-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas

GUÍA DE AVES-----------
© Waste Magazine
.
Kingdom: Animalia / Phylum: Chordata
Clase Aves / Orden  Accipitriformes 
Familia Accipitridae
Aquila adalberti
Aguila Imperial ibérica / Spanish imperial eagle 

Foto; H. Garrido - EBD/CSIC (Estación biológica de Doñana)


Ejemplar joven recuperado por los seervicios de protección de la Junta de Andalucía y liberado en la provinci ad eCádiz. Foto: Consejería de Medio ambiente 2013

Medio Ambiente ha invertido siete millones de euros en la recuperación del águila imperial ibérica en la última década 
La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha invertido siete millones de euros en la recuperación del águila imperial ibérica en la última década. El consejero, José Fiscal, ha realizado un balance de los últimos resultados del seguimiento de las poblaciones del Plan de Recuperación de la especie impulsado por la Junta de Andalucía, en el marco de la presentación del proyecto 'Seguimiento Científico del Águila Imperial Ibérica en Doñana'. Un proyecto desarrollado durante los años 2014 y 2015 en este espacio natural por los investigadores de la Estación Biológica de Doñana, dependiente del CSIC,  , con la colaboración de la Fundación Migres y  la Fundación Banco Santander. 
 En esta línea, el consejero ha recalcado que la Junta de Andalucía, como ad-ministración responsable de la gestión y la conservación de la especie en la Comuni-dad autónoma, trabaja desde hace décadas en la recuperación y la preservación de esta especie, en el marco del Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica. A tra-vés de él, se han realizado acciones dirigidas a su preservación como la reducción de la mortalidad no natural, el incremento del tamaño de la población,  la mejora de hábitats o el impulso de la investigación, entre otras cuestiones. 
 Fiscal ha subrayado que, una vez detectadas las amenazas principales de esta ave,  (causas antrópicas, las electrocuciones por contacto con postes eléctricos o tendidos y el veneno fundamentalmente), se han llevado a cabo actuaciones muy concretas para mejorar su situación hasta llegar a los resultados positivos del último balance. Entre ellas, ha citado las medidas para minimizar el impacto de la mano del hombre, la vigilancia de los territorios de nidificación, la alimentación sumplementaria de los pollos o el rescate de los mismos por caída del nido o por estar en peligro. 

102 parejas nidificantes , un hito para la especie en la región
 Todo ello, según el consejero de Medio Ambiente, ha permitido alcanzar el hito de las 102 parejas nidificantes en 2015, de las que 88 se asientan en la población de Sierra Morena (Jaén, Córdoba, Sevilla), nueve en  Doñana, cuatro en Cádiz y una, por primera vez, en la campiña jiennense. Cifras “muy significativas y esperanzadoras” para futuro del águila imperial ibérica, puesto que si sus poblaciones se mantienen durante seis años consecutivos, permitiría que la especie dejara de estar en peligro de extinción, tal y como marca la Directiva de Aves. 
 En su intervención, Fiscal ha valorado la labor de los investigadores y de estudios, como el que se ha presentado hoy en el Centro El Acebuche, ya que  son esenciales para lograr recuperar esta rapaz. Según el titular de Medio Ambiente,  “por eso, siempre hemos contado con ellos y les hemos tendido la mano para aunar esfuerzos y trabajar juntos”. 

 Por último, el consejero ha subrayado la importancia de la responsabilidad social corporativa de las empresas privadas que voluntariamente colaboran en la con-servación del medio ambiente. En este sentido, Fiscal ha recordado que recientemente la Consejería ha suscrito un convenio de colaboración con Red Eléctrica para el seguimiento y la gestión de la especie también en Doñana. “Agradezco la implicación y la colaboración de estas empresas y entidades, en este caso a la Fundación Banco Santander, por involucrarse también en esta tarea y aprovecho, desde aquí, para animar a otras a que emprendan acciones como ésta”, ha concluido. 


