Aunque tienen apariencia de árboles en realidad son arbustos que se han extendido por casi toda la costa. Son tres especies del género Schefflera, una conocida como árbol pulpo o calamar, otra la arboricora, que es el árbol enano, y la falsa aralia, que es la especie elegantissima.

Un paseo por el Majuelo es también adentrarse en el conocimiento de la etapa fenicia y romana de la ciudad que se llamó Sexi. Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en los años 80 por Federico Molina Fajardo, pusieron en valor los restos de lo que fue una fábrica de salazones en la época de los fenicios (que se cree que llegaron a Almuñécar 700 años antes de Cristo) y que después recuperaron y desarrollaron los romanos. Son restos de muros y estanques, de habitaciones y espacios al aire libre en los que se preparaban los pescados. Una factoria que se inició en el siglo cuarto antes de Cristo y se mantuvo durante 800 años.


BIODIVERSIDAD

Grevillea robusta (Árbol de Fuego)

Acoelorrhaphe wrightii (Palma del pantano)
Adonidia merrillii (Palma adonidia )
Aloe ciliaris (Aloe trepador)
Araucaria columnaris
Araucaria heterophylla
Archontophoenix alexandrae (Palma real)
Bauhinia variegata (Arbol orquídea)
Beaucarnea recurvata (Cola de pony, Nolina,  Pata de elefante)
Bougainvillea glabra
Brahea armata (Palma azul)
Brugmansia candida (Floripondio, Trompetero)
Butia yatay (Palma Yatay)
Carica papaya (Papaya)
Caryota mitis (Palma cola de pescado)
Chamaedorea seifrizii (Palmera bambú)
Chorisia speciosa (Árbol botella, palo borracho)
Colpothrinax wrightii
Crinum amabile
Cycas revoluta
Dasylirion serratifolium (Cuchara del desierto)
Dictyosperma album (Palma princesa)
Dracaena reflexa (Canción de Jamaica)
Dypsis lutescens (Palma amarilla)
Dypsis cabadae
Dypsis madagascariensis
Erythrina crista-galli (Flor de coral, Árbol del coral)
Ficus benghalensis (Higuera de Bengala)
Ficus capensis (Higuera del Cabo)
Ficus drupacea (Ficus payapa)
Ficus elastica (Ficus del caucho)
Grevillea robusta (Árbol de Fuego)
Hibiscus syriacus (Rosa de Siria)
Hyophorbe amaricaulis
Hyophorbe verschaffeltii (Palma botella)
Jacaranda mimosifolia
Monstera deliciosa
Pandanus utilis (Pandano)
Phoenix canariensis
Phoenix reclinata (Palmera del Senegal)
Phoenix roebelenii (Datilera enana)
Phoenix sylvestris
Pittosporum tovira
Psidium guajava (Guayaba, Guayabo)
Ptychosperma elegans
Ptychosperma macarthurii (Palma huracán)
Schefflera arboricola
Schefflera actinophylla - Arbol pulpo o calamar
Schefflera elegantissima (Falsa aralia)
Rhapis excelsa (Palmerita china)
Roystonea regia (Palma real) Trinidad
Schinus molle (Falso pimentero)
Strelitzia alba
Strelitzia reginae
Syagrus romanzoffiana (Coco plumoso) Sur De Brasil - Argentina
Syagrus schizophylla (Aricuriroba, Palmera de la reina)
Tipuana tipu (Palo rosa, tipa)
Thrinax radiata
Washintonia filífera
Washingtonia robusta (Palmera de abanico mexicana)
Yucca aloifolia ( Yuca pinchuda)

Pandanus utilis (Pandano)
Temas relacionados

Jardines Botánicos de Andalucía
Jardín Botánico El Albardinar / Almería
Jardín Botánico Umbría de la Virgen /Almería
Jardín Botánico La Cortijuela / Granada
Jardín Botánico Hoya de Pedraza / Granada
Jardín Botánico Torre del Vinagre - Cazorla, Jaén
Jardín Botánico San Fernando / Cádiz
Jardín Botanico El Aljibe / Cádiz
Jardín Botánico El Castillejo / Cádiz
Jardín Botánico Dunas del Odiel (Huelva)
Jardín Botánico Histórico de Málaga La Concepción
Jardín Botánico Córdoba
Jardín botánico de Sierra Nevada /Cuidadores de endemismos
Jardín Botánico de la Universidad de Granada /El jardín docente
El Herbario más antiguo de Andalucía 
Red de Viveros de Andalucía
Parque de Málaga
Parque de los Pueblos de América Motril Granada
Mestizaje de aromas, la construcción de jardines, presente en todas las culturas
Arboretum en la Alfaguara, Parque Natural, Itinerario Botánico
Parque Garcia Lorca, Granada
Otros jardines Históricos incluidos como Bienes de Interés cultural
Paseos y espacios ajardinados del Genil  Granada
Jardín de El Carmen de los Mártires  Granada
Jardines de la Alhambra  Granada
Jardín del Conjunto del Generalife Granada
Jardín de El Carmen de los Cipreses  Granada
Jardines de Narváez  Loja

vídeopromoción










Reportaje publicado en IDEAL el 22 agosto de 2013
Serie: Panorámicas
¿Cómo llegar?

Accesos:  en el interior de Almuñécar, en la playa de San Cristóbal, junto al palacete de la Najarra. Está situado bajo las murallas del castillo de San Miguel.

Visitas Puede visitarse todos los días con entrada libre

Coordenadas : Aunque es preferible dejar el coche en un aparcamiento público e ir andando,. La entrada del parque está en 36º43’53.15’’N - 3º41’40.88’’O.

El acceso a los peñones está en 36º43’45. 34’’N - 3º41’38.81’’O




El paraje biológico de los peñones 
Están catalogados como Monumento Natural, uno de los cinco que hay declarados en la provincia de Granada. Los Peñones de San Cristóbal son un paraje donde la vegetación exótica introducida en estas costas convive con especies autóctonas, propias de acantilados marítimos. Subir a la zona alta d ellos peñones es la forma de completar una jornada de inmersión en la naturaleza en plena ciudad. Desde arriba la vista es privilegiada y los peñones toman una dimensión completamente inusual, diferente a que acostumbramos a ver a pie de playa. 
Son tres formaciones rocosas, una que se adentra el mar, el peñón principal, conocido como el del Santo, y otras dos que afloran del mar. Los vecinos de Almuñécar no se esforzaron mucho en buscarles nombre, y todo el mundo llama al más alejado de la costa: Peñón ‘de fuera’ y el otro, ‘de enmedio’. Y al principal, le denominan ‘del Santo’ porque tiene la cruz de San Cristóbal. En la subida al peñón, por rampas pavimentadas que terminan en una gran plaza construida a forma de mirador en la parte superior de la roca, hay una gran cantidad de especies exóticas, casi todas ellas procedentes del parque del Majuelo, de donde han sido transplantadas como especies ornamentales.
(Página especial Peñones de San Cristóbal,
fotos, fichas, 





VÍDEOS DE NATURALEZA

biodiversidad, datos...)


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es