VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * PAISAJES CON HISTORIA --------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste---
.
Deifontes, reino nazarí
La puerta del reino
Encaramada en las peñas de Sierra Arana, la atalaya de Deifontes divisa los caminos que desde el norte se internan en la Vega de Granada
Entre rosales, espartos, jaras y retamas, una humilde torre  defensiva señala desde hace más de 600 años la entrada al territorio de los reyes nazaríes
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL - Waste Magazine
La luz de una gran hoguera brilló a lo lejos, casi a la altura del cielo, en la oscuridad de una noche de 1485. El fuego se reprodujo en otros puntos hasta que una línea de luces fue divisada desde las almenas de la Alhambra. Era la señal de alerta lanzada desde la atalaya de Dialfates, la actual Deifontes, en la puerta norte del Reino de Granada, para avisar de la llegada de tropas cristianas. El mensaje también era un reclamo de ayuda que no pudo llegar a tiempo. El ejército de la Corona de Castilla conquistó definitivamente un enclave fundamental para el desenlace de la guerra de Granada, que finalizó solo siete años después con la toma de la capital nazarí por los Reyes Católicos. La gran hoguera había sido encendida en el punto más elevado de una torre defensiva y de vigilancia que más de seis siglos más tarde aún contempla los caminos que comunican la metrópoli con el interior del territorio ibérico, y marca el punto de inicio de los senderos que desde la vega norte se internan hacia las sierras béticas granadinas. La torre de Deifontes, a 1.100 metros de altitud ocupa el punto más elevado de un picacho al este de la entrada natural que desde tierras de Jaén se dirige hacia el valle de Granada y los caminos del sur, un acceso a la capital bordeado al oeste por las crestas de Sierra Elvira, y las sierras de Parapanda al norte.  (...) 
(..) La ubicación de la atalaya en este picacho en el siglo XIV no es más que la puesta en práctica de lo que habían hecho, sin medios constructivos, los habitantes de esta zona desde el paleolítico, que utilizaban los cerros a modo de oteaderos para controlar los movimientos de los animales que cazaban y la llegada de otros de los que tenían que huir y ocultarse. La visión es inmejorable: la torre de Deifontes es el centro del camino que se interna en el corazón de sierra Arana, al pie del peñón de la Mata y hacia la sierra de Huétor, los caminos hacia Cogollos, Nívar y Alfacar. Y al otro lado, hacia levante, los senderos que conectan con la población de Iznalloz.

Recibe los vientos del norte y las brisas del sur. Es un espacio natural de sierras medias, con matorral y monte bajo, donde aún hay restos de los primitivos encinares y quejigales, que poco más abajo, antes de perderse en los modernos olivares, se concentran en islotes rodeados de tierras de cultivo. Acceder a la torre atalaya de Deifontes es un paseo entre los campos de los montes de Granada. Desde la zona alta del pueblo, parte la carretera de la sierra, que comunica con la Cueva del Agua y otros puntos de Sierra Arana. A 3,2 kilómetros de la salida del casco urbano, hay un cruce señalizado que se interna en un olivar para bordear el Collado de la Atalaya y terminar en el camino de la cueva. Tras recorrer 700 metros por este carril, en buen estado de conservación, a la derecha parte la vereda que sube al picacho donde se ubica la torre. Un sendero bordeado de matorral mediterráneo, con jaras, salvias, pequeñas linarias encarnadas, espartos e incluso carrasquillas pegadas a las rocas calcáreas con sus frutos rojos.

Es un territorio donde vuelan aves rapaces, águilas calzadas, culebreras y halcones abejeros que utilizan esta zona como paso y descanso en sus migraciones. Es habitual oír el canto agudo y seco de las cogujadas, que nidifican en el suelo, entre los matorrales y el insistente ulular de tórtolas. 

Por el camino, al ascender, las perdices intentan esconderse entre las encinas tras haber buscado comida bajo los olivos, donde hay currucas capirotadas, pinzones y jilgueros, y  es posible encontrar depredadores como zorros y jinetas que deambulan entre los campos y las sierras. 

La vieja atalaya nazarí ha sido restaurada y rodeada de un mirador. Aún conserva marcas de sus troneras, saeteras y arriba, tras la almena, en la parte más alta, está el piso terrizo en el que de día se quemaban romeros verdes para lograr grandes humaredas, y de noche, leña para conseguir fuego y luz. 


Flora / Vegetación


Anarrhinum laxiflorum
Anthyllis vulneraria subsp arundana
Antirrhinum hispanicum (Rompepiedras)
Asperula hirsuta
Asphodelus macrocarpus
Ballota hirsuta
Campanula dieckii
Carduus pycnocephalus (Cardo de calvero)
Centaurea pullata
Centaurea boissieri subsp funkii
Centaurea ornata
Centranthus calcitrapae
Chaenorhinum villosum

Cistus albidus (Jara blanca)

Cistus clusii (Romero macho)
Convolvulus althaeoides
Crambe filiformis (Jaramago blanco)
Crataegus monogyna
Cytisus scoparius subsp reverchonii
Daphne gnidium (Torvisco)
Digitalis obscura
Euphorbia flavicoma  subsp flavicoma (Bambollera)
Galium verum subsp. verum
Galium verrucosum
Jasione montana
Jasminum fruticans
Juniperus oxycedrus (Junipero)
Klasea pinnatifida
Lactuca terrenina
Macrochloa tenacissima (Esparto)
Lavandula latifolia
Linaria aeruginea subsp aeruginea
Linum narbonense
Linum suffruticosum (Lino blanco)
Pallenis spinosa
Olea europaea
Ornithogalum narbonense
Paronychia argentea
Phagnalon rupestre
Phlomis lychnitis
Ptilostemon hispanicus
Quercus rotundifolia
Retama sphaerocarpa (Retama)
Rhamnus lycioides (Espino negro)

