-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Un impacto a 133.000 millones de kilómetros
Permitirá conocer la formación del sistema solar
Proyecto Deep Impact 
Las fechas fundamentales de la conquista del Espacio, aquí



Imágenes de la Nasa www.nasa.gov / álbum de la nasa, aquí

Pasadena (EEUU), 4 julio 2005 / Colpisa / Ideal.
La agencia espacial norteamericana (NASA) llevó a cabo una hazaña técnica sin precedentes al lograr que un proyectil chocara con un cometa a 133 millones de kilómetros de la Tierra, una experiencia que debería mejorar el conocimiento de la formación del sistema solar.
El proyectil de la sonda Deep Impact chocó con el cometa Tempel 1 tal como estaba previsto, poco después de las 22:52 horas del domingo.
"Nosotros tenemos la confirmación" del choque, declaró un técnico de la NASA, mientras las personas presentes en la sala de control del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de Pasadena, cerca de Los Angeles (California), aplaudían y se felicitaban.
"¡Es extraordinario! ¡Es extraordinario!", gritaban los responsables del control después de la confirmación del impacto. "Hicimos colisión exactamente donde queríamos", agregó.


Una imagen tomada por una sonda, que permaneció a 500 kilómetros del cometa, mostró un cono invertido saliendo del cometa, la nube provocada por la colisión cuando chocó con el astro, a unos 37.000 km/h. "La nube era mucho más importante de lo previsto", dijo uno de los técnicos del JPL.
Antes de estrellarse, el proyectil envió una foto impactante del cometa, un astro irregular que parece una pera o una papa y presenta una superficie de apariencia blanca sobre la cual se destacan varios cráteres.
Según los técnicos, el proyectil cayó exactamente donde ellos lo esperaban, después de tres correcciones sucesivas de trayectoria durante los 90 últimos minutos de su viaje, previstos en la hoja de ruta de la misión.
La sonda Deep Impact, lanzada desde Cabo Cañaveral (Florida, sudeste) el 12 de enero, efectuó en 173 días un recorrido de aproximadamente 431 millones de kilómetros para acercarse a Tempel 1. El proyectil se había separado de la sonda el domingo a las 6:07 horas de la mañana.

Muestras detalladas

El proyectil estuvo lanzando fotografías de alta resolución del cometa hasta pocos segundos antes de su choque. Mostró cráteres, crestas y supuestos glaciares en este cometa, con forma de papa, que fue descubierto en 1867 y llamado Tempel 1.
"La navegación fue perfecta, y el impacto fue mayor de lo que yo esperaba", dijo uno de los especialistas del Jet Propulsion Laboratory de Pasadena, poco después de la colisión. "No puedo imaginar que esto pudiera haberse desarrollado mejor", añadió.
Aunque esto todavía tiene que ser confirmado por las imágenes, se esperaba que la colisión dejara un gran cráter en la superficie del cometa, lanzando una nube de hielo, polvo y escombros que los investigadores esperan suministre valiosas informaciones.
"Vamos a recibir una masa enorme de datos", había indicado Michael A'Hearn, profesor de astronomía de la Universidad de Maryland (este), jefe del equipo científico del proyecto.
Esta experiencia, que debe permitir conocer mejor el proceso de formación del sistema solar y de los planetas, no tiene precedentes en la historia de la conquista espacial. Tuvo lugar el día de la fiesta nacional de Estados Unidos.
Media hora después del choque, la sala de control de JPL continuaba recibiendo imágenes cada vez más precisas de Tempel 1 y de la explosión que causó el proyectil en la superficie.
Los científicos habían pronosticado que el impacto entre el proyectil, de un peso de 370 kilos, y el cometa, crearía un cráter del tamaño de un estadio de fútbol en el núcleo de más de 6 kilómetros de ancho de Tempel 1, que gira alrededor del Sol sobre una órbita entre Marte y Júpiter, proyectando en el espacio toneladas de partículas.
Desde el comienzo, los especialistas de la NASA habían descartado el riesgo de un estallido del cometa o de una desviación de su órbita.


