-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Cambio Cimático y Parlamento Europeo
El plan de Europa contra el calentamiento global - 2009
Europa reducirá emisiones
El plan de Europa contra el calentamiento global - 2008



Los eurodiputados lo apoyan pero quieren reformas

Cambio Cimático y Parlamento Europeo
Febrero, 4 de 2009
El Parlamento Europeo ha adoptado el informe final de la comisión temporal sobre cambio climático tras casi dos años desde su constitución. La Eurocámara propone recortar entre un 25% y un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2020 y reducirlas un 80% para 2050. Además, el informe pide la creación de asociaciones de energía solar con países del mediterráneo y un objetivo de energía neta cero en los edificios de viviendas nuevos para 2015 y en los edificios públicos para 2020.

La Eurocámara manifiesta su preocupación por el hecho de que el cambio climático "es más rápido y más grave por sus efectos adversos de lo que se pensaba" y pide a la Comisión que evalúe "si el objetivo comunitario de 2ºC sigue cumpliendo la finalidad de evitar un cambio climático peligroso" (párrafo 1). Además, la UE y los demás países industrializados deberían establecer como grupo "un objetivo a medio plazo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero entre el 25% y el 40% para 2020, así como un objetivo de reducción a largo plazo del 80% como mínimo para 2050, en comparación con 1990" (párrafo 3).
Los diputados, que han aprobado el texto con 570 votos a favor, 78 en contra y 24 abstenciones,  subrayan la necesidad de "no capitular ante la complejidad del problema del cambio climático y de reaccionar con determinación visionaria". Además, proponen integrar el calentamiento global y el consiguiente cambio climático como nuevos parámetros de todas las políticas y destacan la importancia de aplicar medidas educativas para acabar con este problema, de forma que los ciudadanos participen activamente en el proceso (párrafos 195, 2, 194 y 11).

Recomendaciones específicas
El informe expone una serie de medidas que, según los eurodiputados, deberían aplicarse en ámbitos como la energía, los biocarburantes, la eficiencia energética, la movilidad, la logística, el turismo, el almacenamiento de carbón, la agricultura, la protección del suelo, la gestión del agua, los bosques, la pesca o la salud.

Las medidas propuestas incluyen:
un objetivo vinculante del 20% de eficiencia energética para 2020, así como objetivos intermedios concretos de reducción (párrafo 48);
la creación de asociaciones de energía solar con terceros países del ámbito mediterráneo, con el objetivo de producir energía solar y transferirla a la UE (párrafo 35);
el objetivo a largo plazo en el sector de la construcción en Europa debería ser la energía neta cero en los edificios de viviendas nuevos para 2015 y en los edificios públicos y comerciales nuevos para 2020 (párrafo 61);
una comunidad europea de la energía renovable (párrafo 29);
desarrollo de tecnologías de transporte respetuosas con el medio ambiente, como el hidrógeno, la electricidad, las pilas de combustible, las tecnologías híbridas o los biocombustibles avanzados (párrafo 93);
objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la agricultura (párrafo 103);
la constitución de un fondo europeo del clima y/o de fondos análogos en los Estados miembros (párrafo 168);
una superred a escala de la UE que sea accesible a todos los tipos de proveedores de electricidad (párrafos 193 y 30);
educar a los ciudadanos y proporcionarles incentivos para reducir las emisiones de modo asequible, por ejemplo, mediante el desarrollo de información sobre el contenido de carbono de los productos y servicios (párrafo 193); auditorías energéticas gratuitas en los Estados miembros para permitir a los ciudadanos reducir su consumo de energía y sus emisiones (enmienda 4);
la Comisión y los Estados miembros deberían respaldar el llamamiento de las Naciones Unidas en favor de un «New Deal ecológico» (enmienda 46).

Energía nuclear
Los diputados reconocen los diferentes enfoques de los Estados miembros en relación con la energía nuclear e instan a la Comisión a que "preste una atención especial a los residuos radioactivos y su ciclo completo, con el fin de mejorar la seguridad" (párrafo 41).

Marco financiero
El Parlamento Europeo considera que el cambio climático debería ser una de las áreas prioritarias del próximo marco financiero plurianual. Por otra parte, el informe sugiere movilizar recursos adicionales para ayudar a los países en desarrollo a hacer frente al cambio climático, así como integrar la reducción de las emisiones y las medidas de adaptación a las consecuencias del cambio climático en programas de ayuda al desarrollo (párrafos 174-177 y 21).

El trabajo de la comisión temporal de Cambio Climático
La comisión temporal sobre Cambio Climático fue constituida el 25 de abril de 2007. El 18 de febrero de 2008, el Parlamento decidió ampliar el mandato de la comisión hasta el 9 de febrero de 2009. El 21 de mayo de 2008, el pleno aceptó el informe provisional de la comisión parlamentaria sobre los datos científicos del cambio climático: resultados y recomendaciones para la toma de decisiones.

