-
Guía de plantas
Guía de mariposas
Guía de especies marinas
TEMAS----------
© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / Juan Enrique Gómez / Waste

-
-
-
-
-
-
-
 
Rutas del agua en Andalucía
Una guía para conocer parajes naturales relacionados con el agua en el sur de la Península Ibérica

Andalucía posee un amplio patrimonio natural y cultural ligado a los recursos hídricos. Ahora que avanza el verano, conocer parte de ese patrimonio paseando entre ríos, lagos y manantiales o visitando infraestructuras hidráulicas históricas y actuales puede ser una alternativa refrescante. De ahí este dossier, que puede tener interés para la audiencia de su medio de comunicación como actividad lúdica y medioambiental durante las vacaciones. Entre las múltiples posibilidades de rutas a pie, en bicicleta o incluso parcialmente en coche, que ofrecen todas las provincias, la Consejería de Medio Ambiente propone en este dossier ocho itinerarios, buenos ejemplos de belleza y valor ecológico. Se trata de 'rutas del agua' que cada visitante puede recorrer de forma independiente y que contribuyen al conocimiento de este recurso básico al tiempo que fomentan la reflexión sobre la importancia del agua invitando a la participación en su gestión responsable.

Itinerarios
1. Almería - El Río Aguas y el modelado Kárstico
2. Cádiz .- El Agua en la Sierra de Grazalema
3. Córdoba - El río Guadajoz 
4. Granada - Itinerario por la Cuenca del Guadalfeo
5. Huelva - El agua en la Costa de Huelva
6. Jaén - El río Cuadros en Sierra Mágina
7. Málaga - El agua en el Torcal de Antequera, Fuentedepiedra  Y Alto Guadalhorce
8. Sevilla - El agua en la Sierra Norte de Sevilla



Almería
El Río Aguas y el modelado Kárstico



Dificultad Baja
Tiempo estimado: 5 horas 
Modalidad: A pie
La propuesta es realizar un itinerario circular en torno al Río Aguas. Éste discurre por el Paraje Natural de Karst en Yesos de Sorbas, donde la acción milenaria de las aguas de lluvia sobre los yesos de la depresión de Sorbas ha ido dando lugar al modelado kárstico de este paisaje tan peculiar. Ha originado un entramado de dolinas, cuevas, simas, pasadizos y oquedades, permitiendo contemplar un entorno con formaciones geológicas en yesos, estalactitas y estalagmitas, y donde la acción del hombre ha sido muy reducida.

SALIDA-1ª  PARADA: Mirador Cuenca de Sorbas
La Cuenca de Sorbas alberga los cambios paleogeográficos y paleoambientales ocurridos en la costa mediterránea en los últimos 8 millones de años y su relación con la evolución geológica de la Cordillera Bética. Constituye uno de los ejemplos  más importantes en el ámbito mundial de karstificación en yeso, albergando el 15% de las cavidades mundiales con desarrollos por encima de los 500 metros y la tercera, cuarta y quinta cueva más profundas en yesos.
Esta parada es perfecta para hacer la mejor foto panorámica de la zona.

2ª PARADA: Los Molinos del Río Aguas
Todas las aguas infiltradas en la cuenca acaban surgiendo en el Manantial de Los Molinos, verdadero corazón del karst y catalogado como georrecurso. Este manantial del Río Aguas tiene un caudal medio de 70 litros por segundo, un caudal elevado si se considera que en Sorbas llueve poco más que en un desierto. Otro aspecto singular del Manantial de Los Molinos es que su caudal no sufre grandes variaciones, siendo muy constante en el tiempo.
Se pueden apreciar las ruinas de dos molinos harineros de tipo hidráulico, un horno de yeso y restos de cuadras y corrales muy interesantes por encontrarse situadas entre los desplomes de yeso. Durante el recorrido se observa la huerta tradicional en terrazas y los sistemas de regadío, los cuales se remontan a la época romana (los árabes rentabilizarían su uso y darían forma al sistema que se mantiene en la actualidad). Junto al nacimiento se encuentra la presa que conduce el agua a la mina que transporta el agua hasta los Molinos y las huertas. A principios del s. XX este agua alimentaba a una hidroeléctrica para la producción de electricidad.

3ª PARADA: Barranco del Infierno y Cueva del Yeso
El ejemplo más notable de evolución fluviokárstica, donde los procesos kársticos y de erosión fluvial interfieren entre sí, lo constituye el Barranco del Infierno y la Cueva del Yeso, con más de 1 kilómetro de galerías actualmente visitables en el marco del turismo-aventura.
La Cueva del Yeso es muy representativa del Paraje en la que se pueden admirar las paredes repletas de cristales de yeso a modo de pequeños espejos, además se puede observar como el agua modela la roca a su antojo, creando galerías meandrifomes, grandes salas y simas.
Esta cavidad se ha desarrollado en el punto de confluencia de dos barrancos kársticos. En su origen pueden diferenciarse distintas etapas que llevaron a la captura del Barranco del Infierno por la propia cavidad. En un momento dado surgió un sumidero que permitió la captura de las aguas que discurrían por estos barrancos. De esta manera, algunos tramos de estos cursos fluviales finalizaron su evolución y profundización, mientras que parte del "barranco" quedaba a una cota superior a la del nivel de base marcado por el lecho del barranco principal. Actualmente, el Barranco del Infierno presenta un curso superficial con manantiales que drenan sus aguas directamente al cauce, como el manantial de la Fortuna, y un curso subterráneo (la Cueva del Yeso) cuya génesis y progresiva profundización ha estado ligada a la evolución geomorfológica del barranco del que recibe sus aguas.
Cádiz
El agua en la sierra de Grazalema



Dificultad: Baja
Tiempo estimado: 4 horas
Modalidad: A pie
Es la "Ruta del agua" por excelencia de la provincia de Cádiz. No en vano, se desarrolla en la zona con mayor índice de precipitaciones de España: el Parque Natural Sierra de Grazalema. Durante 5 kilómetros, el visitante recorre el tramo alto del río Majaceite y penetrando en el interior de su bosque de ribera, hasta acabar en la población de El Bosque.
Además, puede incluir una visita interpretativa de los molinos, ofreciendo la posibilidad de conocer los usos que nuestros antepasados daban al agua.
Chopos, sauces, adelfas se combinan con helechos y zarzas y crecen apretados a orillas del río. 



