--

VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Reportajes de fauna, flora, rutas.... 


HUMEDAL Y TURBERAS DE PADUL * ANILLADO DE AVES---------© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste------------
---

-
-
-
-
-
-
-
 
Anillado de aves
Estación Ornitológica de Padul * Reportajes

Un padrón con alas (invernantes) Reportaje, fotos, video 
Aves en el paso postnupcial  Reportaje, fotos, video
Aves en el paso pretnupcial (Charca de Suárez) Reportaje, fotos, video 





Un padrón con alas - Anillado de invernantes
Ornitólogos realizan anillamientos en Padul para elaborar el censo de las aves que habitan en el municipio
Más de 200 especies de avifauna forman un ‘vecindario’ que sobrevive gracias a las lagunas y turberas

Por Juan Enrique Gómez - IDEAL / Waste Magazine
Se llaman Anthus spinoletta, Luscinia svecica, Gallinula chloropus, Gallinago gallinago y Saxicola torquata. Son sus nombres y apellidos, pero sus vecinos les conocen por sus apodos: Bisbita, Pechiazul, Polluela, Agachadiza y Tarabilla. Todos ellos forman parte de un padrón para el que es necesario poseer una característica muy especial, tener alas. Ellos y ellas son las aves invernantes en los humedales granadinos, los habitantes de charcas, lagunas y campos que, al igual que los humanos, son parte fundamental de la biodiversidad de los municipios. 
4 de marzo 2012.-

Miembros de la Estación Ornitológica de Padul, junto con equipos de voluntarios, realizan un censo para documentar quienes son los habitantes alados de las turberas de Padul, un espacio natural considerado entre los más importantes de Europa para la supervivencia de numerosas especies, algunas de ellas en peligro de extinción. 
Varias veces al año, los ornitólogos realizan campañas de anillamiento en las lagunas. «En esta ocasión, al final de febrero e inicio de marzo, tenemos que censar las aves que pasan el invierno en esta zona», dice el responsable de la Estación Ornitológica de Padul, José Manuel Rivas, que también realiza otros censos en las épocas de pasos prenupciales, al inicio de la primavera, y pasos migratorios postnupciales, tras el verano. «Es la forma de conocer las especies que habitan el humedal, tanto las que pasan aquí todo el año, nidifican y se reproducen, como las que están de paso, o utilizan el humedal como sede de temporada». Durante varios fines de semana, un grupo de una decena de personas, han instalado sistemas para capturar ejemplares de aves y poder conocer sus características. Lo hacen mediante redes japonesas, para los llamados paseriformes (los pajarillos pequeños, como tarabillas, bisbitas, jilgueros, carriceros, verdecillos), y redes-trampa, para los rálidos (donde se encuentran especies de mayor tamaño como las polluelas y fochas), además de otras familias como las agachadizas. 

Junto a la acequia principal de las turberas, que en Padul llaman ‘madre maestra’, instalan redes japonesas, una malla muy fina que impide el paso a todo lo que vuele desde una altura de medio metro hasta algo más de dos, para capturar aves pequeñas, y próximo a uno de los observatorios que se adentran en la laguna grande de la turbera, instalan las redes-trampa, un sistema creado por la Estación de Anillamiento de Padul, «que se activa de forma manual cuando vemos que hay ejemplares junto a la red. Es más efectivo que las redes japonesas para los rálidos», dice Rivas. Unos días antes han tenido que generar allí un comedero para que las aves se acostumbren a acudir a ese lugar. 

El padrón contiene los datos, nombres, sexo, tamaño y peso entre otros, de algo más de doscientas especies. Es uno de los más completos de los espacios naturales de la península Ibérica. Un padrón que forman ejemplares que, en ocasiones, han llegado a Padul procedentes de lugares muy lejanos, tanto de Europa como de África. Una agachadiza común era localizada en Padul tras haber sido censada en Doubs (Francia) a 1.370 kilómetros. Un escribano palustre (un ave de poco más de 15 centímetros, llegaba desde la República Checa, a 1.914 kilómetros. Y también al revés. Aves empadronadas en Padul, eran localizadas en otros lejanos lugares, como un Carricero común, en A Coruña, a 773 kilómetros. 