Rhamnus myrtifolius (Carrasquilla)
Rosa pouzinii
Ruta angustifolia
Salvia phlomoides
Salvia oxyodon
Salvia verbenaca (Crestagallo)
Sedum sediforme
Senecio malacitanus
Spartium junceum
Teucrium lusitanicum Zamarrilla blanca
Teucrium pseudochamaepitys
Thapsia villosa
Thymus mastichina (Mejorana)
Thymus zygis Tomillo
Ulex parviflorus (Aulaga)

Fauna

Alectoris rufa
Berberomeloe majalis
Libelloides baeticus
Lycaena phaleas

Nemoptera bipennis
Colias alfacariensis * Colias de Berjer
Colias croceus * Amarilla
Pieris rapae * Blanquita de la col
Gonepteryx cleopatra * Cleopatra
Pontia daplidice * Blanquiverdosa
Vanessa cardui * Vanesa de los cardos, Cardera
Lycaena phlaeas * Manto bicolor
Satyrium spini
Tituboea sexmaculata

Temas relacionados
Deifontes Nacimiento El ‘olimpo’ del agua
Media luna - ingeniería milenaria 

Paisajes con historia

Riberas en el desierto, Guadiana Menor
El Chorrillo, La meseta de las flores
Peñones de San Francisco
Río Fardes, arroyos que se tornan ríos
Sierra Nevada, El jardín nevadense
Castillo de Huarea, el secreto del delta
Cuevas de Cozvijar, ojos del paleolítico
Pantaneta de Alhama
Bajo los tajos de Huenes
Dornajo, la frontera de las altas cumbres
Molino del Rey. Aguas para el duque
Las lagunas de Vélez
Alfaguara, trincheras de los pocicos
Torre de Melicena
Donde renace el Cubillas
Playa del Ruso, la cala del manantial
Dúrcal, los puentes del milenio
Sierra de Huétor, Alfaguarilla
Castillo de Lanjarón, el secreto morisco
Sierra Nevada, Boca de las Pescá
Mirador de Alixares, el mirador olvidado
Atalaya de Deifontes, La puerta del reino
‘Los Quinientos’ de Padul
Poqueira, Agua y luz para la Alpujarra
La Malahá, Sal, termas y desiertos
El canal de la vía Augusta
Río Verde, los secretos de Cázulas
El Cable de Motril
Palacio de Dar al arusa
El Ojo oscuro / Humedal de Padul
Torre de Romilla, El vigía de la pequeña Roma
Infiernos de Loja
El castaño del abuelo, el guardián de Sulayr
Entre los tajos del Gollizno, río Velillos
El canal de las arenas... y montesas
Oro de dos milenios
Riofrío, aguas arriba
La cantera  de El Turro, roca madre de las columnas del palacio de Carlos V
Puente de Tablate, la puerta de los moriscos
Azud de Pinos Genil:  Agua para la metrópoli
Torre nazarí, La última atalaya de Dúrcal
Fuentes del Poqueira
Lapiaz del Puerto de la Mora La linde de la paleofrontera
Las termas del Çehel
Castillo de Mondújar - El retiro de Zoraya
Parador - Desde las huertas del convento
Puente del Hacho Senderos de hierro
Alixares El palacio del Sol y el agua
Rio Fardes, Los ‘mil y un’ manantiales
Deifontes Nacimiento El ‘olimpo’ del agua
Acequia del Tercio - Acequia real - Aguas para la Alhambra
Pantano de Béznar - Cuando el Valle era una isla
Vereda de la Estrella - La senda a las minas
Media luna - ingeniería milenaria 

vídeopromoción







Paisajes con historia
Vídeos, reportajes, fotogalerías, rutas..
Paisajes para vivir Granada

Publicado en IDEAL el 8 de agosto de 2015
Deifontes, reino nazarí
La puerta del reino
Encaramada en las peñas de Sierra Arana, la atalaya de Deifontes divisa los caminos que desde el norte se internan en la Vega de Granada

¿Dónde está?
Picacho: En el municipio de Deifontes, sobre un cerro que se sitúa a la entrada de Sierra Arana.
Paso: Es el lugar ideal para vigilar los accesos a la ciudad y la vega de Granada desde tierras de Jaén. Era el primer punto de vigilancia nazarí sobre la entrada a la Vega. 

¿Cómo llegar?
Sierra Arana: Desde la zona alta de Deifontes parte la carretera de la sierra. A 3,2 kilómetros, un cruce a la derecha lleva hasta el carril de la Cueva del Agua. A 700 metros está la vereda hacia la torre.
Coordenadas: El sendero a la atalaya está en  37°18’50.41N   3°33’35.04W.




Reportaje publicado en IDEAL el 24 de agosto de 2014

El ‘olimpo’ del agua
El Nacimiento de Deifontes fue parada obligada en la ruta de los nazaríes, entre las sierras de Jaén y el Reino de Granada
Utilizado desde el Paleolítico, las surgencias paralelas al río Cubillas fueron elevadas por los romanos a la categoría de fuente de los dioses


vv



--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es