Videos de NaturalezaGuías de NaturalezaGuía de AvesGuía de Plantas, FloraGuía de Setas, HongosGuía de LíquenesGuía de Mariposas, diurnas y nocturnasGuía de InsectosGuía de Moluscos y conchasGuía de Especies Marinas
TEMAS * REPORTAJES---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--
--

-
-
-
-
-
-
-

Cascadas de Prado Negro, Parque Natural de la Sierra de Huétor, Granada
Sigue el sonido del agua
Las cascadas de Prado Negro son uno de los pocos espacios naturales realmente vírgenes que quedan en la provincia de Ganada
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
Entre sauces, ruscos, encinas y quejigos, el agua crea paisajes imposibles en un paraje casi desconocido y que se encuentra muy cerca de la ciudad
granada. No se ven, solo se oyen. La mejor guía para dar con las cascadas de Prado Negro es el sonido del agua. Las cascadas, saltos de agua, pozas y cañones que genera el arroyo de Prado Negro, un humilde curso fluvial  afluente del río Fardes, forman uno de los espacios naturales que aún conservan la plenitud de los bosques mediterráneos,  con vegetación de ribera con sauces, musgos y helechos en huecos umbríos cargados de verdor, donde la sequía no es más que un mal recuerdo. No es necesario recorrer grandes distancias o ser un montañero o senderista experto para poder disfrutar de este privilegiado paraje que se mantiene gracias al celo con el que lo cuidan los pobladores de la aldea de Prado Negro que intentan no contaminar un curso de agua que aún se mantiene virgen.

En el parque
Para disfrutar de estas cascadas hay que dirigirse al corazón del Parque Natural de la Sierra de Huétor., por el cruce hacia Las Mimbres, llegar a la aldea de Prado Negro, donde proliferan las casas rurales y cada vez hay más visitantes, sobre todo los fines de semana. Pocos saben que en menos de veinte minutos hacia abajo, por el camino que discurre hacia el río, nos podemos sumergir en las cascadas. Hay que bajar por la única calle de la aldea que discurre entre vallas de casas rurales y cultivos, un camino que de forma casi inmediata se convierte en una estrecha vereda, pero por la que es fácil andar.
Las higueras dan paso a encinas y quejigos. El matorral se hace el dueño del paisaje, y los cortados de piedra caliza alternan con espacios de dehesa. Encierran una rica biodiversidad vegetal que se abre a ambos lados del camino de descenso. Son los dominios de encinas, quejigos, rosales silvestres, zarzamoras, majuelos, aulagas, retamas de olor con sus colores amarillos intensos a final de la primavera. Un espacio que los lugareños recorren para recolectar todo tipo de plantas aromáticas, tomillos, mejorana, mentas, lavandas, e incluso el apreciado ‘Te de la Sierra’, con sus minúsculas flores azuladas que aparecen entre las espinas de las aulagas y las flores color lila de las saponarias.

Merece la pena bajar lentamente para disfrutar de la riqueza natural que forma este espacio, donde aún pueden verse águilas reales en el cielo y en el que el sonido de pequeñas aves es permanente. Los pinzones, de canto incansable, compiten con el siseo monótono de tórtolas y el piar suave y casi inapreciable de crías de herrerillos y carboneros en nidos escondidos entre los matorrales. 


 

Cruce de caminos
El corto descenso lleva hasta un pequeño puente que cruza un cauce de río seco. Las cascadas están a menos de cien metros pero no se ven,  no se oyen. Hay que abandonar el camino y, a la derecha, adentrarse en un pequeño prado bajo paredes cortadas de areniscas con grutas, cuevas y oquedades que se convierten en refugio de aves y cabras montesas, de las que es fácil ver ejemplares adultos, hembras, acompañadas de sus crías. Es el momento de estar atento al sonido del agua. De pronto, cuando acaba el prado y la vegetación se hace más frondosa y se cierra sobre las rocas, aparece el sonido del agua. Solo hay que seguirlo y se produce la sorpresa. Entre unas rocas se ve el borboteo del agua que cae desde una altura de una docena de metros. Hay que internarse por un corto y escabroso sendero para llegar bajo la cascada y poder contemplara en toda su plenitud. 