«Colaborar en anillados es vocacional»
La labor de control y seguimiento de las aves en los espacios naturales no sería posible sin un nutrido grupo de voluntarios que, junto a biólogos, ornitólogos y anilladores, colaboran en las tareas necesarias para conseguir los datos científicos que forman los censos de aves. «Es lo que nos gusta. Supone un sacrificio. Hay gente a la que le gustaría estar tomando una cerveza con los amigos un viernes por la tarde, pero nosotros preferimos venir a colaborar. Es completamente vocacional”, dice Ángela Ruiz, que junto a su compañera, María Esperanza Cordobés, ayudaban a recoger datos. Otros voluntarios quieren conocer más a fondo el trabajo con especies y familias concretas. «Me encantan las aves, y he tenido más contacto con paseriformes, pero como hoy se iba a trabajar con rálidas he aprovechado para venir, ayudar y conocerlas mejor, más de cerca», dice Marta Lomas. 

Voluntarios que colaboran con los anillados en Padul.
«Cada vez hay más interés por las aves y por convertirse en anillador, es una vocación, pero también una profesión, ya que en España solo hay unos 600 anilladores, aunque es realmente sacrificado, pero la verdad es que nos gusta, y aquí estamos esta tarde y mañana vendremos a las siete, y eso que será sábado», dice el anillador, José Manuel Rivas. 

Para pasear… y observar
Los habitantes humanos de Padul cada día respetan más a sus otros vecinos. En las turberas, desde que se mantienen llenas de agua, se ha formado una gran laguna donde se consolida el ecosistema y llegan nuevas especies. «En el pueblo hay personas que no quieren saber nada de esta zona, porque no la conocen o no la entiende, pero también hay otros que están encantados y les gusta venir a pasear, a recorrer los senderos y vivir en contacto con la naturaleza», dice uno de los voluntarios anilladores, vecino de Padul. Afirma que «para muchos es la nueva ruta del colesterol, pero eso es bueno, porque así vienen, lo conocen, y poco a poco, lo entienden y respetan». Cada fin de semana, los senderos de las lagunas se convierten en un circuito para jóvenes y mayores, que se mezclan con ornitólogos que intentan observar, con sus prismáticos, cámaras y telescopios, la vida entre aguas y carrizales. 


Aves en el paso postnupcial
Por Juan Enrique Gómez - IDEAL / Waste Magazine
Agosto 2008.
Llegan de los más diversos puntos de Europa central y del Este. Son aves, grandes y pequeñas, que cada año hacen un viaje de ida y vuelta a África y que tienen en los humedales españoles, especialmente en los del sur de la península, sus particulares estaciones de servicio para repostar en un recorrido de miles de kilómetros. En Granada, en las lagunas de Padul, entre sus carrizales, estas aves encuentran un pequeño paraiso donde recuperar fuerzas, pasar unos días, e incluso, en algunos casos, pasar su termporada estival e incluso reproducirse. Un grupo de expertos en ornitología y anillamiento de aves, les siguen la pista. Lo hacen para comprobar su paso camino de Europa, y para verlos cuando vuelven tras la época nupcial. 
-

Colocar las redes / carricero común (Acrocephalus scirpaceus)


Golondrina común (Hirundo rustica)

José Manuel Rivas / el equipo de la estación

José Manuel Rivas es el responsable del proyecto Estación de Anillamiento de Aves del Padul. Junto con grupos de voluntarios, realizan salidas de anillamiento al caer la tarde y al salir el sol por las mañanas. su objetivo es capturar ejemplares de estas aves migratorias y comprobar si poseen anillas que les indiquen de dónde proceden y cuándo fueron vistos por última vez. En caso contrrio, les colocan anillas para que ese ejemplar pueda servir de referencia en otros lugares de su recorrido. "Es una tarea fundamental para poder conocer y estudiar el comportamiento migratorio de especies tan dispares como los ánades reales o el mosquitero musical", dice José Manuel Rivas, que en cada jornada de anillamiento, se interna entre los carrizales junto a las lagunas de Padul. Lo hace armado con diez redes japonesas, de seda extremadamente suave para no dañar a los pequeños pájaros que caen en ellas.

