Se trata de una estructura geológica con numerosos conductos y salidas al exterior, con una importante presencia humana desde hace milenios. En la cueva del Sidrón se producía el descubrimiento de uno de los asentamientos de hombre de Neardental más imporantes de la península Ibérica. 

Se ha calculado que este grupo humano, hallado en la cueva del Sidrón vivió en esta zona de Infiesto,en las cercanías de la Sierra del Sueve, hace unos 49.000 años. Este yacimiento piloñés es una pieza fundamental en el conocimiento de los neandertales y estos, a su vez, constituyen un eslabón de la máxima relevancia para conocer la evolución humana. ...


CUEVA DEL SIDRÓN----------
© Waste Magazine
vv

-
-
-
-
-
-
-
La cueva del Sidrón y el hombre de Neardental
Por Benedicto Cuervo Álvarez (Para Waste Magazine)

La cavidad conocida como Cueva del Sidrón está situada en Asturias, entre los pueblos de Cadanes y Vallobal, en la parroquia de Borines (Piloña) próxima al arroyo de Pandu y la riega de La Infiesta y el arroyo Saleagua. 

Trabajos de investigación en el interior de la cueva del Sidrón tras la loclaización de nuevos restos en 2012. El director de las excavaciones, Marco de la Rasilla. Foto Mel Acebal. El Comercio
   En 1994, se encontraron en la localidad asturiana de Infiesto, restos óseos de hombres que se creían en un principio, que eran de personas fusiladas durante la Guerra Civil española.Sin embargo pronto se descubrió que esos restos humanos eran mucho más antiguos nada menos que del Hombre de Neardental. Esta colección ósea, la mayor de restos neandertales de la Península Ibérica, suma un total de 850 fragmentos esqueléticos (huesos y dientes) entre los que se ha podido identificar al menos a cinco individuos (un niño, dos jóvenes y dos adultos).
     Un total de ocho de los nueve resultados positivos en la extracción de ADN en neandertales que se habían obtenido hasta ahora en el mundo proceden del instituto Max Planck de Leipzig (Alemania). Rosas destaca de su estudio que“es la primera vez que un laboratorio que no sea de Alemania o Inglaterra consigue algo técnicamente tan difícil”.

     El proyecto de excavación e investigación de los neandertales del Sidrón está subvencionado por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias. La investigación, dirigida por el CSIC, se ha realizado en colabo- ración con la Universidad de Barcelona, encargada de la extracción,secuen- ciación y análisis de ADN, junto con la Universidad de Oviedo. Javier Fortea, Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Oviedo, fallecido en 2009, ha sido el coordinador general del proyecto científico, y Marco de la Rasilla,del mismo centro universitario, es el codirector de la excavación.


Foto: Nel Acebal, El Comercio

     Para el investigador Antonio Rosas, “el estudio representa un paso importante en la comprensión de la historia evolutiva del neandertal y de su interacción con el Homo sapiens. Si bien la Península Ibérica fue la región europea donde los neandertales coexistieron durante más tiempo con el hombre moderno, el análisis de ADN de los fósiles del Sidrón invita a descartar una posible hibridación entre ambas especies”.
      La última investigación señala que aquel robusto habitante tenía la misma predisposición para hablar que nosotros mismos, descendientes del “homo sapiens”. A partir de los restos óseos de dos individuos masculinos hallados en la cueva del Sidrón, se ha recuperado el gen FOXP2, situado en el cromosoma 7. Este gen interviene en la base neuronal de la capacidad del habla. Otro gen recuperado (el MC1R o receptor 1 de la melanocortina) indica que el hombre del Sidrón era “roxu”, que tenía el cabello entre rubio y rojizo y la piel clara. 
      Entre los fósiles óseos hallados en el Sidrón figura un sacro, correspon- diente a un adolescente y, junto a otros huesos de la cadera ya existentes, permitiría calcular el peso de aquella especie. Se han encontrado también una cabeza de fémur, dos huesos del codo y un fragmento de hueso largo del brazo con marcas de corte, además de un incisivo, trozos de cráneo y de costillas. Más de dos docenas de piezas que ya suponen un tesoro neander- tal excepcional. 

