TEMAS * DESERTIZACIÓN---© Waste Magazine-

-
-
-
-
-
-
-
 
Desertización en España
Medidas para evitarla
Por Paula Fernández Naves y Pelayo García Pérez
Se llama desertización a la transformación de tierras usadas para cultivos o pastos en tierras desérticas o casi desérticas, con una disminución de la productividad del 10% o más. La desertización es moderada cuando la pérdida de productividad está entre el 10% y el 25%. Es severa si la pérdida está entre el 25% y el 50% y muy severa si es mayor.
El proceso de desertización se observa en muchos lugares del mundo y es una amenaza seria para el ambiente y para el rendimiento agrícola en algunas zonas. Cuando está provocado por la actividad humana se le suele llamar desertificación.

Foto: J. E. Gómez
1.  La España húmeda: Ocupa el espacio que no presenta ningún mes árido a los largo del año, siendo notable el exceso de agua. Se localiza en la cornisa cantábrica y  en los Pirineos.

2.  La España semi-húmeda: Zona en la que hay de 1-4 meses áridos. Destacan  las  zonas  montañosas del interior peninsular y sus áreas cercanas. Cordillera Ibérica, Sistema Central, Montes de Toledo, Sierra Morena, Béticas, Cordillera Costero Catalana y las Sierras del Archipié lago Balear.

3.  La España semi-árida:  En esta zona empieza el límite de la sequía. No hay superávit de agua. El número de meses áridos   superan la mitad del año aunque no sobrepasa los 7 meses. La mayor parte del territorio peninsular se encuentra en esta situación.  Esta  zona incluyen: las dos mesetas, el centro de los principales vales fluviales, el curso de los ríos Júcar y Segura, la franja costera del mediterráneo  desde Gerona hasta Alicante, el Archipiélago Balear (excepto zonas montañosas) y  las islas occidentales canarias.

4.  La España semi-árida extrema: Aquella zona que posee de 7 a 11 meses de aridez. Se localiza en el Sureste peninsular ( Murcia y Almería), Islas  canarias orientales ( Fuerteventura y Lanzarote)  y  algunas zonas dispersas y aisladas  en el interior de las mesetas y Valle del Ebro.

Grado de desertización en España
http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/desertificacion-y-restauracion-forestal/1_Aridez_red1_tcm7-25878.jpg

Analizando este mapa de aridez de España, elaborado por el Ministrio de Medio Ambiente, podemos diferenciar una España húmeda al Norte coincidiendo con la Comunidad de Galicia y la Cordillera Cantábrica y la Cordi  llera de los Pirineos y el resto, unas tres cuartas partes que están en serio peligro de desertización antes de finalizar el presente siglo.


Según datos recientes del Ministerio de Medio Ambiente, un total de 159.337 kilómetros cuadrados (de los 506.061 que ocupa España) sufren un riesgo alto o muy alto de desertización, lo que supone un 31,49 por ciento del total, y en 109.712 kilómetros cuadrados (el 21,68 por ciento) el riesgo es medio.

En tres comunidades (Murcia, Valencia y Canarias) el riesgo de deserti zación alto o muy alto afecta casi al cien por cien del territorio; en Murcia es del 99,09 por ciento, en la Comunidad Valenciana del 93,04 y en Cana rias del 90,48. Por detrás se encuentran Castilla-La Mancha (el riesgo alto o muy alto de desertización afecta al 43,68 por ciento de su territorio), Cata luña (41,88), Madrid (37,52), Aragón (28,66), Baleares (25) y Andalucía (22,30).
 

Ante estas alarmantes cifras publicadas por el Ministerio de Medio Ambi ente es necesario una serie de actuaciones urgentes para evitar que España se convierta en un país con un grado de aridez extremo.
Existen factores clave como el ahorro de agua y energía, la prevención de incendios forestales y el reciclado de residuos, según la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU).

CECU aseguró que la desertificación “se produce por la pérdida de cubierta vegetal debido a una explotación inadecuada de los recursos naturales que provoca su total desprotección frente a fenómenos como el viento y el agua, así como el que esas tierras dejen de ser fértiles”. Asimismo, la organización alertó sobre la excesiva demanda de recursos naturales utilizados como fuente de energía para procesos industriales. Esto tiene como consecuencia la generación de impactos ambientales que los consu midores deben conocer para responsabilizarse de los mismos y actuar en consecuencia.