La cascada forma una pequeña poza de agua superficial, de escasa profundidad y que discurre hacia abajo para llegar a otros saltos y horadar la arenisca hasta formar cañones. 
La pared vertical de la cascada de Prado Negro está cubierta de musgo, líquenes y plantas acuáticas, donde se reproducen varias especies de moluscos de agua dulce, caracolillos minúsculos, algunos de ellos con menos de dos milímetros de diámetro. 

Al final de la primavera y en el verano las cascadas llevan agua, pero su plenitud se produce al final del invierno cuando el arroyo de Prado negro recoge el deshielo de la sierra.
Hay que salir de este espacio para poder otras cascadas. De nuevo el espesor de la vegetación y el sonido da la pista de dónde se encuentran. Un pasillo cubierto de ramas enmarañadas de zarzamoras, sauces y rosales silvestres llevan a otros saltos de agua. Son más pequeños, pero constituyen la esencia de un ecosistema en el que habitan numerosas especies vegetales y también de la fauna mediterránea. El arroyo de Prado Negro sigue su camino para bajar de la sierra y encontrarse con el río Fardes. 
Si se continuase el camino hacia la venta del Molinillo, encontraríamos un gran cañón de más diez metros de profundidad, pero realmente inaccesible a causa de la vegetación y su orografía. 

De vuelta
Otra vez bajo los cortados, junto al camino de los Molinos, se inicia la vuelta al núcleo de Prado Negro, una ascensión que no durará más de quince o veinte minutos. El sonido del agua se irá quedando atrás como señal clara de que hemos visitado un paraje natural realmente privilegiado y que debe ser cuidado y conservado. 

Recuperación del cangrejo de río y la trucha arco iris
El arroyo de Prado Negro es el curso de agua donde especialistas de la Consejería de Medio Ambiente y la Agencia Andaluza del Agua, llevan a cabo un programa de recuperación del cangrejo autóctono de río, por la calidad de las aguas y la ausencia de cangrejo americano. En diversos puntos del cauce se realizan de forma periódica sueltas de cangrejos ibéricos para intentar repoblarlo. También es uno de los ecosistemas elegidos para la reintroducción de la trucha arco iris. Se hacen sueltas de alevines de trucha que, al crecer, poblarán el curso de este arroyo y del río Fardes. Aguas abajo se encuentran las instalaciones del centro de la Junta de Andalucía para la recuperación de estas especies, que en un futuro próximo producirán crías de cangrejos para toda Andalucía. 
 


Peonía / Crocus nevadensis
 
Algunas especies de plantas que se encuentran en esta zona y el Parque Natural de la Sierra de Huétor
Acinos alpinus subsp meridionalis (Té de la sierra)
Adenocarpus decorticans
Adiantum capillus-veneris (Culandrillo de pozo)
Adonis vernalis (Adonis)
Agrimonia eupatoria
Allium sphaerocephalon (Ajo de cigueña)
Amelanchier ovalis (Guillomo)
Anagallis arvensis
Anarrhinum laxiflorum
Anchuza granatensis
Andryala agardhii
Andryala integrifolia
Anthyllis ramburii
Anthyllis tejedensis
Anthyllis vulneraria subsp  arundana
Arabis verna
Arctostaphylos uva ursi
Argyrolobium zanonii (Hierba de plata)
Asphodelus albus (Asfodelo)
Asplenium trichomanes
Ballota hirsuta
Bellis perennis
Berberis hispanica (Agracejo)
Bupleurum fruticescens subsp. spinosum
Bupleurum fruticosum (Adelfilla)
Bupleurum gibraltaricum
Campanula rotundifolia subsp. hispanica
Campanula mollis
Campanula rapunculus (Campanilla silvestre)
Carduus platypus subsp granatensis
Catananche caerulea (Hierba cupido)
Cedrus atlantica
Cephalanthera longifolia
Cephalanthera rubra