Las grandes fechas de la conquista espacial
Datos / Ideal
- 4 de octubre de 1957: la URSS lanza el primer satélite artificial Sputnik 1.
- 3 de noviembre de 1957: la perra rusa Laika, el primer ser vivo lanzado al espacio, muere después de varios días a bordo del Sputnik 2.
- 31 de enero de 1958: Estados Unidos lanza su primer satélite, Explorer 1.
- 1 de octubre de 1958: creación de la NASA, la agencia espacial norteamericana.
- 2 de enero de 1959: Luna 1, el primer satélite soviético lanzado hacia la luna, se libera de la atracción terrestre.
- 7 de octubre de 1959: la sonda soviética Luna 3 transmite las primeras imágenes de la cara oculta de la Luna.
- 12 de abril de 1961: el soviético Yuri Gagarin es el primer hombre lanzado al espacio, a bordo de Vostok 1. Gira una vez alrededor de la Tierra durante un vuelo de 1:48 horas.
- 5 de mayo de 1961: Alan Shepard es el primer norteamericano en el espacio (vuelo de 15 minutos).
- 27 de agosto de 1962: primer lanzamiento exitoso de una sonda norteamericana hacia Venus. En noviembre, la URSS realiza el primer lanzamiento de una sonda hacia Marte.
- 16 de junio de 1963: Valentina Terechkova (URSS) es la primera mujer en el espacio.
- 18 de marzo de 1965: Alexis Leonov (URSS) es el primer hombre que sale al espacio.
- 15 de diciembre de 1965: cita espacial exitosa entre dos cápsulas norteamericanas Gemini. Estados Unidos comienza a superar a la Unión Soviética.
- 27 de enero de 1967: pérdida de la tripulación de Apollo (Grissom, Chaffee y White) en un incendio que tiene lugar durante un ensayo en tierra, en Cabo Cañaveral.
- 23 de abril de 1967: Soyuz-1 se estrella. Vladimir Komarov (URSS) es el primer cosmonauta que muere al regresar del espacio.
- 20 de julio de 1969 (21 de julio en hora GMT): el módulo de Apolo 11, llevando a bordo a los estadounidenses Neil Armstrong y Edwin Aldrin, se posa en la Luna. Armstrong es el primer hombre que pisa el suelo lunar.
- 11-15 de abril de 1970: Apollo 13 no puede llegar a la Luna debido a incidentes técnicos. La nave regresa a la Tierra con sus tres ocupantes sanos y salvos.
- 19 de abril de 1971: lanzamiento de Saliut 1, la primera estación orbital soviética.
- 29 de junio de 1971: los tres ocupantes de Soyuz-11 --Georgui Dobrovolsky, Vladimir Volkov y Viktor Patsaiev-- mueren debido a la pérdida de presión de su módulo de aterrizaje.
- 14 de mayo de 1973: es puesta en órbita la estación orbital norteamericana Skylab.
- 31 de mayo de 1975: creación de la Agencia Espacial Europea.
- Julio de 1975: cita espacial norteamericano-soviética Apollo-Soyuz.
- 24 de diciembre de 1979: primer lanzamiento de Ariane. Europa se convierte en una potencia espacial.
- 12 de abril de 1981: primer vuelo del trasbordador estadounidense Columbia.
- 28 de enero de 1986: siete astronautas mueren al estallar el trasbordador norteamericano Challenger. Los vuelos se reanudan en 1988.
- 19 de febrero de 1986: lanzamiento de la estación espacial soviética de tercera generación MIR. La estación cierra en marzo de 2001.
- 25 de abril de 1990: puesta en órbita del telescopio espacial Hubble.
- 2 de noviembre de 2000: dos rusos y un norteamericano se convierten en los primeros habitantes de la estación espacial internacional ISS.
- 1 de febrero de 2003: el trasbordador Columbia estalla al regresar sobre el estado de Texas. Los siete astronautas que viajan a bordo mueren (seis norteamericanos y un israelí).
- 16 de octubre de 2003: China es el tercer país que logra realizar un vuelo espacial habitado, con el taikonauta Yang Liwei en su nave Shenzu V.
- 3 de enero de 2004: la sonda norteamericana Spirit, que contiene un robot explorator, aterriza con éxito en el planeta Marte.
- 14 de enero de 2005: la sonda europea Huygens se posa en Titán, un satélite de Saturno situado a 1.500 millones de kilómetros de la Tierra.
- 4 de julio de 2005: un proyectil enviado por la sonda norteamericana Deep Impact choca, tal como estaba previsto, con el cometa Tempel 1, a 133 millones de kilómetros de la Tierra. 
El éxito de la 'Deep Impact' permitirá 'viajar' a los orígenes del Sistema Solar 