La población reproductora del águila imperial ibérica alcanza  las 89 parejas en Andalucía, un 9,3% más que en 2012


Foto: Consejería de Medio Ambiente de Andalucía

La población del  águila imperial ibérica (Aquila adalberti) en  Andalucía ha alcanzado este año las 89 parejas territoriales, lo que supone un incremen-to del 9,3% de la actividad reproductora de esta especie respecto a 2012, según los trabajos de seguimiento que anualmente realiza la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente para conocer la población de esta rapaz. 

Esta especie, catalogada en peligro de extinción, ha crecido en toda su área de distribución,  de forma que en Sierra Morena se ha pasado de censar  67 parejas en 2012 a 73 este año; en Doñana de 9 a 10; y en Cádiz, de 5 a 6 parejas reproductoras. Estas cifras pueden ser aún superiores, ya que tanto en Doñana como en Cádiz  se tienen indicios de la existencia de, al menos, una pareja más, y otras seis en Sierra Morena. Estos resultados confirman la tendencia positiva que viene mostrando la especie desde 1989 hasta ahora, con un 5,15% de incremento interanual.
Además del ascenso del número de parejas, los censos realizados por la Junta ha constatado un aumento del área de distribución de la especie, que se extiende desde el núcleo reproductor de Sierra Morena oriental hasta Sierra Morena central, ampliándose también el que ocupa en la provincia de Cádiz, gracias al programa de reintroducción de la especie desarrollado en la zona. Sin embargo, este año no se ha consolidado el núcleo reproductor de la Sierra de Huelva, ya que  la pareja que intento criar en  2012 en Sierra Pelada no ha ocupado nido. 
Según estos censos, durante 2013 han nacido 81 pollos frente a los 109 de 2012, mostrando los valores de productividad más bajos de los últimos 10 años. Este descenso de nacimientos se ha producido en toda la población ibérica y parece estar relacionado con las fuertes precipitaciones y bajas temperaturas producidas al inicio de la temporada de reproducción, aunque no se debe descartar la disminución de las poblaciones de conejo en algunos núcleos, principal presa de las águilas.
La población actual en España del águila imperial ibérica, con unas 350 parejas, la convierte en una de las cuatro aves de presa más escasas del planeta, y en la especie de águila más amenazada del continente europeo. 



Foto; H. Garrido - EBD/CSIC (Estación biológica de Doñana)

El proyecto de reintroducción logra que el águila imperial establezca cinco parejas territoriales estables en Cádiz
Sevilla, 15 de marzo de 2012. 

El proyecto de reintroducción del águila imperial ibérica en Andalucía está obteniendo un notable éxito, comparable al de otros proyectos de reintroducción similares realizados con grandes rapaces en Europa y Estados Unidos.
Las águilas imperiales reintroducidas en la provincia de Cádiz han formado ya un total de cinco parejas territoriales estables, un significativo avance desde las dos parejas existentes en 2011. La primera pareja en formarse ya logró criar con éxito dos pollos en 2010, los primeros que nacían en Cádiz 54 años después de haberse extinguido en esta provincia.

Ambos indicadores, el establecimiento de parejas territoriales y el nacimiento de pollos de parejas reintroducidas, marcan el punto de inflexión para conseguir una futura población reproductora y, en consecuencia, son considerados un avance exitoso en cualquier proyecto de reintroducción.

Científicos de la talla de Ian Newton (senior Ornithologist en el United Kingdom's Natural Environment Research Council y ex portavoz del Consejo de la Royal Society for the Protection of Birds), Miguel Ferrer, profesor de investigación de la Estación Biológica de Doñana, instituto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Keith Bildstein (director de Conservación de Hawk Mountain Sanctuary), Marc Bechard (investigador de la Universidad de Boise, Estados Unidos), Roy Dennis (presidente de Highland Wildlife Foundation), Pertti Saurola (profesor de investigación del Museo de Historia Natural de Helsinki) y Juan José Negro profesor de investigación de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), han apoyado la excelencia científica y los exitosos resultados del proyecto de reintroducción de águilas imperiales en Cádiz, impulsado por la Junta de Andalucía con la dirección científica de la Estación Biológica de Doñana (CSIC).
En su puesta en marcha, este proyecto fue analizado y apoyado por más de 450 especialistas de 35 países en el Congreso Internacional de la Raptor Reseach Foundation, celebrado en Sevilla en 2001. Iniciado en 2002 por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía tras analizar, desde el punto de vista de la conservación, el punto crítico en el que se encontraba la especie y la viabilidad científica del proyecto, la reintroducción del águila imperial se abordó siguiendo la metodología científica más experimentada, ha supuesto un coste anual de 60.000 euros y está obteniendo incluso mejores resultados de los esperados por los científicos, con una antelación de dos años sobre las previsiones iniciales. Actualmente este proyecto esta nominado para el premio Tom Cade que otorga la RRF (USA) al mejor proyecto de reintroducción del mundo.