Salida-1ª PARADA: El Bosque-itinerario por el tramo de río Majaceite
Hábitat de las esquivas nutrias. Excelente bosque de galería, con los Molinos y la Fábrica de la Luz como testimonios de los intentos de aprovechar el agua para generar energía y riqueza.
El Majaceite (o del Bosque, como se denomina en su curso alto) es uno de los principales afluentes del río Guadalete. Nace en Benamahoma, en la Sierra de Grazalema, alimentado por las aguas de infiltración en el karst.
La abundancia de agua contribuye a la riqueza botánica de la Sierra, favoreciendo la presencia de comunidades de gran valor ecológico, como los bosques de ribera, asociados a la red de aguas superficiales, y el gran pinsapar por el que se conoce esta zona en toda España. El pinsapo es una conífera del tipo del abeto del que se conservan sólo algunas poblaciones en Ronda y Estepona siendo la  de Grazalema la más amplia. 
La abundante vegetación se dispone a lo largo del cauce proporcionando un
ambiente fresco y húmedo a la flora y fauna silvestre. Estos bosques en galería actúan como corredores biológicos en los cursos medios y bajos de la campiña.
Igualmente, la presencia de agua abundante en un entorno mediterráneo con humedad limitante hace posible la permanencia de elementos "atlánticos", más exigentes, fenómeno denominado "inversión atlántica". Además, la vegetación de ribera aumenta la resistencia a la erosión estabilizando las márgenes y orillas, ofreciendo protección frente al riesgo de avenidas.

2ª PARADA: Molino de abajo-Museo del Agua
Visita interpretativa de los molinos. Situado en el nacimiento del río, el edificio del antiguo molino acoge un Ecomuseo, que conserva elementos de la maquinaria del molino y la panadería, y una exposición permanente sobre temas vinculados al Agua. 
 El Molino de Abajo data del siglo XVIII y conserva su estructura original. El agua procedente del río Majaceite mueve turbinas y las piedras del molino van molturando el trigo hasta convertirlo en fina harina y más tarde ricas piezas de pan.
  El desarrollo expositivo del museo comienza con la presentación de la maquinaria del molino y la antigua panadería. La visita continúa profundizando en las funciones ecológicas del agua y en los rasgos que caracterizan la sierra de Grazalema, especialmente su elevada pluviosidad, algo excepcional en el clima mediterráneo.

3ª PARADA: Piscifactorías de Benamahoma y El Bosque
El paso por la piscifactoría de Benamahoma, un antiguo batán transformado en criadero de truchas, o por la ubicada en El Bosque permite conocer la viabilidad económica que los habitantes de la zona han sabido dar al agua del río Majaceite.
En ambos casos, los criaderos de truchas constituyen un componente más del entorno turístico de la Sierra de Grazalema.


Córdoba
El río Guadajoz



Dificultad Baja
Tiempo estimado: 6 horas
Modalidad: parcialmente a pie y en vehículo a motor
El Guadajoz o río del pan, también llamado por los romanos flumen Salsum debido a la salinidad de sus aguas, transcurre entre olivares y cereal, por una rica zona de huertas y tierras fértiles. 
En la actualidad está integrado en el plan "Red de Ríos Vivos" de la Consejería de Medio Ambiente y cuenta desde hace varios años con el Programa Coordinado de Recuperación y Mejora del Río Guadajoz para proteger la calidad ecológica de sus aguas y riberas e impulsar la recuperación de su cuenca de un modo integral atendiendo a los factores económicos, sociales y culturales vinculados al Guadajoz.
La cuenca del Guadajoz transcurre entre las provincias de Jaén y Córdoba en su cabecera. Esta Ruta del Agua permite observar la naturaleza del curso de agua así como la interacción de éste con el hombre.

1ª PARADA: Fuente del Rey (Priego) 
Manantial de la cabecera del Guadajoz donde se puede apreciar un yacimiento kárstico y la creación artística ligada a éste. La Fuente del Rey, es un claro ejemplo de la adaptación por la mano del hombre de un nacimiento de río en una fuente monumental de ejemplar belleza. 

2ª PARADA: Lagunas del Conde o Salobral 
 Lagunas endorreicas de la cuenca del Guadajoz, situada junto a la vía Verde del Aceite. Durante la estación de verano suele disminuir su nivel de inundación. Sin embargo, la presencia de aves está garantizada.

3ª PARADA: Embalse de Vadomojón
 Parada que representa  el aprovechamiento humano del agua como recurso. Situado entre las provincias de Jaén y Córdoba, en la confluencia entre el Guadajoz y el afluente Víboras, el embalse de Vadomojón tiene una capacidad superior a los 163 hm3. Su explotación comenzó en 1997 y su función principal la de regulación del caudal del Guadalquivir, contemplándose también el uso del agua desembalsada para riego.
Al pie de la presa se pueden observar una restauración del bosque de ribera, realizada por el programa LIFE. El visitante tiene la opción de ir a Albendin, población a unos 3 kilómetros con una estrecha relación histórica con el río Guadajoz. Por ello, conserva una noria tradicional de gran interés que la Consejería de Medio Ambiente ha incluido recientemente en la "Guía del Patrimonio Hidráulico de Andalucía".

4ª PARADA: Puente de Piedra
Parque fluvial contiguo al curso del río Guadajoz situado en el término municipal de Baena. Parada recomendable para descansar ya que es una zona de merenderos a la sombra de eucaliptos donde se han realizado numerosas actuaciones para la recuperación y aprovechamiento lúdico.

5ª PARADA: Canalización de Castro del Río 
El pueblo de Castro del Río se encuentra en la cuenca media-baja del Guadajoz, ello unido la orografía del terreno ha llevado a que su población haya sufrido históricamente diversas inundaciones o avenidas. 
Un paseo por la ribera del río a su paso por el casco urbano de Castro del Río permite observar las actuaciones que se realizan para la defensa contra avenidas y su posterior restauración. Destaca la canalización en torno al casco urbano en el que se ha conformado una nueva interacción entre la población y el río.

