VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * PAISAJES CON HISTORIA --------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste---
.
CASTELL DE FERRO
Un castillo sobre el mar
En el escarpado peñón de Castell de Ferro, sus derruidas murallas cuentan historias del último milenio
El gran bastión de la resistencia de Aben Humeya es refugio de aves rapaces mientras espera salir del olvido y recuperar su secular esplendor 
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL - Waste Magazine
Desde las oquedades de las murallas que desde hace siglos albergaban la que podía considerarse como ‘torre del homenaje’ parte un apremiante silbido, agudo e insistente. De inmediato, desde el cielo aparece con un vuelo picado un pequeño halcón, un cernícalo que entre sus patas porta la presa que unos minutos antes ha conseguido cazar para alimentar a los dos polluelos que le esperan en el nido construido entre las piedras de la vieja muralla. Es una imagen que se repite hasta la saciedad durante los días del verano. Parejas de cernícalos se han convertido en los pobladores habituales del llamado Qastal i Ferro, el castillo de hierro, que corona el gran peñón junto al que se ubica el núcleo urbano de Castell de Ferro, una fortificación que algunos autores consideran como la última en caer (1489) antes de capital granadina (1492) y unas décadas después, el bastión de la resistencia final de Aben Humeya y los sublevados de la Guerra de las Alpujarras. Un espacio posiblemente ocupado desde el siglo XIII, clave en la evolución histórica de Andalucía Oriental, construido sobre un paraje de alto valor biológico, que se resiste a rendirse a pesar del estado de abandono al que es sometido desde hace años por los responsables de Patrimonio de la Junta de Andalucía y el ayuntamiento al que pertenece. (...) 
(..) Solo es posible visitar el castillo si se utiliza una senda casi inexistente que parte del extremo oriental del pueblo, o se hace campo a través por las rocas que junto a las ruinas de una moderna urbanización sin terminar, ascienden hacia la cumbre del cerro. En los dos casos son  caminos de incierto trazado y sin garantías de ningún tipo, pero que de hecho cada día recorrer numerosas personas deseosas de conocer una parte importante de la historia de la costa de Granada y disfrutar de la visión que tenían los pobladores de esta fortaleza destinada a vigilar y defender la costa, los dos puertos ubicados bajo sus murallas y el muy próximo de la Rijana, además de los accesos hacia el interior, especialmente a Lújar, las Alpujarras y la Contraviesa, llamada Taha del Céhel. 
El castillo de Castell se ha convertido en una atracción turística a pesar de su lamentable estado porque su imagen y su ubicación produce una enorme fascinación. Desde la antigua carretera de la Costa, la N-340, el delta que forman las dos ramblas, engloba un pequeño cerro que a su vez está rodeado por el pueblo y precede las playas de esta localidad. 

En la cumbre de la colina, un cubo de piedra muestra su pasado protagonismo como una de las posiciones fortificadas más importantes de la línea costera mediterránea. Al caminar por las sendas que llegan hasta las murallas se aprecia el sustrato mezcla de rocas calcáreas y silíceas, vestigios de la formación de las sierras que emergieron con el plegamiento alpino y dieron lugar a Sierra Nevada, e incluso es posible observar rocas que hasta hace solo 500 años, estaban bañadas por el mar, porque el cerro no fue siempre una suave colina que se inicia a un centenar de metros de la línea de las mareas, sino que en realidad era casi un islote que emergía desde las aguas de Alborán, unido a la tierra por un estrecho istmo que los sedimentos arrastrados por las ramblas ampliaron poco a poco hasta rodear el peñón y ganar tierra al mar, en lo que se considera como el comportamiento normal de un delta activo. Hay documentos que señalan que el peñón sobre el que se asienta el castillo poseía un puerto a cada lado, y que las playas de Cambriles y Castell, hoy en día unidas, no tenían comunicación entre ellas. El agua del mar, el incremento de los sedimentos llegados desde las estribaciones de la Contraviesa y la Sierra de Lújar, y el efecto de la erosión, los vientos y recientemente los cultivos de invernadero y las inmobiliarias, cambian de tal forma la orografía del cerro y su entorno que es difícil imaginar su verdadera imagen de integración en el paisaje.

