VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * PARQUE NATURAL SIERRA DE HUÉTOR * CERRO DEL PÚLPITO ---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--

 
El ‘Púlpito’ nació en el jurásico
Grandes peñones calizos afloran entre los bosques y prados del corazón de la Alfaguara
Es un territorio apreciado por científicos de todo el mundo por su riqueza botánica, y paso obligado en las rutas para conocer la sierra de Huétor
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
Aparece como una surgencia rocosa entre el verde de los pinares y cedros de repoblación. Es una afloración de materiales calizos que tienen su origen en el jurásico, hace 160 millones de años, en la época de los dinosaurios, cuando la tierra experimentó una serie de movimientos que generaron pliegues en su superficie, y la aparición de enormes rocas y peñones en terrenos que hasta ese momento eran llanos o incluso grandes lagos. El cerro del Púlpito, en la sierra de la Alfaguara es una de las fracturas de rocas que se generaron en esta etapa de la historia de la Tierra y que hoy se consideran territorios excepcionales por sus valores geológicos y biológicos. 
Está situado en un punto que puede considerarse como una encrucijada de caminos, muy cerca de pistas forestales transitables en coche y de fácil acceso a pie, y rodeado de pequeños prados. En esos espacios, los cortados calizos del cerro y sus alrededores, se desarrollan numerosas especies vegetales exclusivas de estas sierras y del sur de la península. Francisco Valle, catedrático de Botánica de la UGR indica que «la riqueza de especies endémicas es elevada y se convierte en un verdadero paraíso para botánicos y naturalistas. En pocos metros cuadrados se pueden observar gran cantidad de especies que buscan científicos de todo el mundo». 
Entre Alfacar y las Mimbres

El cerro y los llanos del Púlpito se encuentran junto al carril que comunica la Alfaguara, desde Alfacar, con Las Mimbres y Pradonegro. Unos tres kilómetros después del desvío que se dirige hacia el campamento de la Alfaguara, donde se acaba la carretera asfaltada, hay un cruce de caminos. A la derecha baja hacia la Fuente de la Teja (cortado con una cadena) y a la izquierda continúa en un pequeño ascenso. Es el territorio en el que el paisaje se abre hacia Sierra Nevada, al sur, y entre el camino y los colosos nevadenses, el Púlpito. 
Para llegar hasta el cerro, lo mejor es parar en la primera pista que parte a la derecha del carril principal. Andando, recorrer el camino que a modo de vereda discurre por una pequeña vaguada y barranco poblada de retamas y vegetación mediterránea, con encinas y algunos robles. Desde ahí se accede a un gran prado poblado de enormes cedros y pinos silvestres, todos ellos fruto de repoblaciones de hace medio siglo que se encuentran ya integradas en el paisaje. Tras los grandes cedros, algunos de ellos con casi 10 metros de altura, el picacho del Púlpito, que se llama así por la forma en que se recorta sobre el cielo y por dar la sensación de que ha crecido por sí mismo y no forma parte de otra cadena rocosa. 

El prado y las veredas que discurren hacia la base del cerro forman parte del sendero del Collado del Sereno que  recorre gran parte del Parque Natural de la Sierra de Huétor, desde el cortijo de los Peñoncillos, en la entrada al parque desde la A-92 y que bajo el Púlpito se dirige hacia el barranco de Polvorite, y el mirador de las Minas. Son recorridos largos y que necesitan de horas de caminar para completarlos, pero conocer el cerro y sus prados no requiere más de media hora de paseo, y el tiempo que se quiera emplear en su contemplación, tanto paisajística como de observación biológica. 



Vivir en las rocas
No es nada fácil crecer y vivir entre las rocas y grietas calizas. Las especies vegetales tienen que adaptarse y adquirir particularidades que llegan a convertirlas en exclusivas de las zonas donde habitan. El cerro del Púlpito, formado por calizas muy fragmentadas, posee multitud de pequeñas grietas que aprovechan las plantas para introducir sus raíces y buscar algo de tierra y humedad. Es un territorio calificado como tomillar dolomítico, donde crecen especies como Centaurea granatensis, un endemismo de las sierras béticas, que parecida a un pequeño cardo rastrero posee, como la mayoría de las especies que crecen en estos hábitats, hojas gruesas y pilosas para recoger todo el agua que pueden. Entre ellas, una planta que tapiza pequeños espacios entre rocas con flores blanco-rosadas en forma de campanillas, Convolvulus boissieri, otro endemismo de las sierras béticas. Y otras de flores rastreras amarillas similares a las retamas y que tapizan grandes espacios en formas almohadilladas, como Echinospartum boissieri. Una planta específica de la región subbética. Las encinas, que rodean este cerro, en los cortados y pendientes crecen muy poco y se parecen a arbustos rastreros. 
Y en los prados, la riqueza vegetal es exuberante en primavera, y se mantienen algunas especies aún en flor en pleno verano. Encinas dispersas entre las que crecen retamas, como la Genista cinerea, que tapiza de amarillo las laderas de las vaguadas, en las que las plantas ruderales (de caminos) forman prados de colores blancos y amarillos. 