Foto: J. E. Gómez
Es urgente una mayor eficacia en la lucha contra la prevención de incendi os forestales, la mayoría provocados por acciones humanas, según el Consejo Nacional de Bosques. 
La creación de una cultura de prevención puede contribuir en gran medida a la protección de las tierras secas, tanto si la desertificación es incipiente como si se encuentra ya en curso. Esta cultura de prevención requiere un cambio de actitud por parte de gobiernos y ciudadanos. Se ha demostrado que las poblaciones de las tierras secas pueden anticiparse a la desertifi cación si mejoran sus métodos agrícolas y su régimen de pastoreo de forma sostenible, apoyándose en la experiencia a largo plazo y la capacidad de innovar. Las medidas preventivas pueden consistir en:
  • Coordinar la gestión de las tierras y de los recursos hídricos para proteger el suelo de la erosión, la salinización y otras formas de degradación.
  • Proteger la cubierta vegetal, que puede tener un papel de primer orden en la protección del suelo contra la erosión del viento y del agua.
  • Fomentar la coexistencia del pastoreo y los cultivos en las tierras que reúnen las condiciones propicias, que permite un ciclo de nutrien tes más eficaz en los sistemas agrícolas.
  • Combinar los métodos tradicionales de explotación de la tierra con tecnologías aceptadas y adaptadas de forma local.
  • Apostar por modos de vida alternativos que no dependan del uso tradicional del suelo, por ejemplo, la agricultura en las zonas secas, la agricultura de invernadero y las actividades relacionadas con el turismo, que requieren un menor uso de las tierras y los recursos naturales locales y no dejan de ser una fuente sostenible de ingresos.
  • Para Ecologistas en Acción, el principal problema ligado a la desertifica ción en nuestro país es la pérdida del suelo fértil, que constituye un valioso recurso natural no renovable, debido a la degradación del suelo provocado por la urbanización y la construcción de infraestructuras, que están ocupando de forma irreversible los valles fluviales, los regadíos tradiciona les y otros suelos de alto valor agrícola. Ya en 1992, España era el país europeo más afectado por la pérdida irreversible de suelo fértil por urbani zación y desde entonces se ha desplegado un tsunami urbanizador en las mejores tierras que no ha hecho sino acrecentar dicha tendencia. 

    La desertificación en España no se debe tanto a los problemas de erosión en el medio natural, además, al asociar aridez con desertificación se ha reforzado la errónea percepción de muchos matorrales naturales (estepas, saladares, etc.) como lugares degradados, lo que ha dificultado aún más su conservación (por ejemplo haciéndolos receptores de polígonos industria les, vertidos y todo tipo de infraestructuras), dando lugar a una alarmante pérdida de calidad paisajística y ambiental. Por otra parte, esta falsa imagen ha justificado una nefasta política forestal, con inadecuadas repoblaciones, afectando a su valor de biodiversidad por dañar hábitats de interés comuni tario y comunidades de gran valor ecológico y naturalístico.

    Por tanto, para parar el proceso de desertificación en el Estado español, Ecologistas en Acción considera urgente la aplicación de políticas encami nadas a:

  • Que las leyes del suelo autonómicas garanticen su conservación y dificulten su recalificación para suelo urbano.
  • Abordar una política de agua basada en la gestión de la demanda y no en el aumento de la oferta. Es decir, tratar el agua como el bien escaso que es; un bien que debe conservarse al máximo.
  • Reconvertir el modelo económico español basado en la destrucción ambiental, en la que el peso fundamental de la construcción y del turismo de masas (ambos muy relacionados con la desertificación) en el PIB es clave. En la política urbanística eso se traduce en núcleos compactos de tamaño medio. En la hidráulica, en una agricultura acorde con las condiciones climáticas del entorno.
  • Por su parte para mitigar los efectos de la desertización en España, el Ministerio de Medio Ambiente ha invertido en el cuatrienio 2005-2008 y en colaboración con trece comunidades Autónomas, unos 83 millones de euros. El Ejecutivo ha planeado en colaboración con las comunidades autónomas actuaciones como la implantación de cubierta vegetal protectora y fijadora de suelos, que tolere las condiciones de aridez extrema, la escasez de agua y las tensiones derivadas del cambio climático. 