    El yacimiento de la cueva del Sidrón ha permitido obtener ya más de 2.100 restos óseos de al menos trece individuos tras finalizar la campaña de excavaciones, octubre de 2012, en la que se han recuperado entre veintidós y veinticinco piezas que corresponden en su mayor parte a cráneos de neandertales.
    Sus características definidoras, a partir de los huesos fósiles descubiertos hasta ahora son:

• Esqueleto robusto, como indican sus huesos fuertes (con un canal medular pequeño y una pared ósea gruesa) y sus articulaciones robustas. 
• Fuerte musculatura, como se deduce de las prominentes y robustas crestas óseas de inserción muscular. 
• Extremidades, donde el zeugópodo (cúbito, radio, tibia, peroné) tiene una mayor proporción relativa que el estilópodo (húmero, fémur).
• Pulgar distinto al del hombre moderno, porque la falange proximal es más corta que la distal.
• Arcos superciliares muy marcados (como en el Homo erectus).
• Frente baja e inclinada hacia atrás, lo que implica unos lóbulos frontales pequeños (lugar que interviene en la memoria, la inteligencia y el conocimiento) y, por lo tanto, unas capacidades intelectuales reducidas.
• Abertura nasal muy ancha (similar a la de las razas negroides, excepto en que no es aplanada, o a la de las poblaciones del Ártico).
• Pómulos tirados hacia atrás, lo que provoca una cara proyectada hacia delante.
• Carece de la fosa canina que posee el Homo sapiens.
• Cabeza plana y aplastada.
• Cerebro muy grande, con un encéfalo que rondaba los 1.500 cm3 de media frente a los 1.350 del Homo sapiens.
• Moño en la región occipital (como el Pithecantropus).
      En resumen, el hombre del Sidrón tenía una capacidad craneal superior a la nuestra pero su aspecto era más arcaico, robusto, con menos estatura (1,50 m.) y una envergadura potente y de gran musculatura que rara vez es igualada por los humanos modernos. De frente huidiza, nariz ancha y pronunciado prognatismo, con la bóveda craneal baja y alargada y con toro supraorbital dividido en dos arcos. Los investigadores han constatado que el cabello era entre rubio y rojizo ( pelirrojo y de piel clara. Además,según revelan las investigaciones, tenían un hijo cada 4 años, alargando la edad de lactancia para aumentar las probabilidades de supervivencia de sus hijos en un ambiente que les era muy hostil. 

    Los neandertales eran seres sensibles que conocían la solidaridad,caza- ban los animales en grupo, cuidaban a sus enfermos y enterraban a sus muertos con flores y ajuares realizando algún tipo de ritual mágico y que conocían y utilizaban el fuego cara asar la carne y calentarse. No vivían dentro de la cueva, por la ausencia de luz, sino a la entrada de la misma.
    Como el resto de neandertales, eran cazadores-recolectores que vivían en grupos familiares organizados de 10-15 individuos, que se movían nómada- mente por el territorio. Cazaban en grupo caballos, jabalíes, rinocerontes lanudos, etc. Hasta ahora se sabía que el hombre neandertal se alimentaba de carne, pero el hombre del Sidrón tenían un sofisticado conocimiento de su entorno natural, que incluía la habilidad para seleccionar y usar ciertas plantas por su valor nutricional y curativo. Mientras que la carne era clara- mente importante, las últimas investigación apuntan a una dieta bastante más completa de la que se creía que tenían hasta ahora. No obstante,la escasa presencia de alimentos vegetales en los dientes hace pensar que eran poco vegetarianos y sí muy carnívoros.

   Junto a la gran cantidad de restos óseos, encontrados en la cueva del Sidrón, también se han clasificado restos de útiles líticos, como una punta de tayac que define la cultura Musturiense, propia de los neandertales, al igual que otros utensilios líticos muy toscos: hendidores, raederas,raspado- res, puntas Levallois, etcétera, que coincide con el de la presencia del hombre de Neandertal y Preneandertal en Europa.En total 400 utensilios de piedra y restos de alguna práctica caníbal, ya que aparecen algunos huesos humanos con incisiones como de haber separado la carne del hueso. 

    Parece que se está clarificando últimamente en qué momento y por qué se extinguió el Homo neardenthalensis y más concretamente en esta cueva del Sidrón. La extinción pudo haberse debido al aislamiento genético y la disminuida capacidad de los neardentales para enfrentarse a los cambios climáticos. La salida del Homo sapiens de África, hace 80.000 años, dio paso a la interacción con los neandertales, que debieron desplazarse desde el norte de Eurasia, huyendo de las glaciaciones, hacia el sur. En la hibri- dación, el Homo sapiens tuvo un papel predominante, dada la carga genéti- ca de los humanos y la desaparición de los neandertales. Los prehistoriado- res señalan entre 35000 a 28000 a.C.,como fechas de su desaparición sobre la Tierra.

    Estudiar a los neardentalenses pone ante nosotros la existencia de otras formas de ser humano primitivas, en donde podemos rastrear las raíces de nuestra naturaleza para conocer y comprender mejor nuestras bases evoluti-vas. El estudio de la evolución humana es, pues, una responsabilidad compartida entre ciencia y sociedad.


Temas relacionados 
Evolución, Paleontología, investigaciones, temas, los primeros humanos...

Primeuro, los primeros habitantes de Europa
Espacios naturales en Waste Magazine
Reserva biológica de Muniellos 
Picos de Europa


Copyright © Waste magazine








Mandíbula hallda en el Sidrón y entrada a la cueva
 

Videos de Naturaleza
 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es