Ponente: Karl-Heinz FLORENZ./ Procedimiento: iniciativa.

Más información
Libro verde: «Adaptación al cambio climático en Europa: Opciones de actuación para la UE»
http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2007:0354:FIN:ES:PDF


El plan de Europa contra el calentamiento global - 2008


24.01.08 - Fernando Pescador / IDEAL / Waste
LA Comisión Europea ha dado forma definitiva a su propuesta para hacer frente al cambio climático más allá de 2012 -cuando concluyen los compromisos asumidos en los acuerdos de Kioto- con un paquete de iniciativas de gran alcance mediante el cual Bruselas pretende hacer realidad los objetivos establecidos por su cumbre europea del pasado mes de marzo. Estos son a grandes rasgos: que en 2020 Europa emita un 20% menos de gases causantes de efecto invernadero que en 1990; que las energías renovables representen al menos el 20% de la energía final consumida; y que los biocarburantes alcancen al 10% de los consumos del parque automovilístico. El coste económico para el europeo medio será cuantioso: supondrá 150 euros al año, es decir, 12 euros al mes, o, lo que es lo mismo, tres euros a la semana durante los próximos doce años para luchar contra el calentamiento.
Lo que presentó la Comisión con gran ceremonia es el ajuste por los Estados miembros de esos objetivos y otras iniciativas con las que se pretende garantizar el cumplimiento del plan global: una modificación muy importante del mecanismo de intercambio de derechos de emisión existente en Europa desde hace 3 años (ETS en sus siglas inglesas); la asignación de obligaciones concretas a cada Estado miembro en lo que concierne a las materias que no están cubiertas por el ETS; una directiva para la promoción de energías renovables; otra sobre captura y almacenamiento subterráneo del carbono, y un nuevo marco para las ayudas de Estado orientadas a la salvaguardia del medio ambiente.
Empezando por el ETS, hay que decir que la propuesta de la Comisión es ambiciosa: frente al 50% de las emisiones de CO2 que el mecanismo controla actualmente, lo que Bruselas quiere es que en 2020 no sólo se ocupe de este gas, sino de todos los que contribuyen al efecto invernadero, y que esta gestión alcance al 40% de estas emisiones. La Comisión pretende, por lo tanto, que este contestado mecanismo -interlocutor obligatorio ya en Europa para más de 10.000 industrias, entre las que figuran refinerías, térmicas y siderurgias- se convierta en el foco de referencia obligado para la mayor parte de la producción industrial de toda la UE. Los derechos de emisión no serán detentados por los Estados miembros, sino que los gestionará la Comisión Europea.
Además, y contrariamente a lo que ha sucedido hasta ahora, esos derechos para contaminar no serán gratuitos, las empresas tendrán que pagar por ellos y cada año será menor el tonelaje de emisiones que saldrá a subasta. Las empresas generadoras de energía participarán desde el primer momento (2013) en la subasta de derechos de emisión, mientras que otros sectores industriales o el de la aviación, lo irán haciendo paulatinamente.
La Comisión establece dos salvedades. De un lado, las industrias que emitan menos de 10.000 toneladas de CO2 al año no tendrán que participar en el ETS. De otro, los sectores no cubiertos por el mecanismo, como la construcción, el transporte, la agricultura y las basuras, tendrán que haber situado en 2020 sus emisiones un 10% por debajo de los niveles registrados en 2005.

España triplica el margen
Todo ello como norma general. Su aplicación por Estados miembros se traduce en una horquilla de capacidades para contaminar que oscila entre el +20 y el -20% con respecto a los márgenes de 2005. A España, que ha triplicado el margen de vertidos que se le concedía en los acuerdos de Kioto, se le pide ahora que reduzca su contaminación causante del efecto invernadero un 10% con respecto a 2005, lo cual, según fuentes comunitarias conocedoras del tema, está de acuerdo con las aspiraciones formuladas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. 
El coste para España de estos objetivos rondará el 0,4% de su PIB, lo que está por debajo de la media, que ayer Barroso cifró en el 0,5% del PIB comunitario.
Como ya sucediera a mediados de la pasada década, cuando se estableció el reparto de sacrificios entre los socios europeos para hacer frente a los compromisos de Kioto, las economías menos desarrolladas de la UE (la mayor parte de los recién adheridos) podrán acrecentar sus emisiones, en virtud de una clave de PIB per cápita. En el extremo contrario de la horquilla, países como Dinamarca, Irlanda y Luxemburgo tendrán que efectuar los mayores esfuerzos en reducción de vertidos. En Copenhague han comenzado a cundir las protestas.