6ª PARADA: Salinas de Duernas
Salina tradicional donde se puede contemplar el aprovechamiento de la sal, la infraestructura que alberga y el ecosistema adaptado que se crea.
Las salinas de interior aparecen tras el contacto de cursos de agua, superficiales o subterráneos por zonas de materiales con carácter salino. Se caracterizan por una vegetación singular capaz de tolerar la alta concentración salina del agua. Además, los medios salinos del interior ibérico constituyen unos ecosistemas de gran singularidad en el contexto del occidente europeo, pues son prácticamente exclusivos de España y aparecen asociados a condiciones semiáridas propias de áreas esteparias. 
El Guadajoz presenta un carácter claramente salino, de hecho los romanos lo llamaron Flumen Salsum, y a uno de sus principales afluentes se le denomina Río Salado. Dentro de la cuenca del Guadajoz, se encuentran algunas  salinas de interior en activo, como las de Duernas, situadas junto a la N-432, en el término municipal de Córdoba, que poseen unas características construcciones ligadas a la extracción de sal.

7ª PARADA: Laguna del Salobral
 Parada recomendada para apreciar su amplia riqueza de ecositemas y diversidad de flora y fauna.
Declarada Reserva Natural en 1984, la Laguna del Salobral es la mayor de las lagunas de aguas estacionales del sur de la Provincia de Córdoba. Tiene forma arriñonada y una superficie superior a las 46 hectáreas aunque su cuenca receptora supera las 1.020 hectáreas al recoger las lluvias de la zona encauzadas mediante los arroyos Quejigal y Carrascón.
Entre la vegetación que el visitante puede observar destacan: Carrizales, Espadañas o Enea, Juncos y Tarajes. 
La avifauna, es probablemente la comunidad que  ha merecido hasta el momento la atención  más continuada y profunda: cabe destacar, ante todo, la presencia de la malvasía, que hace pocos años estaba al borde de la extinción, y que con un plan de recuperación, parece que ha salido de ese estado casi de desaparición; patos colorados, porrones moñudos, pollas de agua, flamencos comunes, ánades reales, ánade silbón, abocetas, etc.
Granada
Ruta por la Cuenca del Guadalfeo



Dificultad Baja
Tiempo estimado: 6 horas 
Modalidad: parcialmente a pie y en coche
"La Ruta por la Cuenca del Guadalfeo" se convierte en un viaje aguas arriba del río que transporta al visitante, en tan sólo unos pocos kilómetros, desde una tierra fértil de clima subtropical y próspera economía aguas arriba hacia La Alpujarra. Es un itinerario para conocer los recursos hídricos desde aspectos tan distintos como su vinculación a la historia, la cultura, la belleza natural y paisajística.

SALIDA-1ª PARADA: Azud de Vélez

El Azud de Vélez está situado en el tramo final del río Guadalfeo, concretamente en la llanura aluvial previa a la desembocadura, a unos 17 kilómetros aguas arriba de la misma, justo donde comienza la uniformidad del régimen fluvial hasta la desembocadura.
Un azud es un dispositivo hidráulico para embalsado de agua con la finalidad de extraer agua de los ríos para destinarla a regadíos u otros usos. En este caso, cabe destacar la función del azud como elemento de distribución del flujo hacia los diferentes intereses aguas abajo, como son los regadíos nuevos y tradicionales en Motril y Salobreña y el abastecimiento hacia la zona de Almuñecar. 
La agricultura es la actividad productiva preponderante en la zona próxima a la desembocadura del Guadalfeo y en general, el riego se efectúa con aguas procedentes de este río. 



2ª PARADA: El delta del río Guadalfeo.
Antes de continuar el viaje aguas arriba, interesa detenerse un momento y mirar atrás hacia el delta del río Guadalfeo.
La región de la desembocadura del río Guadalfeo comenzó a formarse sobre los depósitos de bajo nivel del mar desarrollados a lo largo de los diversos períodos de glaciación ocurridos durante el Pleistoceno (era geológica comprendida entre los 1,8-1,6 millones a 10.000 años atrás). La posterior subida del nivel del mar tras la fusión de los casquetes polares, que dieron como resultado el inicio de la etapa holocena (10.000 a.C al 1 d.C), produjo un aumento del nivel del mar por encima del actual para posteriormente volver a bajar unos 3 metros y permanecer en un estado relativamente estable.
Las primeras evidencias históricas del desarrollo del delta del río Guadalfeo se encuentran en la época romana (aprox. 150 a.C. - 200 d.C.), antes del comienzo del Período Cálido Medieval, un lapso de tiempo de clima cálido poco común en Europa que se prolongó desde el 850 hasta el 1250 d.C. La gran cantidad de sedimento que el río Guadalfeo era capaz de transportar, los grandes caudales líquidos movilizados, especialmente en época de deshielo, y la disponibilidad de material erosionable a consecuencia de la intensa deforestación y cambio de uso del suelo y de las técnicas de laboreo tras la época romana y, especialmente durante la época de la Reconquista, permitieron el desarrollo de un delta que debió emerger en épocas históricas relativamente recientes.
La siguiente parada en el recorrido será el embalse de Rules, puesto en servicio a principios de 2007 para garantizar en parte la disponibilidad de recursos hídricos en la región como complemento al fomento de la sensibilización de la población y el uso responsable del agua. 


 3ª PARADA: Presa de Rules 
La visita a una presa siempre es recomendable para conocer de primera mano la infraestructura hidráulica más recurrente en el modelo de gestión del agua anterior al que se impulsa actualmente desde la Consejería de Medio Ambiente. Este nuevo modelo considera prácticamente agotada la fórmula de construcción de grandes infraestructuras de almacenamiento para sustituirla por actuaciones basadas en la previsión, el uso responsable y la conciliación de la demanda de agua con el medio ambiente.
La presa de Rules, en la provincia de Granada, está situada a 3.5 kilómetros aguas arriba del Azud de Vélez. Fue construida con el objetivo de garantizar y optimizar la disponibilidad de recursos hídricos en la zona (donde los caudales presentan una marcada irregularidad), así como de proteger a la población de la cuenca frente a posibles avenidas. 
Características de la presa:
- Radio: 500 metros
- Altura sobre cauce: 95 m
- Capacidad del embalse: 117 hm3
Para maximizar la vida útil de una obra hidráulica de estas características, es conveniente diseñar una red de elementos que eviten, en la medida de lo posible, la llegada de sedimentos al embalse, con el fin de que éstos no se depositen en su lecho disminuyendo paulatinamente su capacidad. Esa es, precisamente, la principal finalidad de los diques de retención de sedimentos, uno de cuyos ejemplos más destacados que puede visitarse en la siguiente parada de esta ruta: el Dique del Granadino.