Por las mañanas capturamos especies muy diversas, en su gran mayoría insectívoros de pequeño tamaño, y por las tardes, sobre todo, se ven carriceros y golondrinas. En una jornada de trabajo pueden caer en sus redes una media de 200 ejemplares. "Una vez que capturamos un ejemplar se comprueba si está anillado y se le hace su ficha con datos como peso, tamaño, embergadura, si tienen grasa acumulada para hacer sus viajes, sexo, etcétera". Estos datos son remitidos a los organismos internacionales que se dedican al estudio y seguimiento de migraciones, ya que a lo largo de los recorridos más comunes, grupos como el de Padul, realizan la misma tarea. Entre todos ellos, forman una extensa red de transmisión de datos científicos. Hace unos días, en Padul, capturaban y liberaban después, un carricero común que a pesar de su pequeño tamaño había recorrido 1.700 kilómetros entre Estonia y Padul. "Al capturalo vimos que tenía su anilla y había sido visto anterioremente, hacía sólo doce días, en Eslovenia".


Anillas   / Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus)

Pero además de poder conocer las migraciones, los anillamientos de Padul, muestran la gran importancia del humedal de esta zona, en el único realmente grande de la provincia de Granada. La presencia de una gran diversidad de especies, ya que se han citado 170 taxones en el humedal del Padul, hace ver la necesidad de la conservación integral de esta zona de unas cuarenta hectáreas situadas al sureste de la localidad de Padul y que se encuentra protegida dentro del Parque Natural de Sierra Nevada. La localización y anillamiento de 4.500 aves durante la campaña llevada a cabo en 2007, es una razón de peso para que la atención de las administraciones sobre esta zona deba ser constante. Según José Manuel Rivas, la Estación de Anillamiento de Padul, tiene el objetivo de establecerse como un centro de seguimiento de la aifauna que habita este humedal, "y poder llevar un control exhaustivo y monitorizado de la población aviar, para la detección de posibles cambios en cuando a las especies rpesentes y al número de individuos que pueblan los diferentes espacios de las lagunas. "Durante este verano hemos iniciado las jornadas de anillamiento en agosto y pretendemos mantenerlas hasta final de octubre", dice Rivas, que hace un llamamiento a todas las personas interesadas en estos temas para que acudan como voluntarios a ayudar en las tareas de anillamiento y control. (se pueden ver los datos en la página http://eopadul.blogspot.com) 

El método
En el interior del carrizal, junto a los cursos de agua, se ha hecho un corredor lineal en el que cada jornada de trabajo se extienden las redes. " Se colocan transversales a la dirección norte sur, que es en la que siempre se mueven las aves migratorias, aunque sea a muy cerca del suelo", dice Rivas. las redes se sitúan a alturas de entre dos y tres metros y se dejan puestas durante una o dos horas a partir del inicio de la caída de la tarde, que es cuando comienza la hora de mayor actividad de la avifauna. Junto a las redes se sitúan sistemas electrónicos que emiten sonidos de reclamo para los pájaros. Pocos minutos después de haber sido extendidas, caen los primeros ejemplares. Son pequeños carriceros, insectívoros de pico largo y pequeñas alas, de no más de quince centímetros de embergadura y diez gramos de peso. José Manuel, o Julio, los cogen con sumo cuidado, les desenredan para introducirlos en una bolsa de tela opoca donde el pajarillo se tranquiliza por la reducción de intensidad de la luz. Acto seguido se les lleva a un espacio en el carrizal donde el equipo de ornitólogos ha montado sillas y mesas para realizar el pesado y control de los ejemplares. Tras medirlos, ver su sexo, pesarlos y comprobar su estado, se les anilla, en el caso de que no lo estén, y se les suelta sobre el carrizal.

Media hora después de haber colocado las redes, las golondrinas han pasado sobre ellas. Un grupo de diez ejemplares se ha enredado en ellas. Cada una de esas golondrinas será censada y anillada. "Las golondrinas se mueven en grupos y también caen así en las redes". Es una especie que realiza grandes migraciones, pero junto a ellas, un pequeño ejemplar de mosquitero musical, un precioso pajarillo de colores amarillos y marrón claro, que no es muy habituial en la zona, como sí lo es el carricero común.