El plan de recuperación del águila imperial en Andalucía ha conseguido que la población pasara de las 22 parejas reproductoras 1983 a  71 parejas en 2012, el mayor incremento jamás registrado en esta emblemática especie.
Resultados

El establecimiento de parejas territoriales y la reproducción son procesos que se producen con lentitud por ser el águila imperial una especie con madurez sexual retardada y baja fecundidad, a lo que se suma una tasa de suelta de ejemplares reintroducidos también baja (6.4 ejemplares/año de media en Cádiz). No obstante, la evolución observada hasta ahora concuerda con las estimaciones realizadas a priori, según las cuales seria esperable la formación de dos parejas en los 10 primeros años del proyecto.

Estos resultados son comparables a los obtenidos en otros proyectos de reintroducción con rapaces de gran tamaño desarrollados en otras países, como el águila calva o pigargo americano (Haliaeetus leucocephalus) en Estados Unidos, el pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) en Escocia o el águila real (Aquila chrysaetos) en Irlanda. En estos proyectos, los primeros eventos reproductores tuvieron lugar entre 6 y 10 años después de su inicio, dependiendo de la especie y el método de suelta.

Los resultados han permitido igualmente constatar el flujo efectivo de individuos entre las diferentes subpoblaciones reproductoras, confirmándose tanto la emigración desde la zona de suelta como la atracción de posibles reproductores de otros núcleos, así como el potencial papel del futuro núcleo en la provincia de Cádiz como interconexión de la especie entre otras provincias de Andalucía.

Dado que el objetivo final de los programas de reintroducción es conseguir una población que se sostenga por sí sola a largo plazo, las sueltas deberían continuar al menos hasta garantizar una productividad natural de la incipiente población equivalente a la tasa anual de liberación. Esto significa alcanzar un tamaño de población mínimo de 4-5 parejas, con una productividad típica de la especie en poblaciones no saturadas (1.43 volantones/pareja).

El proyecto de reintroducción del águila imperial ibérica en Andalucía constituye un excelente ejemplo de gestión proactiva, que puede y debe integrarse junto con otras medidas más tradicionales en los modernos programas de conservación. En concreto, se ha comprobado que con una apropiada planificación, ejecución y seguimiento posterior, los programas de reintroducción en aves de presa mediante hacking han resultado ser una herramienta adecuada para la recuperación de poblaciones amenazadas y contribuyen a incrementar el conocimiento sobre las aplicaciones de estas técnicas de restauración, así como de la propia biología de la especie.


Una pareja de águilas imperiales se establece y cría en el Paraje Natural Sierra Pelada tras 30 años de ausencia en la zona
Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente han confirmado el naci-miento de dos pollos de águila imperial en el Paraje Natural Sierra Pelada y Rivera del Aserrador, fruto del reciente establecimiento en la zona de una pareja después de más de 30 años de ausencia de la especie en ese territorio.