4ª PARADA: Dique del Granadino
A unos 15 kilómetros de la presa de Rules se encuentra el dique del Granadino. Para visitarlo se recomienda desplazarse en un vehículo hasta un punto cercano y caminar desde allí hasta el dique.
El dique del Granadino fue construido en 2002 y se encuentra inmediatamente aguas abajo de la confluencia de los ríos Poqueira y Trevélez con el Guadalfeo, a unos 15 Km aguas arriba de la presa de Rules.
La principal finalidad del dique del Granadino consiste en retener sedimentos transportados por la corriente fluvial evitando así que lleguen al embalse de Rules y se depositen en su lecho disminuyendo de esta forma su explotación y su vida útil. En definitiva, el dique del Granadino es un elemento clave en la dinámica de flujos y sedimentos del río Guadalfeo. 
La cuenca del río Guadalfeo constituye un territorio fuertemente erosionado y son múltiples los factores que han contribuido a este hecho: las grandes deforestaciones que ha sufrido la zona debido a luchas (principalmente en el s. XVI), la utilización de madera para combustible doméstico y minero, uso agrícola hasta altas cotas y en zonas de fuertes pendientes sin el debido acondicionamiento, así como la marcada torrencialidad de las precipitaciones característica de la zona.



5ª PARADA: Central hidroeléctrica de Pampaneira
En el camino hacia la siguiente parada, se encuentra la central hidroeléctrica de Pampaneira. Constituye uno de los aprovechamientos del agua más característicos de la región. La función de una central hidroeléctrica es utilizar la energía potencial del agua almacenada y convertirla, primero en energía mecánica y luego en energía eléctrica. Un aspecto destacado dentro de la utilización de los recursos hidráulicos de la cuenca vertiente al río Guadalfeo es el aprovechamiento hidroeléctrico del río Poqueira.  Este río alimenta 3 centrales hidroeléctricas (Poqueira, Pampaneira y El Duque), con una capacidad máxima cercana a los 36.000 Kw.
Además, desde el punto de vista hidrológico, este enclave representa el punto más accesible al río Poqueira, una de las unidades hidrológicas principales de la cuenca. En este lugar puede apreciarse claramente la morfología del río de alta montaña, en contraste con la imagen que ofrece en la zona del valle fluvial, visitada al inicio de esta ruta. En los tramos de río con estas características, tienen o han tenido lugar los procesos de erosión y transporte de sedimentos hacia el valle aluvial. 

6ª PARADA: Mirador Junta de los ríos
Desde este punto se observa la confluencia de los ríos Poqueira, Trevélez y Guadalfeo, es decir, la unidad fluvial principal y sus dos afluentes más importantes. Se observa el contraste entre tramo fluvial de alta montaña en los ríos Poqueira y Trevélez, y la uniformidad del tramo de llanura. Desde aquí se divisa también el dique del Granadino. 
Desde el punto de vista de la geomorfología, se pueden observar las barreras físicas que la cuenca interpone en el desarrollo geográfico de los ríos. Estas barreras confieren un especial esplendor paisajístico a la zona. En el caso del cauce del Guadalfeo, se observa una variación espacial importante, ya que hay zonas altas en las que el río presenta secciones encajadas, pendientes elevadas y un lecho formado por piedras grandes, y zonas más bajas donde el río se ensancha, disminuyen las pendientes y el río se convierte en un trenzado formando diversos brazos por los que discurre el agua con la consiguiente formación de barras centrales en algunas de las cuales existe una vegetación consolidada. 


Pinguicola nevadensis
Por otro lado, la diversidad de flora y fauna caracterizan a la Alpujarra, así se puede contemplar una gran densidad de vegetación típicamente mediterránea. A lo largo de 1.700 km2 de Parque Natural se puede contemplar un alto porcentaje de las especies vegetales que pueblan el centro y sur de Europa. Sólo en la comarca de La Alpujarra, se cuenta con la existencia de más de 65 endemismos vegetales.
Estas barreras geomorfológicas también tienen sus implicaciones desde el punto de vista climático ya que dichos accidentes determinan la evolución de la precipitación y otros factores meteorológicos sobre la cuenca, conformando en última instancia su evolución y desarrollo. En este sentido, si se analiza la pluviometría y el régimen de temperaturas de la región, se puede comprobar que los datos corresponden a un clima árido. Cabe preguntarse por tanto cómo es posible que exista tal densidad de vegetación en dicho clima, la respuesta es sencilla: efectivamente, los senderistas de la Alpujarra se encuentran acompañados en el camino por la frecuente presencia del agua, fuente de vida, procedente fundamentalmente del deshielo de Sierra Nevada, si bien por su discurrir natural no hubiera originado el típico paisaje Alpujarreño. Este hecho debe agradecerse en parte a la presencia de los Andalusíes, los cuales dejaron un maravilloso legado, éste es, toda una serie de conducciones y canalizaciones del agua que siglos después siguen siendo útiles.

7ª PARADA: Fuente Agria
En coche, el visitante puede desplazarse a 5 kilómetros del Mirador Junta de los Ríos hasta Pórtugos para conocer Fuente Agria, uno de los típicos manantiales de La Alpujarra. Se encuentra en el Barranco Bermejo, afluente del Río Trevélez. A sus aguas se le atribuyen propiedades medicinales.
El nombre le viene dado a Fuente Agria por sus características químicas y físicas, ya que tiene un elevado componente de hierro y está gasificada de forma natural con una apariencia de color característico debido a la limonita, componente principal del hierro que contiene. Es por tanto parada obligada durante el recorrido de la zona, por las propiedades de sus aguas y por su enclave pintoresco y singular.

Otras rutas en Granada: Río Genil, Vereda de la Estrella / Río Dílar / Borreguiles de Sierra Nevada


Huelva
El agua en la costa de Huelva



Dificultad Baja
Tiempo estimado: 6 horas
Modalidad: parcialmente a pie y en vehículo a motor
Con paradas en El Rompido, El Portil y Marismas del Odiel, la ruta "El agua en la costa de Huelva" ofrece al visitante la posibilidad de conocer el funcionamiento de una piscifactoría, como ejemplo de utilización de los recursos salinos, y una Estación Depuradora de Aguas Residuales, fundamental para el abastecimiento urbano de calidad de forma sostenible. Al mismo tiempo, una parada en el Parque Natural Marismas del Odiel acerca al valor natural y medioambiental del agua. 