Ascender hacia las murallas es caminar a través de un ecosistema básico de piso bioclimático termomediterráneo, el más cercano al mar, donde se encuentran grandes ejemplares de espino cambrón (Maytenus senegalensis) una especie amenazada de extinción, que crece junto a olivos silvestres (acebuches); coscojas, aladiernos, ricinos, adelfas y palmitos, una planta bioindicadora del piso climático. Es un hábitat que mezcla los espacios rupícolas, muy expuestos a la erosión, y ruderales muy nitrificados por la presencia de ganado y la proximidad del hombre, con higueras, alhucemillas, espárragos trigueros e incluso grandes pitas que crecen entre los almohabillados matorrales de albaidas.

Bajo las paredes derruidas de la ‘torre del homenaje’ se aprecian las bóvedas que albergaron a las dotaciones militares que defendieron esta plaza. Delante, se encuentran restos de las murallas que ocultaban el patio de armas y las estancias de los soldados, además de los puntos desde los que se divisa la totalidad de la costa desde Adra y la Rábita, al este, y la punta de Calahonda y Carchuma, al oeste.

Las piedras que aún sustentan la historia de todo un milenio de invasiones, guerras, incursiones piratas, desembarcos y luchas entre tropas francesas e inglesas (con presencia de los Cien Hijos de San Luis llegados para reinstaurar la monarquía de Fernando VII en 1823) están a punto de caer, de desplomarse sobre su frágil sustento de argamasa, y cuando ocurra, ya será difícil entender que la fortificación fue básica en la conquista cristiana del reino nazarí, que en los siglos XVII y XVIII era el principal bastión defensivo contra los ataques llegados desde el mar, y que durante años, era el punto desde el que se miraba al mar a espera de la llegada de los turcos para defender al Reino de Granada y más tarde a los sublevados de la Alpujarra. A pesar de la dejadez y la insensibilidad para con la historia, las piedras aún hablan.


Vegetación / Flora


Agave americana (Pita)
Anacyclus clavatus
Antirrhinum controversum
Anthyllis ternifolia, albaida
Arisarum vulgare
Aristolochia baetica (Aristoloquia)
Asparagus albus (Esparragos trigueros)
Asteriscus maritimus
Capparis spinosa (Alcaparra)
Carrichtera annua (Cucharillas)
Carthamus arborescens (Cardo cuco)
Ceratonia siliqua (Algarrobo)
Chamaerops humilis (Palmito)
Cistus clusii (Romero macho)
Echium vulgare
Emex spinosa (Romaza espinosa)
Fagonia cretica
Ficus carica (Higuera)
Foeniculum vulgare (Hinojo)
Galactites tomentosa (Cardo blanco)
Genista umbellata (Bolina)
Heliotropium europaeum
Launaea arborescens
Lavandula multifida
Lavatera arborea
Lavatera maritima
Limoniun sinuatum
Lobularia marítima
Lycium intrincatum
Maytenus senegalensis subsp europaeus (Arto negro, espino cambrón)


Mesembryanthemum nodiflorum
Moricandia moricandioides
Nerium oleander (Adelfa)
Nicotiana glauca
Olea europaea var. sylvestris (Acebuche)
Ononis natrix
Opuntia- ficus-indica (Chumbera)
Oxalis pes-caprae (Vinagreta)
Papaver hybridum (Amapola meztiza)
Pennisetum setaceum
Quercus coccifera (Coscoja)
Reichardia tingitana (Lechuguino)
Retama monosperma
Retama sphaerocarpa
Rhamnus alaternus (Aladierno)
Ricinus communis
Rhodalsine geniculata  (Hierba de las golondrinas)
Rosmarinus officinalis (Romero)
Rumex induratus
Salsola oppositifolia
Sedum sediforme
Teucrium lusitanicum
Thymelaea hirsuta
Ulex parviflora
Withania frutescens


Temas relacionados
PAISAJES CON HISTORIA - PARAJES Y SENDEROS

Tesoros de los moriscos. Tras el mito de la orza de oro
Lagunas de los Hoyos (Archidona) Agua entre fronteras
Sierra Nevada. Mirador Ahí de Cara. Sobre el balcón de los vientos
Río Cacín. El canal de los siete pueblos
San Patricio. El peñón del santo irlandés
Arroyo Salado. Un río entre paredes de sal
Padul, madres. Arterias del cuaternario
Laguna de los Arenales. Campos de ranas
La Rijana. Bajo la torre de la condenada
Cerro del Toro. Entre minas y cerezos
El Hervidero, Sierra Nevada. Cruce de Caminos
Vía verde Baza, Baúl. Sendas de hierro
La Rábita. Bajo las aguas del 'Gran Céhel'
Dehesa del Generalife, parque periurbano. La colina donde nace el sol
Pinar de Láchar. La isla verde de Láchar
La Caleta, Salobreña. Bancales bajo el mar
Nacimiento de Vélez. Aguas cálidas
La Resinera. El Mirador de las sierras medias
Calahonda, la reserva de coral
Negratín. El refugio de las hadas
Charca de Suárez, Motril. La ruta de las lagunas
Castell de Ferro. Un castillo sobre el mar
Cerro Gordo Maro. En la cumbre y bajo el mar
El Hornillo. El barranco de las flores
Los Bermejales. El circuito de los ánsares
Cerrada de Castril. La garganta del agua
Marina del Este. El mar de anémonas
Río Alhama. El río encantado 

