TEMAS * CAMBIO CLIMÁTICO * CUMBRE DE PARÍS------
.
París, cumbre del clima 2015
El acuerdo contra el cambio climático une a 195 países
12 diciembre 2015. Agencias / IDEAL / Waste

Un histórico acuerdo mundial contra el cambio climático, que une por primera vez en esa lucha a países ricos y en desarrollo, fue aprobado por 195 países en una conferencia cargada de emoción en París.
Seis años después de la fallida conferencia del clima de Copenhague, la comunidad internacional demostró que tomó conciencia de un problema que amenaza la vida en el planeta.
"Miro a la sala", dijo rápidamente el canciller francés Laurent Fabius. "Veo que la reacción es positiva, no oigo objeciones: el Acuerdo de París sobre el clima queda aprobado" añadió con nerviosismo, antes de pegar un martillazo, como manda la tradición.
Los asistentes irrumpieron en vítores y aplausos, y muchos rostros reflejaron los años de esfuerzo diplomático.

El Acuerdo de París reemplazará a partir de 2020 al actual Protocolo de Kioto y sienta las bases para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y, más importante aún, para empezar a soñar con un mundo sin combustibles fósiles.
Dos semanas de negociaciones, conducidas con maestría por la diplomacia francesa, llevaron a un resultado que plantea enormes retos para el sector energético, pero al mismo tiempo grandes oportunidades para los que apuesten por las energías limpias.
 
El texto, de 31 páginas en inglés (40 en castellano), vincula la suerte de las grandes potencias emisoras de gases de efecto invernadero, como Estados Unidos y China, a la de las pequeñas islas del Pacífico amenazadas por la subida del nivel de los océanos.

Los países industrializados, responsables históricos del problema, deberán ayudar financieramente a los países en desarrollo.
Pero las potencias emergentes que lo deseen, como de hecho ya ha empezado a hacer China, podrán hacerlo también, de forma voluntaria.
Todos los países se comprometen a controlar mutuamente sus planes de reducción de emisiones, bajo un nuevo mecanismo en el sistema de la ONU, con plazos quinquenales a partir de 2023.
El objetivo es que esas emisiones, principales responsables del calentamiento del planeta hasta niveles récord, dejen de aumentar "lo antes posible" y luego se reduzcan "rápidamente", aunque sin fijar porcentajes, como querían los países más ambiciosos.

En la segunda mitad del siglo debería llegarse a un equilibrio entre las emisiones provocadas por las actividades humanas y las que pueden ser capturadas por medios naturales o tecnológicos.
El texto fue aprobado por consenso, no sin forcejeos diplomáticos de última hora, mientras la sala en pleno esperaba su solución.
Los grupos de países habían tenido varias horas para examinarlo.
Un grupo decisivo de una veintena de países, denominado de Pensamiento Afín, con India, China, Arabia Saudita, Venezuela y Cuba, considerado el más duro a la hora de negociar, dio su beneplácito.
También el G77, que agrupa a 134 países en desarrollo y emergentes, dio su luz verde, lo que abría la puerta a la aprobación definitiva.

El texto propone limitar el aumento de la temperatura del planeta "muy por debajo de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales", y "seguir esforzándose por limitar el aumento de la temperatura a 1,5 ºC".
Eso satisface tanto a los países emergentes, que no quieren comprometer su desarrollo económico, como a los países más vulnerables a los desastres meteorológicos, que exigen un drástico cambio de rumbo energético.

Las organizaciones ecologistas consideraron un avance este acuerdo, aunque no un éxito rotundo.
"La rueda del clima gira lentamente, pero en París ha girado. Este acuerdo deja a la industria de los combustibles fósiles del lado equivocado de la historia", dijo el director de Greenpeace Kumi Naidoo.
Los países en desarrollo recibirán 100.000 millones de dólares "como mínimo" a partir de 2020, una cifra que sería revisada "a más tardar" en 2025.
Esa era una exigencia que tiene su origen en la fallida conferencia de Copenhague, y que une a todos los países en desarrollo sin excepción.
Pero esa parte clave queda fuera del "núcleo duro" del texto, y es situada en el capítulo de decisiones, para evitar entre otros los obstáculos del Congreso estadounidense, en manos de los republicanos.