SALIDA-1ª PARADA: El Rompido 
 Partir de El Rompido permite realizar un cómodo paseo por la playa en dirección a La Antilla para acabar deteniéndose junto a la piscifactoría y ver las balsas de acuicultura, ejemplo de aprovechamiento humano del agua marina.
- Piscifactorías
El mar es una fuente de alimentación donde los animales que se capturan no han sido domesticados, sino que se encuentran en estado salvaje. Así como los primeros humanos fueron aprendiendo desde el Neolítico las actividades relacionadas con la agricultura y la ganadería, el cultivo del agua a gran escala es sin embargo de origen reciente. En la antigüedad se ejercían no obstante pequeños cultivos en aguas dulces y marinas, como los romanos y galos que cultivaban ostras; o los chinos que ya conocían como mantener producciones de carpas en cautividad.
Actualmente la acuicultura supone una revolución. Una característica que dota a la acuicultura de grandes posibilidades de explotación, es la superficie de cultivo que se podría disponer para esa actividad. Existen cientos de millones de hectáreas de aguas aptas para la acuicultura, de las cuales utilizando sólo un 10% ya rendiría el doble de las capturas que se realizan actualmente.

2ª PARADA: El Portil

Se recomienda dos visitas fundamentalmente por su valor ecológico:
- Bosque de pinos
El agua dulce es esencial para toda la vida sobre la Tierra, y los bosques son esenciales para el agua dulce. Los bosques filtran y limpian el agua, amortiguan las lluvias fuertes que de otra manera erosionarían los suelos, y mantienen en su lugar los bancos de los ríos. A su vez, el agua transporta nutrientes disueltos y los distribuye por todo el suelo del bosque. Los bosques actúan como "esponjas", capaces de recoger y almacenar grandes cantidades del agua de lluvia. Los suelos forestales absorben cuatro veces más agua de lluvia que los suelos cubiertos por pastos, y 18 veces más que el suelo desnudo. 
- Laguna peridunar 
Se trata de una laguna originada a causa del taponamiento de dos arroyos por un frente de dunas móviles. En la laguna, rodeada de abundante vegetación y extensos pinares, puede observarse una avifauna muy interrelacionada con las de las cercanas marismas del Odiel. 

3ª PARADA: Punta Umbría 
Tras el contacto directo con la naturaleza vivido en El Portil, interesa detenerse en Punta Umbría para conocer el funcionamiento de su Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), que presta servicio a dicha localidad incluyendo El Portil y a Aljaraque. La Consejería de Medio Ambiente ha adjudicado recientemente sus obras de ampliación.
El agua residual urbana en la mayor parte de España está formada por la reunión de las aguas residuales procedentes del alcantarillado municipal, de las industrias asentadas en el casco urbano y en la mayor parte de los casos de las aguas de lluvia que son recogidas por el alcantarillado.
Cuando un vertido de agua residual sin tratar llega a un cauce produce varios efectos negativos sobre el mismo y los seres vivos que dependen de él. De ahí la importancia de una EDAR en las que las aguas residuales impulsadas por las estaciones de bombeo reciben el tratamiento necesario para ser vertidas al mar en las condiciones higiénico-sanitarias que establece la legislación vigente.

4ª PARADA: Marismas del Odiel 



Declarado Reserva de la Biosfera en 1983 y Paraje Natural de Interés Nacional con dos Reservas Naturales enclavadas en él, el espacio Marismas del Odiel tiene más de 7.000 hectáreas de extensión y está integrado en un sistema complejo de estuario originado por la desembocadura de los ríos Tinto y Odiel. 
- Salinas
Desde los tiempos de los romanos perduran en nuestra provincia las salinas, tan fundamentales entonces el producto que de ellas extraían era auténtico oro blanco por su importancia en la economía en la antigüedad. En este Paraje encontramos dos tipos de salinas, una industrial y otra tradicional. Pero las salinas no sólo reportan beneficios al hombre, los lucios y las balsas de este paraje rebosan vida en cualquier época del año. 
Cuando los laberínticos caños de la marisma muestran sus tesoros escondidos en la bajamar las aves se apresuran a aprovecharlos, pero cuando el restaurante cierra al subir las aguas la actividad se traslada a las salinas, las cuales son un ejemplo de desarrollo sostenible.
- Marisma mareal
Una marisma mareal esta formada por una tupida red de canales, esteros, y caños por los que circula el agua de la marea, provocando una redistribución de nutrientes y sedimentos en todo el estuario. Todo esto hace que las marismas mareales sean ambientes muy dinámicos y cambiantes con una elevada tasa de productividad (cantidad de alimento que se produce).
El régimen de mareas que afecta a la zona de estudio esta caracterizado por una amplitud de marea que oscila entre los cuatro metros para las mareas vivas y el metro para las mareas muertas, siendo además de periodicidad semidiurna, lo que determina la existencia de dos Pleamares y dos bajamares al día.

Marismas del Odiel, más informacion en Waste
Río tinto, más informacion en Waste


Jaen
El río Cuadros



Dificultad Baja
Tiempo estimado: 3 horas
Modalidad: a pie 
El río Cuadros nace en el corazón del Parque Natural de Sierra Mágina, fluyendo hacia su desembocadura a poca distancia del Paraje Natural Alto Guadalquivir. Los primeros tramos discurren entre importantes relieves calizos, a los que ha abierto un profundo valle.
La ruta "El río Cuadros en Sierra de Mágina" es un corto y fácil itinerario que recorre ambos márgenes del río durante unos 4 kilómetros (ida y vuelta) por lo que es una ruta vinculada al agua como recurso natural, que permite al visitante apreciar la importancia del curso de un río en la formación de sus riberas y en la riqueza de los ecosistemas ligados al mismo.