Junto a los bosquetes, en zonas más húnedas, crece una especie endémica bética, Adonis vernalis, de brillantes flores compuestas, amarillas y hojas verdes, que solo se puede ver en primavera y en un corto periodo de tiempo.
Los invertebrados, especialmente insectos, y dentro de ellos, las mariposas, son omnipresentes en el verano. Más de una veintena de especies de lepidópteros pueden observarse en un único paseo, las grandes Argynnis adippe, los géneros Melanargia, Colias y Gonepteryx, hasta los pequeños licénidos de color azul. Las grandes plantas con influorescencias, como las atrapamoscas, se ven plagadas de hemípteros (como las chinches) y coleópteros (escarabajos). 

Plantas e insectos facilitan la vida a multitud de pájaros. El cerro es hábitat de rapaces, y en los bosques viven arrendajos, que nidifican y se reproducen en esa zona, y las aves forestales, pequeños herrerillos, pinzones, carboneros, e incluso un ave que ha incrementado su presencia en la sierras del sur, el trepador azul.

Entre los grandes vertebrados, solo es posible ver cabras montesas. La presencia de gato montés, zorros y garduñas únicamente se puede constatar mediante sistemas de fototrampeo, o por las huellas que dejan a su paso, como excrementos sobre pequeñas plantas en el caso de los zorros.Si son fáciles de ver las ardillas, que viven en los bosques de cedros y grandes pinos.
Si el recorrido hacia el cerro del Púlpito se quiere continuar por la vereda que pasa bajo su base, se llega hasta el prado donde se inicia la subida al mirador de las minas, que también es el carril entre la Alfaguara y las Mimbres, y que en dirección Alfacar, llevará hasta donde se inició el recorrido hacia el Púlpito.


BIODIVERSIDAD
Cerro del Púlpito y prados


Berberis hispanica
Bryonia dioica
Carduncellus hispanicus subsp. araneosus (Cardo cabrero)
Cedrus atlantica
Centaurea ornata (Cabeza de espinas, abrepuños)
Centaurea triumfetti  subsp. lingulata
Centranthus macrosiphon (Valeriana mayor)
Cirsium pyrenaicum
Crataegus monogyna
Crupina crupinastrum
Cytisus scoparius
Dianthus hispanicus
Filago nevadensis
Cytisus scoparius
Genista cinerea  (Hiniesta)
Lathyrus filiformis
Linaria verticillata
Paronychia aretioides

Pinus pinaster

Pinus sylvestris
Pistacia terebinthus (Cornicabra)
Ptilostemon hispanicus (Cardo perruno)
Quercus rotundifolia (Encina)
Rhamnus myrtifolia
Rosa canina
Rosa pimpinellifolia
Rosa pouzonii
Scolymus hispanicus
Scrophularia canina (Escrofularia menor)
Sisymbrium crassifolium
Teucrium webbianum
Thymus mastichina
Velezia rigida
Verbascum giganteum
Algunos Lepidópteros frecuentes en la zona



Argynnis adippe * Adipe
Colias alfacariensis * Colias de Berjer
Colias croceus * Amarilla
Gonepteryx cleopatra * Cleopatra
Hyponephele lupinus * Lobito anillado
Lycaena phlaeas * Manto bicolor
Melanargia lachesis * Medioluto ibérica
Melitaea phoebe * Doncella de la centaurea
Ochlodes sylvanus
Pyronia cecilia * Lobito meridional, Lobito jaspeado
Sayrium esculi * Querquera
Thymelicus sylvestris * Dorada línea larga

Otros insectos



Anthaxia hungarica
Carpocoris fuscispinus (Chinche mediterránea, Chinche de las semillas)
Chrysanthia viridissima
Coccinella (Coccinella septempunctata subsp septempunctata
Dolycoris baccarum

Enicopus (Enicopus) pilosus
Graphosoma lineatum (Chinche rayada)
Heliotaurus ruficollis (Heliotauro de cuello rojo)
Nemoptera bipennis
Mylabris (Mylabris) quadripunctata
Trichodes leucopsideus (Escarabajo ajedrezado)








Reportaje publicado en IDEAL el 1 de agosto de 2013
Serie: Panorámicas
¿Cómo llegar?

Acceso: La mejor forma de llegar es a través de la carretera que desde la A-92 se dirige a Alfacar y desde allí hasta Fuente Grande, donde se toma la subida a Nívar y la sierra de la Alfaguara.
Carril: Al terminar la calzada asfaltada el carril continúa hacia Las Mimbres. Unos tres kilómetros después, seguir a la izquierda hasta una pequeña subida desde donde se divisa el Púlpito al sur. Un camino entre pinos parte a la derecha. Dejar el coche y empieza el camino a pie. Solo unos 500 metros de vereda llegan a los prados y a la base del cerro.
Desde las Mimbres: Para llegar en sentido contrario hay que entrar desde la A-92 hacia Las Mimbres y tomar la vía hacia Alfacar.
Coordenadas: La vereda está en: 37º16'36,63''N - 3º30'15,43''O.
Cerro del Pulpito: 37º16'18,68''N - 3º30'8,32''O


. . .
 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es