El gran escollo en los últimos años ha sido la exigencia de los países ricos de que las potencias emergentes que más contaminan también contribuyan. 
China es el primer emisor de gases de efecto invernadero del mundo, Estados Unidos el segundo, la Unión Europea el tercero, India el cuarto.
El texto especifica que los países desarrollados "suministrarán" la ayuda a sus socios en desarrollo, y que "otras partes son alentadas a suministrar o continuar suministrando su apoyo voluntariamente".
Esos 100.000 millones son "un punto de partida valioso, pero sigue siendo menos del 8% del gasto militar anual" del mundo, recordó un científico, Ilan Kelman, del University College de Londres. 
Los países se comprometen, si el texto es aprobado, a evaluar en 2018 sus planes de reducción de gases de efecto invernadero (INDC).
Esos INDC fueron uno de los puntos culminantes de la preparación de esta conferencia, un trabajo de fondo de la diplomacia francesa.
Por lo menos 186 países han presentado hasta la fecha esos INDC, lo que representa más del 95% de las emisiones en todo el planeta.
Cuando el acuerdo entre en vigor, en 2020, las revisiones de esos INDC se realizarán cada cinco años, a partir de 2023.
 

Las claves del acuerdo sobre el clima
El documento identifica al cambio climático como "una amenaza urgente y potencialmente irreversible" para la humanidad y el planeta
Estos son los principales puntos del proyecto de acuerdo sobre el clima sometido este sábado en la conferencia de París (COP21) a la aprobación de 195 países:
El documento identifica al cambio climático como "una amenaza urgente y potencialmente irreversible" para la humanidad y el planeta. Comprueba por eso "con preocupación" que los compromisos sumados de todos los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) distan aún mucho de las reducciones necesarias para contener la agravación del calentamiento global. El objetivo del acuerdo es contener el aumento de la temperatura "bien por debajo de los 2 grados" respecto a la era preindustrial y realizar "esfuerzos para limitar ese aumento a 1,5 grados".

El mundo debe esforzarse en que las emisiones de GEI dejen de aumentar "lo antes posible" y empiecen a reducirse "rápidamente". En la segunda mitad del siglo, debería llegarse a un equilibrio entre las emisiones de GEI provocadas por las actividades humanas (como la producción de energía y la agropecuaria) y las que pueden ser capturadas por medios naturales o tecnológicos, como por ejemplo los bosques o las instalaciones de almacenamiento de carbono.
El proyecto de acuerdo eliminó las referencias, presentes en borradores anteriores, al término "neutralidad de carbono", al que se oponían con vehemencia grandes productores de petróleo como Arabia Saudita.

Los países desarrollados, emisores históricos, tomarán la delantera en los recortes de emisiones de GEI en términos absolutos. Los países en desarrollo, que aún necesitan generar energía con carbón y petróleo, son alentados a orientar sus esfuerzos hacia la realización de recortes. El documento insta a los países ricos a respaldar los recortes de emisiones de las naciones en desarrollo.
En 2018, dos años antes de la entrada en vigor del acuerdo, los países evaluarán los impactos de sus iniciativas contra el calentamiento global y analizarán nuevamente sus planes de reducción de emisiones de GEI. Cuando el acuerdo cobre efecto, las revisiones de realizarán cada cinco años, a partir de 2023.

Los países desarrollados "proporcionarán" apoyo financiero a la reconversión energética de los países en vías de desarrollo y a enfrentar fenómenos relacionados con el cambio climático, como la intensificación de las sequías y los huracanes.
Fuera de las partes jurídicamente vinculantes, el documento establece la suma de 100.000 millones de dólares anuales como "base" de los montos aportados por los países ricos. La suma se actualizará en 2025. Se reconoce a las islas vulnerables al alza del nivel de los océanos y a los países pobres más expuestos al cambio climático el derecho a obtener respaldos para "prevenir, minimizar y reparar" las pérdidas.

Los datos del cambio climático
Según datos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC).
GASES DE EFECTO INVERNADERO (GEI):
El efecto invernadero es un fenómeno natural resultante de la absorción y reflexión por ciertos gases de la atmósfera de una parte de la radiación infrarroja de la Tierra, que retiene de esa forma el calor.
Este fenómeno se ve acentuado por la liberación más importante en la atmósfera de gases resultantes de la actividad humana, que provocan un calentamiento acelerado del clima.
El dióxido de carbono (CO2) es el principal gas de efecto invernadero de origen antrópico (76% de las emisiones). Los otros son el metano (16%), el protóxido de nitrógeno (6%) y los gases fluorados (2%). Cada gas tiene una capacidad diferente para retener el calor.

EMISIONES DE GEI:
Las emisiones de GEI son más elevadas que nunca. En 2010, alcanzaron 49 gigatoneladas de equivalente CO2.
El alza de las emisiones se acelera: +2,2% por año entre 2000 y 2010, contra +1,3% por año entre 1970 y 2000.
Las energías fósiles y la industria representaron 78% de las emisiones entre 1970 y 2010.
Los sectores de actividad que más emiten GEI son la producción de energía (35%), agricultura y forestación (24%), industria  (21%), transportes (14%), construcción (6%).
Los pincipales países emisores son China (alrededor de 24%), Estados Unidos (15,5%), la Unión Europea (11%), India (6,5%), Rusia (5%).

