-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas

GUÍA DE AVES-----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez
.
Kingdom: Animalia / Phylum: Chordata
Clase Aves / Orden  Passeriformes
Familia Corvidae
Corvus monedula
=Coloeus monedula
Grajilla / Jackdaw

Tamaño máximo 33 cm
Hábitat
Prefiere zonas de cultivo o con árboles dispersos y en huecos de muros. Frecuenta las zonas próximas a ciudades, pero con espacios de ruinas, como murallas, molinos y atalayas. Habitual en almenas. Se mueve en grupos sobre cultivos
Se alimenta de plantas e insectos
Las grajillas ‘toman’ la ciudad
Abandonan el medio rural para vivir  en monumentos, campanarios  y viejos caserones
Han encontrado lugares donde refugiarse, anidar y volver a dormir tras pasar el día en los campos de maíz de las vegas y vertederos cercanos a los núcleos urbanos
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle

La Catedral de Granada, las almenas de la Alhambra y la mayoría de las iglesias del centro de Granada tienen nuevos inquilinos. Centenares de grajillas ocupan los huecos entre las piedras, las grietas de los tejados y las torres de los campanarios para pasar la noche y como ‘hogar’ donde criar a su descendencia. Desde hace algo más de un año los ornitólogos han observado que la presencia de este pequeño cuervo de color negro y azulado ha crecido de forma considerable en la capital granadina y que, al mismo tiempo, se produce una merma en las poblaciones que se tenían localizadas en los diferentes espacios naturales de la provincia

A la caída de la tarde y poco después del amanecer, en el centro de la ciudad, desde el cielo, se oye un intenso y continuado coro de sonidos que podrían transcribirse como ‘chop, chop, chop’. Es el canto de centenares de grajillas, Corvus monedula, que por la mañana se desplazan hacia sus territorios de alimentación en la vega que rodea la ciudad, y por la tarde se dirigen hacia los dormideros ubicados en las torres de las iglesias y espacios monumentales. En ocasiones, a lo largo del día, se aprecian grupos de aves de color negro, mayores que los ya conocidos estorninos, y que sobrevuelan el espacio aéreo de la capital desde el cauce del Genil hacia el  casco histórico, tanto en dirección a la zona de Bibrambla como al interior del barrio del Realejo, donde encuentran viejos caserones.

Biólogos que han realizado estudios sobre la colonización de los espacios urbanos por parte de especies habitualmente relacionadas con el medio rural, cuentan a las grajillas entre la lista de aves que prefieren la cercanía a lugares habitados por el hombre, pero hasta ahora la presencia de este córvido en grandes núcleos urbanos en España se ceñía a algunas capitales del centro de la península, y no ocurría en el sur. De hecho, los estudios realizados en Granada sobre esta especie, la sitúan siempre en acantilados, bordes de sierras, arboledas y riberas de las comarcas de Alhama, el Temple y en la zona de Guadix y el Marquesado. Es en los últimos años cuando se ha apreciado su presencia continuada y creciente en la capital.

En el centro
El sonido de las grajillas se hace más evidente en las inmediaciones de la Catedral. La torre y las estructuras arquitectónicas del templo renacentista se han convertido en el lugar elegido como dormidero por centenares de grajillas que se observan sobrevolando entre las cornisas, utilizan las balconadas y los arcos del campanario como atalayas desde las que vigilar la llegada de posibles depredadores. En el interior de las viejas edificaciones, esta población de aves, que ya se ha instalado de forma permanente, nidifica y se reproduce. Es una especie que solo tiene una nidada por año, con puestas de entre tres y cuatro huevos, pero generalmente no sale adelante más que un  polluelo, por lo que el crecimiento progresivo de la población no será tan rápido como el de los estorninos, que realizan de tres a cuatro puestas con resultados de dos o tres pollos por cada una de ellas.

A pesar de que se les cree carroñeros, la realidad es que comen de todo pero su principal dieta son cereales, trigo y maíz y frutos, especialmente aceitunas, y en ocasiones grandes insectos, sobre todo coleópteros y también huevos de otras aves, por lo que en algunos lugares se les ha utilizado como controladores de plagas de palomas y estorninos. La reducción de cultivos en los pueblos les ha obligado a abandonar las zonas rurales, pero el incremento de producciones de maíz en la Vega que rodea la capital, les ha atraído hacia la metrópoli, donde además, la ciudad les ofrece refugio y protección. Las grajillas, como todas las aves que pueden considerarse omnívoras encuentran junto al hombre fuentes de alimentación que podrían considerarse inagotables: los vertederos de materia orgánica. Cada día, centenares de estas aves acuden a las instalaciones de la Planta de Reciclado de Alhendín para aprovechar lo que pueden entre las basuras acumuladas, y por el camino, hacer sus paradas en los campos de cereales que se encuentran en el camino entre la planta y la ciudad.
Los estudios sobre las grajillas que se manejan en toda España tienen su principal fuente de información en las poblaciones de este ave en la provincia de Granada, donde especialistas como Manuel Soler y Juan José Soler, han realizado trabajos que se mantienen desde final de la década de los ochenta, en los que aportan detalles tan específicos como que las grajillas de la zona de Guadix son menos ruidosas que las de otras localidades, y que las de Cacín tienen menor peso. También ofrecen datos que vaticinan un crecimiento de las poblaciones, al afirmar que el 47% de las comunidades logran reproducirse en la provincia de Granada. 

Las grajillas empiezan a ser parte del cielo de la ciudad, junto a estorninos y palomas.


Temas relacionados 
Guía de Aves, inicio
Copyright © Waste magazine
Anillado de aves Estación Ornitológica de Padul 
Observación de aves





Reportaje publicado en IDEAL el 13 de enero de 2015