VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * SNORKEL * BUCEAR * BIODIVERSIDAD MARINA ---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--
--

 
¿Quién nada bajo tus pies?
Bucear en aguas someras, snorkel en la playa
Un universo desconocido se abre ante tus ojos, a pocos centímetros de profundidad, en cualquier playa... en cualquier roca
La frontera entre tierra y mar, orillas y rompientes, albergan ecosistemas en los que se desarrollan numerosas especies animales, e incluso sirven de guardería de alevines
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
No estamos solos, ni siquiera en la playa más recóndita. Bañarse en las aguas del mar es compartir espacio con habitantes de otro universo. Aunque no les veamos están ahí, en aguas someras, a pocos centímetros de nuestros pies. Son vertebrados e invertebrados, organismos que viven bajo las aguas, unos desconocidos y otros que habitualmente forman parte de la dieta humana y vemos en los mercados. Desde lisas y lanzones, de casi medio metro de longitud a los pequeños gobios que se esconden entre las piedras. Grandes crustáceos (cangrejos de largas y fuertes pinzas), y otros tan minúsculos que se pegan a las conchas de los mejillones y se les ve solo con lupa.

Los habitantes de estos ecosistemas, arenosos o rocosos, según sea la playa, de rompientes, piedras o paredes, pueden observarse con facilidad. Basta con mirar. Solo es necesario unas gafas de buzo y un tubo respirador para practicar lo que siempre se llamó bucear en la playa y ahora se conoce como ‘snorkel’. No es necesario irse a grandes fondos. Las aguas someras, entre 50 centímetros y tres metros de profundidad ofrecen una visión perfecta del universo del mar.

Las playas del Mediterráneo son especiales, sobre todo las que presentan pendientes en las que dejas de hacer pie con solo nadar unos metros desde el rompeolas, lo que favorece la presencia de especies marinas que no se acercarían demasiado a la orilla si tuviesen que recorrer muchos metros a escasa profundidad. Alevines de sargos, besugos, bogas y lisas, nadan entre las espumas que se forman en el rompiente. No les preocupa la presencia humana, y se acercan a las piernas de los bañistas. Junto a ellos, algún que otro ejemplar de pez plano, de pequeños representantes de los lenguados como los tapaculos, que se camuflan en la arena e intentan alimentarse de las partículas que remueven las olas al romper. Y bajo la arena, moluscos bivalvos, almejas y coquinas, que se localizan por las burbujitas de aire que, cíclicamente, salen desde el fondo. 
En una playa arenosa, las especies a observar cambian con el incremento de la profundidad. A partir de un metro y medio, las aguas superficiales son territorio de pequeños bancos de bogas, besuguillos juveniles, jureles, picareles, y boquerones. Los grupos de lisas, ya de un cierto tamaño (de 20 a 40 centímetros) huyen ante la presencia del buceador. Se pueden observar desde abajo si se realiza una mínima inmersión. Y en aguas medias, nadan las herreras. Abajo, entre el fango, salmonetes de arena, lenguados de mayor tamaño, y arañas que solo dejan ver su cabeza rayada, y que no deben tocarse porque poseen una espina urticante. 
Entre dos aguas, evolucionan las medusas, las pequeñas y peligrosas Pelagia noctiluca, y las grandes medusas del Mediterráneo, Rhistozoma pulmo y Cotylorhiza tuberculata, con forma de huevo frito y que suele llevar una corte de pececillos entre sus tentáculos. Estas dos especies, que también poseen cnidocistos tóxicos, no son tan peligrosas para el hombre como las pequeñas que forman verdaderas plagas.

Universo de color
En las piedras y rocas todo cambia. Bucear en playas con fondos rocosos, e incluso junto a paredes de acantilados, es una experiencia inolvidable y un intenso ejercicio de observación de la naturaleza. Es posible contemplar más de una veintena de especies animales en movimiento con solo permanecer unos minutos bajo el agua. En los fondos de piedras, que suelen darse en playas pequeñas o en los extremos de las calas, la vida marina se presenta desde la orilla. Es fácil ver entre las oquedades y las algas, el movimiento de pequeños pececillos, generalmente blancos con rayas marrones y negras transversales, son diversas especies de la familia de los blénidos, algunas de ellas de color azul, y otras amarillas y verdes, con pequeñísimos cuernecitos enramados, como el Parablennius pilicornis, al que llaman mona y vieja,  y que se puede ver también de un color amarillo intenso. E incluso los Salaria pavo, que tienen todo el cuerpo de color verdoso surcado de rallas fosforescentes azules. Se mueven junto a salmonetes de roca y unos peces alargados, elegantes, de rayas tansversales marrones en las hembras, y de vivos colores verdosos y blancos en los machos. Son las doncellas, (Coris julis) que compiten en territorio con una especie que se considera como importada de mares tropicales, el Thalasoma pavo, llamada fredi, de color dorado y verde, con líneas transversales y la cabeza surcada de un rayado en forma de celosía azul en un fondo de color rojo. Son los reyes de los espacios fronterizos entre piedras, rocas y fondos de acantilados. 