CONCENTRACIÓN EN LA ATMÓSFERA:
Las concentraciones actuales de GEI son las más elevadas registradas en 800.000 años.
La concentración media de los GEI era de 430 ppm CO2eq (CO2 equivalente en partes por millón) en 2011.
Para tener mayores probabilidades (entre 66 y 100%) de limitar el alza de temperatura global a 2ºC, esa concentración no debe superar 450 ppm CO2eq en 2100.

ALZA DE TEMPERATURAS:
El promedio global en la superficie del planeta ganó 1°C entre 1880 y 2015.
El alza no es homogénea: es más importante en los continentes y a nivel de los polos.
Las tres últimas décadas han sido sucesivamente las más calurosas desde 1850. La temperatura en la superficie de los océanos se elevó 0,11°C por década entre 1971 y 2010.

EVOLUCIÓN DE LAS EMISIONES:
El IPCC imaginó 4 escenarios. 
En ausencia de nuevas medidas para reducir las emisiones, el alza global de las temperaturas alcanzará probablemente entre 3,7 y 4,8°C a fin de siglo con relación a 1850-1900.
El umbral de 2°C implica que las emisiones acumuladas no superen 2.900 Gt de CO2.
Para alcanzar este objetivo, se debería reducir entre 40 y 70% las emisiones de GEI de aquí a 2050 (con relación a 2010) y hacerlas desaparecer en 2100.
Reducir fuertemente las emisiones exige inversiones de varios cientos de miles de millones de dólares por año de aquí a 2030.
Para intentar frenar el calentamiento global a +1,5º, una temperatura también mencionada en el acuerdo de París, el esfuerzo sería aún más importante y casi irrealizable, si se tienen en cuenta el nivel de emisiones actual.

Temas relacionados

El Cambio Climático en Waste Magazine. web especial

Guía de plantas
Guía de Mariposas /Ropalóceros
Guía de Aves
Guía de especies marinas

Humedales: "Agonia en los riñones del Planeta"
Humedales, el ecosistema del agua El sur de América








Sierra Nevada, testigo del cambio global
El calor avanza, la nieve dura menos, los ríos se agotan, los bosques, fauna y flora ascienden a las cumbres y los pueblos ganan en calidad de vida, es la radiografía de la sierra en el  siglo XXI
IDEAL 15 de noviembre de 2015
El agua y la vida, Víctimas del calentamiento global. En materia de alimentos, producirá una fuerte caída del rendimiento de las cosechas de los países en desarrollo
Cambio climático, hábitos del día a día
Una opinión sobre la realidad del cambio climático
El Cambio Climático Global 

Desde hace más de 20 años los científicos vienen advirtiendo que la temperatura de nuestro planeta está aumentando debido a la actividad industrial, y que esto está  causando cambios en el clima de la tierra.
Cambio climático - La tierra tiene fiebre...  Aún hay esperanza
Camino a una catástrofe climática

Los últimos 10 años han sido los más calurosos desde que se llevan registros y los científicos anuncian que en el futuro será aún más caliente
Cambio climático y energía nuclear

La energía es fundamental para el desarrollo social y económico de la humanidad. Las decisiones que se tomen hoy determinarán nuestra forma de vida y la clase de mundo que legaremos a las generaciones futuras. 
Entrevista con Manuel Toharia

"El cambio climático es una constante en la historia de la Tierra", pero a ritmo lento»

Protocolo de Kioto y cambio climático, razones y consecuencias

Preguntas sobre el protocolo
El imparable cambio climático
El Protocolo entra en vigor
El cambio climático amenaza con anegar zonas costeras de España y con más sequías
Efectos en la península Ibérica
Kioto 2, más allá del 2012
IX Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático - Montreal - diciembre 2005
Siete grados más en verano

Cuencas resecas y más incendios
Migraciones hacia el Norte
Más plagas y parásitos
Más enfermades y menos turismo
nn
Alteraciones climáticas: 2040, llega el no futuro - Reportaje
La primera línea de playa en el litoral de la península Ibérica, llamado a desaparecer
Deltas y estuarios han perdido ya decenas de metros de tierra, el mar gana a los deltas mediterráneos y saliniza las marimas en los estuarios atlánticos
Restaurar, proteger y gestionar, las soluciones
Aves, migraciones más largas
Plantas, las especies de alta montaña se quedan sin cumbres


vv



--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es