Fotos: Consejería de Medio Ambiente de Andalucía

Aunque se han visto ejemplares volando en este área durante los últi-mos años, es ahora con la cría de estos dos pollos cuando Medio Ambiente puede confirmar la ampliación del área de distribución del águila imperial en Andalucía, precisamente en un área que se consideraba esencial para conectar las poblaciones aisladas en Doñana con las del resto de España.
La Consejería de Medio Ambiente desarrolla desde hace más de 15 años un Programa de Actuaciones para la Conservación del Águila Imperial Ibérica en Andalucía con el objetivo final de garantizar una protección adecuada y suficiente al águila imperial, para mantener una población sana y estable de la especie con garantías de viabilidad a largo plazo en Andalucía.
Con los trabajos realizados se han ido obteniendo diversos logros, entre los que, por una parte, destacan en los últimos años un incremento medio anual de 3 parejas (aunque para la temporada del 2011 se espera un incre-mento algo superior como resultado de los trabajos de corrección de tendidos eléctricos); por otra, la reducción de la mortalidad en nido, que se traduce en un aumento de la productividad; y además, los trabajos de reintroducción y reforzamiento han permitido que los pollos liberados tengan una mayor supervivencia debido al manejo y seguimiento que se realiza de los mismos. Finalmente, el hecho de producirse un aumento en el área de distribución, con la creación de un núcleo en Cádiz, había elevado a 61 el número de parejas reproductoras censadas en 2010. Se prevé que este núcleo nuevo en el Paraje Natural Sierra Pelada y Rivera del Aserrador necesite refuerzo poblacional mediante liberaciones de pollos usando la técnica de hacking (cría campestre).
El águila imperial es la rapaz más amenazada del continente europeo y una de las siete aves de presa más escasas del planeta, siendo la población mundial de poco más de 260 parejas, de las que más de una cuarta parte están localizadas en el cuadrante suroccidental de la Península Ibérica, que abarca desde las comarcas de la Contienda española y portuguesa, pasando por el Espacio Natural Doñana y la provincia de Sevilla hasta Jaén, y la provincia de Cádiz al sur. (Abril 2011)


El águila imperial cría en Cádiz 60 años después de extinguirse la especie en la provincia
Desde el año 2002 se han liberado 45 ejemplares en el marco del proyecto de reintroducción, lo que ha permitido la formación de 5 parejas
Julio 2010.- El Programa de actuaciones para la conservación del águila imperial ibérica en Andalucía, desarrollado por la Consejería de Medio Ambiente con el asesoramiento científico de la Estación Biológica de Doñana, órgano dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha permitido que una pareja de esta ave endémica críe con éxito a dos polluelos en Cádiz 60 años después de producirse la desaparición de esta especie en la provincia. Es la primera vez que se logra iniciar la recuperación de una población extin-guida de esta rapaz en el mundo, una primicia que certifica el éxito de la estrategia seguida por la Administración andaluza y supone un logro sin precedente en el manejo de esta rapaz, ya que consolida su asentamiento y pone las bases para su recuperación definitiva en la zona. 
El seguimiento realizado por los técnicos de Medio Ambiente ha permi-tido comprobar el buen estado de salud de los dos nuevos ejemplares, los cuales cuentan aproximadamente con unos 70 días de edad y están siendo atendidos correctamente por sus progenitores. La elevada densidad de cone-jos en la zona de cría incrementa las posibilidades de salir delante de ambos polluelos, al tiempo que hace innecesario proceder al aporte de alimentación suplementaria al nido. 