También con la cabeza surcada por un entramado de líneas el pez escriba defiende su territorio entre las piedras e incluso se enfrenta directamente con el buceador. Se llama así porque el rallado de su cabeza se parece a la grafía de los escribas árabes. 
En las oquedades de las rocas, meros, grandes y pequeños, y gitanos, abadejos y grandes cefalópodos, jibias  y pulpos, que se camuflan de tal modo que solo se pueden ver cuando se mueven o se detecta el brillo de un ojo que te mira. Si se les molesta saldrán de estampida a la vez que sueltan su tinta para intentar ocultarse.

Frontera pedregosa
Y en los espacios entre rocas y arena, pequeños grupos de sargos (Diplodus sargus), de mojarras (Diplodus vulgaris). Son peces plateados de cuerpo ovalado, que se diferencian en que el primero es liso con pequeñas líneas marrones, mientras que las mojarras presentan una banda   negra y ancha entre la cabeza y el cuerpo, y un anillo en el inicio de la cola. Casi igual, pero sin la mancha tras la cabeza, nadan los raspallones (Diplodus anularis). Un anillo similar, rodeado de una banda blanca, tienen las obladas, también plateadas, pero mucho más pequeñas y que nadan siempre en grupos numerosos sobre las rocas sumergidas.
Junto a ellos, los grandes sargos, el sargo imperial (Diplodus cervinus), con el cuerpo cruzado verticalmente por grandes líneas marrones o negras, y grupos de salpas, similares a los besugos y percas, pero con el cuerpo rayado con líneas amarillas transversales. Hay bancos de castañuelas, Chormis chromis, que son de color pardo, pero que suelen acompañar a alevines de un vistoso e intenso color azul-añil. 
Todos ellos son solo una pequeña muestra de un universo que está ahí, al alcance de todos y que puede ser observado con facilidad, pero que también debe ser respetado porque de él depende la estabilidad ecológica del mar y la tierra.


Guía de Especies marinas en Waste Magazine

Peces # Cnidarios # Moluscos # Equinodermos # Crustáceos # Tunicados # Ctenóforos # Poríferos # Anélidos # Reptiles # Brioozoos # Mamíferos # Algas # Fanerógamas







Reportaje publicado en IDEAL el 21 de agosto de 2013
Serie: Panorámicas

SUB, VIDA MARINA, temas, reportajes, informes, fotos, documentos 
Un paseo por la playa 
Una mirada al mar 
Praderas marinas en peligro 
Contaminacion mediterránea 
Algas asesinas 
Un paseo entre conchas
Cetáceos en peligro . Informe 
Tortugas marinas 

Pezqueñines Tallas de inmaduros 
Contaminacion en el Mediterráneo


--------Grandes medusas, especies, datos...
Quisquillas, pollas de mar y pampanillos


Reportaje publicado en IDEAL el 22 de mayo de 2013
Ver y descargar en PDF: Reportaje completo. 



Los mejores lugares de la costa de Granada y sus coordenadas
La Herradura: En la zona de Cerro Gordo, piedras y rocas de la playa.  36°44’19.04’’N-  3°45’14.59’’O
Marina del Este: En la escollera situada entre la playa y el puerto. 36°43’23.82’’N-3°43’37.60’’O
Almuñécar: Playas de Cotobro. 36°43’57.71’’N-3°42’47.88’’O
La Caleta: En las rocas del paseo sobre el acantilado. 36°44’39.98’’N- 3°36’9.23’’O
Peñón de Salobreña: Junto a las rocas del peñón y en la playa próxima. 36°44’12.06’’N- 3°35’33.87’’O
La Rijana: En las piedras y junto a las paredes de acantilados. 36°42’33.61’’N-3°23’31.32’’O
La Mamola: Las piedras de las escolleras. 36°44’54.77’’N-  3°16’21.73’’O
Peñón de San Patricio: En la playa de Melicena. 36°44’59.54’’N-3°14’1.46’’O
La Rábita: En las rocas del acantilado y en las zonas próximas. 36°44’56.83’’N-  3°10’31.09’’O


 


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es