Pesaje de las aves / un carricero en la red / Julio desenreda un ejemplar / equipo de emisión de sonidos de reclamo

"Se han dado casos extraordinarios, como observar tres ejemplares de carraca en este mes de agosto, de las que una de ellas, sigue en el humedal", dcie el responsable de la estación, que comenta que las aves más comunes entre los carrizales son  carricero común (Acrocephalus scirpaceus) y carricero tordal (A. arundinaceus), carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus), y Cettia cetti (Ruiseñor bastardo)
La Estación de Anillamiento de Padul forma parte de una red que está formada por un total de 20 estaciones a lo largo de la geografía de la península ibérica.

Voluntarios
Sin la participación de voluntarios, el proyecto de la Estación Ornitológica de el Padul seria imposible llevarlo a cabo. Necesitamos la colaboración de todas aquellas personas que estén interesadas en participar en los censos, anillamiento, trabajos de restauración, etc. Por lo que estamos creando un grupo de voluntariado, animate y participa.!!!HAZTE VOLUNTARIO!!!Si quieres formar parte del grupo de voluntariado de la Estación Ornitológica de el Padul solo tienes que enviarnos los siguientes datos a través de un e-mail a el FOROHoja de inscripción Voluntariado:Nombre y apellidos, dirección, DNI., teléfono, e-mail, disponibilidad y preferencias ornitológicas.En cuanto recibamos tu solicitud nos pondremos en contacto contigo para informarte sobre las actividades, que estemos llevando a cabo.!!! Anímate y colabora !!!FORO DEL VOLUNTARIADODesde la web de Sierra Nevada Natural podrás acceder al Foro destinado a mantener el contacto entre los voluntarios, que participan en los distintos proyectos:Estación ornitológica "Laguna de El Padul"Salvamento de nidos de "Aguilucho Cenizo"Seguimiento de rapaces en Sierra NevadaConservación de la Alondra Ricotí en PadulTambién encontrarás los siguientes apartados:Anillamiento de avesNoticiario Ornitológico, sobre las aves de El PadulSi quieres participar como Voluntario, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros, a través del correo electrónico o llamando al nº de móvil 657 279898
 info@sierranevadanatural.com O en la web http://eopadul.blogspot.com/

Teléfono de contacto
Si deseas contactar con nosotros lo puedes hacer a través de los siguientes teléfonos: 
Oficina: 958 48 97 59
Móvil: 657 27 98 98
También en esta dirección de correo
e-mail: infoanova@gmail.com 

Si encuentras un ave anillada
Puedes enviar los datos a la siguiente dirección postal:
Estación de Anillamiento del Padul
C/ Alcazaba nº 17. CP 18191 Pinos Genil. Granada 
También en esta dirección de correo
e-mail: infoanova@gmail.com 

Estación de anillamiento de aves del Padul - http://eopadul.blogspot.com/



Temas relacionados
Humedales y Turberas El Padul, Granada
Laguna de Agia
Charca de Suarez
Lagunas de Sierra Nevada
Parques Nacional y Natural de Sierra Nevada
Salinas de La Malahá
Pajaros a la vista  Zonas naturales para la observación de aves.

Zonas húmedas Andalucia
Aguas interiores en el sur de España
Humedales, ríos, embalses y balsas se distribuyen por un total de 271.846 hectáreas
Rutas del agua en Andalucía
Punta Entinas - Sabinar
Marismas del Odiel

Sotos de la Albolafia
Guía de plantas
Guía de Mariposas /Ropalóceros
"Agonia en los riñones del Planeta"......#Humedales: 

Humedales, el ecosistema del agua El sur de América 

Copyright © Waste magazine




LAGUNAS Y TURBERAS DE PADUL, en Waste Magazine, datos, fotos, biodiversidad, guias de especies en el humedal. Especial Turberas de Padul, AQUÍ 


En el interior de las lagunas y turberas de Padul:
+ Datos, fotos, fichas, videos...

Reportaje publicado en el diario IDEAL
Ver en pdf 




Humedal de Padul / Senda del álamo.
Un cómodo recorrido por el interior del espacio natural, con observatorios y caminos para todos los públicos...


Laguna de Agia
Uno de los espacios formados por una laguna que da agua a las turberas, aún en explotación, con una gran biodiversidad



Especies, Fotos, fichas, datos, videos.....