Llenar tres depósitos
Todo este mercado de emisiones contaminantes debería generar unos ingresos anuales de 50.000 millones anuales al término del periodo contemplado. El dinero iría a parar a las administraciones nacionales que, según la Comisión, deberían emplearlo en mejorar el impacto medioambiental de la producción, ampliar la investigación en sectores de futuro como las energías renovables, la captura de carbono y su almacenamiento subterráneo y la I+D.
Barroso cifró el costo global de este paquete en unos 60.000 millones hasta 2020, lo que representa, decía, «unos 150 euros por persona o tres veces el llenado del depósito de un coche medio. Es decir, una décima parte del costo estimado si no hacemos frente al problema, que podría costar entre 1.500 y 3.000 euros a cada europeo».


Los eurodiputados apoyan las medidas de la UE pero piden mejoras
Bruselas, 23 de enero de 2008
Los eurodiputados respaldan, en líneas generales, el paquete de energía y cambio climático que presentó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en un pleno extraordinario del Parlamento Europeo. Sin embargo, los diputados mostraron sus inquietudes por cuestiones específicas, como el impacto en la economía y el empleo, los biocombustibles y el papel de la energía nuclear. La Eurocámara tendrá ahora que adoptar su posición sobre la nueva legislación.
Durante su presentación, Barroso explicó los objetivos generales de la propuesta. Entre ellos reducir en un 20% las emisiones de los gases de efecto invernadero para 2020, objetivo que "se podrá incrementar hasta el 30% con un acuerdo internacional". También se busca que las energías renovables alcancen el 20% del uso total de energía en 2020 y mejorar un 20% la eficiencia energética para el mismo año.
Barroso subrayó que "el cambio climático es global y por eso tenemos que plantear nuestras propuestas de manera que los demás se unan a ellas". También habló de la renovación del Sistema de Comercio de Emisiones (ETS en sus siglas en inglés) y dijo que servirá para "reducir las emisiones de la industria y otros emisores". Además, aseguró que se necesitan objetivos nacionales vinculantes para que los Estados miembros "sepan exactamente qué tienen que hacer fuera del sistema ETS, en sectores como el transporte, la construcción o la agricultura".

Asimismo, se promoverán nuevas normas para capturar el carbón y objetivos nacionales vinculantes para las energías renovables, que, según Barroso, es un sector que generará un millón puestos trabajo de aquí a 2020.
Barroso destacó el papel del transporte para reducir las emisiones y recordó que "forma parte de nuestro mandato conseguir un objetivo del 10% de biocombustibles". En este sentido, "hemos respetado la idea de sostenibilidad medioambiental y la promoción del rápido desarrollo de biocombustibles de segunda generación".
Además, reconoció que los cambios van a costar mucho, pero abogó por realizar un esfuerzo complementario, ya que estos cambios "costarán a cada ciudadano tres euros por semana, mientras que los costes de la inacción ascienden a los 50 ó 60 euros por semana" y concluyó que "el coste no hacer nada es diez veces mayor, cada día el precio del combustible sube y baja el coste real de este paquete".
También señaló que "hay sectores en los que el coste de reducción de las emisiones puede ser grande, ya que las fábricas pueden acabar en los países que no hacen nada". Por eso, necesitamos un acuerdo internacional, en caso contrario, debemos dar seguridad jurídica a las empresas que tengan acceso al ETS sin cargo. Las industrias que consumen mucha energía tendrían permisos ETS sin cargo. "Si nuestras expectativas de un acuerdo internacional no se cumplen, tendríamos que pedir a los importadores que compren sus permisos como lo hacen sus competidores europeos, pues este sistema es compatible con los requisitos de la OMC".