SALIDA-1ª PARADA: Ermita de Cuadros - Cueva del Río Cuadros - Área Recreativa 
Ubicada en el paraje de Cuadros, la ermita de origen árabe del mismo nombre, cuenta con un Torreón convertido actualmente de magnífico mirador que ayuda a interpretar la Naturaleza, la geología, el mundo rural, en definitiva, a entender porqué esta sierra fue declarada con mucho acierto Parque Natural.
Desde la Ermita de Cuadros se puede acceder a la Cueva del mismo nombre que ha formado el propio río y a través de la que circula en la actualidad. 
 Muy cerca se encuentra el área recreativa siguiendo el curso de una acequia, rodeados de zarzas, higueras y siempre oyendo el canturreo del agua.
 Ya en dicha área se disfruta de un majestuoso Adelfal, el más extenso de la 
Península Ibérica, en una de las zonas de mayor desarrollo. También aparecen otros ejemplares de plantas como la cornicabra, el taray, el enebro,. que siendo especies arbustivas han conseguido el porte de árbol. 

2ª PARADA: Manantiales Sistillo
El primer nacimiento del Sistillo es uno de los puntos de abastecimiento de la localidad vecina, Bedmar. Pueden verse aún huellas de antiguas obras de captación, parcialmente cubiertas por la vegetación, son testigos de los esfuerzos para aprovechar este vital recurso.
 Para superar este bello rincón hay que subir una escalinata entre el pinar que conduce a un mirador natural, situado exactamente sobre el nacimiento y que durante los meses de primavera y principios de verano muestra una espectacular imagen del valle cubierto por adelfas en flor.
 Junto al curso del río, cuyo nivel habrá bajado en la época estival, aprovechando el sendero que descansa sobre otra conducción de agua, el visitante llega al Segundo Nacimiento del Sistillo, la otra fuente de abastecimiento urbano de Bedmar. 

3ª PARADA: Mirador de Cuadros de Sierra Mágina
El regreso puede realizarse por el camino del Caño del "Aguaero", para lo que hay que subir un pequeño tramo de pendiente pronunciada entre el pinar. La bajada se hace ya muy sencilla. Si se observa detenidamente la posición de las rocas (en el talud del camino, encima de este y en toda la ladera opuesta) los aficionados a la geología pueden llevarse otra sorpresa: se atraviesa un pliegue de dimensiones kilométricas. Los estratos verticales en algunas de las curvas más pronunciadas, pasan unas decenas de metros más adelante a posición horizontal, para volver a situarse de nuevo verticales. El torreón de Cuadros, visible desde muchos puntos del itinerario está situado en un saliente de uno de estos estratos verticales.
- La geología:
Desde el punto de vista geológico, los primeros tramos del río Cuadros se encuentran en una zona bastante karstificada, lo que implica la existencia de todo un conjunto de huellas y formaciones que ha formado el agua al erosionar la roca. Simas, dolinas, lapiaces, estalactitas y estalagmitas, cuevas y galerías subterráneas. Todas ellas ayudan primero a la infiltración del agua de lluvia, después a la circulación subterránea para terminar surgiendo en superpie por los manantiales.
A lo largo del río, la alternancia de materiales permeables (calizas) con impermeables (margas y arcillas) hace que el agua del río aflore o se infiltre en distintos puntos del cauce. El proceso es sencillo, al encontrar el agua los huecos y fisuras que se forman entre las calizas, se infiltra alimentando las cuevas subterráneas. Pero esta circulación es interrumpida cuando cambian las rocas, las arcillas impiden el flujo subterráneo, acumulando agua tras ellas como si fueran la presa de un embalse. De esta manera se inundan conductos y galerías hasta hacer salir el agua de nuevo a superficie.
- La vegetación:
La vegetación que hay en las orillas contrasta con la que encontramos en las laderas. En la región mediterránea este hecho se acentúa debido a que en las riberas los árboles son caducifolios y con especies de rápido crecimiento. Ambos hechos tienen su origen en la presencia continua de agua en el  suelo y a las buenas temperaturas de primavera y verano.
 En las riberas habitan especies vegetales adaptadas a resistirlas y presentan ramas flexibles que ceden al paso de las aguas, una gran cantidad de rebrote, un porcentaje elevadísimo de agarre por estacas y un rápido crecimiento. Todas estas cualidades disminuyen el tiempo de recuperación de la vegetación de ribera, tras una grave perturbación.
 Si se añade la presencia de ganado, este río se convierte en el hábitat ideal para la presencia de la adelfa, que ha conseguido un desarrollo extraordinario.
 La adelfa es muy flexible, posee una importante capacidad para almacenar agua en hojas y tallos.
 Otras especies de ribera presente en el adelfal son el álamo blanco, el chopo el sauce y el taraje que es un árbol colonizador, en cierto modo indicador de un sustrato algo salino o en su defecto rico en yesos.
Málaga
El agua en el Torcal de Antequera, Fuentedepiedra  Y Alto Guadalhorce



Dificultad Baja
Tiempo estimado: 6 horas
Modalidad: Parcialmente a pie y en vehículo a motor
Esta ruta de la provincia de Málaga reúne conceptos sobre hidrogeología kárstica, infraestructuras hidráulicas así como restauración y conservación de humedales.



SALIDA 1ª PARADA : Torcal de Antequera: Hidrogeología kárstica
Visita al Paraje Natural Torcal de Antequera y Área de Uso Público Torcal Alto donde se encuentra el mirador de Las Ventanillas. Senderismo en el camino señalizado como Ruta Verde.
El Torcal está constituido por rocas calizas cuyo origen tuvo lugar en la sedimentación en fondos marinos durante el periodo Jurásico (hace entre 250 y 150 millones de años), que más tarde se cementarían por la acción de las sales y precipitados de la disolución marina. Empujados por las fuerzas del plegamiento alpino, estos materiales emergieron hasta la superficie, conservando buena parte de su horizontalidad a pesar de haber ascendido más de 1.000 metros sobre el nivel de superficie de las aguas. Más tarde, una serie de fracturas generaron grietas (diaclasas) y sistemas de fallas que, a partir de ese momento, dejan el conjunto sometido a un proceso de erosión característico: el modelado kárstico.
La fractura de la roca por la acción de cuña que supone el agua que absorbe la roca y se hiela por la acción del frío, junto con la disolución diferencial de las distintas calizas por el efecto ácido del CO2 atmosférico presente en el agua de lluvia, han modelado multitud de formas caprichosas en las rocas, definiendo intrincados paisajes, con elementos diversos tanto subterráneos como en la superficie.
Destaca la frecuencia de horizontalidad en los estratos de roca del Torcal, que se acentúa con la erosión, apareciendo una disposición rítmica de los estratos generada por rotura diferencial al encontrarse alternadas calizas con distinta porosidad y capacidad de absorción de agua.



