-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Amazonas: Árboles y animales en peligro
Desde la Cumbre de la Tierra en Río en 1992, la Amazonía brasileña ha perdido más de 230.000 kilómetros cuadrados por actividades humanas


Imagen aérea de la desforestación en el Amazonas en Brasil
Por Jacqueline De la Peña Bueno  Guadalajara Jalisco
Noviembre 2009
La deforestación en toda la cuenca del río Amazonas, considerada el gran pulmón del mundo, es peor de lo que se creía hasta ahora, según un estudio que publica la revista Science. Los seres humanos y sus actividades están acabando con la vida del Amazonas al doble de la velocidad que se había previsto

El Amazonas se considera como la cuenca fluvial y como el bosque más grande del mundo con casi 700 millones de hectáreas en 9 países, la región amazónica es un gigantesco ecosistema de selvas tropicales sobre una extensión de 7 millones de kilómetros cuadrados.
También es considerada como la reserva biológica más rica del mundo, con millones de especies de insectos, plantas, pájaros y otras formas de vida, muchas de las cuales todavía no han sido registradas por la ciencia.
Más allá de estos factores, el Amazonas es el que se encarga de regular el clima de casi toda América del Sur, y sus árboles  los grandes encargados de procesar todo el dióxido de carbono para convertirlo en oxígeno. Pero más allá de eso, la cuenca es la que regula el clima de casi toda América del Sur y sus árboles son los grandes procesadores de dióxido de carbono y suministradores de oxígeno. Aumentando las emisiones de CO2 se contribuye más al cambio climático, este a su vez reduce la humedad de la selva haciéndola más susceptible a los incendios, que a su vez emiten más CO2 generando un devastador circulo vicioso.

La investigación, realizada por científicos de la Institución Carnegie, de Washington, señala que esa riqueza está bajo amenaza y que el principal factor de la deforestación es la tala indiscriminada de árboles, a lo que se han sumado ahora las actividades de la industria maderera en la región.
Hasta ahora, los métodos basados en las imágenes proporcionadas por satélites sólo detectaban las extensiones de terrenos en las que los árboles habían sido talados para dar espacio a las granjas o los pastizales.

Sin embargo, un nuevo método de imagen por satélite desarrollado por los científicos de la Institución Carnegie, encabezados por Gregory Asner, ha logrado determinar niveles más precisos de la deforestación amazónica.
El método llamado Sistema de Análisis Carnegie Landsat, (en cuyo desarrollo también participó la NASA), permitió a los científicos identificar muchas zonas donde la floresta tropical ha sido reducida a través de lo que calificó como "una tala selectiva" dijo Asner.
En este tipo de deforestación sólo se cortan ciertas especies de árboles comercializables y los troncos se transportan a los aserraderos ubicados fuera del campo.
Para detectar y cuantificar ese tipo de árboles, en los cinco estados madereros más importantes de la Amazonía brasileña, los investigadores aplicaron el sistema que les permite analizar cada uno de los píxel de la imagen producida por tres satélites.
A través de ese análisis lograron determinar el porcentaje de tierra con floresta y sin floresta dentro de cada punto de la imagen.
Los investigadores señalaron que entre 1999 y 2002, la tala selectiva añadió entre 60 y 128% más de área de floresta dañada a lo que se había informado hasta entonces.

Superficie perdida
Desde la Cumbre de la Tierra en Río en 1992, la Amazonía brasileña ha perdido más de 230.000 kilómetros cuadrados por actividades humanas, un área semejante a la mitad de la superficie de España" -ha declarado Paulo Adario, Coordinador de la Campaña Amazónica de Greenpeace en Brasil- "La deforestación y los incendios en el Amazonas son las principales fuentes de emisiones de CO2 en Brasil, contribuyendo de este modo al cambio climático, que a su vez aumenta el número de incendios".

Muchos grupos ambientalistas pidieron medidas urgentes para frenar la deforestación de la Amazonía brasileña tras el anuncio del gobierno de la pérdida de casi 24 mil kilómetros cuadrados de selva en el 2004.
Del 200 para acá  el ritmo de destrucción no es tan alto como en los años 90, así que el gobierno considera la cifra de 24 mil kilómetros como un éxito de su programa para detener el ritmo de deforestación.
Sin embargo, para los grupos ambientalistas esto confirma que la selva más extensa del mundo está desapareciendo rápidamente.
Se argumenta que el aumento en las exportaciones de carne de res y soja en Brasil fomenta el despeje de bosque, mediante quema y tala, para crear granjas.
Los científicos temen que el despeje de la selva podría afectar el clima global, así como amenazar especies únicas de fauna y flora.
"La tendencia es que el nivel se mantenga de no ser que se tomen medidas drásticas, y yo no veo al gobierno haciendo nada drástico".
La ministra del Medio Ambiente de Brasil aseguró que el ritmo de la deforestación se había detenido.
"El gran desafío es que 23 mil kilómetros cuadrados todavía son cifras muy altas", afirmó la ministra Marina da Silva.

El mes pasado, el presidente Luiz Inacio Lula de Silva develó planes para contener la destrucción después de que su gobierno fuera criticado por falta de acción.
El volumen total de árboles talados representa entre 10 y 15 millones de toneladas métricas de carbono retirado del ecosistema, varios científicos han señalado que la industria maderera es causante de serias perturbaciones ecológicas.
Las enredaderas de los árboles pueden causar la caída de grandes cantidades de vegetación cuando se corta un árbol con graves consecuencias ambientales.
Entre ellas se produce una eliminación de la humedad característica de la selva y se aumenta el peligro de incendios, señalaron los científicos. Las selvas que han sufrido tala son áreas que presentan un daño extraordinario.

Financiado por la NASA y la Institución Carnegie, en el estudio también participaron científicos del Servicio Forestal de EEUU, el Instituto Internacional de Florestas Tropicales, de Puerto Rico, de la Universidad de Nuevo Hampshire y de EMBRAPA-Amazonia Oriental del estado brasileño de Pará.


Temas relacionados 
Medio ambiente y ecología en Waste Magazine

Copyright © Waste magazine









VÍDEOS DE NATURALEZA


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es