Esta pareja reproductora, que ha sido también la primera en asentarse en la provincia de Cádiz después de varias décadas, está formada por un macho liberado por Medio Ambiente en 2007 y una hembra de origen silvestre de unos cinco años de edad. El nacimiento de los polluelos es un hito histórico que certifica su establecimiento en esta área y que supone un fuerte estímulo para el incremento de la población reproductora de la especie.
Este éxito es resultado de los trabajos realizados en el marco del Proyecto de reintroducción llevado a cabo en la provincia de Cádiz, una tarea que se desarrolla desde el año 2002 con el apoyo de la Unión Europea y el CSIC y que ha supuesto la liberación en la zona de 45 ejemplares. Contando con esta pareja, hasta la fecha han sido cinco las que se han formado en Andalucía a partir de los ejemplares liberados en Cádiz.
A raíz de las sueltas, el primer emparejamiento se produjo en enero de 2006 en la provincia gaditana; pareja que se deshizo coincidiendo con un episodio de venenos en la zona. El macho de esta pareja volvió a unirse rápidamente a una hembra reintroducida, dando lugar a una segunda pareja que finalmente se estableció en la Sierra Norte de Sevilla. Tras morir el macho un año después, la hembra formó una tercera pareja con un ejemplar silvestre, nuevamente en Sevilla. La cuarta se constituyó en 2008 mediante el empare-jamiento en el área de conservación de Doñana de un macho reintroducido en Cádiz y un ejemplar silvestre, que repitió en 2009. Por último, la actual quinta pareja se ha contabilizado este mismo año en Cádiz.
Este balance provisional se ha producido gracias a la implicación social y a las tareas de conservación desarrolladas por la Administración andaluza, cuya línea de trabajo ha consistido en el manejo de las poblaciones de pollos en nido, en la disminución de su mortalidad y en su empleo para el proyecto de reintroducción. El asentamiento y reproducción de la primera pareja se consideraba la parte más difícil, por lo que se espera que los resultados positivos del programa se incrementen en los próximos años. 

Con el reciente logro cosechado en Cádiz se consigue por primera vez la ampliación del área de distribución de la especie y se favorece el flujo genéti-co entre las dos poblaciones asentadas previamente en la región (Doñana y Sierra Morena). Su importancia radica también en que, a pesar de ser una especie muy productiva, el águila imperial presenta grandes dificultades a la hora de colonizar nuevos territorios, además de una elevada mortalidad juvenil. Por tanto, se han puesto las bases para la recuperación definitiva, aunque para conseguir una población estable en un lugar donde la especie se había extinguido es necesario el establecimiento de varias parejas reproduc-toras y seguir con el proyecto de reintroducción hasta conseguir este objetivo.

Especie mundialmente amenazada
El águila imperial ibérica está catalogada en Andalucía como en peligro crítico de extinción. Su población actual en España, unas 250 parejas, la convierte en una de las cuatro aves de presa más escasas del planeta, y en la especie de águila más amenazada del continente europeo. Es la única ave rapaz que sólo vive en la Península Ibérica.
La población andaluza está estimada actualmente en torno a las 60 pa-rejas, lo que supone aproximadamente la quinta parte de los efectivos mun-diales y todo un récord histórico para la especie en esta región. Su área de distribución se reparte entre la zona de Sierra Morena y las marismas del Guadalquivir.


Científicos de Andalucía intentarán acostumbrar a las águilas a no posarse en los tendidos eléctricos
Evolución de presencia en España por años