 
Paisajes con historia
Riberas en el desierto, Guadiana Menor
El Chorrillo, La meseta de las flores
Peñones de San Francisco
Río Fardes, arroyos que se tornan ríos
Sierra Nevada, El jardín nevadense
Castillo de Huarea, el secreto del delta
Cuevas de Cozvijar, ojos del paleolítico
Pantaneta de Alhama
Bajo los tajos de Huenes
Dornajo, la frontera de las altas cumbres
Molino del Rey. Aguas para el duque
Las lagunas de Vélez
Alfaguara, trincheras de los pocicos
Torre de Melicena
Donde renace el Cubillas
Playa del Ruso, la cala del manantial
Dúrcal, los puentes del milenio
Sierra de Huétor, Alfaguarilla
Castillo de Lanjarón, el secreto morisco
Sierra Nevada, Boca de las Pescá
Mirador de Alixares, el mirador olvidado
Atalaya de Deifontes, La puerta del reino
‘Los Quinientos’ de Padul
Poqueira, Agua y luz para la Alpujarra
La Malahá, Sal, termas y desiertos
El canal de la vía Augusta
Río Verde, los secretos de Cázulas
El Cable de Motril
Palacio de Dar al arusa
El Ojo oscuro / Humedal de Padul
Torre de Romilla, El vigía de la pequeña Roma
Infiernos de Loja
El castaño del abuelo, el guardián de Sulayr
Entre los tajos del Gollizno, río Velillos
El canal de las arenas... y montesas
Oro de dos milenios
Riofrío, aguas arriba
La cantera  de El Turro, roca madre de las columnas del palacio de Carlos V
Puente de Tablate, la puerta de los moriscos
Azud de Pinos Genil:  Agua para la metrópoli
Torre nazarí, La última atalaya de Dúrcal
Fuentes del Poqueira
Lapiaz del Puerto de la Mora La linde de la paleofrontera
Las termas del Çehel
Castillo de Mondújar - El retiro de Zoraya
Parador - Desde las huertas del convento
Puente del Hacho Senderos de hierro
Alixares El palacio del Sol y el agua
Rio Fardes, Los ‘mil y un’ manantiales
Deifontes Nacimiento El ‘olimpo’ del agua
Acequia del Tercio - Acequia real - Aguas para la Alhambra
Pantano de Béznar - Cuando el Valle era una isla
Vereda de la Estrella - La senda a las minas
Media luna - ingeniería milenaria 

vídeopromoción







Paisajes con historia
Vídeos, reportajes, fotogalerías, rutas..
Parajes y senderos
bb

Publicado en IDEAL el día 27 de julio de 2016

¿Dónde está?
Corona la pequeña colina en cuyas laderas se encuentra el núcleo urbano de Castell de Ferro, anejo del municipio de Gualchos, en la zona oriental de la Costa Tropical.
_¿Cómo llegar?:_ El acceso actual se realiza por la A-7 en la salida hacia Castell. En el interior del pueblo hay dos formas de acceder: desde la conexión con Cambriles, subir la única calle que asciende hacia el cerro y tomar la única vereda que casi no se ve. Otra forma, más sencilla, es por la entrada al pueblo desde el oeste. Hay que superar las vallas de una ruinosa urbanización sin terminar, subir por el camino y ascender entre las rocas. Como el anterior, son caminos no aptos pero que la gente utiliza.
_Coordenadas:_   Del segundo camino:  36°43’24.55-N   3°21’37.70-W




Reportaje publicado en IDEAL, 11 de agosto de 2013. Serie: Panorámicas.
Los acantilados de los vientos
El escarpado litoral rocoso entre Calahonda y Castell de Ferro espera la protección integral de sus ecosistemas
Su incómoda orografía y el azote del mar mantienen esta zona del litoral granadino como una isla ecológica que logró salvarse del acoso inmobiliario
vv



--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es