    Estas medidas llevadas a cabo por la Administración nos parecen, a todas luces, insuficientes ya que la inversión tendría que ser mucho mayor pero pensamos que en estos momentos de crisis económicas estas cifras se mantegan e incluso disminuyan en los próximos años. 


    BIBLIOGRAFÍA.
  • Balarion, L;1997: El clima mediterráneo y sus características en el contexto de la circulación general atmosférica. En El paisaje mediterráneo a través del espacio y del tiempo. Implicaciones en la desertificación. J.J. Ibáñez, B.L. Valero y C. Machado, Eds. Geoforma Ediciones. Logroño: 131-160.
  • Barbera,G.G; López Bermúdez,F;Romero Díaz,A;1997: Cambios de uso del suelo y desertificación en el Mediterráneo: el caso del Sureste Ibérico. En Acción humana y desertificación en ambientes mediterráneos. J. M. García Ruiz y Pilar López García, Eds.CSIC.Ins tituto Pirenaíco de Ecología. ISBN: 84-921842-2-1. Zaragoza: 9-39.
  • Boardman;J.;Forter,I.D.L.;Dearing,J.A.Eds., 1990: Soil Erosion on Agricultural Lands. J.Wiley & Sons. ISBN: 0 471-92602-7. Chichester. England: 687 pp.
  • CCD, 1994: Unites Nations Convention to Combat Desertification. In those Countries Experiencing Serious Drought and /or Desertification, Particularly in Africa. Interim Secretariat for the Convention to Combat Desertification. Geneve Executive Center-C.P.76-1219 Châtelaine/Geneve: 71 pp.
  • Charney, J.G.;1975: Dynamics of deserts and drought in the Sahel. Quaterly Journal of the Royal Meteorological Society, 101:193-202. 
  • CICYT,1997: La I + D en España como instrumento contra la desertificación. Secretaría General del Plan Nacional de I + D. Autores: E.Correal,J.M.Garcia Ruiz, F López Bermúdez,E.Manrique Reol, F.Martín de Santa Olalla, T.Mendizábal, J. Puigdefábregas, L. Rojo, J.L. Rubio. Madrid: 23 pp.
  • Dregne,H.E.1983: Desertification of the Arid Lands. Advances in Desert and Arid Land,Technology and Development. Vol.3 Harwood Academic Publisher.New York: 242 pp.
  • García Ruíz, J.M,; González Rebollar, J.L.;Ibáñez Martí,J.J.; López García, P.;Martín Lou, M.A.;Puigdefábregas,J.;De la Rosa, D.;Rubio Delgado,J.L.,1996: Programa Interáreas del CSIC sobre Desertificación en ambientes mediterráneos: Aspectos físicos, culturales, sociales y económicos. Instituto Pirenaico de Ecología. CSIC. Zaragoza: 27 pp.
  • Ibáñez,J.J.;González Rebollar,J.L.;García Álvarez,A.;Saldaña,  A.;1997: Los geosistemas mediterráneos en el espacio y en el tiempo. En La evolución del paisaje mediterráneo en el espacio y en el tiempo. Implicaciones en la desertificación.J.J. Ibáñez, B.L. Valero Garcés y C..Machado, Eds. Geoforma Ediciones. ISBN: 84-87779-30-1. Logroño: 27-130.
  • López Cadenas,F.(Dirección y Coord.),1994: Restauración hidroló gico forestal de cuencas y control de la erosión. Tragsa-Tragsatec -Ediciones Mundi Prensa. ISBN: 84-7114-474-3.Madrid: 902 pp.
  • López Bermúdez, Francisco.1995: Desertificación: una amenaza para las tierras mediterráneas. El Boletín, 20: 38-48. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Madrid.
  • López Bermúdez, Francisco.1996a: L´erosion hydrique des sols et leur control. Dans Érosion, desertification et aménagement du territoire dans les milieux semiárides méditerranées. F.López Bermúdez et P.Rognon,Eds. MED-CAMPUS-Universidad de Murcia. ISBN: 84-7684-759-9Murcia: 123-155.
  • López Bermúdez, Francisco.1996b: Erosión e intervención humana en las regiones mediterráneas de la Península Ibérica. En Portugal-España. Ordenación territorial del SuroesteComunitario. A.Campe sino y C.Velaco, Coords. Universidad de Extremadura. ISBN: 84-7723-255-5. Cáceres: 141-170.
  • López Bermúdez, Francisco.1996c: La degradación de tierras en ambientes áridos y semiáridos, Causas y consecuencias. En Erosión y recuperación de tierras en áreas marginales. T.Lasanta y J.M.García Ruiz,Eds. Instituto de Estudios Riojanos. Sociedad Española de Geomorfología. Geoforma Ediciones. ISBN: 84-89362-09-2. Logroño: 51-72.
  • López Bermúdez, Francisco.1997: Gli indicatori della desertifica zione nei Paesi Mediterranei dell´Europa. Genio Rurale,6: 36-39.
  • López Bermúdez, Francisco:Erosión y desertización: Implicaciones ambientales y estrategias de investigación. Universidad de Murcia.
  • Mainguet,M.;1990: La désertification: une crise autant socio-économique que climatique. Sécheresse,1-3: 187-195. 
  • Morgan,R.P.C.;1986: Soil Erosion & Conservation. Longman. ISBN: 0-470-20671-3. Essex. England: 298 pp.
  • Puigdefabregas,J.;1995a: Erosión y Desertificación. El Campo, 132: 63-83. 
  • Puigdefabregas,J.;1995b: Desertification: Stress Beyond Resilence, Exploring a Unifying Process Structure. Ambio,Vol.24,No.5: 311-313. 
  • Rojo,L.;Sánchez Fuster,M.C.;1996: Red de Estaciones Experimen tales de seguimiento y evaluación de la erosión y desertificaci ón.LUCDEME (RESEL) Catálogo de Estaciones. Dirección General de Conservación de la Naturaleza. Ministerio de Medio Ambiente. Madrid: 121 pp. 
  • Thomas,D.S.G.:Middleton,N.J.;1994: Desertification Exploding the Myth. J.Wiley & Sons. ISBN: 0-471-94815-2. Chichester: 177 pp.
  • UNCED,1992: Reportof the United Nations Conference on Environment and Development at Rio de Janeiro, Managing Fragile Ecosystems. Combat Desertification and Drought. Chapter 12. U.N. New York.
  • UNCOD,1997: Desertification its Causes and Consequences. U.N. Conference on Desertification. Nairobi,Kenya. Published by Perga mon Press. New York: 448 pp.