Los cometas son restos casi inalterados del material del que se formaron el Sol y los planetas 
El violento choque levantó una nube de 1.800 kilómetros de radio 
Luis Alfonso Gámez / Ideal - 5 julio 2005 
Sucedió según el guión escrito por la NASA. A las 7.52 horas de ayer, después de seis meses de viaje, el proyectil de la nave 'Deep Impact' (impacto profundo) se estrelló contra el cometa Tempel 1. Las primeras imágenes del choque sorprendieron a los científicos que en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL), en Pasadena (California), pasaban la noche del 4 de julio (Día de la Independencia en Estados Unidos) atentos a lo que ocurría a 133 millones de kilómetros de la Tierra. 
«Esta misión ha sido un exitazo. Mañana y en los próximos días sabremos mucho más de los orígenes del Sistema Solar», adelantó Andy Dantzler, director de la división del Sistema Solar de la NASA, cuando a las 7.57 horas llegó a la Tierra la primera fotografía y apareció en las pantallas de los ordenadores del equipo de la misión. «Esta imagen muestra un impacto espectacular. Con todos estos datos, tenemos una larga noche por delante; pero es lo que estábamos deseando. Hay tantos datos que es difícil saber por dónde empezar», admitía Michael A'Hearn, de la Universidad de Maryland e investigador principal del proyecto. 
Veinticuatro horas antes del impacto, la nave nodriza disparó el proyectil. Luego, el sistema de navegación de la bala ­de un metro de diámetro y 370 kilos de peso­ corrigió su trayectoria tres veces: a 90, 35 y 12,5 minutos antes del choque. Y las cámaras de abordo fotografiaron de cerca Tempel 1, un pedrusco salpicado de cráteres. Cuando el proyectil se estampó contra el cometa, la 'Deep Impact' estaba en primera fila, a sólo 500 kilómetros. El choque entre la bala y el cometa, que viajaban a 37.000 kilómetros por hora, levantó una nube de polvo y gas de 1.800 kilómetros de radio que fue captada por el telescopio 'Hubble', uno de los observatorios  orbitales que siguieron en directo el encuentro. 
Cápsulas del tiempo 
«Todo ha salido bien», indicaba a este periódico la física María Santos-Lleo, responsable del apoyo a los científicos usuarios del 'XMM-Newton', observatorio europeo que no perdió detalle. «Hemos empezado a tomar fotos con el telescopio óptico y ultravioleta diez minutos antes del impacto. Lo de las cámaras de rayos X ha sido más laborioso, porque han tenido que controlarse manualmente desde aquí y desde Alemania», explicaba la investigadora desde la estación de la Agencia Espacial Europea (ESA) de Villafranca del Castillo, en Madrid. 
El material sacado a la luz por el proyectil permitirá a los científicos viajar en el tiempo hasta hace 4.500 millones de años, cuando se formó el Sistema Solar. Los cometas pasan la mayor parte de su vida muy lejos del Sol. Por eso, son restos casi inalterados de la nube de gas y polvo a partir de la cual se formaron el Sol y los casi cien mundos que giran a su alrededor. «El núcleo de un cometa contiene material muy poco alterado por la radiación solar. Es una especie de cápsula del tiempo que nos da información de zonas muy alejadas del Sistema Solar y de tiempos pasados», explica Santos-Lleo. 
No se sabe si estos cuerpos son bolas de nieve sucias o rocas heladas ­depende del material que prevalezca­, y se quiere conocer su composición, la importancia del agua ­parte del agua terrestre tiene su origen en impactos de cometas­ y si contienen moléculas orgánicas, los ladrillos de la vida, ya que cabe la posibilidad de que ésta llegara a nuestro planeta desde el espacio. Además, conocer la composición de estos cuerpos puede ser vital para nuestra especie, ya que los impactos cósmicos han causados grandes extinciones como la de los dinosaurios: saber de qué están hechos facilitaría el diseño de misiones para desviar objetos peligrosos. 
La luz, la clave 
Los científicos obtendrán toda esa información de la luz del fogonazo. «Lo que hacemos con  la luz visible al descomponerla en los colores del arco iris con un prisma, también puede hacerse con la luz ultravioleta y los rayos X», explica Santos-Lleo. El espectro de un objeto ­la luz que emite­ es una especie de huella digital que revela de qué está compuesto y cuál es su temperatura. El destello provocado en el cometa será tratado por medio de espectroscopía normal, ultravioleta y de rayos X para encontrar las firmas ­las bandas oscuras­ propias de distintos elementos y poder establecer de qué están compuestos los cometas. El observatorio europeo 'XMM-Newton' ya detectó ayer en la emisiones en ultravioleta la firma del agua. 
El reflejo de la explosión provocada en el cometa Tempel 1 por el proyectil de la nave 'Deep Impact' podrá verse desde España durante las próximas noches. Habrá que salir de la ciudad o el pueblo hasta un lugar libre de contaminación lumínica y enfocar prismáticos y telescopios hacia Spica, la estrella más brillante de la constelación de Virgo. 