Suelta de ejemplares en Andalucía
Un águila imperial vuelve a su lugar de suelta y hace de tutor de siete pollos
Septiembre- 2008.- Un ejemplar de águila imperial ibérica (Aquila adalberti) liberado en 2007 en la comarca de La Janda (Cádiz) se ha establecido desde comienzos de verano en el lugar donde el año pasado técnicos de la Consejería de Medio Ambiente liberaron a éste y a otros tres ejemplares en el marco del programa de reintroducción de esta especie impulsado por la Junta de Andalucía en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La presencia de este águila, un macho de un año de edad, coincide con el momento de liberación de siete jóvenes ejemplares que este año se han sumado al proyecto de reintroducción. El macho de mayor edad permanece junto a los pollos desde que éstos realizaron sus primeros vuelos, tutelando sus primeros ejercicios y realizando tareas de adoctrinamiento en labores de caza. 
Aunque la mayoría de los individuos liberados suelen volver a su lugar de suelta, gracias a la técnica del hacking (que posibilita fijar las poblaciones en el lugar donde los pollos se han desarrollado), hasta el momento es la primera vez que un águila imperial perteneciente al programa de reintroducción pasa un periodo de tiempo tan prolongado en compañía de otros congéneres, haciendo la labor padre de esto jóvenes ejemplares.
En cualquier caso, su presencia en la zona de La Janda también se traduce con la buena marcha del proyecto que, además de aumentar la población de una de las rapaces más amenazadas del planeta, gracias a sus actuaciones se ha reducido considerablemente los índices de mortandad, especialmente en el primer año de vida que se cifra en los ejemplares nacidos en el medio natural por encima del 60 por ciento. De idéntica manera, los trabajos realizados en la corrección de tendidos eléctricos peligrosos en la comarca han dado excelentes resultados ya que no se han registrado muertes por electrocuciones de águilas imperiales en La Janda desde el año 2005. 
Imperiales en Andalucía
Este año se ha registrado un nuevo crecimiento en la reproducción natural en el medio natural con 60 pollos nacidos este año, 8 más que en 2007. Estos datos insisten en la excelente recuperación de la población que las poblaciones de águila imperial en Andalucía vienen experimentando en los últimos tres años. En Doñana, gracias a las medidas impulsadas por la Administración ambiental andaluza, las poblaciones siguen en alza. De hecho en 2007 volaron en Doñana once pollos (tres procedentes de Sierra Morena), una cifra que no se alcanzaba desde hace casi veinte años. En este espacio natural habitan en la actualidad siete parejas, una de ellas con la singularidad de estar compuesta por un macho reintroducido por este programa en Cádiz hace dos años.
 Otro de los factores determinantes a la hora de analizar el aumento poblacional está en la baja mortandad que se ha registrado gracias a las medidas puestas en marcha desde la Consejería de Medio Ambiente (corrección de tendidos eléctricos peligrosos, lucha contra el uso ilegal del veneno, entre otras).
Un águila imperial nacida en el centro de cría de Sevilla forma pareja en el Espacio Natural de Doñana
Andalucía, 31 de enero de 2008
Las instalaciones del Programa de Reintroducción cuentan ahora con 19 ejemplares de la rapaz,
Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente han confirmado la presencia de una nueva pareja de águila imperial en el Espacio Natural de Doñana formada por un macho perteneciente a los ejemplares liberados en La Janda (Cádiz) en 2006 y una hembra que porta una anilla metálica cuyo origen por el momento se desconoce.
Se da la circunstancia de que este macho fue el primer ejemplar de águila imperial que nació en el centro de cría en cautividad de San Jerónimo (Sevilla) de una puesta de tres huevos rescatada de un nido de la provincia que corría serio riesgo de precipitarse al suelo. La rápida actuación de los técnicos de Medio Ambiente impidió que  esto ocurriese. Una vez en el centro de cría los tres huevos completaron de manera artificial su incubación hasta que eclosionaron.

Uno de los pollos permanece en el centro de cría en cautividad para completar la reserva genética, mientras que los otros dos se liberaron en la zona de La Janda (Cádiz) en el marco de las actuaciones previstas en el Programa de Reintroducción de la especie impulsado por la Junta desde 2002 en colaboración con la Estación Biológica de Doñana (CSIC).
El Centro de Cría se inauguró en mayo de 2006 y en la actualidad cuenta con 19 ejemplares en el stock reproductor. La mayoría de éstos han  ingresado debido a razones traumáticas o de enfermedad. La única pareja en edad adulta proviene de un decomiso llevado a cabo en la provincia de Málaga.
La delegada de Medio Ambiente de Sevilla, Pilar Pérez explicó hoy en una visita a las instalaciones que el centro de cría de San Jerónimo se ha convertido en una valiosa herramienta para la conservación de la especie ya que en los últimos años se han recuperado tres ejemplares que ingresaron con diversas lesiones y han nacido cinco águilas imperiales de puestas de huevos que terminaron su incubación en el centro, después de ser rescatados de dos nidos que presentaban riesgo inminente de caída.
Ante el inicio de la temporada de celo, los ejemplares ya muestran comportamientos de cortejo y, si bien la práctica totalidad de los ejemplares aún no ha alcanzado la madurez sexual, no se descarta que se produzcan las primeras puestas de huevos en las próximas temporadas de cría. Hasta el momento las únicas águilas imperiales que han nacido en cautividad lo han hecho en San Jerónimo (procedentes del medio natural) pero aún no se ha producido reproducción en cautiverio.