2ª PARADA: Laguna Fuente de Piedra. Hidrogeología y Gestión de un humedal
Visita al Centro de Visitantes e interpretación del paisaje y de la Laguna de Fuente de Piedra en Miradores del Laguneto y del Cerro del Palo. 
La Laguna de Fuente de Piedra constituye uno de los complejos lagunares salinos más extensos de España (12,19 km2 ) y el de mayor superficie de Andalucía. La profundidad media en la época de máxima carga es de 50-60 cm.
La laguna es la zona natural de descarga de un sistema acuífero, cuyos límites coinciden sustancialmente con los de una cuenca endorreica de 153 km2 de superficie, en la que varios arroyos vierten sus aguas a la laguna, aunque ninguno de ellos de forma permanente. En la unidad hidrogeológica quedan incluidos los acuíferos carbonatados jurásicos de las Sierras de Humilladero y La Camorra y los pertenecientes al Mioceno y al Cuaternario, que ocupan las áreas topográficamente más deprimidas de la cuenca. Estos acuíferos constituyen un único conjunto hidrogeológico, en el cual la circulación subterránea tiene lugar desde los bordes del sistema hacia el centro de la cuenca, donde, a través de la laguna, se produce su descarga natural. La intensa evaporación que tiene lugar en la laguna, durante la mayor parte del año, favorece un continuo flujo subterráneo hacia ella.
En las áreas periféricas de la laguna existen pequeños sectores que, en condiciones de recarga excepcional, quedan inundados durante periodos cuya duración depende de la intensidad de las precipitaciones. 
La antigua industria salinera, que ya existía en la época romana, fue abandonada en 1951. Al final del s. XIX se efectuaron una serie de transformaciones para facilitar la extracción de la sal, observándose en el interior de la laguna una serie de diques y espigones, entre las que destaca el llamado "espigón central" que recorre longitudinalmente la laguna desde la orilla sur hasta casi su centro geográfico; aproximadamente en su punto medio sale de él una prolongación hacia el Este. En la mitad noroeste existen 14 pequeños brazos paralelos entre sí, entre los que se intercala
algún pequeño islote. En estas tierras emergidas o islotes artificiales se sitúan los territorios de cría de los flamencos y otras aves acuáticas.
Esta laguna es un humedal fundamental para la reproducción de la población de flamenco ( Phoenicopterus roseus) de todo el área del Mediterráneo occidental, lo que unido a la presencia de la grullas (Grus grus) y de otras especies le confieren la categoría de Humedal de Importancia Internacional (Convenio RAMSAR), habiendo sido también designada zona de Protección Especial para las Aves (ZEPA), en el ámbito europeo, y perteneciendo a la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, catalogada como Reserva Natural.
La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía se hizo cargo de la gestión del área, desarrollando una serie de actuaciones encaminadas a conservar e incrementar la población de flamencos sin por ello ir en detrimento del resto de las especies animales y vegetales existentes en el lugar. Por un lado se desarrollan programas de investigación biológica (anillamiento y marcaje de pollos y, en general, estudio de la biología de las especies), al mismo tiempo que se han realizado actuaciones técnicas de importancia (captaciones subterráneas destinadas a optimizar la capacidad de aporte de agua a la laguna, construcción de diques artificiales, etcétera).
La dinámica de la Laguna está fuertemente ligada al ciclo hidrológico natural, el cual determina la fluctuación de este humedal y la sucesión de los distintos procesos y organismos, que raramente se repiten del mismo modo de un año para otro.

4ª PARADA: Mirador de los embalses. Infraestructuras hidráulicas
Senderismo hacia el mirador para interpretación del paisaje y de las obras hidráulicas de abastecimiento, almacenamiento, generación de energía eléctrica; referencia histórica a las obras de la presa del Conde del Guadalhorce y nociones sobre el Paraje Natural "Desfiladero de los Gaitanes".
A comienzos del siglo XX, y al amparo de la Ley de Obras Hidráulicas de 1911, se propone la construcción de una presa en el Valle Inferior del río Guadalhorce, con la finalidad de su aprovechamiento hidroeléctrico, así como para la mejora de los regadíos tradicionales que se venían desarrollando en la zona. Sin embargo, cualquier obra de esta envergadura que se realizara en este río supondría la inundación de la línea de ferrocarril Córdoba-Málaga, por lo que finalmente se decidió implantarla en el río Turón, afluente del Guadalhorce por su margen derecha.
La presa del Conde de Guadalhorce fue proyectada en principio como una presa de 35 m. De altura y 27 hm3 de capacidad de embalse, que, después de iniciadas las obras, se reformó hasta 50 m. y 80 hm3, respectivamente.
Al disponer de una capacidad de regulación superior a la aportación del río, se construyó, entre 1.924 y 1927, una presa de derivación en el Guadalteba y un canal de 4,6 km. para trasvasar al embalse aguas de este río.

5ª PARADA .- Embalse del Gaitanejo
Visualización de zonas de avenida y de la infraestructura hidráulica, y explicación del objeto con el que se construyó el Caminito del Rey. 
Ya en la década de los años 70 se construyen otros dos embalses (Guadalteba-Guadalhorce) para regular los ríos Guadalteba y Guadalhorce. Estos dos pantanos unen sus aguas y posteriormente se funden con las aguas ya reguladas del primer embalse, las cuales se recogen en el pequeño pantano del Gaitanejo poco antes de introducirse por el Desfiladero de los Gaitanes. Entre los tres embalses se configura un entorno de gran belleza que también se conoce con el nombre de los Tres Lagos. Constituyen la principal fuente de agua potable y de riego para una gran parte de la provincia de Málaga.
El proyecto inicial del embalse de Guadalteba fue una presa de gravedad, pero la naturaleza de los terrenos en la cerrada, hicieron desistir de esa solución, sustituyéndola por una de materiales sueltos.
Este conjunto de presas regula las aguas de la cuenca alta del Guadalhorce.