la misión 
-Despegue: 12 de enero de 2005, en un cohete 'Delta II'. 
-Objetivo: Conocer la composición de los cometas. 
-Método: Lanzamiento de un proyectil del tamaño de una lavadora contra el cometa Tempel 1. 
-Dimensiones del proyectil: un metro de diámetro y 370 kilos de peso. 
-Energía liberada en el choque: 19 gigajulios, el equivalente a 4,5 toneladas de TNT. 
-Distancia: 133 millones de kilómetros de la Tierra 
-Presupuesto: 333 millones de dólares. 
 

Defensa ante los asteroides, una cuestión vital 
Los dinosaurios no tenían programa espacial, y el impacto de un cometa o un asteroide los convirtió en fósiles hace 65 millones de años. La 'roca asesina', de 10 kilómetros, abrió un cráter de 180 kilómetros de diámetro en lo que hoy es la península de Yucatán, en México. 
Hace veinte años, hablar de asteroides asesinos suponía para quien lo hiciera la ridiculización. «Los astrónomos deberían dejar a los astrólogos la tarea de buscar las causas de los acontecimientos terrenales en las estrellas», editorializaba 'The New York Times' el 2 de abril de 1985 respecto a la idea de que un asteroide hubiera acabado con los dinosaurios. 
Hoy, los científicos saben que la de los 'grandes lagartos' ha sido sólo la última de las grandes extinciones causadas por un gran impacto y que es cuestión de tiempo que otra roca de se dirija hacia la Tierra. Si no estamos preparados, y dependiendo de su tamaño, el pedrusco podría borrar un país del mapa y hasta acabar con el género humano. 
La misión 'Deep Impact' ha demostrado que el hombre es capaz de acertar el tiro a una velocísima bala que se encuentra muy lejos. En el momento del choque, la nave y el cometa Tempel 1 estaban a 133 millones de kilómetros de nosotros, más de 33 veces la distancia que nos separa de la Luna. 
Si un día un asteroide viaja hacia la Tierra en rumbo de colisión, sólo cabrá una solución: desviarlo de su órbita. Para ello, habrá que mandar una nave con el explosivo suficiente como para alejar la amenaza de la Tierra, algo factible, pero que nunca se ha probado. Puede que, en un futuro, la hazaña de 'Deep Impact' se recuerde como el primer paso que garantizó que el ser humano no seguiría los pasos de los dinosaurios. 