Centaurea boissieri subsp. funkii
Centaurea  nevadensis
Centaurea monticola
Centaurium quadrifolium subsp barrelieri
Cephalantera longifolia
Cephalantera rubra
Cerastium gibraltaricum
Ceterah officinarum
Chelidonium majus (Celidonia mayor)
Cichorium intybus (Achicoria)
Chondrilla juncea
Cirsium arvense
Cistus albidus (Jara blanca)
Cistus clusii (Romero macho)

Cistus laurifolius (Jara)
Clematis vitalba
Colutea hispanica
Coronilla scorpioides
Corylus avellana
Cotoneaster granatensis
Crataegus monogyna
Cyperus rotundus (Juncia)
Cytisus scoparius
Dactylis glomerata subsp hispanica
Daphne gnidium (Torvisco)
Digitalis obscura
Diplotaxis virgata
Dipsacus fullonum (Cardencha, cardo de cardar)
Dorycnium pentaphyllum
Draba hispanica
Echinospartum boissieri
Echium albicans
Echium flavum
Epilobium palustre
Erinacea anthyllis
Eryngium dilatatum (Azulillo)
Erysimum myriophyllum
Euphorbia nevadensis (Lechetrezna)
Ferula communis
Festuca elegans
Ficus carica (Higuera)
Foeniculum vulgare (Hinojo)
Fumaria macrosepala
Globularia spinosa (Globularia pinchosa)
Hedera helix (Hiedra)
Helianthenum lavandulifolium
Helleborus foetidus
Hormathophyla spinosum
Hypericum perforatum (Corazoncillo)
Jasminum fruticans (Jazmin silvestre)
Jasonia tuberosa
Juglans regia (Nogal)
Juncus effusus (Junco fino)
Juniperus oxycedrus (Junipero)
Lactuca serriola (Lechuga silvestre)
Lactuca tenerrima
Lactuca viminea subsp ramosissima
Lagurus ovatus
Lathyrus cicera (Almorta silvestre)
Lathyrus pratensis
Lavandula lanata
Lavandula stoechas
Leuzea conífera (Cuchara de pastor)
Limodorum abortuvum
Linaria aeruginea subsp aeruginea
Linaria verticillata
Linum narbonense
Linum suffruticosum (Lino blanco)
Linum strictum
Linum tenue (Lino amarillo)
Lonicera arborea
Lonicera splendida (Madreselva)
Malus domestica (Manzano)
Malva tournefortiana
Melica ciliata
Mentha longifolia
Muscari comosum (Cebollon)
Muscari neglectum (Nazareno)
Narcissus triandus subsp pallidulus (Junquillo blanco)
Nasturtium officinalis  (Berro)
Neotinea maculata
Nerium oleander  (Adelfa)
Odontites viscosa subsp hispanica
Ononis aragonensis
Ononis spinosa
Onopordum acanthium
Onopordum acaulon
Ophrys lutea
Orchis mascula
Origanum virens
Orlaya daucoides
Ornithogalum narbonense
Ornithogalum umbellatum (Leche de gallina)
Paeonia coriacea
Paeonia broteroi (Peonía, rosa maldita)
Paronychia aretioides
Picris hispanica
Pinus pinaster
Pistacia lentiscus (Lentisco)
Pistacia terebinthus (Cornicabra)
Pistorinia hispanica
Plantago major (Llantén mayor)
Poa bulbosa (Grama cebollera)
Polygala boissieri (Poligala)
Polygala rupestris
Potentilla reptans
Prunella laciniata (Morenilla real)
Prunus domestica (Ciruelo)
Prunus insititia (Ciruelo silvestre)
Prunus spinosa

Prunus mahaleb (Cerezo de mahoma, cerezo de Santa Lucia, cerecino)
Psoralea bituminosa
Ptilostemon hispanicus
Quercus faginea
Quercus pyrenaica
Quercus rotundifolia
Ranunculus ficaria
Retama sphaerocarpa (Retama)
Rhamnus alaternus
Rhamnus lycioides (Espino negro)

Rhamnus myrtifolius (Carrasquilla)
Rosa canina
Rosa pimpinellifolia
Rosa pouzonii
Rosmarinus offinalis
Rothmaleria granatensis
Rubia peregrina (Rubia silvestre)