Imperiales en Doñana
La presencia de este macho liberado en Cádiz en el Espacio Natural de Doñana certifica que los ejemplares soltados en Cádiz también se desplazan a Doñana para reproducirse, cuestión que fue contemplada a la hora de establecer el lugar más idóneo para la reintroducción.
Actualmente, la pareja da muestras de haber iniciado las pautas nupciales de cara al inminente periodo reproductor defendiendo el territorio de otras rapaces y construyendo un nido. En las próximas semanas la reproducción del águila imperial alcanzará su momento clave y serán entonces cuando se compruebe si la pareja ha tomado definitivamente Doñana como lugar de cría.
Estos datos insisten en la excelente recuperación de la población que las poblaciones de águila imperial en Andalucía vienen experimentando en los últimos tres años. En Doñana, gracias a las medidas impulsadas por la Administración ambiental andaluza las poblaciones siguen en alza. De hecho en 2007 volaron en Doñana once pollos (tres procedentes de Sierra Morena), una cifra que no se alcanzaba desde hace casi veinte años.
Otro de los factores determinantes a la hora de analizar el aumento poblacional está en la baja mortandad que se ha registrado gracias a las medidas puestas en marcha desde la Consejería de Medio Ambiente (corrección de tendidos eléctricos peligrosos, lucha contra el uso ilegal del veneno, entre otras).
Entre las medidas adoptadas en los últimos años también se encuentra la liberación de nueve pollos en Doñana, en su mayoría hembras, para equilibrar la desproporción de sexos que registran los nacimientos en el espacio natural y aumentar la variabilidad genética de dicha población.

Especie mundialmente amenazada
El águila imperial ibérica es la única ave rapaz que sólo vive en la península Ibérica. Su población actual, unas 234 parejas, la convierte en una de las cuatro aves de presa más escasas del planeta y en el tipo de águila más amenazado del continente europeo.
El último censo de la Consejería de Medio Ambiente indica que Andalucía alberga a casi la cuarta parte de la población mundial de la especie con 50 parejas. En Sierra Morena, el principal núcleo reproductor en Andalucía, viven 43 parejas mientras que en Doñana la cifra se sitúa en 7.


Julio 2005 / La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía desarrolla una iniciativa -en colaboración con Endesa y el CSIC- encaminada a intentar enseñar a las águilas imperiales y otras aves rapaces a desechar los tendidos eléctricos como posaderos y así evitar así los riesgos de electrocución.
 Este método, conocido como 'pastor eléctrico', se incluye en el programa de la Junta de Andalucía para proteger la especie, que se encuentra entre las más amenazadas del planeta, y en concretro contra una de sus principales causas de mortalidad: la electrocución en tendidos eléctricos. La original experiencia consiste en colocar postes en zonas cercanas a los nidos -que los jóvenes van a usar como posaderos- y dotarlos de un dispositivo que provoca una inofensiva pero desagradable descarga eléctrica a la joven águila cuando se posa. Con ello se pretende que las águilas no utilicen los postes eléctricos con la elevada frecuencia que hasta ahora lo hacen.
Según los estudios que avalan esta experiencia, se aprovecha la gran importancia que tiene en esta especie el aprendizaje temprano para el comportamiento a lo largo de su vida. Dada la gran cantidad de información acumulada tras años de seguimiento de jóvenes águilas equipadas con radioemisores, los investigadores podrán comprobar si efectivamente se produce una disminución de la selección de estos peligrosos posaderos. Es la primera vez que se trata de averiguar si es posible inducir cambios culturales en el comportamiento de especies amenazadas para enseñarles a evitar potenciales peligros.