  • Temas relacionados 
    Deserización en España, medidas para evitarla
    Desertización, La amenaza del desierto
    Por José Antonio Sola / IDEAL
    La desertización, consecuencias
    Agricultura y desertización, los problemas
    La desertización en el ambiente
    Por Cristian Frers.
    Conferencia de Naciones Unidas para la lucha contra la desertización
    Diciembre 2000
    Copyright © Waste magazine







    Contaminación, web especial

    Los problemas de contaminación, en todas sus facetas y sobre los diferentes elementos básicos para la vida en la Tierra, están presentes en la vida cotidiana. Waste Magazine aglutina en estas páginas, informes, reportajes, datos, noticias y todo aquello que puede ser útil para conocer mejor causas y consecuencias.

    Cambio climático, web especial


    Alteraciones climáticas: 2040, llega el no futuro - Reportaje
    La primera línea de playa en el litoral de la península Ibérica, llamado a desaparecer
    Deltas y estuarios han perdido ya decenas de metros de tierra, el mar gana a los deltas mediterráneos y saliniza las marimas en los estuarios atlánticos
    Restaurar, proteger y gestionar, las soluciones
    Aves, migraciones más largas
    Plantas, las especies de alta montaña se quedan sin cumbres


    VÍDEOS DE NATURALEZA


    --

    Copyright: Waste Magazine ©
    TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
    Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
    --
    Política de privacidad / Aviso legal

    Contenidos informativos
    Guía de Aves
    Guía de plantas * Flora
    Guía de Mariposas
    Guía de insectos
    Especies marinas
    Moluscos
    Setas y hongos
    Líquenes
    Anfibios
    Reptiles
    Fauna
    Rutas y paisajes
    Waste créditos

    Especiales
    Espacios naturales
    Sierra Nevada
    Doñana
    Alhambra
    Al-andalus
    Cosmología y Astronomía
    Evolución humana
    Reciclado
    Contaminación
    Ecología
    Guías y libros


    Revista electrónica creada en 1997

    Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

    Dirección y edición
    waste@diarioideal.es
    Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
    Diario IDEAL / 680 92 55 14
    Waste Magazine
    Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
    www.ideal.es