El cometa Temple 
El cometa Tempel 1 fue descubierto el 3 de abril de 1867 por el astrónomo alemán Ernst Wilhelm Leberecht Tempel (1821-1889). Tiene forma de patata ­14 kilómetros de longitud y unos 4,6 kilómetros de diámetro­ y su órbita discurre entre las de Marte y Júpiter, por lo que no supone ninguna amenaza para la vida terrestre. Es uno de los cometas denominados de periodo corto y tarda en completar una de sus órbitas 5,5 años. 
Tempel 1 viaja a una velocidad de 37.000 kilómetros por hora y gira alrededor de su eje una vez cada 41 horas. Como su órbita está muy próxima al plano de la eclíptica ­el definido por la órbita de la Tierra alrededor del Sol­ y se encuentra a una distancia razonable de nuestro planeta, era un candidato ideal para una misión de la NASA como la que culminó ayer. 
El impacto del proyectil de la 'Deep Impact', que chocó contra el cometa a 37.000 kilómetros por hora, apenas afectará a Tempel 1, porque éste pesa 1.000 millones de toneladas y la bala ­del tamaño de una lavadora­ sólo 370 kilos. Así que el choque habrá sido el equivalente al de un mosquito contra un 'Boeing 767' . 
Los técnicos de la agencia espacial estadounidense han calculado que el proyectil cambiará la velocidad del cometa en 0,0001 milímetros por segundo y su periodo orbital, en menos de un segundo. El perihelio ­distancia más cercana al Sol­ variará en 10 metros, frente a los 34 millones de kilómetros de cambio que sufrirá en 2024 después de pasar cerca de Júpiter. 

Un éxito para el Instituto de Astrofísica de Andalucía 
Granada, 4 jul 2005/ Efe / Ideal. 
La misión del "Deep Impact" ha sido un éxito porque "no ha habido ningún problema y todo ha ocurrido como estaba previsto", explicó hoy a Efe Fernando Moreno, científico titular del Departamento de Sistema Solar del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), que ha participado en el proyecto. 
El IAA ha participado activamente en el estudio y seguimiento del cometa Tempel 1, para lo que se utilizan los telescopios de Sierra Nevada y Calar Alto desde enero de 2005. 
 El objetivo principal del IAA es caracterizar antes y después del impacto el cociente de polvo, la abundancia relativa de los distintos elementos químicos en el gas, la fase de rotación y la distribución de las áreas activas del núcleo. 
Moreno señaló la importancia del éxito de la misión, cuyo objetivo es "conocer la información que nos puede dar el material primigenio del sistema solar, ya que dentro del cometa no hay nada alterado, puesto que nunca le ha alcanzado el Sol o ninguna radiación". 
El científico español dijo que al ser el impacto a las 7:50, hora española, y al ser todavía de día, "hasta esta noche no se podrán analizar con exactitud los efectos del impacto de la nave Deep Impact sobre el cometa Tempel 1" 
Moreno, que estudiará algunas imágenes captadas desde los telescopios de Calar Alto y Sierra Nevada, dio detalles sobre el futuro trabajo que se desarrollará desde España, en concreto, "un seguimiento telescópico que se prolongará tres meses, ya que los efectos de las partículas que ha emitido el cometa posiblemente se vean reflejadas y la nitidez de las imágenes sean escasas". 
El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa informó de que el impacto del proyectil que llevaba como escudo más de 300 kilos de cobre chileno, "ocurrió a 37.000 kilómetros por hora, cumpliendo con todo lo que estaba previsto y transformándose en una de las misiones más precisas en la historia espacial de Estados Unidos". 
Un proyectil de semejantes características, según declaró Moreno, "no se podría usar en la Tierra, debido a la dificultad que habría para ponerlo en funcionamiento, ya que ponerlo a 10 kilómetros por segundo, es imposible". 
El choque ocurrió a 150 millones de kilómetros de la Tierra y la explosión creó un resplandor de unos 60 kilómetros y un cráter del tamaño de una cancha de fútbol en el cometa. 


Temas relacionados 
Astronomía en Waste magazine, viajes espaciales, sondas, Marte, el cosmos

Copyright © Waste magazine









VÍDEOS DE NATURALEZA


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es