Aguila imperial ibérica, liberada en Cádiz
Enero-2006.- El animal, un macho de tres años de edad, se ha devuelto al lugar donde se reintrodujo tras ser atendido en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Sevilla. Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente liberaron en La Janda (Cádiz) al ejemplar de águila imperial ibérica (Aquila adalberti) que fue alcanzado por disparos de escopeta de cartuchos. Forma parte del grupo de ejemplares que se soltó en La Janda como parte del proyecto de Reintroducción de la especie que Medio Ambiente lleva a cabo desde 2002 con la colaboración de la Estación Biológica de Doñana. 
El águila herida fue recogida por efectivos del Seprona hasta su ingreso en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Sevilla, donde el personal la identificó como una de las rapaces que se reintrodujeron mediante técnicas de cría en cautividad controlada en la provincia de Cádiz en el año 2003. A pesar de que todas estas águilas van equipadas con dos anillas y con un radioemisor que permite su seguimiento, este ejemplar había sido desprovisto de su radioemisor y de una de sus dos anillas; gracias a la restante los técnicos pudieron reconocerla. 
El águila imperial ibérica es la única ave rapaz que sólo vive en la Península Ibérica. Su población actual, unas 220 parejas, la convierte en una de las cuatro aves de presa más escasas del planeta, y en el tipo de águila más amenazado del continente europeo. 

Distribución en la península Ibérica por años


Desde el inicio del siglo XX pasa a los años 1950. Le sigue el cuadro de la actualidad (inicio siglo XXI) y continúa dsapareciendo en cien años, y en doscientos desaparece completamente.
.
En 1982, cuando la población de águila imperial se encontraba en torno a las 100 parejas, un estudio del CSIC sobre los efectos de los tendidos eléctricos sobre las poblaciones de aves del Parque Nacional de Doñana y su entorno determinó que más de 2.000 aves morían al año en 100 kilómetros de tendidos (400 de ellas aves de presa, incluyendo especies tan amenazadas como el águila imperial ibérica). Estos estudios demostraron que la muerte por electrocución era la primera causa de muerte conocida de la especie, siendo la responsable del 60 por ciento de las muertes de los jóvenes durante su primer año de vida.
Tras las investigaciones realizados por la Estación Biológica de Doñana, dirigidas por el científico Miguel Ferrer y financiados por compañías eléctricas, se desarrollaron sistemas para la localización y arreglo de tendidos peligrosos. La adopción de estas medidas consiguieron un espectacular aumento de la supervivencia de las jóvenes águilas imperiales, que pasó del 17% hasta casi el 80%. Los resultados fueron tan contundentes que la Junta de Andalucía promulgó el primer Decreto Europeo de Protección de Aves en instalaciones eléctricas, que impide la construcción de nuevas líneas con apoyos peligrosos.
Desde la promulgación de esta formativa que han incorporado otras Comunidades Autónomas, y la protección de los ya construidos siguiendo el procedimiento ideado por el CSIC, la población de águila imperial comenzó a crecer de forma sostenida, pasando de cerca de 100 parejas en los años 80 a algo más de 200 en la actualidad.

Sin embargo, a pesar de la enorme reducción de la mortalidad de aves de presa en tendidos eléctricos, los accidentes no son del todo evitables y, ocasionalmente, se producen electrocuciones que, dada la aún precaria situación de esta especie, se tratan de evitar por todos los medios posibles. Para ello, ahora se pone en marcha un proyecto de investigación que, entre otros objetivos, persigue averiguar si es posible condicionar el comportamiento de las águilas imperiales durante su juventud para que utilicen con menor frecuencia los postes eléctricos como posaderos el resto de su vida.


Temas relacionados 
Guía de Aves, inicio
Copyright © Waste magazine
Anillado de aves Estación Ornitológica de Padul 
Observación de aves






Censo de 2013 en Andalucía
A pesar de ser la rapaz más amenazada del continente europeo, el águila imperial ibérica cuenta en Andalucía con, aproximadamente, una cuarta parte de su población total (410) y su distribución en la región se reparte en tres áreas básicamente: las marismas del Guadalquivir, Sierra Morena y la provincia de Cádiz. Este incremento indica que esta rapaz ha duplicado con creces en todo el territorio andaluz su población desde 2002, cuando la Junta comenzó a tomar medidas para su recuperación, con un crecimiento poblacional anual medio de casi un 7%. 

Cientos de ejemplares de aves mueren cada año por impacto con cables o por descargas eléctricas

Unos postes que provocan una inofensiva pero desagradable descarga eléctrica al águila cuando se posa intentan por primera vez cambiar el comportamiento de la especie.

-


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es