Grupos políticos
Marianne THYSSEN (PPE-DE, Alemania) dijo que "Europa muestra hoy que a nivel mundial puede tener papel de precursor". Subrayó que el cumplimiento de estos objetivos requerirá "decisiones difíciles y el compromiso de todos los interesados".
Recalcó asimismo el apoyo de su grupo al plan de acción e indicó que "veremos qué se puede hacer al respecto propuestas nacionales y sectoriales". Pidió que no se olviden los objetivos económicos y señaló que, de no respetar el ETS, "se perderán puestos de trabajo". También abogó por "escuchar comentarios de los colegas nacionales y locales, así como de la sociedad civil".
Dijo estar de acuerdo con el enfoque diferenciado porque "tiene en cuenta la situación geográfica de los diferentes Estados miembros y las características de las industrias".
Finalmente, concluyó que "tenemos que tener una política energética propia", pues "yano es posible seguir produciendo tanto CO2".
Hannes SWOBODA (PSE, Austria) alertó de que "hay que tener cuidado con los biocombustibles" e invertir más en investigación para que la segunda generación se convierta en una realidad lo antes posible".
En cuanto a las emisiones de CO2, "muchos dirán que un 20% es poco y que no hay garantías de conseguir objetivos, pero no tiene sentido que Europa vaya sola por un camino y el resto del mundo por otro".
También criticó a la Comisión porque "tarda demasiado en actuar y hay que plantearse qué haremos en caso de que no haya acuerdos internacionales". Preguntó además si se tomarán medidas arancelarias y concluyó que "necesitamos pensarlo ya para tener en cuenta los efectos económicos".
En esta legislación se tienen en cuenta la economía, la industria, el medio ambiente y el empleo.
Graham WATSON (ALDE, Reino Unido) aseguró que el cambio climático es el mayor problema al que se enfrentan en la actualidad los gobiernos y los ciudadanos. Se lamentó de que "las democracias nacionales se ven dirigidas por la gestión de crisis en demasiadas veces, hay acciones muy tardías" y recordó que hace 30 años los científicos ya alertaron cambio climático. Recordó la necesidad urgente de legislación en este ámbito y recalcó que "podemos fomentar la economía y el empleo".
Liam AYLWARD (UEN, Irlanda) destacó que "estábamos esperando este paquete desde hace tiempo y por fin se hace realidad". El diputado apuntó que "ahora podemos reducir el 20% del CO2 aumentado las cuotas de renovables". Esos porcentajes, según Aylward,  aportarán "estabilidad en el mercado y promoverá la energía renovable, así como la eólica y  los alimentos convertibles'. Sin embargo, los biocombustibles no son la única solución, según apuntó, "quizás el 20% sea un objetivo demasiado ambicioso y tenemos que tener en cuenta también la industria de los alimentos". La segunda propuesta de la CE "es positiva, pero hay que plantearse una tercera" concluyó.
Rebecca HARMS (Verdes/ALE, Alemania) recordó la Conferencia de Bali, donde la UE aunó esfuerzos por la protección del cambio climático. La diputada felicitó al comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, porque en aquella cumbre "me di cuenta de que la UE puede contar con el respaldo de sus ciudadanos". Sin embargo, "ese apoyo se puede perder si los dichos y los hechos se contradicen constantemente". Si no se mantiene la dureza contra el CO2, si no se cambia la política de transportes y si la eficiencia queda puesta entre bambalinas, apuntó Harms, todas estas propuestas son "inadmisibles". El mercado libre no va a solucionar el problema, hay que protegerlo de la India y de la contaminación industrial. Sólo con propuestas ambiciosas a escala comunitaria y si se protege el clima con "frágiles herramientas" no conseguiremos nada.
Roberto MUSACCHIO (GUE/ENG, Italia) agradeció a la CE su nuevo paquete legislativo, porque "es señal de que Europa se toma en serio estas líneas políticas que queremos construir", pero el diputado señaló que hay puntos que no comparto, como el riesgo de asimilar la energía nuclear. Musacchio abogó porque se apruebe el paquete antes de las elecciones europeas y pidió que los compromisos de reducción general sean creíbles". Además, propuso reflexionar sobre nuevos términos, como el cálculo de renta per capita que ya planteó la canciller alemana Angela Merkel, así como tener en cuenta aquellos países como África que contaminan menos pero que se ven afectados igualmente por el cambio climático.
Johannes BLOKLAND (IND/DEM, Países Bajos) señaló que hoy "es un día importante para la política energética y para el clima". Hay medidas que deben adoptarse y ahora nos  encontramos con un proyecto legislativo decisivo". El diputado propone estudiar estas propuestas primero. "Ya se han hecho críticas con la industria, sin embargo, ha llegado la hora de actuar. Las nuevas fuentes de energía para responder al 20% de aquí al 2020 así como los biocombustibles. La comisión de Medio Ambiente es la que va a velar por que esto se cumpla. El diputado abogó por "seguir adelante asumiendo responsabilidades: equidad y responsabilidad de los países para el medio ambiente".
Irena BELOHORSKÁ (NI, Eslovaquia) agradeció a la Comisión Europea las propuestas presentadas. En Bali se presentó un plan que propuso Fondos de adaptación. La UE debe tener "liderazgo a la hora de afrontar esos principios". La diputada abogó por definir las compensaciones a China y a India y destacó que los esfuerzos serán "inútiles" si Estados Unidos no se toma en serio los acuerdos.

Diputados españoles
La diputada socialista Inés AYALA se congratuló del nuevo paquete legislativo y afirmó que es un programa 'muy esperanzador" y lleno de retos "apasionantes". No obstante, señaló uno de los "mayores retos" para la nueva legislación, que es el sector del transporte, en el que el papel de la logística es clave para la reducción de las emisiones. También se refirió al plan de transporte urbano y al proyecto Galileo, "que hasta ahora ha estado poco desarrollado" y supone un gran desafío.


Temas relacionados 
Ecología y Medio Ambiente en Waste

Copyright © Waste magazine









VÍDEOS DE NATURALEZA


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es