6ª PARADA Desembocadura del Guadalhorce proyecto de restauración de la desembocadura. Corrección de Avenidas.
El río Guadalhorce es el más caudaloso de la provincia de Málaga junto con el Guadiaro. En la historia reciente se han distinguido dos brazos en su desembocadura: el brazo Oeste, trazado a principios de siglo en la margen derecha del primitivo; y el brazo Este, o río Viejo, mucho más serpenteante. Y entre ambos brazos el Paraje Natural, antiguamente conocido como la Finca "La Isla".
La situación ambiental de este Paraje fue abordada con la ejecución de un proyecto global iniciado por la anterior Confederación Hidrográfica del Sur, hoy Cuenca Mediterránea Andaluza, para mejorar la desembocadura del río. Las acciones llevadas a cabo van desde la adecuación de las márgenes y el manejo hidráulico, hasta la revegetación del entorno.
Tradicionalmnte, el Guadalhorce ha provocado avenidas torrenciales de aguas y desbordamientos. El fenómeno se ha venido sucediendo históricamente con corta periodicidad. Para evitar estos problemas se construyeron los embalses, si bien sólo pudieron reducir en parte el riesgo de inundaciones.
Más recientemente, para la resolución de estos graves problemas de inundación que padecía la ciudad de Málaga, hubo de abordarse con la ejecución de un Plan Drenaje en el que se han realizado actuaciones diversas en la red de drenaje de la ciudad y complementadas con otras intervenciones estructurales de los cauces para interferir en los fenómenos de formación y prolongación de avenidas, siendo los mas importantes la construcción de la presa de Casasola sobre el río Campanillas y el encauzamiento del tramo final de río Guadalhorce.
Sevilla
El agua en la Sierra Norte de Sevilla



Dificultad Baja
Tiempo estimado: 4 horas
Modalidad: a pie o en bicicleta

SALIDA 1ª PARADA: Cerro del Hierro
El Parque Natural de Sierra Norte, en la provincia de Sevilla, ocupa el sector central de Sierra Morena occidental, flanqueado a izquierda y derecha por el Parque Natural de Sierra de Aracena, en la provincia de Huelva y el Parque Natural de Hornachuelos, en la de Córdoba, respectivamente. Es uno de los parques naturales más extensos de Andalucía; ocupa 177.484 ha, integrando a 10 municipios total o parcialmente, con una población aproximada de 30.000 habitantes. 
Hace de barrera natural frente a los vientos húmedos atlánticos que se introducen por la depresión del Guadalquivir, y goza de un régimen elevado de precipitaciones que mantiene extensos bosques de encinares y alcornocales, que dan cobijo a una variada fauna.
A unos 5 km al Sur de San Nicolás del Puerto por la carretera de Constantina, el Cerro del Hierro constituye un conjunto formaciones de gran interés geomorfológico (dolinas, lapiaces, simas, callejones kársticos...), originado hace millones de años, como resultado de la erosión diferencial de las rocas calizas producida por la nieve y las aguas de lluvias.
El proceso de karstificación de la caliza provoca la alteración de los minerales de hierro primarios y el posterior relleno de las cavidades, en forma de óxidos e hidróxidos. Precisamente ha sido la explotación de estas mineralizaciones de óxidos de hierro, y posteriormente la de barita, la circunstancia que ha permitido dejar al descubierto las formaciones kársticas que se observan actualmente, produciéndose una notable combinación de factores naturales y antrópicos en el paisaje del Cerro del Hierro.
La extracción de mineral podría remontarse a la época romana, aunque es a partir del siglo XIX cuando se potencia, llegando a su mayor esplendor en los años 60-70, y cesa definitivamente en 1985. Todavía se conservan algunas infraestructuras que testimonian la antigua actividad minera.
La mayor parte de los restos conservados corresponden a la época en que fue explotada por la compañía escocesa The Baird's Mining Co. Ltd., desde finales del siglo XIX hasta 1946. A esta época corresponden las infraestructuras del ferrocarril que se conservan junto al Cerro del Hierro: el propio ferrocarril, la iglesia y las llamadas "casas de los ingleses" de estilo colonial, donde se alojaban los ingenieros, así como el poblado minero, donde vivían los trabajadores.
Ofrece la posibilidad de practicar escalada libre en uno de los parajes más singulares de la Sierra Norte. 

 2ª PARADA: Visita al nacimiento del río Huéznar 
 La subida al Cerro del Hierro es de fácil acceso. Las rocas calizas y el color rojizo de la arcilla marcan el sendero. La lavanda crece en esta explotación minera, ahora entorno natural. Dejando atrás el Cerro, en las proximidades de San Nicolás del Puerto, sorprende la experiencia de ver brotar el agua del suelo. Es el nacimiento del Huéznar. Se recomienda la visita al área recretativa.
Bosquetes en galería de excepcional belleza y pequeñas cascadas o saltos de agua de gran valor paisajístico. Asociadas a estas cascadas se desarrollan tobas travertínicas: formaciones en cascada, columnas o peldaños que se originan por la precipitación del carbonato cálcico, por procesos físico-químicos con intervención de organismos (vegetación y bacterias), llegando a generar acumulaciones de gran espesor, que pueden obstruir la circulación del agua.

3ª PARADA: Cascada del Martinete. 
Entre todas las cascadas de la zona interesa detenerse en El Martinete, declarada Monumento Natural. Contemplar y refrescarse en este salto de agua es la mejor forma de finalizar este recorrido donde la conjugación de agua y naturaleza es especialmente relajante. Permite disfrutar de una singular zona de esparcimiento y de itinerarios de senderismo que se abren junto a la cascada para adentrarse entre quejigos y helechos mientras se escucha el inconfundible sonido de la caída estrepitosa de agua. 
Temas relacionados 
Espacios naturales en Waste magazine
Guia de plantas

Copyright © Waste magazine







Para las visitas a infraestructuras hidráulicas o museos es necesario concertar citas. 
Consejería de Medio Ambiente. 
955 00 34 00
Agencia Andaluza del Agua 
955 62 52 30

Direcciones Provinciales de la Agencia Andaluza del Agua
Almería-950 01 28 00
Cádiz-956 00 87 00
Córdoba-957 00 13 00
Granada-958 02 60 00
Huelva-959 01 15 00
Jaén-953 01 24 00
Málaga-951 04 00 58
Sevilla-955 00 44 00



VÍDEOS DE NATURALEZA


--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es