Rubus ulmifolius (Zarzamora)
Rumex crispus
Ruscus aculeatus (Rusco)
Salix elaeagnos subsp angustifolia
Salvia oxyodon
Salvia verbenaca (Crestagallo)
Sambucus ebulus (Sauquillo)
Santolina chamaecyparissus (Abrótano hembra)
Santolina elegans
Satureja intricata (Ajedrea)
Saxifraga carpetana
Saxifraga erioblasta
Scabiosa turolensis
Scirpus holoschoenus (Junco)
Scorzonera angustifolia
Sedum acre
Sedum album

Sedum dasyphyllum
Sedum mucizonia
Sedum sediforme
Seseli montanum subsp granatense

Sherardia arvensis
Sideritis incana subsp virgata
Silene mellifera

Silene vulgaris
Sinapis alba (Mostaza blanca)

Smilax aspera (Zarzaparrilla)
Sorbus aria (Mostajo)
Spartium junceum
Stachys circinata
Staehelina dubia
Stipa tenacissima (Esparto)
Tamus communis (Nueza negra)
Teucrium rotundifolium
Teucrium webbianum
Thalictrum speciosissimum (Ruibarbo de los pobres)
Thapsia villosa (Zumillo)
Thymelaea pubescens
Thymus mastichina (Mejorana)
Thymus granatensis
Thymus zygis (Tomillo aceitunero)
Tragopogon porrifolius (Barba de cabra)
Trifolium angustifolium
Trifolium arvense
Trifolium campestre
Trifolium pratense (Trébol de los prados)
Trifolium repens (Trébol blanco)
Trifolium stellatum (Trébol estrellado)

Trifolium tomentosum (Trébol de algodón)
Ulex parviflorus (Aulaga)
Umbilicus rupestris
Urtica dioica (Ortiga)
Veronica heredifolia
Verbena officinalis (Hierba sagrada, verbena)
Velezia rigida (Clavelillo seco)
Viburnum lantana
Vicia cracca

Vicia sativa
 

Polyommatus bellargus subsp alfacariensis / Aporia crataeg

Temas relacionados
Parque Natural de la Sierra de Huétor
Espacios naturales en Waste Magazine

Arboretum en la Alfaguara, Parque Natural, Itinerario Botánico


Series de vegetación
Fotos Sierra de Huétor
Centros de recuperación de rapaces
Setas en el robledal
Guía de plantas
Guía de Mariposas /Ropalóceros

Ropalóceros de la provincia de Granada
Guía de plantas

Fauna en Waste Magazine
Guía de aves
Reportajes de naturaleza



Copyright © Waste magazine








Reportaje publicado el 29 de mayo de 2012 - Diario IDEAL
Ver reportaje en PDF 
+ Reportajes de naturaleza en Waste 
Vuelve la artesanía a los espacios naturales

Los usos tradicionales de las materia primas de campos y bosques se convierten en  alternativa a la crisis 
Cómo llegar

Granada - Las Mimbres
A-92:_ Por la autovía hasta la salida hacia la Venta del Molinillo, en la antigua carretera de Guadix, y hasta el cruce de Las Mimbres.
A Prado Negro
Vía de montaña:_ Desde el área recreativa de Los Potros, girar a la derecha hasta el núcleo de Prado Negro. Junto al Mesón el jabalí, se inicia la bajada hacia las cascadas.
A las cascadas
Vereda y prados:_ El descenso discurre por una vereda por la que es fácil andar hasta un cruce de caminos. Seguir a la derecha hasta la zona de mayor frondosidad. Dejarse llevar por el sonido del agua.

Coordenadas
Para navegadores:_ El punto de llegada a Prado Negro es:  N-37º19’17.90’’ - W-3º27’09.71’’. Las coordenadas de las cascadas: N-37º19’03.03’’ - W-3º27’19.60’’
Videos de Naturaleza


Guías de Naturaleza 
* Guía de plantas, Descripción gráfica, fichas y datos. 
1.750  especies y fichas  # 8. 545 fotos 





Moluscos, marinos, terrestres, de agua dulce...

mm